surfeando la ola

recorro esta presentación en la que Marta hace un símil entre la vida y la mar, en la que, desde una conciencia de separación, las personas nos consideramos olas independientes, en conflicto y competición con otras olas independientes,

unas olas que surfeamos, ahora en la cresta de la ola, ahora en la parte más baja, en la panza de la ola, en conflicto entre pensamientos de pasado y de futuro, inmersas en la dualidad cuerpo – mente, lejos de esa zona intermedia de la ola, de la zona de paz,

una presentación que nos introduce desde ese símil, somos olas separadas en un inmenso océano, en un concepto precioso del perdón, tan lejos de la culpa a la que estamos habituadas,

18:50, me perdono, acepto que no lo he sabido hacer mejor,

soy inocente, me había olvidado, y ahora simplemente estoy recuperando la memoria, estoy saliendo de este aparente sueño dual, pare entrar en lo único que es real, y lo único que existe, el amor, esta conciencia de unidad,

allá por el minuto 21, una comprensión a nivel de alma de que me olvidé de mí, y mira que la he armado mientras pensé que era una ola,

en un proceso que nos lleva a la rendición, allá por el minuto 28, me rindo, he creído que soy un cuerpo mente, me perdono y me rindo a lo evidente, y a lo único que existe, que es el amor, en este proceso tan diferente a la resignación,

porque cuando una llega a esta zona de equilibrio, a la altura del corazón, no tiene más remedio que dejarse fluir, en este proceso en el que Marta borra los ojos que representan nuestra mirada vieja, la mirada egoica desde la cresta de la ola,

y vuelve a pintar esos ojos en nuestra zona de paz, en esa zona intermedia en la que podemos contactar con la mirada del amor, en esa zona de paz en la que antes ha pintado un grupo de palabras raras,

conciencia – ser – la fuente – Dios,

paz – alegría – amor – conocimiento,

qué curioso este proceso de rendición con el que puedo re-contactar conmigo misma, para re-contactar con el alter, me perdono y me rindo a lo evidente, a la verdad inmutable de que soy amor.

  así lo vimos…

esta presentación va a iniciar una conversación referente al espejo que otras personas suponen en mi vida, porque muchas veces tenemos un conflicto con otras personas que me espejan,

ya sea esa parte en mí que existe, fea, que reprimo, que no permito salir a la luz, yo también soy así de “mala”, ya sea ese potencial oculto que a mí también me gustaría experimentar, aunque no se vea a menudo, yo también soy así de “buena”,

si quieres seguir con este símil visual de las dos olas puedes trazar dos puntos en la cresta de las dos olas, para el primer caso, o un punto en la cresta de la primera ola y otro en la panza de la segunda, o viceversa, en oposición, para el segundo caso,

una conversación que a buen seguro, porque merece la pena, continuará.

en este ejercicio de causualidades que es la vida, al recorte de hoy le corresponde el color azul claro, el color que en el código de las 7 emociones corresponde con el orgullo humilde, con el orgullo sano, qué curioso,

esa emoción que está relacionada con las grandes consecuciones de mi vida, pero también con las expectativas y los fracasos, porque en un punto de mi vida existe una diferencia de potencial entre la expectativa y el logro, lo esperado y lo obtenido,

una puerta que mal abierta o no traspasada puede desencadenar un proceso de frustración y un bucle negativo, del orgullo a la ira, a la tristeza, al miedo, quién sabe dónde ha quedado nuestro compromiso y nuestra ilusión, ahí por los suelos,

esa puerta que conecta el ego con el yo soy sano, una puerta que podemos abrir y traspasar cuando conectamos con esta dinámica del perdón, en la que me perdono, acepto que no lo he sabido hacer mejor,

des-conectada como estaba de lo evidente, de la verdad, del amor en mí, en un proceso inverso que nos puede llevar en elevación, cuando conectamos el azul claro, orgullo humilde, me perdono – acepto – me rindo,

con la ayuda de la energía del amor, verde que te quiero verde, y con esa comprensión azul índigo, necesaria, del funcionamiento del mundo y de la ola, del teatro del mundo, ego separado de la realidad infinita e inmensa del mar.

causualidades de la vida, este video aparece tras la reunión con Santiago y con Vivi, una reunión en la que hablamos de este proceso, o3, y del acompañamiento en el desarrollo positivo de personas que conforman equipos,

de equipos que conforman organizaciones, de organizaciones que dan forma a la sociedad y a este mundo tan bonito, bueno y verdadero, en el que en formato de cuerpo – mente, en proceso de re-conexión, hemos decidido vivir.

o3 habla de re-conexiones,

organizaciones innovadoras + saludables + excelentes

o3 habla de re-conectar el cuerpo – la mente – el corazón.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

lo que pasa cuando no me reconoces (III)

tal vez también a ti te ha ocurrido, aparece una persona en tu vida, tiene muy buena pinta, es mocetón espectacular, o una chica estupenda, puede que llegues a hacer algo con ella, o así lo piensas, en tu desarrollo personal o profesional,

tal vez la concibes como una nueva socia, como una pareja, da lo mismo,

y observas cómo evoluciona la relación, una relación que crece en intensidad, de vez en cuando hay un des-encuentro bestial, al rato hay un re-encuentro glorioso, llegas a un ajá, a una comprensión de la cosa a la que no habrías llegado solo,

si no hubiese mediado tanta tensión,

es la magia de la vida, que a veces requiere de la lucha de opuestos, y del fracaso y la frustración, para que nos re-planteemos qué creemos, cuáles son los fundamentos que nos sustentan, y cómo queremos ser de mayores,

y en eso estoy, con el cuaderno de trabajo del revés, patas arriba y boca abajo, porque en este proceso re-contacto con toda la falta de re-conocimiento que he experimentado en mi vida,

empezando por la falta de re-conocimiento primera, la de mi madre, que todavía hoy esconde a un hijo que acompaña personas y grupos de personas conscientes en el mundo organizativo, a ella eso no le suena importante, yo tenía que ser ingeniero,

siguiendo con una ristra de personas cercanas, mi ex, mi hermana, mi hija, ausencias de re-conocimiento gloriosas, a cual más dolorosas en el ámbito personal, en mi círculo familiar,

a las que se van a sumar las otras, Jesús y Tomás, Antonio, Paco, Marina, Eva o Montse, una ristra larga de personas que van a aparecer en el ámbito profesional con idéntica energía, sólo faltan Jaimito, Jorgito y el tío Gilito,

está claro que es un tema que va más allá de lo que entendemos como normal, aparece una persona y se siente con la libertad de cuestionarme, de mejorarme, como si hubiera algo que mejorar en mí, qué curioso,

cuando no le he pedido consejo ni ayuda,

y observo cómo me posiciono con esa persona nueva, y aprendo a establecer límites, esto no, esto no, esto no,

y pienso en otras posibilidades posibilidosas, tal vez un poco de chamanismo bien aplicado me va a venir reketebien en el tiempo nuevo, en las fechas por venir, y me hago el tontito, yo no sé gran cosa de esto, yo sólo pasaba por aquí.

 así lo vimos…

en el tiempo entre costuras,

el tiempo que media entre esta presentación y la otra, el tiempo en el que no tenemos que preparar el taller de esta jornada que hemos titulado “la magia de la TRANSformación (de memorias de escasez a enfoques abundantes)”,

una nueva dinámica aflora en el círculo, porque al gesto de dar y al gesto de recibir se une el gesto de tomar, y me imagino este ejercicio en un espacio abierto, con un grupo grande de personas, tal vez decenas, tal vez más,

y siento que una nueva energía está en circulación, seguro que nos vamos a divertir, desde una nueva comprensión.

cierro esta reflexión en 3 pasos de cómo puede ser la falta de re-conocimiento en nuestras vidas, dejándome sentir, y observo cómo me comporto cuando una persona nueva entra en mi vida, en mi círculo cercano, en el trabajo, en mi casa, en mi familia,

y me siento así o me siento asao,

y no filtro el encuentro en clave de oportunidad, sino de energía, esto es, observo cómo se modifica mi energía (me siento mejor o peor), cómo influye en mi comportamiento (puedo ser libre para comportarme como soy o tengo que adaptarme demasiado),

cómo evoluciona mi sonrisa (es natural, es forzada o la tengo que salir a buscar a la puerta y pedirle que vuelva a entrar en mi casa), cómo evoluciona mi gesto y mi cuerpo, siempre tan verdadero,

y re-conecto con este libro, el cuaderno de trabajo de pide y se te dará, un libro de Esther y Jerry Hicks que viene a animarnos a entender que somos entidades energéticas, y que tenemos una vibración propia,

y podemos hacer algo, porque nada hay en verdad obligatorio, para hacer que esa energía aumente, un proceso en el que el re-conocimiento propio es necesario, mal voy a poder re-conocer al otro si no me re-conozco yo,

y vuelvo a mi marco de referencia interno, que tan bien me sienta, y al azul oscuro de la comprensión, que me perdona por no dar siempre el 100, a veces ese dar lo mejor de mí misma se convierte en el 75 o en el 3.

la ley del espejo es una ley de aplicación siempre interesante, no siempre fácil, ya que muchas veces las personas que se acercan a nosotros ven en nosotros lo que ellos son, y vuelcan en nosotros sus conflictos y su forma de ver el mundo,

vestido con un traje nuevo, que nos quieren calzar,

sólo tú sabes si aceptas ese traje o lo devuelves a su origen, esto no es mío, esto es tuyo, mira que no te compro el género nuevo, que no voy a almacenar en mi ropero, muchas gracias, pero va a ser que no.

el orgullo es una de las 7 emociones que mueven este mundo, según nuestra concepción del mismo, una emoción correlacionada con el azul clarito, un orgullo que puede tener dos manifestaciones, fundamentalmente, a partir de la misma frase,

yo soy la pera limonera,

  1. y tú eres un mindundi, puerta para la arrogancia y el despotismo,
  2. y tú también (eres la pera limonera), puerta para el desarrollo sano del grupo y de la comunidad (o ecosistema),
  3. y como no hay dos sin 3,¿se te ocurre alguna otra frase de continuación?

la teoría U postula 3 grandes brechas que tenemos que navegar, 3 brechas que nos desconectan de:

  1. la naturaleza,
  2. el otro (el alter),
  3. de mí misma,

3 grandes brechas que bien se pueden re-leer como 3 grandes caminos de re-conexión, creo que está claro cuál de los 3 caminos ocupa nuestro día de hoy, un pasito más, otro paso adelante, en un proceso de sanación.

y así lo compartimos a nuestras listas de distribución…

¿y si yo me re-conozco a mí misma, para empezar?

en este mundo raro en el que vivimos,

en el que nos han enseñado a compararnos con los demás,

en complacer a los demás (sobre todo a las mujeres),

en complacer a mamá (como primer eslabón de una cadena más larga de personas a las que complacer),

a veces, sólo a veces, rozamos con alguien, si es que no topamos con pared,

alguien que nos recuerda ese proceso de no re-conocimiento inicial, el no re-conocimiento de mamá,

y nos obliga a contactar con el primer re-conocimiento, y casi único re-conocimiento necesario, un proceso esencial,

que dice “yo me reconozco”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

¿cómo es la gente en este pueblo?

Érase que se era un hombre anciano en las puertas de la ciudad, en un país muy lejano, acompañado por su nieta pequeña, cuando llega un extranjero con intención de instalarse en su ciudad, al que le hace esta pregunta,

¿cómo es la gente de esta ciudad?,

a la que el anciano le responde con otra pregunta, ¿como es la gente de la ciudad de donde vienes?, a lo que el extranjero responde que es “la gente mas simpática del planeta, ya los echo de menos, los tengo en el corazón,”

a lo que el anciano le responde, con una sonrisa preciosa, “pues qué suerte, porque aquí te vas a encontrar con el mismo tipo de gente, toda la gente de esta ciudad va con el corazón en la mano, son todos magníficos,”

no es anormal que el extranjero decida entrar en la ciudad.

Un poco mas tarde llega otro extranjero y les hace la misma pregunta, ¿cómo es la gente de esta ciudad?, pregunta que recibe la misma respuesta, ¿cómo es la gente en el lugar de donde vienes?

“Eran todos desagradables, odiosos, ya nos los soportaba, por eso me tuve que mudar, por eso estoy en este camino asqueroso, en búsqueda de un sitio habitable en el que poder arraigar”,

a lo que el anciano le responde, con la misma sonrisa abierta, “pues qué lástima, porque aquí te vas a encontrar con el mismo tipo de gente, todos insoportables, arrogantes, codiciosos, envidiosos, gente ruin a tal punto que no te puedes imaginar,”

no es anormal que el extranjero decida no entrar en la ciudad.

La nieta, patidifusa, algo ha pasado que no llega a entender, está claro, le pregunta al abuelo cómo es posible que la misma pregunta reciba dos respuestas tan contradictorias, no es que sean diferentes, son opuestas,

un comentario que se abre a la explicación del anciano, esta persona sabia que le va a explicar a su nieta, con palabras sencillas, adecuadas para su edad, que vemos el mundo exterior tal como somos nosotros en nuestro interior,

porque transportamos nuestro mundo interior por todas las partes a donde vamos, y si le preguntas a un águila cómo es el mundo te dirá que es amplio, mientras que un delfín te dirá que es húmedo,

y si le preguntas a un caballo salvaje te dirá que el mundo es espectacular y que en él se puede hacer todo lo que uno quiere, mientras que un caballo de labor te dirá que el mundo es esfuerzo e imposición, y si le preguntas a un caballo de circo cémo es el mundo te dirá que está lleno de sonrisas de niños, y una hormiga te dirá que es infinito,

está claro que hay seres humanos que son hormigas, otras son águilas, otros caballos de circo o caballos de labor o caballos salvajes, y además están seguros de que todo el mundo es un caballo o un águila o una hormiga,

y a eso se debe que nunca conozcamos a nadie, porque sólo nos volvemos a encontrar con nosotros mismos, salvo cuando descubrimos la tolerancia y la curiosidad y podemos abrir nuestro corazón a la novedad,

para así poder aprender algo nuevo.

   así lo vimos…

gracias, Silvia, por compartir con nosotras este cuento que surge en el taller de Christian Fleche, en el módulo de creencias, en este proceso tan bonito que nos permite entender la salud y la enfermedad en relación con las emociones y la vida,

un paseo que la escuela francesa de Biodescodificación nos propone,

un cuento que nos conecta con la ley del espejo, un cuento que tal vez nos hace reflexionar sobre esas personas y relaciones que nos sacan de quicio, buen sitio desde el que empezar a mirar,

porque hay algo ahí fuera que también es yo cuando algo no funciona en una relación, algo a lo que tengo la posibilidad de mirar, más si me pregunto cuál es mi contribución a la situación.

quién sabe por qué trazo la historia del extranjero, el abuelo sabio y la nieta con la imagen de Spirit, ese caballo libre al que hacemos referencia en el texto de 7 emociones, en donde le que asociamos con la energía del violeta,

tal vez por la simple cita de los 3 caballos,

  • el caballo libre,
  • el caballo de faena,
  • el caballo de circo,

por cierto, de estos 3 tipos de caballos, ¿a cuál te pareces más?

Si la pregunta no está suficientemente clara, tal vez te podemos ayudar con otra pregunta,

  • ¿te gusta charlar con las águilas?
  • ¿te gusta charlar con las hormigas?
  • ¿te gusta charlar con los niños?

 

y cada vez tengo menos dudas que la ley del espejo ocupa el espacio del azul índigo en el universo de las 7 emociones, ese espacio que destinamos a la emoción de la comprensión, la más insondable, la más profunda,

esa emoción de la que poco se habla en occidente, por no decir nada, esa emoción que nos acerca a ese mundo perfecto, en el que Yo también soy Tú.

cuando somos capaces de abrir los ojos con curiosidad, conectar con lo que es, observar sin prejuicios ni posjuicios, conectamos con nuestro niño interno, y estamos realizando ese proceso que en la teoría U se denomina “open mind”, mente abierta,

uno de los 3 caminos de desarrollo personal, y de la humanidad.

en este proceso de re-encuentro con nuestra sabiduría ancestral, con el caballo y el águila, con la hormiga y el delfín, con la hermana planta y la montaña, ponemos en valor las conversaciones que entablamos con otras personas,

4 tipos de conversaciones que se derivan de 4 reinos, y de 4 campos de la atención, un tema sutil, pero que se manifiesta de forma tan evidente en este mundo, porque así como es nuestra atención… así son nuestras conversaciones,0

por cierto, hablamos de 4 reinos, y tal vez no sabes cuáles son.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.