¿te lo imaginas?

recontacto en la radio del coche con Imagine, este himno que John Lennon regala a la humanidad, y pido perdón en mi interior si algún día dudé cuál era mi canción y autor favorito de los Beatles,

y pienso en montar un post con base en esta canción, un post que seguramente va a hablar de dos de las frases de esta canción, “imagínate un mundo sin posesiones”, “sin necesidad de codicia (gula) o hambruna”,

y me pregunto cómo sería ese mundo sin estas dos cosas, posesiones y codicia, porque creo que muchas otras cosas son simplemente resultados evidentes de lo primero, de un espíritu que primero necesita sentirse propietario,

y que una vez ha aprendido a poseer empieza a atesorar, cosas más valiosas, más y más cosas, y se va alejando de una vida simple, en contacto con la naturaleza, con sus semejantes, del contacto profundo consigo misma,

y aprendiendo como ya ha aprendido a atesorar necesita también un poco para por si acaso, y otro mucho porque nunca está de más, hasta que llega un punto en que nunca es suficiente,

de hecho circula por ahí una frase que dice que en este mundo hay más que suficiente para todas nosotras, pero no hay suficiente para la codicia de unas pocas personas, frase con la que no estoy de acuerdo,

porque no son ellas las que son codiciosas, mientras nosotras somos buenas, porque todas nosotras hemos aprendido a poseer, necesitamos sentirnos propietarias, nos comparamos continuamente con otras personas,

hemos aprendido a tener una segunda cosa más, no necesaria, para por si acaso, y una tercera, en un hábito inexplicable que ya es parte nuestra, tal vez queremos llenar un vacío que no se llena con más cosas,

porque no hay nada ahí fuera que llene un vacío aquí dentro,

e intento imaginar ese mundo sin codicia y sin posesiones, ese mundo en el que a partir de un punto más ya no es mejor, sino innecesario, un despilfarro, un dislate, un absurdo que no compro, y que no promuevo en mi vida,

ni a mi alrededor.

   así lo vimos…

por cierto, ¿existe para ti ese punto en el que más es peor, o en el que más es menos?

en 7 emociones intentamos desgranar las diferencias entre las emociones de tierra, o terrenales (y del tener) y las emociones espirituales (propias del desarrollo espiritual, personal y de la comunidad),

y nos hacemos preguntas relacionadas con la abundancia, y por qué en el mundo material buscamos acumular (aparentemente más es siempre mejor) mientras en el mundo espiritual es justamente al revés (cuanto más damos más tenemos).

si no se entiende lo anterior, podríamos resumir que en el mundo material viven las cosas, mientras en el mundo espiritual viven los pensamientos, los valores, las capacidades, siempre tan etéreas,

que se hacen presentes entre nosotras cuando las usamos,

de tal forma que cuando usamos un clavo y lo clavamos para sujetar un cuadro, tenemos un clavo más en la pared, que nos permite sujetar el cuadro, pero un clavo menos para clavar en otro sitio,

y si me pides 10 clavos y te los regalo, tengo 10 clavos menos, está claro que cuanto más te doy menos tengo, y menos es menos,

mientras que cuando usamos nuestra capacidad de escucha, y escuchamos a alguien, regalándola, esta capacidad crece, cuando usamos el amor, nuestra capacidad de amar crece, en una lista que se hace grande, sin excepciones aparentes,

un proceso en el que cuando más doy más tengo.¿te has parado a pensar en esta distinción?

Goethe nos ayuda a entender el color como el baile de la oscuridad y la luz con la presencia, necesaria, de nuestro aparato sensor, el ojo del ser humano, un baile a 3 en los que la energía, como en las emociones, está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

dibujando 3 infinitos

en el ejercicio de desgranar qué es una vida simple, sencilla o fácil, 3 términos que no son del todo sinónimos, buscamos ejemplos de complejidad, y de dificultad en nuestro día a día, en elementos de nuestro cotidiano vivir,

y nos encontramos en este verano madrileño, que no es excesivamente duro hasta la fecha, ha llegado con dos meses de retraso y el calor dista mucho de lo que hemos vivido años pasados, en la elección del sistema de refrigeración,

aire acondicionado, ventiladores convencionales,  ventiladores de pie, con o sin agua, con agua combinada con hielo, o ventiladores de techo, y mira que vamos a instalar uno en el techo, para ver qué tal funciona,

un modelo que tiene 6 aspas, de madera, y con bombilla, la elección es de Silvia, qué curioso, cuando a ella le gustan los modelos de 3 aspas, blancos, y sin bombilla, comentario que llega como una bomba cuando el ventilador está montado,

va a ser que me hago la vida fácil, ventilador en el techo en vez de aire acondicionado, este modelo que ya hemos montado en vez de otro nuevo y más no sé qué que está por montar, después de devolver éste a la tienda,

la vida fácil, una elección cada día, cada rato, una decisión que te permite avanzar un paso, tal vez sin llegar a la excelencia, o a la perfección más absoluta, en un ejercicio consciente de desarrollo,

personal y en relación.

   así lo vimos…

una vez montado me quedo mirando la curiosa imagen que dibujan las 6 aspas del ventilador, que forman un hexágono virtual, 3 palas iluminadas por la luz de la mañana, 3 aspas a la sombra, por efecto de su propia inclinación,

con una luz en el centro,

y trazo un extraño paralelismo con el modelo de 7 emociones,

con 3 emociones que representan la luz focal del sol (que se oscurece en contacto con la tierra), con 3 emociones que representan la luz difusa de infinito (que se aclara en contacto con el ser humano en desarrollo),

y con la energía del amor en el centro, un amor que recoge nuestra mejor intención,

y observo cómo, al igual que ocurre con 7 emociones, todas las palas tienen la misma inclinación, y su objetivo es acercarse al foco de luz, porque éste es el objetivo fundamental del ser humano en su desarrollo,

ya estemos en el mundo de la materia, el mundo del tener, o en el mundo espiritual, el mundo del desarrollo del ser humano y de la comunidad, apreHender para TRANformar, acercándonos progresivamente a la luz.

no me digas que no se parecen…

en el ejercicio de buscar imágenes alternativas al hexágono, me monto la película de 3 infinitos, con un único centro, la energía que va y vuelve, fluyendo, en un ciclo continuo, como las mareas, marea alta, marea baja, como el juego de las estaciones,

y observo ese curioso juego en el que 3 vidas, puede ser la mía y la de mis dos hijos, Gorka y Maitane, la de mis padres y la mía, seguro que puedes buscar un ejemplo equivalente en tu propia casa,

tienen un punto de encuentro, y un algo que desentrañar, puede ser un misterio, o una lealtad oculta, o un algo que las hace extremadamente próximas, una energía sutil que las une, más allá de todo lo visible que tan bien sabemos manejar,

tal vez ahí radica alguna de las claves de la complejidad o dificultad de nuestras vidas, por medio del transgeneracional, historias que se repiten generación tras generación, hay gente que observa y cree esto, otras muchas personas no,

y en patrones de repetición que afectan a nuestro propio ser en desarrollo, en procesos de muerte y reencarnación, un efecto mucho más difícil de observar, hay gente que cree esto, la mayor parte de las personas seguramente no,

déjame que le llame transpersonal, aunque muy probablemente este término se utilice de forma mayoritaria con otro sentido,

y siento que la vida es más fácil cuando somos capaces de leer y comprender esas claves, tal vez una, tal vez son dos o 3 a lo sumo, que nuestro transgeneracional o nuestro transpersonal encierran,

claves que nos relacionan de aquella forma sutil con mi padre, con mi madre, o con mi abuelo José, cada cual puede poner en esta lista los nombres de las personas y de las historias que le acerquen a una vida mucho más fácil,

desde una comprensión más sutil de este mundo tan bonito, bueno, verdadero, y complejo, sí, complejo, en el que hemos decidido vivir.

hoy es el cumpleaños de Maitane, mi hija mayor, mi hija pequeña, porque sólo he tenido una chica, muchas felicidades, Maitane,

quién sabe cuánto tiempo te lleve elegir entre el aire acondicionado y un ventilador de techo, ni las observaciones y reflexiones a los que la vida te lleve, una vida tan fácil, difícil, sencilla o compleja como la queramos hacer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

gestionando y TRANSformando conflictos (trabajo de procesos / process oriented psychology)

me siento a revisar los últimos conflictos de los que he sido parte, en procesos de facilitación de talleres a los que he asistido, y en procesos relacionales con los facilitadores, así como en procesos relacionales con amigas,

y siento en mis propias carnes la importancia de revisar esta dinámica en la que tanta gente raspa, ¿será, cómo en el chiste del padre con los hijos conduciendo en dirección contraria, todos los coches vienen de frente, que el que raspo soy yo?,

y en eso me encuentro, en esa revisión en la que mirando fuera acabo mirando dentro, que me topo con este vídeo relacionado con la transformación del conflicto por medio del trabajo de procesos, o la psicología orientada a procesos,

un vídeo largo, de una horita, en el que me voy a sumergir, y que voy a disfrutar, el vídeo tiene capas, y se nos explica de dónde surge esta metodología, que integra fundamentalmente 4 fuentes,

  1. un mucho de psicología jungiana,
  2. un  bastantito de física cuántica,
  3. un tanto y de chamanismo,
  4. y un poco de homeopatía,

una metodología que pretende ser transpersonal, holística y multidimensional, ya que abarca el nivel personal, con la experiencia interna, el interpersonal, y el grupal, 3 niveles de nuestra construcción y desarrollo personal,

y que busca apoyar el diálogo entre la diversidad interior y exterior, en un proceso de vivir bien, en el que saber amar es importante, y en el que Ana nos recalca la importancia de la calidad y la textura de nuestra presencia,

en nuestro estar y en nuestras relaciones sociales,

en el que acogemos el conflicto, como lo hace la homeopatía, amplificándolo, para que se pueda resolver, porque nada vamos a conseguir en la evitación, porque en la evitación el conflicto se hace pesado,

un conflicto para el que no forzamos la resolución, cada conflicto tiene sus tiempos, es importante que mantengamos el conflicto como cliente, que lo sintamos, y que sepamos observar, des-apegado de la experiencia, mira lo que me está pasando,

qué complicado es sentir el conflicto en una y verlo desde fuera, un conflicto que existe en los grupos y en las organizaciones, al igual que ocurre con las personas, en 3 niveles, qué bueno que aparece la ley del 3,

  1. a nivel estructural,
  2. a nivel subjetivo,
  3. y a nivel de esencia,

de los cuales me llaman especialmente el nivel subjetivo (nuestros sistemas de valores, los sueños), y el nivel de esencia (o de inspiración, donde residen nuestros valores más profundos, ese cuerpo de vida que nos aporta nuestra esperanza última),

ese tercer nivel que tiene que ver con nuestro significado, con nuestro llamado, con nuestro motivo último de estar aquí, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, un nivel que nos puede llevar toda una vida desgranar,

y que duerme abajito en la U (es el punto que duerme abajo en la teoría U de Otto Scharmer),

y sigo escuchando lo que pasa cuando aceptamos el conflicto como una forma de entrar en congruencia, sí, seguramente de eso se trata, de que nuestro ser se encuentre, y que nuestro pensar – sentir – hacer sea un reflejo de lo mismo,

de ese Yo soy que busca su camino de expresión en el espíritu del tiempo, que nos trae sus propios retos, entre los cuales está dónde ponemos la mirada, en el mundo del tener o en el mundo del ser.

   así lo vimos…

en el ejercicio de observar y respirar lo que escucho ayer, y de buscar una imagen en internet que refleje el conflicto, o la lucha de contrarios, encuentro una imagen del ying y el yang, de la noche y del día,

pero conecto con otra, personal, un dibujo que tengo grabado sobre una pizarra en mi casa, sí, qué divertido cuando tenemos un espacio para pintar y dibujar en nuestra casa,

con las 7 emociones, 7 emociones que hablan del baile de la luz y la oscuridad, reconvertidas en luz de sol y luz de infinito, 3 emociones del mundo del tener, 3 emociones para el desarrollo espiritual,

con el amor, que no es sino nuestra intención, la mejor u otra no tan buena, para hacer la balanza, y encuentro ese espacio en el que lo que estoy viviendo es una especie de vacuna, o un remedio homeopático,

es difícil explicar a otros lo que no necesito vivir, o lo que no vive en mí, por lo que agradezco el conflicto que reina en mi alrededor, como reflejo del mío propio, en mi interior,

con mi hermana, con mi madre, con mis dos hijos, con Lilian, Mery, Montse, Paula, qué divertido, la mayoría de mi mundo es femenino, tal vez hay una lectura ahí que puedo utilizar en el tiempo por venir.

apuntes mentales para hoy – agradezco el conflicto – lo reconozco – lo acojo – le doy su tiempo – lo siento y lo observo – una tercera fuerza va a aparecer cuando sea su tiempo – en mi interior (en mi calidad interior y en mi textura) y a mi alrededor.

vivimos negando los conflictos, no es extraño que se hagan grandes,

hasta que algo cambia en nosotras,

cuando podemos aceptarlos,

cuando les damos la bienvenida,

y empezamos a bailar con ellos,

te siento y te veo,

como bailan la luz y la oscuridad, 

en este baile eterno que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la toería U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

el abrazo entre las negras y las blancas

en el proceso de despedida de este taller que han facilitado Mery y Alberto, con el Social Presencing Theatre como tema de desarrollo en el medio, nos preguntan qué nos llevamos del taller de vuelta a casa,

y vamos respondiendo de forma aleatoria, yo tengo apuntadas tres cosas que me llevo, todo parece indicar que me voy a saltar, una vez más, la norma, al igual que Ángel, mi compañero de la izquierda, que también hace trampa,

él también se lleva 3 cosas a casa,

en mi caso un baile, un abrazo y el fuego del centro, que calienta las preguntas que hacemos, y la pizza que se ha formado en estos dos días de cocción, a partir de los ingredientes que hemos aportado,

qué interesante el concepto del fuego, creo que lo voy a utilizar aquí y allá, el fuego que todo lo calienta, el fuego que acoge, el fuego purificador, que en última instancia todo lo reduce, del polvo venimos y en polvo nos convertiremos,

y siento cómo este baile me lo llevo en el cuerpo, de la misma forma que siento en el cuerpo el sábado por la noche la necesidad de bailar, a los sones de Buenavista Social Club, en un bar del centro histórico de Huesca, acompañado por Bernardo,

sí, tengo que rescatar un poco el baile en mi vida,

y un abrazo muy especial, que tiene que ver con la integración del mundo masculino y el femenino, siento que se está abriendo una brecha en España en torno al tema de género, un tema que yo me aplico en no obviar,

allá donde puedo lo introduzco o lo mento, es que en el fondo soy confrontador, sí, me encuentro a gusto interpelando a la gente, no rehuyo el conflicto, siento que a veces lo introduzco, y que me parece fundamental soportarlo,

y siento que es importante sostener el espacio para que lo nuevo emerja, sí, de la misma forma que es necesario sostener el conflicto cuando éste ha surgido, no lo hemos llamado, pero por una tontería u otra está ahí, acogotándonos,

qué bueno que de vez en cuando no lo esquivamos, le ponemos palabras, sentimientos y gestos, porque el conflicto que no se trata crece, de forma inevitable, es lo mismo que pasa con los árboles y los niños pequeños,

a veces se tuercen, y ya de mayorcitos es difícil enderezarlos, qué le vamos a hacer.

   así lo vimos…

en la ronda de despedidas finales, nos regalamos los abrazos de rigor, los rigurosos, y los del corazón, esos abrazos elegidos, unos pocos, a personas que han sido especialmente significativas en estos días,

por un intercambio sutil, una complicidad en una dinámica, una ayudita que surge en forma de ajá, y de una nueva comprensión de lo cosa, mira que esto no lo habría descubierto sin ti, y todas esas tonterías que pasan cuando entramos en relación.

en una de las despedidas finales, cruzo unas palabras con Jose, de vuelta hacia Madrid, no me he fijado en su camiseta hasta que me pongo a su lado, y observo esta manada de ovejas, las negras mirando hacia su lado, las blancas hacia el suyo,

4 elementos irredentos dentro del bando enemigo, casi todas alineadas en el gesto, alguna que otra jugando, el lobo, como casi siempre, disfrazado y escondido, pero visible para el ojo que observa,

no sé por qué esta imagen me recuerda que yo quiero suscitar, ya estoy totalmente convencido, es absolutamente necesario, la conversación de género, una de las brechas más candentes hoy en España, cuando sea que el futuro emerja.

el futuro emerge es un movimiento en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los principios del liderazgo de la sociedad que viene, una sociedad que espero que sea más tolerante con el baile y los abrazos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Nota de color (blanco y negro)

a todo esto, en la teoría de Goethe, el color surge del baile entre la claridad y la oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito, con el aparato perceptor del ser humano por medio, en este juego en el que el 3 también está presente.

y el Euskalduna de pie le pide a Rozalén “beste bat”

esta vez no voy a poder saludarle a Biotz, que está en algún sitio de este espacio precioso, el palacio Euskalduna de Bilbao, seguramente el mejor palacio Euskalduna del mundo, no iba a ser menos, que para algo estamos en Bilbao,

ya que llegamos tarde, es mi manía de meter en la agenda una cosa más, y de ahí venimos, de apurar la jornada de tarde, en el primer proceso de facilitadores de 7 emociones, que corremos en el balcón de Bizkaia, en Munitibar, en casa Garro,

ya que vamos a salir antes de tiempo, corriendo en la última canción, eso espero, Girasoles, el espectáculo además de bonito, bueno y verdadero, ha sido sensible y generoso,

y Rozalen responde al atronador y generoso “beste bat” (otra más) que el público reunido hoy en Bilbao le brinda, un público que tiene fama de ser muy buen crítico, una parroquia culta, cuando hablamos de toros, de fútbol y de canciones,

a esta gente le gusta caminar, comer y beber, hacer deportes y cantar, y es un pueblo duro con la mediocridad, y largo, muy largo con el arte, y lo que acaba de presenciar es el espectáculo de una artistaza, y de un grupo que el acompaña, que suena fenomenal,

no es extraño que unos y otras no se quieran marchar, sólo nosotros hemos llegado tarde, y sólo nosotras nos vamos a marchar despavoridas, la siguiente nos espera, hoy celebramos que mi madre cumple 52 años de vida,

y vamos a llegar justo a las 11:15, hora en la que sale de su vientre, por no hacerlo más gráfico, su primer hijo, en una cena que va a ser un poco como nuestra propia vida, un poco de esto, un poco de aquello, y un mucho de lo de más allá.

   así lo vimos…

en el taller de 7 emociones comparto una de mis creencias más absurdas, los niños elegimos a nuestros papás y a nuestras madres, una creencia que además de absurda mucha gente piensa que es infundada,

pero que a mí me sirve para preguntarme, de vez en cuándo, ¿para qué he elegido yo así?, una pregunta de poder, tan distante de esa otra que la gente normal acostumbra a hacerse,

¿por qué me habrá ocurrido esto a mí?, mucho más cercana a la víctima,

y me acuerdo que tengo un ejercicio pendiente en 7 emociones, una encuesta de entrada que me permita hacer una auto-evaluación de mi nivel de responsabilidad al principio del proceso, y al final,

para poder sacar una foto del antes y el después, del principio y el final.

quién sabe por qué voy a evitar introducir hoy en la entrada una foto del concierto, y una canción de Rozalén, eso me lo voy a permitir dudar hasta el último momento, tal vez me ayuda youtube, esa biblioteca de los videos,

y me voy a un bote de cayena que compramos en la tienda del pueblo, un espacio en el que somos claramente forasteros, y que nos cobran a su precio, 70 céntimos, qué bonito,

un 7, como 7 emociones, y un cero, como los círculos en los que pretendemos re-crear las organizaciones sin centro, unas organizaciones en las que el respeto está presente, y en el que nos tratamos todas como iguales,

y pienso en lo honrado que es este pueblo, el pueblo vasco, un pueblo rudo, duro, muy poco diplomático, claro, aquí, tan cerca de las montañas, nunca hubo corte, y las verdades las encuentra la gente en sus campos, en sus animales, en sus relaciones,

y me siento orgulloso de ser parte de este pueblo tan hosco a veces, tan sincero, casi siempre, en proceso de evolución, necesaria, y de haber elegido a papá y a madre, mamá y padre, aita y ama, en este proceso de evolución,

y conecto con este ejercicio que acabo de proponer al grupo, pocas horas atrás,

gracias, aita / ama, por todas las cosas tan bonitas que tenéis, y que son un regalo a veces no visto en mi niñez y en mi juventud, es que el pez muchas veces no es consciente del agua,

gracias, ama / aita, por todas las cosas tan bonitas que os faltan, y que no me habéis podido dar, claro, cómo me las vais a dar si no las tenéis, ¿no?, porque forman parte de mi camino de desarrollo personal.

me paso buena parte del concierto de Rozalén mirando al techo, quién sabe por qué a veces miro a sitios tan raros, ¿a quién se le puede ocurrir mirar al techo cuando es tan interesante el juego de luces, los bailes y las coreografías del escenario?,

y observo bailes de sombras preciosos, hay muchas, de diferentes colores, luces y sombras en el techo y en el escenario, al fin y al cabo eso es el color, el baile de la oscuridad y la claridad con la ayuda del órgano sensorio humano,

bailes del rojo al violeta,

quién sabe por qué hoy me subyugan estas curiosas sombras rojas, ¿será que le he visto a alguien, espejito, espejito mágico, quién es más bella que yo en este reino, incrustado en la energía del miedo y del no soy, y en la energía del no es posible?

es domingo por la mañana, y me pregunto qué me va a regalar el día de hoy, y qué le voy a regalar yo, mientras repaso los temas pendientes de este proceso en el que tenemos muchas cosas que cerrar, quizás demasiadas,

tal vez para hacer un taller de facilitación, con pausa, con cariño, necesitamos 5 días en vez de una semana, lo empiezo a percibir así, no hay tiempo para todo, y hay cosas que se van a caer, sí o sí,

porque no nos caben el coaching circle, la abundancia, los procesos de acreditación de facilitadores (ejem), el nexo de las 7 emociones con el mundo corporativo (teoría U y reinventar las organizaciones),

el turismo local (urdaibai margen derecho, Santimamiñe, Oma, Laga, e izquierdo, Mundaca, lleno de caca, Bermeo, Gaztelugatze, reconvertido en Rocadragón con la presencia de Jon nieve y la madre de ragones, la reina del miedo),

la comida, la re-capitulación de la jornada de ayer, la re-capitulación de cierre, … según lo enuncio me empiezo a marear, seguramente voy a hacer lo que aprendí hace años, en mi tiempo de auditor de AENOR,

darle sin parar, intentando meter una cosa más, y suene el gong, momento en el que el boli se cae, y sólo queda tiempo para un abrazo y la despedida, seguro que nos volvemos a ver pronto, caminante,

porque no hay camino, se hace camino al andar, tararí, tarará.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que no de inteligencia, creative commons, inspirado por la teoría U del color y la teoría Scharmer de Goethe, ¿o era al revés?, que compartimos desde este enlace.

 

muchas gracias

observo las 3 entradas previas en este año 2017 que termina, 3, obra viva, dedicada a Alfonso, que nos pone en la vía de un taller en el que vamos a interactuar con un grupo de personas en el ámbito de la educación,

2, los milenials también pueden vivir sin conexión, dedicada a Carlos, con el que quedo en la plaza del museo Reina Sofía, y me ayuda a contactar con mi primer U-lab, y con el formato presencial de la teoría U en Madrid,

una vivencia en paralelo con la anterior, en la que surge una pregunta, y una inspiración que da pie a 7 emociones,

1, te deseamos un año abundante en casualidades, en el que nos hacemos eco de la felicitación de Arancha de año nuevo, unas letras que aprovecho para agradecer a Arancha y a Leo los fundamentos de inteligencia emocional compartidos, 2 modelos que ayudan a que surja esa pregunta,

y rescato un borrador con una canción con la que tropiezo navegando por internet, con una chica, una guitarra y una roca sobre la mar, titulada thank you very much, muchas gracias, creo que es una buena forma, cer0, de ir cerrando este 2017,

un año que hemos aprovechado para pasar de las musas (la inspiración inicial) al teatro, por medio de talleres presenciales de 7 emociones / 3 visiones, gracias, Pablo, Pepa, Biotz, Ricardo, Carmen, Betina,

en esta lista que no voy a alargar más, por las oportunidades para probar y equivocarnos, para probar y acertar,

en este 2017 que nos ha dado tanto.

   así lo vimos…

sí, observo las 3 entradas anteriores con curiosidad, nada hay premeditado en su confección, en su orden ni en su contenido, “causualidades de la vida”, que se enlaza sobre sí misma,

y recibo el último post del blog de eitb, un espacio gestionado por el CIE, en el que colaboro, un post en el que Maribel otea el 2018 con un deseo, ojalá seamos capaces de re-inventar las organizaciones en las que nos desarrollamos,

un deseo que compartimos desde organizaciones con espíritu y corazón, pero que seguramente hagamos grande en una cuenta nueva, ya sabes, progresiva, 1, 2, 3, 4, así vamos pasando el rato, durante el año que entra,

y me río de no haber llevado la serie hasta el 5, que tiene otra rima diferente, bien diferente, mientras me maravillo de esta “causualidad causualidosa” que es estar presente, en este gran teatro que es la vida.

3 en la cuenta inversa y 4 en la cuenta progresiva vuelven a hacer 7, como los 7 días de la semana, o las 7 notas musicales, o los 7 colores con los que simplificamos la preciosa complejidad del arco iris,

sí, no voy a perder la ocasión para agradecer a Goethe su aportación a nuestro proyecto, esa inspiración por la que integramos la luz y la oscuridad, con el órgano sensible del ser humano, de nuevo presente, en nuestras vidas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, sobre los fundamentos de inteligencia emocional que Leo y Arancha nos comparten,

7 emociones, creative commons, cualquier día intentamos explicar la sutil diferencia entre inteligencia y responsabilidad, un modelo que puedes descargar desde este enlace.

 

 

 

 

el baile de la luz y la oscuridad te invita a participar

leo este texto de Paulo Coelho,

El guerrero de la luz aprendió que Dios usa la soledad para enseñar la convivencia. 

Usa la rabia para mostrar el infinito valor de la paz. Usa el tedio para resaltar la importancia de la aventura y el abandono.

Dios usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras. Usa el cansancio para que se pueda comprender el valor del despertar. Usa la enfermedad para resaltar la bendición de la salud.

Dios usa el fuego para enseñar sobre el agua. Usa la tierra para que se comprenda el valor del aire. Usa la muerte para mostrar la importancia de la vida.

 una meditación del Manual del Guerrero de la luz,

y contacto con este mundo dual en el que experimentamos la lucha de contrarios, y siento que los primeros términos no son buenos y los segundos malos, porque no podemos tachar de “malos” la soledad, el silencio y la enfermedad,

el fuego, la tierra y la muerte,

de la misma forma que no podemos valorar como “buenos” la convivencia, la aventura, el abandono, el agua, el aire y la vida, aunque haya algún adjetivo que nos haga pensar en clave de mejor y peor,

el infinito valor de la paz, la bendición de la salud, la importancia de la vida,

sí, parece que Paulo hace una distinción entre los primeros términos y los segundos, e intento trazar una correlación con 7 emociones, y los dos bloques de 3 en las que se articulan, 3 + 3 = 7,

el miedo – la tristeza – la rabia, por un lado, que nos acompañan en el mundo del tener, el orgullo – la comprensión – la alegría, por otro, que nos acompañan en el desarrollo del Ser, del grupo y en la construcción de comunidades,

y siento que nosotras estamos cayendo de alguna forma en el mismo juego, el juego de lo bueno y de lo malo, y diferenciamos en cierta forma el mundo del tener (malo) frente al mundo del Ser (bueno), o lo bueno y lo mejor,

en este mundo tan divertido, en el que el juego dual se convierte en un baile a 3, con la presencia, siempre necesaria, del Ser humano, en el que observa su propia actividad (sentir – pensar – hacer), más o menos congruente,

juego dual que se convierte en baile a 3 cuando aparece la figura, tan necesaria, de el Ser en la actividad de la observación.

   así lo vimos…

y tomo un apunte mental, el miedo es bonito, bueno, y necesario, tanto como el orgullo, la tristeza es bonita, buena y necesaria, tanto como la comprensión, la rabia es bonita, buena y necesaria, tanto como la alegría,

y tenemos que admitir que cada momento estamos donde estamos, actuando el para qué positivo o negativo de cada una de estas emociones, dos términos que entendemos en el sentido de evolución de la energía,

positivo cuando crece, negativo cuando decrece, ya cada quien decide si lo que le mola es el crecimiento o el decrecimiento, un movimiento que tiene su aquel, de hecho hay personas que abogan por el decrecimiento,

en este mundo dual en el que tan bien visto está esto de crecer y crecer.

por algún extraño motivo, la imagen que tomo del libro para acompañar estas líneas aparece rotada al incluir el archivo en un correo, y me da pereza voltearla, por lo que el sentido de la flechas, derecha e izquierda,

¿tienen para ti un sentido de positivo y negativo?,

si te fijas también se les denomina diestra (que también significa hábil) y siniestra (quién sabe lo que signifique adicionalmente, ¿verdad?), al diestro se le acepta, a la zurda se le corrige, qué curioso,

el sentido de las flechas, derecha e izquierda, se convierte en arriba y abajo, y ahí no digo nada más, todo parece que este post se ha convertido en un comentario, derecha – izquierda, arriba – abajo, fuera – dentro, de Barrio Sésamo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que explora el para qué positivo de todas las emociones, independientemente de su nivel energético, alto o bajo, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

un modelo que puedes descargar desde este enlace, y actuar en el precioso teatro que es la vida, un espacio en el que un día surge, para no volver a des-aparecer, la presencia de la persona que observa este tinglado tan divertido,

nuestro Ser consciente (o conciencia) que observa estos procesos en los que podemos crecer o decrecer, crecer o menguar, de hecho así lo hacemos, diestras y siniestros, tú y yo.

 

los momentos más importantes del día y la luz

“Los pensamientos y los sentimientos son corrientes de fuerzas. Por ello debéis estar siempre atentos a la calidad de cada pensamiento, de cada sentimiento que aceptéis alimentar en vosotros. Esto debe ser incluso una de vuestras principales preocupaciones.

Cada día, procurad consagrar al menos unos minutos a una actividad que conecte vuestro intelecto y vuestro corazón con las regiones del alma y del espíritu. Escoged una actividad que os obligue a atraer y a conservar en vosotros las imágenes más luminosas, los estados de conciencia más elevados; consideradla como el momento más importante de vuestra jornada, pensad que de este momento dependen vuestro futuro, vuestra salvación.

Al principio, quizá no veáis todas las consecuencias benéficas. Pero continuad: poco a poco os sentiréis habitados por algo muy grande, muy puro, y suceda lo que os suceda, esta presencia en vosotros os aportará la fuerza, la paz y el gozo.”

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: camino de la ermita de Guadalupe, monte Jaizkibel, Guipuzcoa, 26 noviembre 2017 (cortesía de Jorge Tamames)

en 7 emociones, nos acercamos a la dualidad de la luz, y entendemos la luz del sol, necesaria para el desarrollo del Ser humano en la materia, y la luz de infinito, también conocida como oscuridad, necesaria para el  desarrollo espiritual,

de las personas y las comunidades,

y agradecemos a Goethe por esta inspiración, que nos ayuda a entender nuestro comportamiento diario, en ese baile entre la luz y la oscuridad que produce el color, con el órgano sensible del ojo, en un baile que no es de dos, sino de 3,

un baile en el que siempre es necesario el observador.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace

 

todo está muy claro, pero no lo entiendo

sábado por la mañanita, antes de tomar una ducha para salir a comer con la familia de Silvia al Pardo, me entero de que Catalunya ya tiene presidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, o al menos eso cuenta una broma en wasap,

Soraya con Y, como Catalunya, qué curioso,

mientras sueña Fito en internet, ese poeta urbano que nos comparte su visión de un mundo que no es negro del todo, ni del todo blanco, algo debe haber enmedio, a ver si somos capaces, entre todas, de encontrarlo.

ni negro del todo, ni del todo blanco ,
entre los extremos, siempre hay más espacio,
que si perro gordo, que si perro flaco …
y a contar los muertos “pa” matar el rato

no es como el las “pelis” del chico Americano,
donde el guapo es el bueno y los malos son muy malos,
en la calle se oyen demasiados llantos,
todos los gobiernos llenos de gusanos,

todo está muy claro pero no lo entiendo,
quién está ganando, quién está perdiendo,

con la policía todo solucionado,
para los problemas, jarabe de palo,
pero el corazón nadie me lo ha arreglado,
de vergüenza el cielo se rompió en pedazos.

así lo canta Fito, así lo escuchamos, y en algún momento de este proceso… así lo vimos.

qué bueno,

si Soraya Sáenz de Santamaría puede ser la primera presidenta de historia de la Generalitat, tal vez un día Ada Colau, por ejemplo, pueda ser la primera presidenta de España, con el recuerdo y gratitud a Esperanza, la presidenta, que abre el camino…

y si no al tiempo.

quién sabe por qué mi pensamiento viaja de Soraya a Ada y de Esperanza a Margaret (Tatcher), y de todas ellas a la joven (Daenerys) Targaryen, tal vez es una repetición de vocales, rAyA, AdA, rAnzA, mArgA, tArgA, A – A, como en cAtA,

mucho más que por la existencia de la Y, Soraya y Daenerys la tienen, esta última por partida nombre, en el nombre y en el apellido, Ada, Esperanza y Margaret no, ni tienen Y ni se les presume,

y hablando de la i griega, esa letra tan poco común, con forma de tirachiñas, ¿te imaginas a Daenerys Targaryen, con sus dos Y, Yo soY, la actitud de la reina, con sus dragones y todo, como presidenta de Catalunya?,

y viendo cómo este texto se ha visto poblado de mujeres y de i griegas, con la excepción notable de Fito, y sus Fitipaldis, perdón, Fito & Fitipaldis, un grupo con mucha i, 1-2-3-4, y poca i griega,

mi mente viaja al género, masculino y femenino, y pienso en todas las mujeres con alma masculina (visión focal, fuerte, racional, ejecutiva), y todos los hombres con alma femenina (visión de campo, emocional, holística, sensible, artística),

en este mundo que no es tan blanco ni negro, y en el que existen tantos ejemplos de personas mezcladitas, a ver si un día de estos lanzamos una pregunta al viento con relación a Jon nieve (ése chaval que no entiende nada) y a la madre de dragones,

madre de esos bichos que simbolizan como pocos la energía paralizante del miedo, esa emoción que me borra, que me quita de enmedio, y que me dice al oído “Yo no soY”, qué curioso, con dos Y.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, que tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, color en el que indagamos,

color que se produce en un juego a tres bandas, el órgano de percepción del ser humano que se hace presente en el baile de la oscuridad y la luz, qué curioso que nunca mencionemos el negro y el blanco.

 

 

ahí va, si ya es agosto

salimos de Madrid a dar un paseo por el cabo de Gata, ese espacio natural que tanto nos gusta, donde vamos a re-contactar con la naturaleza, las playas y las puestas de sol, quizás hacemos también algo de senderismo,

que no todo en la vida son cervezas y tapas,

y me doy cuenta que un año más, como casi todos, ha llegado agosto, ese mes tórrido, ilustrado con la paleta de los colores cálidos, rojo, naranja y amarillo, esos colores que introducen un baile en nuestro precioso mundo material,

en el mundo del tener.

   así lo vimos…

 

en el post de hoy de Leonardo Boff, leo un párrafo que entronca con el mundo del tener, que copio a continuación

Dar de comer nunca puede ser un gesto solamente asistencialista, sino de humanismo en grado cero. Juntos repetíamos con frecuencia: “este pan que tengo en mis manos es material; pero el pan que entrego al hambriento es también espiritual, pues va cargado de amor, de compasión, de humanidad y salva la vida”. 

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, un modelo en el que representamos las emociones en paralelo con los colores,

7 colores para entender el mundo, la paleta de los colores cálidos, la paleta de los colores fríos, que nos regalan el baile de la luz y la oscuridad,colores cálidos y fríos, ambos tan necesarios en este universo dual,

en el que estamos a punto de descubrir la energía del 3, con la ayuda del verde, ese color tan especial, que nos ayuda a realizar el puente entre el mundo del tener y el mundo del ser, desarrollo material y espiritual en nuestras vidas,

no está mal para empezar.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link