diferentemente iguales

en el ejercicio de pulir y mejorar el proceso de 3 visiones, dar cera, quitar cera, intentamos ser fieles a las 3 escuchas, la escucha del 3, la escucha del 4 y la escucha del 6, si te fijas nos saltamos la escucha del cinco,

y nos damos cuenta que en los procesos que hemos corrido durante el 2017 no nos hemos atrevido, ésa es la palabra, más que que no hemos tenido tiempo, porque solemos sacar tiempo para lo que queremos,

no nos hemos atrevido a incluir la conversación propia del cuarto reino, el de los seres humanos, y nos preguntamos cómo la podemos introducir, desde esa atención que Otto Scharmer denomina generativa, y que Luis Espiga denomina goetheana,

y tomamos una opción radical, vamos a introducir, sí o sí, una dinámica que sirve para hacer un primer círculo de acompañamiento en nuestras vidas, un coaching circle, en la denominación de origen de la teoría U,

una dinámica que va a correr inicialmente sobre proyectos que nosotras podemos estar interesadas en desarrollar, pero que también puede correr sobre proyectos o problemas que las personas asistentes nos regalen,

para que puedan conectar en primera persona del singular, desde la vivencia personal, con las ventajas que tiene este proceso en el que 4 o 5 personas se convierten en coaches aficionados o acompañantes espontáneos,

con una ventaja fundamental respecto al desarrollo de un proceso con un coach profesional, por muy cualificado que esté, en el círculo de acompañamiento no se introduce sesgo alguno,

ya que cuando tenemos 4 o 5 sesgos particulares, eso es lo que tiene juntar a 4 o 5 personas, no hay un sesgo que predomine, y todas escuchamos las diferentes voces que surgen en el proceso,

y todas componemos sobre lo que las aportaciones que hacen otras personas nos desvelan, un proceso precioso, bueno, bonito y necesario, para cerrar este proceso de 3 visiones,

con la visión diurna, luz focal del sol que provoca tanta sombra a nuestro alrededor para empezar, con la luz nocturna, luz difusa de infinito, que nos permite evolucionar en el desarrollo del Yo soy, necesario para avanzar en el grupo sano,

con este cierre de los cambios de visión, yo estaba aquí ayer y quién sabe dónde esté mañana, porque, abierta a la observación y a la escucha, algo cambia en mi interior, y me permito cambiar.

   así lo vimos…

si quieres descargarte las instrucciones del círculo de acompañamiento, te vamos a pedir disculpas, sólo tenemos la guía de los.coaching circles, en perfecto inglés americano, hasta que Paco nos pasa la traducción al español de la clínica de casos,

esta herramienta que se promueve desde el Instituto Presencing, y está avalada por el M.I.T.

en los círculos de acompañamiento es necesario un par de circunstancias previas, entre las que me gustaría destacar el desarrollo de un clima de escucha (es bueno haber realizado algún ejercicio de escucha empática),

y un clima de respeto, en el que todas somos iguales, y no hay trazas de jerarquía organizacional, ese condimento que es tan bueno para ciertas dinámicas, y tan pernicioso para otras, ligadas a la participación verdadera,

no es extraño que me acuerde aquí de los fundamentos del liderazgo colaborativo y de la fábula de la sopa de piedras.

y me encuentro con esta canción, diferentemente iguales, de Bebe,

con un título que habla de diversidad y de la inteligencia colaborativa que un círculo de acompañamiento requiere, qué bonito cuando dos o más personas, tan iguales y tan diferentes, se juntan a conversar, … o a hacer cualquier cosa.

y cerramos este proceso de 3 escuchas en el que ya le sabemos dar un sitio y una forma al campo de atención del ser humano, que propicia una escucha de campo, que nos ayuda a desarrollar conversaciones de cuarto nivel,

conversaciones generativas, déjame que yo las llame goetheanas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace.

Anuncios