todos los años llega el otoño

otono“Cada año, el 22 de septiembre, el sol entra en la constelación de Libra, abriendo así un nuevo período. Es el otoño, la época de los frutos maduros que se recogen, y las semillas son clasificadas para ser comidas o bien para ser sembradas más adelante, con el fin de que el ciclo recomience. Pero este trabajo de separación, de selección que se hace en la naturaleza, no concierne sólo a la vegetación: concierne también al ser humano. Porque el otoño es el momento de esta separación de la que habla Hermes Trimegisto en la Tabla de Esmeralda: «Separarás lo sutil de lo denso con gran arte», es decir con mucho cuidado. Separar lo sutil de lo denso significa separar lo espiritual de lo material. Es por ello que el Iniciado, que participa con su espíritu en este trabajo de toda la naturaleza, sabe que ha llegado el momento de dejar morir la materia oscura que aún queda en él, con el fin de liberar la verdadera vida.

Y del mismo modo que el fruto se separa del árbol, que el núcleo o la semilla se separa del fruto, el alma se separará un día del cuerpo. El cuerpo es el envoltorio del alma, y el alma es la semilla que será sembrada en lo alto, en el cielo. El día en que el fruto del hombre esté maduro, ya no caerá de nuevo a la tierra como la semilla de una planta, sino que volará hacia el cielo.”

otonomon   así lo vimos…

Omraam Mikhäel Aïvanhov (1900-86),  “Pensamientos cotidianos”, Editorial Prosveta.

Imagen:  vista Urueña, Valladolid,, 25 de julio de 2016 (cortesía de Rufina Ruiz)

algunos años en el verano nos vamos hacia fuera, y nos empezamos a volver para adentro en otoño, movimiento que se hace más manifiesto en navidades, y durante la estación del invierno,

y yo me pregunto,

¿qué movimiento le sigue a un verano hacia dentro?

la ley del karma (ahora, voy a crear algo nuevo)

“En vez de fijaros en vuestros defectos, que son el resultado de malos hábitos adquiridos en otra encarnación, es mejor que os preocupéis de lo que podéis construir para el futuro, y deciros: «Ahora, voy a crear algo nuevo», y cada día, con una fe inquebrantable, con una convicción absoluta, trabajad en este sentido, es decir, tomad todos los elementos que Dios os ha dado: la imaginación, el pensamiento, el sentimiento y concentraos para proyectar en vosotros mismos las más bellas imágenes, viéndoos en la música, en la luz, en el sol, en la perfección de las formas, con cualidades, dones, virtudes: la bondad, la generosidad, la posibilidad de sostener a los demás, de ayudarles, de iluminarles. Puesto que todo se graba, esforzaos por grabar lo mejor que existe, y un día, esta construcción luminosa, perfecta, recubrirá todas las deficiencias e imperfecciones del pasado.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86)

Imagen: río Parga en los aledaños de la ermita de San Alberto entre Bahamonde y Guitiriz (Lugo), 18 de marzo de 2016 (cortesía de Koldo Aldai)

aguaenmovimiento

recibo esta meditación desde fundación Ananta, gracias, Joaquín, y pienso en retomar un hilo pendiente en esta semana después de semana santa, en el que la distincion entre resurrección y re-encarnación quiere filtrarse aquí y allá, sin conseguirlo,

bien puede ser éste un momento para introducir el karma, ese concepto según el cual nuestra vida actual viene condicionada por nuestras vidas pasadas, y una mirada complementaria,

según la cual nuestras próximas vidas están influidas por nuestra vida actual,

no está mal este segundo enfoque para construir hoy el mejor futuro por venir, por medio de pensamientos, palabras y obras impeclables, aplicándonos desde nuestra mejor intención, tal como leemos en el texto,

ahora, voy a crear algo nuevo.

aguaenmovimientomon   así lo vimos…

una nueva cosmología del corazón, en 10 líneas

troncorazon

recibo el post semanal de Leonardo Boff, una de esas personas a las que leo con cariño y atención, esta semana nos va a compartir en 10 líneas una nueva forma de ver un mundo nuevo, diferente, un mundo con corazón.

Actualmente se constata una fecunda discusión filosófica sobre la necesidad de rescatar la razón cordial, como limitación a la excesiva racionalización de la sociedad y como enriquecimiento de la razón instrumental-analítica, que dejada a su libre curso, puede perjudicar la correcta relación con la naturaleza, que es de pertenencia y de respeto a sus ciclos y ritmos. Enumeremos algunos derechos de la dimensión del corazón.

troncorazonProtege el corazón que es el centro biológico del cuerpo humano. Con sus pulsaciones riega con sangre todo el organismo haciendo que viva. No lo sobrecargues con demasiados alimentos grasos y bebidas alcohólicas.

troncorazonCuida el corazón. Es nuestro centro psíquico. De él salen, como advirtió Jesús, todas las cosas buenas y malas. Compórtate de tal manera que tu corazón no necesite sobresaltarse ante riesgos y peligros. Mantenlo apaciguado con una vida serena y saludable.

troncorazonVela tu corazón. El representa nuestra dimensión profunda. En él se manifiesta la conciencia que siempre nos acompaña, nos aconseja, nos advierte y también nos castiga. En el corazón brilla la chispa sagrada que produce en nosotros entusiasmo. Ese entusiasmo filológicamente significa tener un “Dios interior” que nos calienta e ilumina. El sentimiento profundo del corazón nos convence de que el absurdo nunca va a prevalecer sobre el sentido.

troncorazonCultiva la sensibilidad, propia del corazón. No permitas que sea dominada por la razón funcional. Armonízala con ella. Por la sensibilidad sentimos el corazón del otro. A través de ella intuimos que también las montañas, los bosques y las selvas, los animales, el cielo estrellado y el mismo Dios tienen un corazón pulsante. Finalmente nos damos cuenta de que hay un solo inmenso corazón que late en todo el universo.

troncorazonAma tu corazón. Es la sede del amor. El amor que produce la alegría del encuentro entre las personas que se quieren y que permite la fusión de cuerpos y mentes en una sola y misteriosa realidad. El amor que produce los milagros de la vida por la unión amorosa de los sexos y la entrega desinteresada, el cuidado de los más desvalidos, las relaciones sociales inclusivas, las artes, la música y el éxtasis místico que hace a la persona amada fundirse en el Amado.

troncorazonTen un corazón compasivo que sabe salir de sí y ponerse en el lugar del otro para sufrir con él, cargar juntos con la cruz de la vida y también juntos celebrar la alegría.

troncorazonAbre el corazón a la caricia esencial. Es suave como una pluma que viene del infinito y, con el toque, nos hace percibir que somos hermanos y hermanas y que pertenecemos a la misma familia humana que habita en la misma Casa Común.

troncorazonDispón el corazón para el cuidado, que hace al otro importante para ti. Él sana las heridas pasadas e impide las futuras. Quien ama, cuida y quien cuida, ama.

troncorazonAmolda el corazón a la ternura. Si quieres perpetuar el amor rodéalo de ternura y de gentileza.

troncorazonPurifica día a día el corazón para que las sombras, el resentimiento y el espíritu de venganza, que también anidan en el corazón, nunca se sobrepongan al bien querer, a la finura y al amor. Entonces, tu corazón latirá al ritmo del universo y encontrará reposo en el corazón del Misterio, la Fuente originaria de donde procede todo, que nosotros llamamos sencillamente Dios.

10corazones   así lo vimos…

puedes ver la entrada completa a continuación

Página de Boff en Koinonía

Página de Leonardo Boff

y me pregunto cómo sería este mundo si en un momento de la historia el ser humano no opta por el dualismo y la separación de materia y energía, o materia y conciencia, ese camino que nos permite des-conectar mi pensar de mi sentir,

separar mi actividad diaria y mi hacer de mi ser,

priorizando la ciencia (convertida en herramienta mecánica al servicio del progreso, funcional, productiva, eficaz y eficiente) frente a la conciencia, relegada en el desván de los recuerdos, una conciencia inscrita en el cuerpo humano,

que no en el de los animales ni en las plantas, (y seguimos haciendo distinciones que nos ayudan en nuestro actuar productivo eficaz, eficiente), ni en la naturaleza, que entendemos desde este dualismo mecanicista como una cosa a nuestro servicio,

animales, plantas y minerales, el cosmos todo a nuestro servicio,

afortunadamente, se despiertan conciencias que nos explican que esto no va de eso ni funciona así, y, poco a poco, volvemos a conectar con nuevos paradigmas que nos permiten explorar caminos viejos con nuevos ojos,

otra vez.

open

en la teoría U, la conexión con la emoción ocupa un lugar central (open mind, mente abierta, open heart, corazón abierta, open will, voluntad abierta), y tiene una puerta de paso, la puerta del cinismo (Voice of Cinicism),

esa puerta en la que nos separamos emocionalmente del otro (entendido como persona, animal, vegetal o mineral, situación o cosa), y des-hacemos ese contacto cordial, esa vibración esencial que nos permite conectar con un hilo invisible,

y vibrar en la misma frecuencia.

utheopeqLeo los 10 bloques del post de hoy como un regalo con 10 pautas para re-cordar cuando decida desarrollar ese ejercicio maravilloso de volver a conectar, también desde la energía limpia del corazón

 

mamá, ¿de dónde salen los huevos?

setoy después de pasar unos cuantos días de ciudanitas, este finde aceptamos una invitación de Fernando y de Eva, esa pareja de amigos que nos introducen de nuevo en el juego, al que le gusta de verdad jugar al Dog es a Fernando, no soy yo, para pasar pasar el sábado por esa casa “se vende” de Fernando,

en esa urbanización que no es pueblo, a 98 kilómetros de madrid, en la nacional 6, 1 País Vasco, 2 Zaragoza (que Barcelona ya queda muy lejos en esta realidad preseparatista en la que se ha convertido España), 3 Alicante (mejor que valencia), 4 Córdoba y Andalucía, 5 Extrema y dura, 6 Galicia,

qué divertido, como las 6 emociones que vamos a dibujar dentro de poco sobre un tablero de juego, pero eso es adeltantarme 1 post,

una casa “se vende” que tiene recuerdos de una vida anterior, y un seto que ha sido des-atentido por su dueño, y que ya toca podar,

un seto que nos recuerda cuán pródiga es la naturaleza, y lo poco que hace falta para lo que tenga que dar se dé, porque este seto no lo riega nadie, no lo cuida nadie, y, sin embargo, no para de crecer, porque las cosas se dan cuando las condiciones adecuadas (luz y sombra, humedad, calor) se dan,

y el sábado nos acoge con sol y una temperatura impropia de diciembre, en una semana casi es invierno, y para celebrarlo desayunamos en la terraza exterior, cafecitos, tostadas con aceite, mermelada casera y embutidos, qué barata es muchas veces la buena vida,

y nos ponemos antes que nos derrumbe la pereza con esa mata de la que salen sacos y sacos de verde, un coche completo, no, van a ser, después de mucho apretar, dos, hay verde como para llenar 3, en un trabajo en el que cuatro braceros tardan menos del doble que dos,

porque el efecto de la compañía y de las risas hace estragos en el trabajo, simplemente se come el cansancio,

y nos empezamos a imaginar una forma de ganarnos la vida, es broma, la vida ya la tenemos ganada, sólo hace falta disfrutar de ella un poco más, una granja escuela en la que los niños vuelven a ver una gallina picando el suelo (esto es una gallina pica-suelos), poniendo huevos (en respuesta a esa pregunta de las niñas ciudanitas, ¿de dónde vienen los huevos, mamá?), cerdos rebozándose en el barro, y en los que como ejercicio de máximo riesgo (cuando sean mayores harán puenting y saltarán desde aviones) pueden podar.

y nos reímos pensando en lo tontos que somos, que nos hemos alejado tanto de la naturaleza, que nos da tantas cosas, y nos permite conectar con la realidad, con nuestro sudor, con nuestro cansancio sin pensar, con la naturaleza estrellada,

son las 13:00 y el ejercicio de la poda ya ha terminado,

y nos ponemos, antes de dar un paseo por ese pueblo que no es pueblo, urbanizaciones no más, a tomar una cervecita mientras jugamos a ese juego en el que Fernando va a arrasar también este fin de semana, “¿chicos contra chicas?”, “venga”, 2-0, ganan los chicos, para empezar.

setomon   así lo vimos…

3 colores en la foto, violeta / morado, azul y verde

en la foto Silvia explica en su gesto, suelta suelta, la esencia del morado, la conexión, todo parece indicar que está preprada para la poda, atrás, Trufo, ese perro que es tan listo como Fernando parece pensar “chavalita, te vas a enterar”.

en esta vida tenemos la opción de hacer una con los amigos, acompañarles en la vendimia con sus tíos, podar el seto y arreglar la valla (lijar y pintar) el finde, que nos acerca a nuestros valores, un ejercicio tonto, el azul, o nuestros valores (ese cielo que levita sobre nosotros) que baja al verde de nuestros comportamientos (tierra) una y otra vez.

Eva y Fernando son compañeros de viaje de la asociación “historias que TRANSforman”, seguro que les vamos conociendo mejor poco a poco, como dicen en las series de la tele, Continuará…

las organizaciones, ¿son seres vivos o son cajas?

cajasenelhubcomo cada jueves de estos meses de Setiembre y Octubre, me acerco al impact Hub Madrid a aprehender y trabajar con un grupo de “change makers”, personas raritas con las que me siento como en casa,

y desarrollamos un camino juntos, que tiene algo de montaña rUsa lenta, porque bajamos lento por la U, de la misma forma que subimos lento por la U, ya nos falta menos para desarrollar nuestro prototipo, y cerrar esta segunda edición del Ulab (laboratorio U),

y el ejercicio de hoy viene a ser una reflexión, el grupo se ha partido en dos de los puntos de actuación sobre una organización social, esos puntos que tenemos que revisar, y en algún caso tocar, para que todo cambien en la organización,

te adjunto nuestro mini-listado inicial:

  • liderazgo,
  • comunicación,
  • piel con exterior
  • propósito
  • poder y propiedad,
  • apegos y miedos,
  • valores,
  • estructura
  • y el cuidado a las personas, o buen trato personal, en el proceso.

la reflexión ha empezado muy bien, con un dibujo de una organización como una célula, con lo que tiene de representación de Ser vivo, que interaciona con su entorno próximo, pero en un mundo del camino, he escuchado algo que me ha encendido el piloto rojo,

después de un dibujo que ha sacado a la organización del ser vivo, la célula, y ha creado cuatro cajas interrelacionadas para modelar la realidad, personas, tecnología, … da lo mismo cuáles sean los 4 elementos,

ha surgido una intervención en la que he sentido como si tratásemos a la orgnización como una cosa, como una caja, y se ha desvanecido en mí la imagen del ser vivo, ¿en qué quedamos, creemos que es un ser vivo o creemos que es una cosa?,

y ha surgido un debate, ¿tiene espíritu la organización?, ¿tiene alma la organización?

y ahí, antes de que sigas leyendo, te animo a que te hagas la pregunta, ¿tú qué crees?

¿tiene espíritu la organización?, ¿tiene alma la organización?

¿tiene espíritu la organización en la que trabajas?, ¿tiene alma la organizaciónen la que trabajas?,

si has respondido que no, te queremos regalar un mongolito de oro, o un monolito de oro, ese premio que regalamos a las personas herradas con hache, con herradura de caballo, y sería bueno que leas estas palabras con sentido del humor.

una organización en la que trabajan, por decir algo, 300 personas, “contiene” y direcciona en el mundo el alma de ese grupo, y el espíritu de ese grupo, y de más personas que pueden no ser totalmete visibles,

los fundadores, las personas promotoras, se conviertan o no en accionistas, los proveedores, los clientes, la lista es amplia, la puedes pensar y escribir.

si te sientes incómoda con las palabras alma y espíritu, tal vez las puedes traducir al lenguaje corpo al uso, cuerpo de relaciones e identidad, que hacen referencia a las emociones de las personas que las conforman y misión, visión y valores.

me acuerdo de una charla con Daniel Beteta, ya hace 4 años, ¿o son 5?, en la que con un folio hace un cuadrado, y lo dobla con dos diagonales, creando cuatro triángulos, y me dice lo bien que están en 2 de ellos, el cuerpo mental y el físico,

que incluye todos los procesos de planeación y procesos convencionales,

y 2 triángulos en los que no tienen ni idea de cómo hacer, el cuerpo emocional (emoción y relaciones) y el cuerpo espiritual (identidad corporativa).

sclpc2ayer veo cómo se reproduce esa idea en la conversación, y planteo esta idea de que una organización es un ente espiritual de rango superior que las personas que la conforman, y dan vida, de la misma forma que el aparato digestivo tiene rando superior al estómago,

o el hombre tiene rango superior al aparato digestivo, es un simple reconocimiento de lo que es,

y, por supuesto, si queremos “pulsar” los puntos de acupuntura de la organización, algo tenemos que trabajar en identidad corporativa, y en el cuerpo emocional de la organización, las relaciones entre las personas,

ya estemos hablando de personas excluidas, minorías, no vistas, no representadas,

porque una organización no deja de ser un sistema social, que puede estar sano, o puede ser tremendamente dis-funcional.

cajasenelhubmon   así lo vimos…

en mi recorrido por este mundo tan bonito en el que hemos elegido vivir, tengo la sensación de que muchas de las aproximaciones al cambio organizativo no funcionan porque tratamos a las organizaciones, y a las personas, como cajas,

viene un consultor externo y nos alicata los valores, y voy a intentar explicar qué es eso de alicatar los valores,

alicatar es un proceso totalmente físico, mundo físico de lo más basto,

mientras que la identidad corporativa es totalmente etérea,

pero se puede plasmar en palabras, misión, visión, valores, políticas, la política de calidad si estamos hablando de calidad, la de medio ambiente si ése es el ámbito, la de prevención de riesgos, la de gastos, la de regalos, …

alicatar los valores es definir a machete, o con rasqueta, tanto da, una política o un cuerpo de valores, es copiar la definición de valores que nos propone el consultor externo con un retoque menor, el del nombre de la compañía,

de la misma forma que podemos bajar de internet, y modificar, un contrato de compra – venta, o un modelo de estatutos de la sociedad o de la fundación,

¿tienes una definición de valores?,

sí, puedes leer nuestros valores en el documento,

a lo que podríamos acompañar con un reconocimiento, “os han quedado muy bonitos, cómo me gusta el marco, y habéis utilizado una komika display en negrita, mi letra favorita, y qué bontito color del paspartú, tenéis unos valores preciosos”,

¿se entiende lo que es alicatar los valores?, ¿me explico en este burdo ejemplo de lo que es tener unos valores de cara a la galería, pero que no están integrados en la génesis ni en el cotidiano vivir de la organización y de las personas que le dan vida?

pues eso, el que quiera trabajar en el desarrollo de organizaciones con espíritu y corazón (identidad y cuerpo relacional), bienvenido al viaje de la vida, y vamos a seguir con el modelo de las células en vez de el de las cajas.

termino estas líneas y observo la foto del lugar dentro del Hub en el que se ha reunido nuestro grupo, si en vez de adornado como está hubiese habido fotos de bosques, agua y mitocondrias, aunque no sé muy bien qué eso eso, el ejercicio nos habría salido mejor…

soberanos o súbditos (haciendo la U)

hendaia recibo en el correo una meditación desde la fundación Ananta, en la que leo las palabras introductorias, gracias, Joaquín, y el pensamiento de Omraam Mikhäel Aïvanhov, que se entrelazan con nuestro trabajo actual,

Hoy se nos habla de la pureza en su sentido más importante, que es el de las intenciones y los objetivos.

Antes de dada acción podemos pensar si nuestra motivación es pura o si atiende a intereses impuros.

Puede que nuestra motivación atienda a los intereses de nuestro ego, que sutilmente nos convence de su idoneidad.

Cuando operamos desde el “rey ego”, con frecuencia nuestros motivos están distorsionados, llenos de claroscuros.

Pero el ser humano que opera desde el alma manifiesta motivos puros.

Hay una gran belleza en los objetivos desinteresados, porque acercan al hombre a su naturaleza divina.

En un momento dado, en una encarnación concreta, nuestra naturaleza superior empieza a imperar sobre la inferior.

El alma empieza a dirigir, y empezamos a recuperar nuestra soberanía.

Ser soberanos o súbditos, esa es una elección.

“Hablad de la pureza y no habrá nadie que quiera escucharos. Unos la considerarán como una virtud pasada de moda por la que no deben preocuparse, porque la identifican con la castidad, y en nuestros días, la castidad… Para otros, es un estado maravilloso por el que sienten nostalgia porque la asocian con la infancia, con esta inocencia que perdieron y que nunca volverán a encontrar. En realidad, la pureza es un concepto que pertenece a un ámbito mucho más amplio. Es puro todo lo que está inspirado por nuestra naturaleza superior; es impuro todo lo que está inspirado por nuestra naturaleza inferior. La naturaleza inferior, alimentada por nuestros deseos groseros, egocéntricos, nos impulsa a tomar decisiones y orientaciones mezquinas y parciales. La impureza está ahí, no vayáis a buscarla a otro lugar.

La pureza y la impureza son pues ante todo una cuestión de intenciones, de objetivos. En efecto, son las intenciones y los objetivos los que vuelven puros o impuros nuestros actos. Cuando tenéis un objetivo desinteresado, cuando queréis trabajar para el bien de todos, vuestra actividad es pura. Así pues, si buscáis sinceramente la pureza, con todo vuestro corazón, con toda vuestra alma, esforzaos en limitar las manifestaciones de vuestra naturaleza inferior.”

porque en este mundo todos podemos trabajar desde nuestra naturaleza inferior, la que conforma el mundo del TENER, y desde la superior, que conforma el del Ser, tan parecidos pero tan diferentes,

tanto en nuestra casa como en el trabajo, y pienso en ese paso sutil en el que más y más personas hacen un tránsito en la U, pasando por ese punto de inflexión en el que dejamos de bajar y empezamos a subir,

ese punto en el que nuestro deseo más sutil se desvela, y nos ponemos al servicio de una causa mayor que no es yo, sino nosotros.

hendaiamon   así lo vimos…

origen del post, Omraam Mikhäel Aïvanhov,  Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Playa de Hendaya, Francia, 17 julio 2015

y hago la traducción de este mensaje al mundo organizativo

desde el M.I.T. nos animan a desarrollar personas, grupos y organizaciones que sean conscientes de los retos globales de nuestra sociedad hoy, retos y rutas que requieren una nueva consciencia,

en una aldea extendida, inter-conectada, en la que la calidad de los resultados depende de la calidad de la conciencia desde la que operan las personas implicadas en un sistema, y en la que nunca es tarde para hacer la U

más info:

presencing institute

Theory U

who is my self?

quién soy yo?

qué bonita pregunta

what is my work?

cuál es mi trabajo

otra de 10

la calidad de los resultados de un sistema depende del nivel de conciencia desde el que operan las personas que lo integran,

¡¡¡toma mandarina!!!

introduciéndonos en el cuerpo calloso (la flecha y el fuego)

essentialinstitute navegando por mi buzón de entradas y por internet, llego a un video de Cris Bolívar, miento, dos videos, relacionados con el coaching esencial en organizaciones, la tarde es tan calurosa que me voy a dar un descanso con Chris.

y escucho con atención un video de 20 minutos, que se convierten en dos, 20 + 40, me paso un buen rato escuchando, tomando notas, volviendo a escuchar, y decido que un día de éstos, no creas que tengo tiempos muy largos entre pensar y hacer, voy a hacer un comentario de Chris.

en eso estoy de mañanita, y pienso en la lista tan grande de comentarios que se me ocurren, relacionados con los videos, y en eso estoy cuando mi atención fluye del video a otro sitio, que está apuntado, pero no está desarrollado.

si miras con detenimiento el comienzo del video, Cris habla del camino descendente, de la teoría a la práctica, y del camino ascendente, de la práctica a la teoría, del ying y el yan, del principio masculino y del femenino, atención e intuición, ondas alga y gamma,

y habla, muy corto, de la sabiduría, ese tercer entendimiento en el que lo masculino y lo femenino se unen, para obtener una comprensión de un orden superior de nuestro mundo, de todo lo que nos rodea.

si miras con detenimiento el video, ahí puedes leer “cuerpo calloso”, un cuerpo que viene a ser la separación entre nuestros dos hemisferios cerebrales, izquierdo y derecho, nuestras dos polaridades.

mi mente viaja a dos objetos, una flecha y un conjunto de ramas, que se convierten en un fuego, que vienen a representar el principio masculino, metálico y arrojadizo, que penetra, y femenino, que permite y facilita la vida en comunidad y en relación.

y pienso, quién sabe por qué, que nuestras anatomías también reflejan los mismo principios, tan lineales ellos y tan redonditas ellas, o la diferencia entre el pene y la vagina, el útero, la matriz.

pienso en nuestras diferencias, que tanto y tanto nos dan para pensar y hablar, discutir y hacer diferente, y pienso también en un mundo en transición en el que desde el reconocimiento del otro, nosotros, los hombres, somos un poco más matriz, y las mujeres son un poco más confiadas de su propia capacidad de subsistir en un mundo en el que ya no hace falta matar dinosaurios grandotototes,

y desarrollamos capacidades complementarias a las que nuestro género nos regala, los hombres la intuición y lo suave, y lo derecho, y las mujeres la atención focalizada, y lo directo, y lo izquierdo,

para juntos explorar ese sitio del medio, nuestro cuerpo calloso, y juntas crear una nueva sociedad.

tal como comenta Cris, nos hace falta un desarrollo personal, hombres y mujeres nuevos, para crear nuevos grupos, tanto en el trabajo, como en nuestras casas, como en ese territorio de todos que es lo social.

 

essentialmon   así lo vimos…

si quieres accesder a ese segundo video de Cris

https://vimeo.com/109136744

como soy muy bestia, y alguna que otra vez llevo cachibaches a las presentaciones, pienso en llevar una flecha y una madera, a modo de acertijo, a una presentación, a ver quién pilla cuál es el principio masculino y el femenino.

en casa no tengo flechas, pero sí tengo un arpón ballenero, y tal vez llevo un tronco gordotote, en vez de varios troncos menores, a modo de leña, quién sabe si no me voy a pasar, ni si me van a dejar entrar los compañeros de seguridad.

y no me aguanto de seleccionar un trocito chiquitito del video de Chris, Essential Institute, allá por el minuto 8:00,

cuando integro estas dos vías, hago un salto cualitativo, desde ahí la mirada es otra, puedo integrar ambos aspectos, jugar con ellos según convenga,

a esto se le llama sabiduría,

lo interesante es ir a ese espacio

¿cómo vamos a integrar estas dos dimensiones?

si soy muy pragmático, tendré que incluir la intuición,

si soy muy intuitivo, tendré que incluir la bajada,

estamos hablando de tener acceso a todo nuestro potencial,

para desarrollar la propia sabiduría, que es la que necesito para influir en el clima y que pasen cosas, las que puedan, porque el otro estará donde esté, y yo no puedo hacer nada con eso, más que influir desde mi estilo, desde mi propia sabiduría, para que pasen cosas, ¿cuáles?, las que puedan pasar …

desde ahí la mirada es otra, qué bonito, tenemos que seguir trabajando en nuestras miradas compartidas.

 

todos podemos apoyar el desarrollo de la espiritualidad

maspostitsen el inicio de la actividad de nuestra organización, en algun caso, en algún caso me he sentido un poco débil a la hora de pronunciar el nombre completo, organizaciones con espíritu y corazón.

¿el motivo?

seguramente que yo mismo era consciente hasta qué punto el nombre es contra-cultural en la sociedad de hoy, y puede producir rechazo, organizaciones con espíritu, organizaciones con corazón.

con el paso del tiempo siento ese nombre cada vez más natural, ya que espíritu hace referencia, en una sola palabra a “cultura corporativa, “identidad corporativa” y a “valores corporativos”

y corazón es una palabra que junta emociones y relaciones inter-personales, y las posiciona de una forma sutil en su polo positivo, con corazón, con cariño, con buen trato, en vez de des-almadas, que es otra cosa, o sin corazón.

entre medias, un taller de Indagación Apreciativa nos ha ayudado a cambiar el concepto mecanicista de la organización en el que hemos sido educados la mayoría (la empresa como máquina, como mecanismo), especialmente los ingenieros, dotándole de una profundidad y un fondo diferente, la organización es como un libro, con unas páginas escritas, y otras por escribir, con tu ayuda, con la mía.

en este marco me llega un correo de Luis Espiga, mentor y cariño, que nos participa de un proyecto que mueven con la ayuda de la ciudadanía, llámale financiación de la masa, qué feo suena “masa”, “crowdfunding” en inglés, que somos personas, oiga.

copio literalmente su correo.

Hola,

te escribo estas líneas para que me ayudes a hacer posible un proyecto en el que participo y que considero pionero y del todo necesario. Se trata de las “Conversaciones que inspiran”, un programa de TV online que tendrá 4 capítulos y en los que se hablará abiertamente, y durante dos horas, de espiritualidad. Lo realizaremos 4 jueves de verano y lo haremos desde Barcelona.

El próximo 14 de junio será el último día de la campaña de recogida de fondos que nos permita materializar el proyecto. A falta de muy pocos días para la fecha, todavía nos faltan reunir 2000€. Por eso te pido que analices la posibilidad de ayudarnos a hacer realidad, con una aportación, una idea:

1) Muy original. Que es totalmente inédita. Y será única.
2) Que hablará de espiritualidad abiertamente y de forma directa a una audiencia potencial de todo el mundo castellanoparlante con conexión a Internet.
3) Que es una oportunidad única para hacer algo realmente poderoso: asentar un precedente. El de introducir temas de espiritualidad y crecimiento personal a la agenda abierta del mundo.
4) Que servirá para aportar un punto de luz a nuestra sociedad en un momento de la historia en que es del todo necesaria.
5) Que hablará de Nueva Conciencia y la fomentará intencionadamente.
6) Que es sin ánimo de lucro. Ninguna de las personas que formamos parte de la idea nos lucraremos.
7) Que sólo tiene sentido si se hace desde el apoyo económico ciudadano. Pues tiene que ser la ciudadanía la que impulse este movimiento. Y no esperar a que lo hagan otros sectores de la sociedad que podrían tener intereses.
8) Que cada aportación económica que se realice tiene su recompensa.

Es por este motivo que te pido: mira el proyecto. Valóralo. Y si crees que es importante, implícate. Haznos una aportación y difunde a todos tus contactos la idea por medio de dos enlaces:

– La web del acontecimiento: http://conversacionesqueinspiran.com/

– La web de la campaña de recogida de fondos, en verkami, plataforma de crowdfunding

Gracias por el apoyo!

LUIS ESPIGA

Luis, en ese taller en el que empiezo a entrever la potencia del nombre de nuestra organización, en esa metáfora nueva de la organización como libro compartido, también subrayan las conversaciones que se generan en el seno de la comunidad.

Ojalá pronto podamos traer una de esas conversaciones a Madrid, y compartir con directivos y empresarios de este entorno, qué le vamos a hacer si yo soy madrileño de adopción, esas conversaciones, con base espiritual (identidad y valores) tan necesarias.

crowdfunding   así lo vimos…

aprovecho una imagen que surge en la entrada de ayer, una imagen de un camino, que entrelaza el cielo (aspiraciones, identidad, valores) con la tierra (los comportamientos por medio de los cuales nos expresamos),

una imagen que liga el azul con el verde, que, qué curioso, se forma con miles de etiquetas (pegatinas, posts) que forman un maravilloso pixelado, como el que se produce en el crowdfunding, ¡¡¡oiga, que somos personas, no masa!!!

cierro este post, estas líneas, con el sentimiento de alegría que me da este acercamiento, en el que empezamos a llamar, por fin, ya era hora, a las cosas por su nombre, al culo culo, y a la espiritualidad espiritualidad,

y en el que uno más uno son tres, y dentro de poco multitud.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos programas de comunicación interna participativos, con el concurso de las personas, para bajar los valores corporativos, azules como el cielo, aspiracional, al verde, y a tierra, comportamientos en nuestro cotidiano vivir, viviendo, en nuestra casa, y en nuestro trabajo, desde la emoción (la inteligencia emocional) y lo positivo (la indagación apreciativa).

y acompañamos en el desarrollo, desde la comunicación y las relaciones interpersonales, micro-climas que fomentan el bien sentir, el bien decir, el bien pensar, en nuestras vidas, bien estar, por resumirlo, que se transforma en conexión, que facilita la actividad de crear, creatividad e innovación, en nuestras casas, en la sociedad, y también en el trabajo.

lo que nos une

open cualquier ámbito de nuestra vida, el trabajo no es una excepción, podemos trabajar en lo que nos une, o en lo que nos separa.

nosotros promovemos trabajar, siempre, siempre, siempre, con base en lo que nos une y en lo que nos da energía.

en el ámbito de los valores, este ejercicio necesita una explicación, que vamos a intentar hacer muy sencilla por medio de 3 dibujos.

en el primer dibujo vemos una organización como se ve, redondita y azul, y a una persona como se ve, verde y con forma de monigote.

or

el área de confluencia es muy pequeña, y las formas de uno y otro son diferentes, muy diferentes.

en el segundo dibujo vemos una organización como se ve, redondita y azul, y a una personas como dice ser, para gustar a la organización en la que trabaja, que le proporciona el sustento, el desarrollo, buena parte de su reconocimiento (seguridades de todo tipo, higiénicas, de seguridad y pertenencia.

la persona, en este segundo caso, también es, qué curioso, redondita y azul.

os

un poco más pequeñita, no necesariamente mucho, el área de confluencia entre la organización y yo, la persona, es muy grande.

en el tercer dibujo, vemos la organización como se ve, y la persona como se ve.

en este tercer dibujo no hay un ejercicio de adaptación de ningún tipo, por lo que la organización y la persona son como son.

hay áreas de la organización que la persona no cubre, y hay áreas de la persona que la organización no cubre, parece natural, ¿no?

opdesde ese área de confluencia, en el que yo soy yo, y también soy tú, podemos trabajar los dos desde la máxima comodidad, y lo que es mejor,  desde ese área de confluencia, represento perfectamente lo que tú quieres seguir siendo.

de esta forma, 1-2-3, si hacemos un ejercicio relacionado con los valores, al trabajar desde mis valores personales, cuando los he identificado, soy capaz de ser un embajador o una emisaria perfecta de los valores organizativos.

oppom así lo vimos…

dentro del programa de las 3 copas, pasado – presente – futuro, creencias – pasiones – valores, explicamos algo, un poco, que tampoco sabemos tanto, de análisis transaccional, la teoría del P-A-n (PADRE ADULTO niño) y de nuestros comportamientos relacionales,

que incluyen relaciones desde el Padre crítico, la Madre protectora, el Adulto, y el niño, ya sea el niño natural o el adaptado (niño rebelde o niña sumisa), puedes cambiarle el género donde quieras

en el primer dibujo tenemos un ejemplo de niña rebelde

or

en el segundo un ejemplo de niño sumiso,

os

en el tercer dibujo tenemos un ejemplo de relación adulta, en la que yo, organización, me reconozco, en la que yo, persona, también me reconozco, y en el que juntas nos reconocemos, y actuamos en consecuencia, para nuestro bien común.

op

el negocio de la seguridad (en el mundo de la des-igualdad)

arboles viernes de mañanita, me he acercado a la comisaría de la policía nacional en el distrito de Chamberí, para denunciar el uso fraudulento de mi tarjeta de crédito durante mis vacaciones de semana santa en México, aprovechando que tengo una entrevista a las 11 en la AEC, en Claudio Coello, la mañana es fresca, y agradezco haber sacado a pasear mi jersey granate, voy deambulando (noraezean, quién sabe hacia dónde).

cruzo la castellana y observo ese cubo que está suspendido a la altura de Castellana 50 sobre la calle, y sobre las escaleras, ¿quién dice que en Madrid no hay arquitectura vanguardista?, lo que pasa es que no la vemos.

subo por la calle del General Oraá, y me encuentro con el edificio del BNP paribás, qué curioso, pienso, mi amiga Karmele trabajó hace unos años para esta organización, saco el móvil para mandarle una foto por el wasap, a 3 metros de la entrada, sobre la acera.

y sale del portón un guarda jurado para decirme, de malas formas, que está prohibido sacar fotos, ¿que está prohibido qué, sacar fotos?, me sorprendo, me insiste, le vuelvo a preguntar, me lo confirma, y me despido diciéndole que siento están equivocados.

doblo la esquina, ya a la altura de Serrano, a la altura de la embajada de los Estados Unidos de América en Madrid, veo más seguridad privada, policía nacional, un furgón, dos, tres, aparcados sobre las aceras, y pienso en la seguridad pública y en la privada.

llego andando hasta la calle de Claudio Coello, y me encuentro de cara una señal, la asociación de prensa madrileña, y un cartel que reza “libertad de expresión”, y que traduzco por libertad de mirar, de fotografiar, de pensar, y en el contar, no sé por qué siento que el incidente de esta mañana cualquier día se puede convertir en un “post”, utilizando la jerga de los EUA.

asociaciondelaprensa

libertad3

calle abajo, vuelvo sobre Serrano, estoy des-templado, tengo el cuerpo frío, a pesar del jersey, pienso en tomar un cafecito en un bar o en una terraza a la que se asome un rayito de sol, que me temple el ánimo, y no lo encuentro, ¿será posible?, paso por Vips, Rodilla, Starbucks, y me voy paseando viendo tiendas de modas y relojerías de lujo hasta Colón, decididamente tengo el día al-reves-ado, y no entro en ninguna y sigo deambulando.

pienso en este mundo de los ideales, en los que las grandes empresas promulgan su transparencia, algo me cruje por dentro, somos tan transparentes que no puedes sacar una foto de la verja de mi edificio a 3 metros de distancia, sobre la acera pública, terreno urbanizado en medio de tu ciudad, esa verja de medio metro de espesor de granito, algo me rechina, y no sé qué es, creo que tengo el día al-reves-ado, por fortuna se me pasará.

arbolmon   así lo vimos…

ya de subida por la calle de Goya, sigo viendo personas de seguridad aquí y allá, y pienso en las 3 fotos que he sacado junto a la embajada de Estados Unidos, y pienso en el negocio de la seguridad, y me acuerdo de Rafa, esa sonrisa colombiana preciosa, amigo que trabaja para una empresa del gremio, y la imagen se conecta con este mundo en des-igualdad.

policia2

policia

pocicia3

¿a quién sirve la seguridad privada? ¿a quién sirve la seguridad pública? ¿por qué tanto miedo en este mundo?, y lo que es peor, ¿por qué hay tanto despotismo, ya ni siquiera ilustrado, en los cuerpos de seguridad, y en las personas a las que sirven?

va a llegar un día en el que no vamos a poder fotografiar las banquetas de nuestros pueblos y ciudades, así de recortada veo el ejercicio de nuestras libertades más básicas, ¿se puede respirar del mismo aire que respiran nuestros vecinos ricos, o es pecado?

arbol la imagen del árbol, cortado, puede servir de respuesta, éste debe haber sido un árbol disidente, un árbol que quiso tener opinión, si te fijas bien es un árbol que dibuja un corazón, y que tiene en su interior otro árbol, ¿o tal vez en este día tan raro me lo estoy imaginando yo?

 

por cierto, si alguien se hace la pregunta, esta mañana tengo que prescindir del sol en el café.

Me encuentro a un cuarto de las 11, en el mercado de la paz, en el bar la niña, una empleada de servicio de limpieza municipal tomando un café, y pienso “puede ser aquí”, y ahí me siento, acompañada por una igual.

café y barrita de pan con tomate, 2 €uritos, un poco más caro que en el bar del congreso de los Diputados, pero puede valer.

miro unas fotos del camino, la acera, un banco, un árbol cortado, va a llegar un momento en el que sólo vamos a poder mirar ahí, al suelo, porque se nos prohíbe mirar arriba, al cielo, al sol, con desenfado, con alegría, en libertad.

arbol

aunque al final saco, ya de vuelta en la reunión en la AEC una foto de la fachada del BNP paribás, hoy me la guardo, esa foto sólo es para Karmele, amiga mía, que un día, hace unos años, trabaja para esta entidad.

leyendo a Christian Felber, en el libro la Economía del Bien Común, me entero que la libertad no es un valor absoluto, ya que mi libertad empieza en mí, pero termina en ti, mi libertad acaba donde empieza la tuya. A ver si re-tomo la lectura de su obra, y me re-engancho en este movimiento bueno, bonito y necesario (justo), para empezar. Liberté, egalité, fraternité, 3 leyes para mover este mundo precioso, también hoy.