los momentos más importantes del día y la luz

“Los pensamientos y los sentimientos son corrientes de fuerzas. Por ello debéis estar siempre atentos a la calidad de cada pensamiento, de cada sentimiento que aceptéis alimentar en vosotros. Esto debe ser incluso una de vuestras principales preocupaciones.

Cada día, procurad consagrar al menos unos minutos a una actividad que conecte vuestro intelecto y vuestro corazón con las regiones del alma y del espíritu. Escoged una actividad que os obligue a atraer y a conservar en vosotros las imágenes más luminosas, los estados de conciencia más elevados; consideradla como el momento más importante de vuestra jornada, pensad que de este momento dependen vuestro futuro, vuestra salvación.

Al principio, quizá no veáis todas las consecuencias benéficas. Pero continuad: poco a poco os sentiréis habitados por algo muy grande, muy puro, y suceda lo que os suceda, esta presencia en vosotros os aportará la fuerza, la paz y el gozo.”

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: camino de la ermita de Guadalupe, monte Jaizkibel, Guipuzcoa, 26 noviembre 2017 (cortesía de Jorge Tamames)

en 7 emociones, nos acercamos a la dualidad de la luz, y entendemos la luz del sol, necesaria para el desarrollo del Ser humano en la materia, y la luz de infinito, también conocida como oscuridad, necesaria para el  desarrollo espiritual,

de las personas y las comunidades,

y agradecemos a Goethe por esta inspiración, que nos ayuda a entender nuestro comportamiento diario, en ese baile entre la luz y la oscuridad que produce el color, con el órgano sensible del ojo, en un baile que no es de dos, sino de 3,

un baile en el que siempre es necesario el observador.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace

 

Anuncios

todo está muy claro, pero no lo entiendo

sábado por la mañanita, antes de tomar una ducha para salir a comer con la familia de Silvia al Pardo, me entero de que Catalunya ya tiene presidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, o al menos eso cuenta una broma en wasap,

Soraya con Y, como Catalunya, qué curioso,

mientras sueña Fito en internet, ese poeta urbano que nos comparte su visión de un mundo que no es negro del todo, ni del todo blanco, algo debe haber enmedio, a ver si somos capaces, entre todas, de encontrarlo.

ni negro del todo, ni del todo blanco ,
entre los extremos, siempre hay más espacio,
que si perro gordo, que si perro flaco …
y a contar los muertos “pa” matar el rato

no es como el las “pelis” del chico Americano,
donde el guapo es el bueno y los malos son muy malos,
en la calle se oyen demasiados llantos,
todos los gobiernos llenos de gusanos,

todo está muy claro pero no lo entiendo,
quién está ganando, quién está perdiendo,

con la policía todo solucionado,
para los problemas, jarabe de palo,
pero el corazón nadie me lo ha arreglado,
de vergüenza el cielo se rompió en pedazos.

así lo canta Fito, así lo escuchamos, y en algún momento de este proceso… así lo vimos.

qué bueno,

si Soraya Sáenz de Santamaría puede ser la primera presidenta de historia de la Generalitat, tal vez un día Ada Colau, por ejemplo, pueda ser la primera presidenta de España, con el recuerdo y gratitud a Esperanza, la presidenta, que abre el camino…

y si no al tiempo.

quién sabe por qué mi pensamiento viaja de Soraya a Ada y de Esperanza a Margaret (Tatcher), y de todas ellas a la joven (Daenerys) Targaryen, tal vez es una repetición de vocales, rAyA, AdA, rAnzA, mArgA, tArgA, A – A, como en cAtA,

mucho más que por la existencia de la Y, Soraya y Daenerys la tienen, esta última por partida nombre, en el nombre y en el apellido, Ada, Esperanza y Margaret no, ni tienen Y ni se les presume,

y hablando de la i griega, esa letra tan poco común, con forma de tirachiñas, ¿te imaginas a Daenerys Targaryen, con sus dos Y, Yo soY, la actitud de la reina, con sus dragones y todo, como presidenta de Catalunya?,

y viendo cómo este texto se ha visto poblado de mujeres y de i griegas, con la excepción notable de Fito, y sus Fitipaldis, perdón, Fito & Fitipaldis, un grupo con mucha i, 1-2-3-4, y poca i griega,

mi mente viaja al género, masculino y femenino, y pienso en todas las mujeres con alma masculina (visión focal, fuerte, racional, ejecutiva), y todos los hombres con alma femenina (visión de campo, emocional, holística, sensible, artística),

en este mundo que no es tan blanco ni negro, y en el que existen tantos ejemplos de personas mezcladitas, a ver si un día de estos lanzamos una pregunta al viento con relación a Jon nieve (ése chaval que no entiende nada) y a la madre de dragones,

madre de esos bichos que simbolizan como pocos la energía paralizante del miedo, esa emoción que me borra, que me quita de enmedio, y que me dice al oído “Yo no soY”, qué curioso, con dos Y.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, que tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, color en el que indagamos,

color que se produce en un juego a tres bandas, el órgano de percepción del ser humano que se hace presente en el baile de la oscuridad y la luz, qué curioso que nunca mencionemos el negro y el blanco.

 

 

ahí va, si ya es agosto

salimos de Madrid a dar un paseo por el cabo de Gata, ese espacio natural que tanto nos gusta, donde vamos a re-contactar con la naturaleza, las playas y las puestas de sol, quizás hacemos también algo de senderismo,

que no todo en la vida son cervezas y tapas,

y me doy cuenta que un año más, como casi todos, ha llegado agosto, ese mes tórrido, ilustrado con la paleta de los colores cálidos, rojo, naranja y amarillo, esos colores que introducen un baile en nuestro precioso mundo material,

en el mundo del tener.

   así lo vimos…

 

en el post de hoy de Leonardo Boff, leo un párrafo que entronca con el mundo del tener, que copio a continuación

Dar de comer nunca puede ser un gesto solamente asistencialista, sino de humanismo en grado cero. Juntos repetíamos con frecuencia: “este pan que tengo en mis manos es material; pero el pan que entrego al hambriento es también espiritual, pues va cargado de amor, de compasión, de humanidad y salva la vida”. 

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, un modelo en el que representamos las emociones en paralelo con los colores,

7 colores para entender el mundo, la paleta de los colores cálidos, la paleta de los colores fríos, que nos regalan el baile de la luz y la oscuridad,colores cálidos y fríos, ambos tan necesarios en este universo dual,

en el que estamos a punto de descubrir la energía del 3, con la ayuda del verde, ese color tan especial, que nos ayuda a realizar el puente entre el mundo del tener y el mundo del ser, desarrollo material y espiritual en nuestras vidas,

no está mal para empezar.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

así en la tierra como en el cielo

en el ejercicio de hacer una lista de emociones importantes para nosotras, en muchos casos, se filtran valores o comportamientos, o al menos palabras que yo incluiría en estas categorías,

es por ello que surge este ejercicio, así en la tierra como en el cielo,

por medio del cual, una vez que hemos hecho un recorrido por 7 emociones, con 3 de ellas que configuran el mundo del tener (el mundo material, físico), con 3 de ellas que están claramente asociadas al mundo del Ser (el desarrollo espiritual),

con el amor como balanza entre ambos mundo,

retomamos la relación de valores y comportamientos con nuestro rico mundo emocional, y 7 emociones fundamentales que nos sirven como primera aproximación, en un ejercicio que nos permite correlacionar las unas con los otros,

las emociones con los valores y los comportamientos.

En este ejercicio, más o menos elaborado, podemos pedir a las personas asistentes que realicen una lista simple, con los valores que rigen su vida, una lista que fácilmente se puede dividir en dos,

ya que tenemos valores tan arraigados que a veces es nos hace difícil observar, como le ocurre al pez con el agua, mientras que otros, no tan integrados en nuestra vida, son claramente aspiracionales, de ahí la figura del faro para representar el valor,

nos rige en la distancia, y nos gustaría aproximarnos más,

un valor, que al quedar representado por un palabra, puede tener asociada una definición, que le agregue un poco de contenido, cuerpo y contorno a la cosa, no es lo mismo la responsabilidad para mí que lo que es para ti,

el día que nos demos cuenta de esto seguramente dejamos de discutir,

un valor al que le podemos añadir una imagen, tal vez de un personaje que lo representa, ¿quién encarna en su vida, desde mi punto de vista, ese valor?, en un ejercicio que nos acerca a la PNL (Programación Neuro Lingüística),

ya que si lo podemos visualizar también lo podemos “copiar” o “actuar”,

un valor al que le podemos añadir un dibujo, un logo, un mandala, una representación gráfica, con colores, con plastilina, con muñecos, dejando que la inteligencia de la mano y de nuestro cuerpo se integre en el juego.

Y una vez que tenemos esto podemos bajar el valor a un nivel más práctico, y ahí la imagen de nuestra casa, ya que los valores los encarnamos, y son apreciables en nuestro día a día en forma de comportamientos,

comportamientos que una vez repetidos (hechos hábito) se convierten en un carácter.

Este ejercicio termina de redondear un itinerario en un tercer paso,

que liga los colores cálidos (el rojo – el naranja – el amarillo), en representación del mundo material, con los colores fríos (el azul claro – el índigo – el violeta), en representación del mundo del desarrollo personal y de los grupos,

mundo material y apegos en equilibrio con el mundo espiritual y del desapego, mundos que conocemos de sobra, y que se vinculan con la energía del verde, el amor y nuestra mejor intención,

porque en un momento nos comprometemos a hacer lo máximo que podemos, desde nuestra mejor intención.

   así lo vimos…

por medio de este sencillo ejercicio podemos relacionar una pregunta abierta a un grupo,

¿cuáles son los valores más importantes en el desarrollo de la educación?, ¿cuáles son los valores más importantes en procesos de acompañamiento del aprendizaje?, ¿cuáles son los valores más importantes en el desarrollo de entornos colaborativos?,

una pregunta que varía en función de dónde estamos en cada caso, y que tiene relación con los valores personales de todas nosotras, para convertirlos en comportamientos observables, y ahora sí, observados, por parte del grupo.

Puedes hacer clic en el link: 3 visiones el cielo y la tierra

Otro tanto se puede realizar para contrastar el nivel de congruencia entre los valores de la organización en la que nos desarrollamos con los valores propios, y los comportamientos que queremos ver florecer en nuestra relación.

Puedes leer también el post editado en el blog de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, titulado “lo que nos une”.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que nos regala este precioso baile a 3, y el color como resultado del baile perpetuo entre la claridad y la oscuridad,

con el ojo del Ser Humano como elemento imprescindible en este precioso proceso de observación.

 

 

 

 

 

¿de qué color pintas tu cielo?

recibo 3 fotos de un fenómeno extraño en el cielo, en el que un regalo de colores lo inundan, al igual que ocurre con el arco iris o en una aurora boreal, fenómenos mágicos,

3 fotos que toma un piloto después de despegar del aeropuerto de Bombay, en un fenómeno que se llama arco iris de fuego,

y que se produce cuando el sol está posicionado por encima de los 58 grados sobre el horizonte y sus rayos atraviesan nubes que contienen cristales de hielo, muchas gracias, Victoria, por compartirlas,

y me maravillo de la belleza de este mundo en el que hemos decidido vivir.

   así lo vimos…

este año trasladamos al mundo educativo y al mundo corporativo un regalo que tiene su origen en el campo social y en la teoría U de Otto Scharmer, una U que casi se pinta en el cielo,

por medio de 7 emociones, un modelo emocional, inspirado por la teoría del color de Goethe, que nos regala este baile precioso entre tres, luz y oscuridad con el órgano perceptor del ser humano,

baile que puebla nuestra vida de color.

por cierto, ¿de qué color pintas tu cielo hoy?

si quieres conocer más de inteligencia emocional, puedes descargarte 7 emociones, creative commons, un modelo para entender nuestro precioso mundo emocional desde la energía del color, con la ayuda de Goethe.

disfrutando un día de luz

en el peregrinaje propio de la labor comercial un día nos acercamos a un cole, con el equipo directivo, otro a una AMPA, otro a una asociación o a un corporativo, como es el caso de hoy, grande o muy grande,

qué divertido es variar,

y me encuentro en el vestíbulo, después de hacer un rato en un parque cercano, con un políptico, sí, una obra cuando se compone de dos elementos es un díptico, tríptico cuando es de 3, y así sucesivamente,

ésta se compone de un montón de interpretaciones, 20, en el que diferentes artistas plasman su mirada sobre la luz, y una impresión anímica que la luz ha dejado en su ser,

y me hace gracia,

la base de la presentación de 7 emociones tiene todo que ver con el baile de la luz y la oscuridad, luz focal del sol y luz difusa de infinito que se entrelazan, con el aparato perceptor del Ser humano como tercer elemento necesario,

para crear el color,

y me acerco a observar una de las obras, marcada con el número 13, Lubre, de Mónica Vila, con unos tonos azules turquesas, verde que se funde con el azul claro, la energía del amor que se funde con un orgullo sano,

2 energías que ojalá nos acompañen en la presentación.

  así lo vimos…

en la entrada, el suelo refleja esta tensión propia del baile permanente entre la luz y la oscuridad, y busco un ventanal, ya de salida, terminada la reunión, en el que mis anfitriones puedan observar,

prisma blanco en mano por medio, los dos espectros de la luz, la luz cálida y la luz fría, en esos puntos tensos en los que claridad y oscuridad se hacen patentes, uno junto al otro, así eres tú, así soy yo.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional innovador, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe.

el primero, entre otras muchas cosas, nos regala los 4 niveles de la atención, que se convierten en 4 tipos bien diferentes de escucha, que se convierten en 4 tipos de conversación,

un elemento fundamental cuando queremos desarrollar nuevos modelos de liderazgo, más compartidos, más plurales, más colaborativos, desde una nueva gramática del campo social,

el segundo nos regala ese baile maravilloso de la luz y la oscuridad, el espectro cálido de la luz, y el espectro de la luz fría, espectros que toman forma en las emociones del mundo del tener y en las del desarrollo del Ser y de los grupos,

y en ese puente entre el cielo y la tierra, en forma de arco iris, un puente que podemos recorrer en sentido contrario, de la tierra al cielo, en un proceso de desarrollo personal, al calor de los nuestros, nuestros cariños,

con las emociones de nuevo presentes en nuestro mundo, un mundo que crece siempre en relación.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde esta página web.

necesito poco, y cada vez necesito un poco menos

Leo con gusto un post de Ángeles Caso, esa chica que casi todos conocemos por su paso por el telediario de la tele, hace ya ni se sabe cuántos años, más que por ser ganadora del premio Planeta, qué curioso, qué significativo,

un post que tiene su origen en una edición de la vanguardia que la propia autora titula “lo que quiero ahora”, y que a mí me llega reformateado, con el texto íntegro, pero con título nuevo, “necesito poco y lo que necesito, lo necesito poco”,

un título que me llama,metido como estoy en el pensamiento de la simplicidad voluntaria, tal lejos de la simplicidad obligada como d e la ostentación aceptada, una forma de vida que conecto de forma natural con la orden franciscana,

cercanía a la naturaleza, cercanía a los animales, en una vida simple, no artificiosa, no rebuscada, y me voy impregnando de ese artículo, que me voy a permitir copiar en su integridad al pie, o al menos eso pienso ahora mismo, y del que entresaco unas líneas,

El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera.

Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos.

También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar.

y pienso en todas esas personas lúcidas que no comulgan con piedras de molino, que ven un sistema que no produce unos resultados satisfactorios para todas las personas del sistema, y que lo denuncian,

aunque hayan sido agraciados en el reparto y sean personas “de éxito”, como puede ser el caso de Ángeles, no todas las periodistas son presentadoras del telediario, no todas las escritoras ganan un Planeta,

y salto a otro encuentro con Ángeles, en el que explica cómo consigue financiar su última obra, ya no se trata de una novela, sino un libro de arte, con pinturas de mujeres pintoras, un libro caro de producir ante el cual las editoras no se animan,

y Ángeles recurre al crowdfunding, o financiación de las masas, financiación social, en una entrevista en la que nos explica que si no hay 2000 personas interesadas en el libro, éste no puede existir,

los derechos de la reproducción de la obra, de algunas de las obras incluidas en el libro son exageradamente caras, en algunos casos reproducir un solo cuadro puede costar 200 €uritos, no es tanto, dirás,

salvo que hagas una multiplicación, 100 pinturas a 200 €uritos cada saldría del orden de 2 * 1 = 2, 2 + 2 = 4 ceros, 20000 €uros para empezar, y no has impreso una sola copia, y no has pagado el trabajo de la autora, va a ser que sí es caro,

y conecto con la triformación social, ese movimiento que promueve una sociedad en la que cultura es libre, el artista de crear, y el usuario de comprar, en un punto ideal podemos leer “gratis”,

una gratuidad que hoy vemos inviable, pero que no lo es, si imaginamos que los excedentes del trabajo (personales y empresariales) van a parar al ámbito cultural, a este libro y a otros libros similares, a la educación, a la salud, a la investigación,

un mundo en el que proliferan diferentes sistemas educativos, diferentes sistemas terapeúticos, diferentes líneas de investigación independientes, sí, independientes de intereses particulares, extremadamente particulares,

y que han desvirtuado el hecho cultural, vinculándolo con el hecho económico,

en un mundo perfecto en el que el mundo cultural es libre, es plural, es diverso, lejos de la uniformidad reinante, tal vez es lo que nos viene a mostrar Ángeles Caso con su espectacular caso,

con la ayuda de financiación social, qué curioso, crowdfunding, donde el sistema viejo no funciona, no provee, algo nuevo emerge.

   así lo vimos…

releo ese post de Ángeles en el que esta chica opta por unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irse a la cama, y comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras su conciencia esté tranquila,

y conecto con esa simplicidad voluntaria, yo de mayor también quiero ser así.

cuando la forma de pensar, se sentir y de vivir de una persona nos resuena, en algunos casos nos resuena mucho, y trazo conectores con 7 emociones, un programa en el que relacionamos nuestro mundo emocional con

el persequidor, la víctima y el salvador,

con la queja y con la crítica,

con la energía del apego y del des-apego, el baile eterno de la luz y la oscuridad,

a día de hoy tengo claro que un día vamos a leer y conversar con base en el ejemplo hecho vida de esta chica, que una vez, hace tiempo, fue presentadora en el telediario, una vez ganó un Planeta, y hoy disfruta en libertad.

7 emociones es un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons.

 

la caja negra y el color

recibo una caja negra como regalo de cumpleaños, negra, un color que desde hace un año adquiere un significado diferente para mí, antes el negro representaba la oscuridad, lo contrario a la claridad,

ahora el negro representa la luz de infinito, como pareja necesaria en un baile en el que la luz focal del sol también está presente, luz de infinito que se asocia con la espiritualidad y el desarrollo de las personas y de los grupos,

luz de infinito que me acompaña en estas noches en las que un anhelo se apodera de mí y me acerca a deshoras, está tan oscuro ahí fuera, a las teclas del ordenador, mientras observo el curioso regalo de color que la caja negra esconde,

porque esta caja alberga 24 godets de acuarela de la casa Schminke, 24 colores que contemplo con cariño, azules, amarillos y rojos, ocres, verdes, qué bonito es este mundo en el que existen otros colores diferentes del negro y el blanco.

   así lo vimos…

mi niño pequeño agradece a dos seres adultos su regalo de cumple, al adulto de Silvia y al de Mikel, mientras intenta recordar si alguna vez tuvo una caja de rotuladores o de pinturas tan bonitas como esta curiosa caja negra,

repleta de emociones y de color.

7 emociones, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, es un recorrido por nuestro mundo emocional con la ayuda de los 7 colores del arco iris, y ese baile que entablan la luz focal del sol y la luz difusa de infinito,

un baile a 3, ya que no hay baile ni color ni emociones sin la presencia del ser humano en relación.