gracias por compartir (desde blablacar al Nepal)

en este ejercicio en el que nos pone la vida, o en el que nos ponemos para integrar desde el cuerpo otras posibilidades que la vida nos da, en este ejercicio de aguzar la imaginación desde la carestía,

un día decidimos compartir casa, y aparece el fenómeno del co-housing, parece que suena diferente cuando lo decimos en inglés, o el fenómeno de compartir viaje, una dinámica que he incorporado recientemente, por medio de blablacar,

ejercicios que nos llevan a ir un poco menos a nuestra bola, y a tomar en consideración, progresivamente, las necesidades del alter, otra persona, con el que seguramente vas a compartir algo más,

una historia de vida, un sueño, un proyecto, un fracaso empresarial o sentimental, una historia de unión o de separación, un encuentro con una misma, una excursión como ejercicio de re-conexión,

y en eso me llegan unas fotos del Nepal, una colección preciosa, que me recuerda de todos esos viajes que hacemos por medio de nuestros amigos, de nuestros cariños, de ese viaje extendido que empieza un día con una simple conversación,

gracias, Diego, otra vez, por compartir.

   así lo vimos…

y aunque elijo para encabezar estas líneas la imagen de esta joven, que parece ofrecernos una manzana, o una pera limonera, mira que me entra la duda, observo este juego de imágenes adicionales,

 

con la alegría e inocencia de la infancia, el rigor de una vida a cuestas, la conexión tan brutal entre la tierra y el cielo, un regalo de imágenes que nos hablan un poco de ese puente que existe entre lo nuevo y lo viejo,

entre nuestro mundo terrenal, tan sólido, y nuestro camino de evolución, hacia el azul clarito, con la satisfacción del logro, los éxitos conseguimos, ya estamos en campo base,

hacia la comprensión de la cosa y del mundo, azul índigo, en un proceso compartido y en desarrollo, en el que nos acercamos al violeta, hoy un nuevo proyecto para el tratamiento del agua, y a otros proyectos compartidos y en colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

con base en 7 emociones proponemos el 3ple camino, un camino que no es de este mundo, pero que podemos empezar a desarrollar mientras estamos de paso, compartiendo historias, y tal y tal, por aquí.

Anuncios

el beso secreto de la luna y el sol

una canción titulada el beso secreto de la luna y el sol, qué bonito título, qué bonita canción, evoca el baile entre la luz de infinito y la luz focal del sol, esos dos tipos de luz que alumbran nuestra vida,

la vida espiritual inmersa en este mundo tan material,

y aprovecho para recorrer este mundo de luces y sombras, de escenas fugaces encadenadas, de desiertos y de prados, de ejercicios individuales, en pareja, en grupo, con y sin espectadores,

en este baile perpetuo que es la vida, día y noche, luces y tinieblas, el individuo y su dualidad, el yo y el nosotras, sobreponiéndose al ego, la conquista de nuestro mundo material para el desarrollo del ser, y los grupos, y una nueva comunidad.

  así lo vimos…

por medio de 7 emociones y 3 escuchas, este taller gratutito en internet que puedes atravesar a tu propio ritmo, en inglés se denomina SPOOC (Self Paced Open On-line Course), creamos puentes,

  • entre la responsabilidad emocional y el buen trato (con la ayuda del análisis transaccional),
  • entre el análisis transaccional y nuestra capacidad de estar más presentes y desarrollar conversaciones empáticas y generativas (con la ayuda del desarrollo del campo de la atención y de la teoría U),
  • entre la teoría U y nuestro rico mundo emocional,

puentes entre la luz focal del sol y la luz difusa del infinito, entre la luz y eso que llamamos normalmente oscuridad, con la ayuda del color, y del arco iris, hasta encontrar el verde, muchas gracias, Goethe, por tu colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, luz focal de sol y luz difusa de infinito mediante, que compartimos mediante este enlace.

 

puentes al norte, puentes al sur

Tomás Elorriaga nos comparte este video del canal de Jay Shetty, traducido al castellano por puente al norte, un espacio que nos provee de traducciones de los pensadores del momento,

un vídeo que habla de la linealidad de la muerte, y de los altibajos de la vida, un vídeo que termina con esta frase, muchas gracias por la traducción, yo que tú no me perdería las otras,

We cannot avoid the ups and downs, but we can change the way we see them, because as Wayne Dyer said, “when we change the way we look at things, the things we look at change”.

No podemos evitar los altibajos, pero podemos cambiar la forma en la que los vemos, porque como dijo Wayne Dyer, “cuando cambiamos la forman en que miramos a las cosas, las cosas que miramos cambian”.

   así lo vimos…

y aprovecho para copiar este texto que explica el origen de este espacio en internet, en busca del equilibrio cuerpo, alma, mente,  y el curioso nombre que define de maravilla su motivo de ser, puentes al norte.

A lo mejor has leído libros traducidos al español con los que has resonado, libros que te han ayudado a superar temas difíciles y dolorosos en tu vida. Quieres encontrar más en Internet así que googleas al autor o autores y ves que hay mucho material, ves que mucha gente les sigue en redes sociales, tienen una cantidad de vídeos en YouTube, blogs, etc. pero… ¡todo está en inglés! Y tú de inglés, poco y nada.

¿Has sentido miles de veces esa frustración al querer profundizar más en esas técnicas o consejos que te ayuden a superar algo que sientes que no está bien en tu vida, pero cuando buscas encuentras mucho material en inglés y poco en español?

Quizás te ha invadido la decepción cuando alguien te habla de una técnica que te vendría como anillo al dedo para tu desarrollo personal o para la situación de vida que estás atravesando, pero resulta que todavía casi ni se conoce en el mundo de habla hispana, y no encuentras nada en español.

No te preocupes. Deja ya de sentir frustración. Conecta y aprende con aquellos que hoy juegan un rol muy importante en el movimiento de cambio de consciencia para lograr un mundo mejor y una vida plena y feliz.

Alcanzarás esa paz y esa plenitud porque las enseñanzas que encontrarás aquí, en Puente al norte, transformarán tu forma de ver la vida y de actuar.

¿Cómo imaginas tu vida luego de aprender con grandes maestros? ¿Cómo te imaginas tu próximo «momento ajá», donde eres capáz de ver con absoluta claridad la solución y la respuesta a tu problema o confusión emocional?

¡Únete y cruza el puente!

al leer este texto, puentes al norte, me doy cuenta cómo me gusta crear puentes entre cosas aparentemente inconexas, y acabo de crear otro, que me contacta con un capítulo de el mundo amarillo, de Albert Espinosa,

el decimotercer descubrimiento, la búsqueda del sur y del norte, qué curioso, un capítulo que empieza así.

Si los sueños son el norte y se cumplen, tendrás que ir hacia el sur.

una enfermera en la UVI mientras acariciaba mi pelo y notaba que tan solo tenía un pulmón.y a ti, ¿qué puentes te gusta crear?por medio de 7 emociones y 3 escuchas, este taller gratutito en internet que puedes atravesar a tu propio ritmo, en inglés se denomina SPOOC (Self Paced Open On-line Course), creamos puentes,

  • entre la responsabilidad emocional y el análisis transaccional,
  • entre el análisis transaccional y el campo de la atención de la teoría U,
  • entre la teoría U y nuestro rico mundo emocional,

puentes entre la luz focal del sol y la luz difusa del infinito, entre la luz y eso que llamamos normalmente oscuridad, con la ayuda del color, y del arco iris, hasta encontrar el verde, muchas gracias, Goethe, por tu colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y tú, ¿cuántos pasos has avanzado este año?

si consigues avanzar 7 pasos es suficiente, si escuchas la canción está claro.

“6 pasos son ya casi 7, contar más ya no sé.”

   así lo vimos…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

7 emociones nos ayudan a entender nuestra forma de estar en el mundo, nuestra forma de comportarnos, nuestra forma de ejercer nuestra responsabilidad personal, en ese espacio que siempre existe entre estímulo y respuesta,

7 pasos que no tienen la misma duración en el tiempo, 7 pasos que no tienen los mismos objetivos ni consecuencias, 7 pasos que nos acompañan en un proceso de desarrollo energético, de lo más denso a lo más ligero,

en un camino que nos lleva de la luz focal del sol a la luz difusa de infinito, porque nuestro destino, tanto en lo más denso como en lo más ligero, creo que no lo podemos evitar, es acercarnos a la luz.

especializados en números pequeños, también nos gusta el 3, con el 3ple camino, o las 3 escuchas, las 3 emociones propias del mundo material y las 3 emociones del mundo espiritual (del desarrollo de las personas y de los grupos),

pero si prefieres quedarte hoy con el 7, ya sabes estas invitada a visitar el SPOOC de 7 emociones, Simple Paced Open On-line Course, un taller a tu propio ritmo y gratuito accesible en internet.

siempre tenemos algo que celebrar

capturo esta imagen de un vídeo musical, Desencuentro, parece que el ordenador se ha quedado encallado aquí, ayer noche, y éste es el regalo de primera hora de la mañana,

una celebración espontánea en la que una hilera de botellas de cava, tal vez champán, ya que el vídeo se filma en París, se abren de forma mágica, y me pregunto qué tengo que celebrar hoy,

mientras me preparo para el desayuno, en el que Silvia y Fernando van a testear si mi estado de ánimo de ayer, tan burbujeante, resiste al efecto del sueño y de la noche, tan reparador muchas veces, tan nefasto otras, quién sabe a dónde viajamos en sueños,

y Fernando me vacila con el deporte, cuando me atreva nos podemos volver a citar en la pista de padel, se ofrece voluntariamente a dejarse ganar, y yo le pregunto si lo que debería ofrecerse es a dejarse perder,

y Silvia me vacila con una llamada que tengo pendiente para hoy a las 8 de la mañana, vaya, si ya es la hora, qué bonito es tener amigos que se ríen de nosotros, y con nosotros,

y quién sabe por qué viajo, ya en el ordenador, a esa presentación que empiezo a preparar ayer, conversaciones improbables en la organización, en la que vamos a presentar un puente entre la teoría U y reinventar las organizaciones,

y a esa transparencia que falta, que habla de ese extraño punto en la teoría U, ese punto de dis-continuidad en el que dejamos ir lo viejo, para que lo nuevo pueda hacerse presente en nuestras vidas,

y pienso en NAVEGA, esa plataforma de gestión que pudo haber sido y no fue, y que ayer mismo cierra su navegar, el último cliente que mantenemos ha realizado su último viaje,

buena hora para celebrar.

   así lo vimos…

la presentación en preparación, preguntas en blanco sobre fondo negro, respuestas en negro sobre fondo blanco, me conecta con ese juego de la luz y la oscuridad, el baile del mundo material y del desarrollo espiritual,

y pienso que de la misma forma que una grieta puede permitir que una gota de agua penetre, y acabe fracturando la materia más densa, o una cerilla puede introducir una esperanza en un entorno frío, oscuro, hostil, sí, una cerilla ilumina la oscuridad,

una grieta puede permitir que nuestro sistema de valores entre en contradicción, al final para qué nos sirven nuestros valores si nuestros comportamientos no son un fiel reflejo de la vida que pretendemos vivir, perdiendo energía, ilusión, congruencia,

alejándonos de nuestro yo soy, siempre en desarrollo, siempre en construcción, en el baile de la vida, en este ejercicio de ecuanimidad necesario, siempre más fácil de enunciar que de ejercitar.

y hago esa llamada, pendiente de ayer, tras copiar estas botellas, que se abren ante una celebración inesperada, seguro que hoy también tenemos sobrados motivos para celebrar la vida, que se despliega a nuestro alrededor.

y me pongo con esa página en la presentación, en ese punto de dis-continuidad tan interesante, en el que dos preguntas nos acompañan, dos preguntas a las que les robamos el signo de interrogación, quién soy yo, y cuál es mi trabajo,

2 preguntas que van a bailar con dos de los 3 principios de reinventando las organizaciones, abrazamos la plenitud, y alineamos el propósito, porque debe ser difícil, por no decir imposible,

abrazar la plenitud desde el yo no soy, y alinear los propósitos que no existen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

¿te lo imaginas?

recontacto en la radio del coche con Imagine, este himno que John Lennon regala a la humanidad, y pido perdón en mi interior si algún día dudé cuál era mi canción y autor favorito de los Beatles,

y pienso en montar un post con base en esta canción, un post que seguramente va a hablar de dos de las frases de esta canción, “imagínate un mundo sin posesiones”, “sin necesidad de codicia (gula) o hambruna”,

y me pregunto cómo sería ese mundo sin estas dos cosas, posesiones y codicia, porque creo que muchas otras cosas son simplemente resultados evidentes de lo primero, de un espíritu que primero necesita sentirse propietario,

y que una vez ha aprendido a poseer empieza a atesorar, cosas más valiosas, más y más cosas, y se va alejando de una vida simple, en contacto con la naturaleza, con sus semejantes, del contacto profundo consigo misma,

y aprendiendo como ya ha aprendido a atesorar necesita también un poco para por si acaso, y otro mucho porque nunca está de más, hasta que llega un punto en que nunca es suficiente,

de hecho circula por ahí una frase que dice que en este mundo hay más que suficiente para todas nosotras, pero no hay suficiente para la codicia de unas pocas personas, frase con la que no estoy de acuerdo,

porque no son ellas las que son codiciosas, mientras nosotras somos buenas, porque todas nosotras hemos aprendido a poseer, necesitamos sentirnos propietarias, nos comparamos continuamente con otras personas,

hemos aprendido a tener una segunda cosa más, no necesaria, para por si acaso, y una tercera, en un hábito inexplicable que ya es parte nuestra, tal vez queremos llenar un vacío que no se llena con más cosas,

porque no hay nada ahí fuera que llene un vacío aquí dentro,

e intento imaginar ese mundo sin codicia y sin posesiones, ese mundo en el que a partir de un punto más ya no es mejor, sino innecesario, un despilfarro, un dislate, un absurdo que no compro, y que no promuevo en mi vida,

ni a mi alrededor.

   así lo vimos…

por cierto, ¿existe para ti ese punto en el que más es peor, o en el que más es menos?

en 7 emociones intentamos desgranar las diferencias entre las emociones de tierra, o terrenales (y del tener) y las emociones espirituales (propias del desarrollo espiritual, personal y de la comunidad),

y nos hacemos preguntas relacionadas con la abundancia, y por qué en el mundo material buscamos acumular (aparentemente más es siempre mejor) mientras en el mundo espiritual es justamente al revés (cuanto más damos más tenemos).

si no se entiende lo anterior, podríamos resumir que en el mundo material viven las cosas, mientras en el mundo espiritual viven los pensamientos, los valores, las capacidades, siempre tan etéreas,

que se hacen presentes entre nosotras cuando las usamos,

de tal forma que cuando usamos un clavo y lo clavamos para sujetar un cuadro, tenemos un clavo más en la pared, que nos permite sujetar el cuadro, pero un clavo menos para clavar en otro sitio,

y si me pides 10 clavos y te los regalo, tengo 10 clavos menos, está claro que cuanto más te doy menos tengo, y menos es menos,

mientras que cuando usamos nuestra capacidad de escucha, y escuchamos a alguien, regalándola, esta capacidad crece, cuando usamos el amor, nuestra capacidad de amar crece, en una lista que se hace grande, sin excepciones aparentes,

un proceso en el que cuando más doy más tengo.¿te has parado a pensar en esta distinción?

Goethe nos ayuda a entender el color como el baile de la oscuridad y la luz con la presencia, necesaria, de nuestro aparato sensor, el ojo del ser humano, un baile a 3 en los que la energía, como en las emociones, está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

dibujando 3 infinitos

en el ejercicio de desgranar qué es una vida simple, sencilla o fácil, 3 términos que no son del todo sinónimos, buscamos ejemplos de complejidad, y de dificultad en nuestro día a día, en elementos de nuestro cotidiano vivir,

y nos encontramos en este verano madrileño, que no es excesivamente duro hasta la fecha, ha llegado con dos meses de retraso y el calor dista mucho de lo que hemos vivido años pasados, en la elección del sistema de refrigeración,

aire acondicionado, ventiladores convencionales,  ventiladores de pie, con o sin agua, con agua combinada con hielo, o ventiladores de techo, y mira que vamos a instalar uno en el techo, para ver qué tal funciona,

un modelo que tiene 6 aspas, de madera, y con bombilla, la elección es de Silvia, qué curioso, cuando a ella le gustan los modelos de 3 aspas, blancos, y sin bombilla, comentario que llega como una bomba cuando el ventilador está montado,

va a ser que me hago la vida fácil, ventilador en el techo en vez de aire acondicionado, este modelo que ya hemos montado en vez de otro nuevo y más no sé qué que está por montar, después de devolver éste a la tienda,

la vida fácil, una elección cada día, cada rato, una decisión que te permite avanzar un paso, tal vez sin llegar a la excelencia, o a la perfección más absoluta, en un ejercicio consciente de desarrollo,

personal y en relación.

   así lo vimos…

una vez montado me quedo mirando la curiosa imagen que dibujan las 6 aspas del ventilador, que forman un hexágono virtual, 3 palas iluminadas por la luz de la mañana, 3 aspas a la sombra, por efecto de su propia inclinación,

con una luz en el centro,

y trazo un extraño paralelismo con el modelo de 7 emociones,

con 3 emociones que representan la luz focal del sol (que se oscurece en contacto con la tierra), con 3 emociones que representan la luz difusa de infinito (que se aclara en contacto con el ser humano en desarrollo),

y con la energía del amor en el centro, un amor que recoge nuestra mejor intención,

y observo cómo, al igual que ocurre con 7 emociones, todas las palas tienen la misma inclinación, y su objetivo es acercarse al foco de luz, porque éste es el objetivo fundamental del ser humano en su desarrollo,

ya estemos en el mundo de la materia, el mundo del tener, o en el mundo espiritual, el mundo del desarrollo del ser humano y de la comunidad, apreHender para TRANformar, acercándonos progresivamente a la luz.

no me digas que no se parecen…

en el ejercicio de buscar imágenes alternativas al hexágono, me monto la película de 3 infinitos, con un único centro, la energía que va y vuelve, fluyendo, en un ciclo continuo, como las mareas, marea alta, marea baja, como el juego de las estaciones,

y observo ese curioso juego en el que 3 vidas, puede ser la mía y la de mis dos hijos, Gorka y Maitane, la de mis padres y la mía, seguro que puedes buscar un ejemplo equivalente en tu propia casa,

tienen un punto de encuentro, y un algo que desentrañar, puede ser un misterio, o una lealtad oculta, o un algo que las hace extremadamente próximas, una energía sutil que las une, más allá de todo lo visible que tan bien sabemos manejar,

tal vez ahí radica alguna de las claves de la complejidad o dificultad de nuestras vidas, por medio del transgeneracional, historias que se repiten generación tras generación, hay gente que observa y cree esto, otras muchas personas no,

y en patrones de repetición que afectan a nuestro propio ser en desarrollo, en procesos de muerte y reencarnación, un efecto mucho más difícil de observar, hay gente que cree esto, la mayor parte de las personas seguramente no,

déjame que le llame transpersonal, aunque muy probablemente este término se utilice de forma mayoritaria con otro sentido,

y siento que la vida es más fácil cuando somos capaces de leer y comprender esas claves, tal vez una, tal vez son dos o 3 a lo sumo, que nuestro transgeneracional o nuestro transpersonal encierran,

claves que nos relacionan de aquella forma sutil con mi padre, con mi madre, o con mi abuelo José, cada cual puede poner en esta lista los nombres de las personas y de las historias que le acerquen a una vida mucho más fácil,

desde una comprensión más sutil de este mundo tan bonito, bueno, verdadero, y complejo, sí, complejo, en el que hemos decidido vivir.

hoy es el cumpleaños de Maitane, mi hija mayor, mi hija pequeña, porque sólo he tenido una chica, muchas felicidades, Maitane,

quién sabe cuánto tiempo te lleve elegir entre el aire acondicionado y un ventilador de techo, ni las observaciones y reflexiones a los que la vida te lleve, una vida tan fácil, difícil, sencilla o compleja como la queramos hacer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

gestionando y TRANSformando conflictos (trabajo de procesos / process oriented psychology)

me siento a revisar los últimos conflictos de los que he sido parte, en procesos de facilitación de talleres a los que he asistido, y en procesos relacionales con los facilitadores, así como en procesos relacionales con amigas,

y siento en mis propias carnes la importancia de revisar esta dinámica en la que tanta gente raspa, ¿será, cómo en el chiste del padre con los hijos conduciendo en dirección contraria, todos los coches vienen de frente, que el que raspo soy yo?,

y en eso me encuentro, en esa revisión en la que mirando fuera acabo mirando dentro, que me topo con este vídeo relacionado con la transformación del conflicto por medio del trabajo de procesos, o la psicología orientada a procesos,

un vídeo largo, de una horita, en el que me voy a sumergir, y que voy a disfrutar, el vídeo tiene capas, y se nos explica de dónde surge esta metodología, que integra fundamentalmente 4 fuentes,

  1. un mucho de psicología jungiana,
  2. un  bastantito de física cuántica,
  3. un tanto y de chamanismo,
  4. y un poco de homeopatía,

una metodología que pretende ser transpersonal, holística y multidimensional, ya que abarca el nivel personal, con la experiencia interna, el interpersonal, y el grupal, 3 niveles de nuestra construcción y desarrollo personal,

y que busca apoyar el diálogo entre la diversidad interior y exterior, en un proceso de vivir bien, en el que saber amar es importante, y en el que Ana nos recalca la importancia de la calidad y la textura de nuestra presencia,

en nuestro estar y en nuestras relaciones sociales,

en el que acogemos el conflicto, como lo hace la homeopatía, amplificándolo, para que se pueda resolver, porque nada vamos a conseguir en la evitación, porque en la evitación el conflicto se hace pesado,

un conflicto para el que no forzamos la resolución, cada conflicto tiene sus tiempos, es importante que mantengamos el conflicto como cliente, que lo sintamos, y que sepamos observar, des-apegado de la experiencia, mira lo que me está pasando,

qué complicado es sentir el conflicto en una y verlo desde fuera, un conflicto que existe en los grupos y en las organizaciones, al igual que ocurre con las personas, en 3 niveles, qué bueno que aparece la ley del 3,

  1. a nivel estructural,
  2. a nivel subjetivo,
  3. y a nivel de esencia,

de los cuales me llaman especialmente el nivel subjetivo (nuestros sistemas de valores, los sueños), y el nivel de esencia (o de inspiración, donde residen nuestros valores más profundos, ese cuerpo de vida que nos aporta nuestra esperanza última),

ese tercer nivel que tiene que ver con nuestro significado, con nuestro llamado, con nuestro motivo último de estar aquí, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, un nivel que nos puede llevar toda una vida desgranar,

y que duerme abajito en la U (es el punto que duerme abajo en la teoría U de Otto Scharmer),

y sigo escuchando lo que pasa cuando aceptamos el conflicto como una forma de entrar en congruencia, sí, seguramente de eso se trata, de que nuestro ser se encuentre, y que nuestro pensar – sentir – hacer sea un reflejo de lo mismo,

de ese Yo soy que busca su camino de expresión en el espíritu del tiempo, que nos trae sus propios retos, entre los cuales está dónde ponemos la mirada, en el mundo del tener o en el mundo del ser.

   así lo vimos…

en el ejercicio de observar y respirar lo que escucho ayer, y de buscar una imagen en internet que refleje el conflicto, o la lucha de contrarios, encuentro una imagen del ying y el yang, de la noche y del día,

pero conecto con otra, personal, un dibujo que tengo grabado sobre una pizarra en mi casa, sí, qué divertido cuando tenemos un espacio para pintar y dibujar en nuestra casa,

con las 7 emociones, 7 emociones que hablan del baile de la luz y la oscuridad, reconvertidas en luz de sol y luz de infinito, 3 emociones del mundo del tener, 3 emociones para el desarrollo espiritual,

con el amor, que no es sino nuestra intención, la mejor u otra no tan buena, para hacer la balanza, y encuentro ese espacio en el que lo que estoy viviendo es una especie de vacuna, o un remedio homeopático,

es difícil explicar a otros lo que no necesito vivir, o lo que no vive en mí, por lo que agradezco el conflicto que reina en mi alrededor, como reflejo del mío propio, en mi interior,

con mi hermana, con mi madre, con mis dos hijos, con Lilian, Mery, Montse, Paula, qué divertido, la mayoría de mi mundo es femenino, tal vez hay una lectura ahí que puedo utilizar en el tiempo por venir.

apuntes mentales para hoy – agradezco el conflicto – lo reconozco – lo acojo – le doy su tiempo – lo siento y lo observo – una tercera fuerza va a aparecer cuando sea su tiempo – en mi interior (en mi calidad interior y en mi textura) y a mi alrededor.

vivimos negando los conflictos, no es extraño que se hagan grandes,

hasta que algo cambia en nosotras,

cuando podemos aceptarlos,

cuando les damos la bienvenida,

y empezamos a bailar con ellos,

te siento y te veo,

como bailan la luz y la oscuridad, 

en este baile eterno que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la toería U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

el abrazo entre las negras y las blancas

en el proceso de despedida de este taller que han facilitado Mery y Alberto, con el Social Presencing Theatre como tema de desarrollo en el medio, nos preguntan qué nos llevamos del taller de vuelta a casa,

y vamos respondiendo de forma aleatoria, yo tengo apuntadas tres cosas que me llevo, todo parece indicar que me voy a saltar, una vez más, la norma, al igual que Ángel, mi compañero de la izquierda, que también hace trampa,

él también se lleva 3 cosas a casa,

en mi caso un baile, un abrazo y el fuego del centro, que calienta las preguntas que hacemos, y la pizza que se ha formado en estos dos días de cocción, a partir de los ingredientes que hemos aportado,

qué interesante el concepto del fuego, creo que lo voy a utilizar aquí y allá, el fuego que todo lo calienta, el fuego que acoge, el fuego purificador, que en última instancia todo lo reduce, del polvo venimos y en polvo nos convertiremos,

y siento cómo este baile me lo llevo en el cuerpo, de la misma forma que siento en el cuerpo el sábado por la noche la necesidad de bailar, a los sones de Buenavista Social Club, en un bar del centro histórico de Huesca, acompañado por Bernardo,

sí, tengo que rescatar un poco el baile en mi vida,

y un abrazo muy especial, que tiene que ver con la integración del mundo masculino y el femenino, siento que se está abriendo una brecha en España en torno al tema de género, un tema que yo me aplico en no obviar,

allá donde puedo lo introduzco o lo mento, es que en el fondo soy confrontador, sí, me encuentro a gusto interpelando a la gente, no rehuyo el conflicto, siento que a veces lo introduzco, y que me parece fundamental soportarlo,

y siento que es importante sostener el espacio para que lo nuevo emerja, sí, de la misma forma que es necesario sostener el conflicto cuando éste ha surgido, no lo hemos llamado, pero por una tontería u otra está ahí, acogotándonos,

qué bueno que de vez en cuando no lo esquivamos, le ponemos palabras, sentimientos y gestos, porque el conflicto que no se trata crece, de forma inevitable, es lo mismo que pasa con los árboles y los niños pequeños,

a veces se tuercen, y ya de mayorcitos es difícil enderezarlos, qué le vamos a hacer.

   así lo vimos…

en la ronda de despedidas finales, nos regalamos los abrazos de rigor, los rigurosos, y los del corazón, esos abrazos elegidos, unos pocos, a personas que han sido especialmente significativas en estos días,

por un intercambio sutil, una complicidad en una dinámica, una ayudita que surge en forma de ajá, y de una nueva comprensión de lo cosa, mira que esto no lo habría descubierto sin ti, y todas esas tonterías que pasan cuando entramos en relación.

en una de las despedidas finales, cruzo unas palabras con Jose, de vuelta hacia Madrid, no me he fijado en su camiseta hasta que me pongo a su lado, y observo esta manada de ovejas, las negras mirando hacia su lado, las blancas hacia el suyo,

4 elementos irredentos dentro del bando enemigo, casi todas alineadas en el gesto, alguna que otra jugando, el lobo, como casi siempre, disfrazado y escondido, pero visible para el ojo que observa,

no sé por qué esta imagen me recuerda que yo quiero suscitar, ya estoy totalmente convencido, es absolutamente necesario, la conversación de género, una de las brechas más candentes hoy en España, cuando sea que el futuro emerja.

el futuro emerge es un movimiento en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los principios del liderazgo de la sociedad que viene, una sociedad que espero que sea más tolerante con el baile y los abrazos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Nota de color (blanco y negro)

a todo esto, en la teoría de Goethe, el color surge del baile entre la claridad y la oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito, con el aparato perceptor del ser humano por medio, en este juego en el que el 3 también está presente.

y el Euskalduna de pie le pide a Rozalén “beste bat”

esta vez no voy a poder saludarle a Biotz, que está en algún sitio de este espacio precioso, el palacio Euskalduna de Bilbao, seguramente el mejor palacio Euskalduna del mundo, no iba a ser menos, que para algo estamos en Bilbao,

ya que llegamos tarde, es mi manía de meter en la agenda una cosa más, y de ahí venimos, de apurar la jornada de tarde, en el primer proceso de facilitadores de 7 emociones, que corremos en el balcón de Bizkaia, en Munitibar, en casa Garro,

ya que vamos a salir antes de tiempo, corriendo en la última canción, eso espero, Girasoles, el espectáculo además de bonito, bueno y verdadero, ha sido sensible y generoso,

y Rozalen responde al atronador y generoso “beste bat” (otra más) que el público reunido hoy en Bilbao le brinda, un público que tiene fama de ser muy buen crítico, una parroquia culta, cuando hablamos de toros, de fútbol y de canciones,

a esta gente le gusta caminar, comer y beber, hacer deportes y cantar, y es un pueblo duro con la mediocridad, y largo, muy largo con el arte, y lo que acaba de presenciar es el espectáculo de una artistaza, y de un grupo que el acompaña, que suena fenomenal,

no es extraño que unos y otras no se quieran marchar, sólo nosotros hemos llegado tarde, y sólo nosotras nos vamos a marchar despavoridas, la siguiente nos espera, hoy celebramos que mi madre cumple 52 años de vida,

y vamos a llegar justo a las 11:15, hora en la que sale de su vientre, por no hacerlo más gráfico, su primer hijo, en una cena que va a ser un poco como nuestra propia vida, un poco de esto, un poco de aquello, y un mucho de lo de más allá.

   así lo vimos…

en el taller de 7 emociones comparto una de mis creencias más absurdas, los niños elegimos a nuestros papás y a nuestras madres, una creencia que además de absurda mucha gente piensa que es infundada,

pero que a mí me sirve para preguntarme, de vez en cuándo, ¿para qué he elegido yo así?, una pregunta de poder, tan distante de esa otra que la gente normal acostumbra a hacerse,

¿por qué me habrá ocurrido esto a mí?, mucho más cercana a la víctima,

y me acuerdo que tengo un ejercicio pendiente en 7 emociones, una encuesta de entrada que me permita hacer una auto-evaluación de mi nivel de responsabilidad al principio del proceso, y al final,

para poder sacar una foto del antes y el después, del principio y el final.

quién sabe por qué voy a evitar introducir hoy en la entrada una foto del concierto, y una canción de Rozalén, eso me lo voy a permitir dudar hasta el último momento, tal vez me ayuda youtube, esa biblioteca de los videos,

y me voy a un bote de cayena que compramos en la tienda del pueblo, un espacio en el que somos claramente forasteros, y que nos cobran a su precio, 70 céntimos, qué bonito,

un 7, como 7 emociones, y un cero, como los círculos en los que pretendemos re-crear las organizaciones sin centro, unas organizaciones en las que el respeto está presente, y en el que nos tratamos todas como iguales,

y pienso en lo honrado que es este pueblo, el pueblo vasco, un pueblo rudo, duro, muy poco diplomático, claro, aquí, tan cerca de las montañas, nunca hubo corte, y las verdades las encuentra la gente en sus campos, en sus animales, en sus relaciones,

y me siento orgulloso de ser parte de este pueblo tan hosco a veces, tan sincero, casi siempre, en proceso de evolución, necesaria, y de haber elegido a papá y a madre, mamá y padre, aita y ama, en este proceso de evolución,

y conecto con este ejercicio que acabo de proponer al grupo, pocas horas atrás,

gracias, aita / ama, por todas las cosas tan bonitas que tenéis, y que son un regalo a veces no visto en mi niñez y en mi juventud, es que el pez muchas veces no es consciente del agua,

gracias, ama / aita, por todas las cosas tan bonitas que os faltan, y que no me habéis podido dar, claro, cómo me las vais a dar si no las tenéis, ¿no?, porque forman parte de mi camino de desarrollo personal.

me paso buena parte del concierto de Rozalén mirando al techo, quién sabe por qué a veces miro a sitios tan raros, ¿a quién se le puede ocurrir mirar al techo cuando es tan interesante el juego de luces, los bailes y las coreografías del escenario?,

y observo bailes de sombras preciosos, hay muchas, de diferentes colores, luces y sombras en el techo y en el escenario, al fin y al cabo eso es el color, el baile de la oscuridad y la claridad con la ayuda del órgano sensorio humano,

bailes del rojo al violeta,

quién sabe por qué hoy me subyugan estas curiosas sombras rojas, ¿será que le he visto a alguien, espejito, espejito mágico, quién es más bella que yo en este reino, incrustado en la energía del miedo y del no soy, y en la energía del no es posible?

es domingo por la mañana, y me pregunto qué me va a regalar el día de hoy, y qué le voy a regalar yo, mientras repaso los temas pendientes de este proceso en el que tenemos muchas cosas que cerrar, quizás demasiadas,

tal vez para hacer un taller de facilitación, con pausa, con cariño, necesitamos 5 días en vez de una semana, lo empiezo a percibir así, no hay tiempo para todo, y hay cosas que se van a caer, sí o sí,

porque no nos caben el coaching circle, la abundancia, los procesos de acreditación de facilitadores (ejem), el nexo de las 7 emociones con el mundo corporativo (teoría U y reinventar las organizaciones),

el turismo local (urdaibai margen derecho, Santimamiñe, Oma, Laga, e izquierdo, Mundaca, lleno de caca, Bermeo, Gaztelugatze, reconvertido en Rocadragón con la presencia de Jon nieve y la madre de ragones, la reina del miedo),

la comida, la re-capitulación de la jornada de ayer, la re-capitulación de cierre, … según lo enuncio me empiezo a marear, seguramente voy a hacer lo que aprendí hace años, en mi tiempo de auditor de AENOR,

darle sin parar, intentando meter una cosa más, y suene el gong, momento en el que el boli se cae, y sólo queda tiempo para un abrazo y la despedida, seguro que nos volvemos a ver pronto, caminante,

porque no hay camino, se hace camino al andar, tararí, tarará.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que no de inteligencia, creative commons, inspirado por la teoría U del color y la teoría Scharmer de Goethe, ¿o era al revés?, que compartimos desde este enlace.