dudax fuera, ya sólo me queda aprender el lenguaje del corazón

en el proceso de re-conocimiento tan largo que es la vida, a veces estamos tan despistados que las cuatro o cinco primeras palabras con las que nos presentamos nos llevan a confundir al alter, yo soy una persona normal, era mi presentación,

hasta que me doy cuenta de que soy un auténtico anormal, un verso libre, en muchos aspectos, una persona rara donde las haya, en la forma de pensar, de hacer, de sentir no lo tengo tan claro, ya que tengo un poco bloqueado el sentir, a ver si me recupero,

en ese proceso tan largo, decía, a veces dudamos en exceso, y buscamos la aceptación donde no la vamos a encontrar, fuera, qué dislate, ¿cómo puede buscar un anormal la aprobación fuera, en la sociedad y personas a las que confronta?,

no es raro que las dudax acampen, y se queden a vivir entre nosotras, porque es fácil no dudar cuando el éxito arrasa con todo, y es mucho más difícil mantener ese espíritu cuando no todos los resultados acompañan,

en la noche oscura del alma,

hasta que volvemos a reconectar con nuestra esencia, con el trabajo que hemos venido a hacer, con esas dos preguntas que viven abajo en la U, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?,

por medio de un taller, por medio de una terapia, por medio de la llamada de dos amigos que nos dan una palmada en la espalda o una sacudida, a veces nos la merecemos, por un te quiero bien intencionado, por un gesto de un alma amiga,

y en eso andamos, conviviendo con las dudax, despejándo dudax, intentado que no sea el ego, nuestro yo chiquitito, el que se ponga al mando a dirigir, yo soy, yo puedo, todos bajo mis órdenes,

intentando que ese espacio en el que la seguridad del futuro, eso que llamamos incertidumbre, no nos coma, intentando practicar la confianza, en lo que está por venir, en las capacidades más sutiles, en lo no manifestado,

en ese latir del corazón tan tenue, es una pena tener tan aislado nuestro corazón, tapado por nuestra respiración y nuestra cháchara mental, incesante, implacable, y por el trajín y el quehacer de cada día,

mientras observo que ese ejercicio que empiezo a realizar hace apenas una semana, hacerme consciente del latido de mi corazón, empieza a hacer sus efectos, ya lo escucho, aquí y allá, ya sólo me queda aprender qué me quiere decir,

ya sólo me queda aprender el lenguaje del corazón.

   así lo vimos…

en el ejercicio de ayer en Piruetas, esa guardería en la que Betina me invita a compartir 7 emociones, quién sabe por qué extraña “causualidad” ayer iniciamos otro viaje para profundizar en el orgullo humilde, esa puerta al desarrollo del ser,

esa puerta que sólo se abre cuando reconocemos que no va a ser lo que yo quiero que sea, como quiero que sea, cuando quiero que sea, ese mensaje tan arraigado por nuestro chiqui-yo, también conocido como ego,

y que la solución va a fluir, si toca, cuando acepto lo que la vida me trae.

dedico estas líneas a mis amigas de Piruetas, Azahara, Nieves, María, Ale, Ana, Betina, muchas gracias por vuestra paciencia ayer, que hoy nos toca evolucionar desde esa frustración de la que hablamos, la octava emoción,

ya sé que hay más, la culpa, el remordimiento, el resentimiento, el odio,

para hablar de los mecanismos de gestión de conflictos, qué feo, de transformación de conflictos, un poco mejor, hasta que un día seamos capaces de apoyarnos en los conflictos, fluir con los conflictos, y bailar con ellos.

en este año áspero, porque mira que ha sido áspero el 2018 en muchos aspectos, lleno de conflictos (intra e interpersonales, y en la vida social y en grupo), observo cómo es una tendencia natural explicar aquello de lo que necesitamos aprender,

y esta trayectoria que me lleva a leer “sentados en el fuego”, de Arnold Mindell, gracias, Iris, “fierce conversations”, conversaciones fieras, gracias, Joseba, y a hacer este taller de Beehive, “leaning in to conflict”, gracias, José María,

3 enfoques para la resolución y transformación de conflictos que viven debajo de este taller en progreso, fluyendo en el conflicto.

el color amarillo, ayer lo explico y hoy lo repito aunque no se entienda, tiene todo que ver con el reino animal, el reino propio del mundo emocional, el reino de las vísceras, de la rabia, de todas las emociones, el tercer reino,

un paso atrás o antes del cuarto, en el que la identidad y el ser humano se hacen presentes, con la ayuda del orgullo humilde y el espectro frío (al azul claro le siguen el índigo y el violeta) de la luz.

y abrazo mi corazón, mira que es sencillo, y el animal que vive en mí, antes de abrazar mi identidad, mi destino de vida (o propósito) y el ser humano en desarrollo, ese anormal que un día, todavía cercano, se presentaba como una persona normal.

organizaciones con espíritu y corazón es posible hoy porque hay personas con corazón y espíritu, creo que ése es el orden.

el lenguaje del corazón es el lenguaje de nuestras emociones, es el lenguaje en el que los conflictos crecen, se transforman, y más adelante, sólo más adelante, se transmutan, con la ayuda de la alquimia,

un proceso por venir en el que el YO SOY, orgullo humilde, sí está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

Anuncios

¿y si apostamos por el cambio?

todas las empresas B Corp utilizan su poder para construir una economía más inclusiva y sostenible.

Para eso, favorecen la diversidad. Reducen los plásticos en su cadena de producción. Fortalecen comunidades vulnerables. O crean nuevas formas de consumo de energía limpia.

Con tu consumo refuerzas qué mundo quieres.

   así lo vimos…

pero mejor te dejo con este video que nos llega de Bcorp, corporaciones B, todo parece indicar que en este mundo hay un plan B

el monigote de hoy, enmarcado por la línea azul, ese color que en su día utilizamos para definir nuestros valores, de la misma forma que utilizamos el verde para nuestros comportamientos,

nos habla de esa sociedad alternativa, en la que cualquier acto económico, ya sea producir, distribuir, comercializar está relacionado con un mundo en el que nuestros valores están presentes.

quién sabe por qué contacto con ese viaje que nos propone la teoría U, un viaje del ego al eco, de los sistemas egocéntricos a los ecosistemas sanos, en los que el triple ganar, gano yo, ganamos tú y yo, todas jUntas ganamos, está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer  y por la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

siempre tenemos algo que celebrar

capturo esta imagen de un vídeo musical, Desencuentro, parece que el ordenador se ha quedado encallado aquí, ayer noche, y éste es el regalo de primera hora de la mañana,

una celebración espontánea en la que una hilera de botellas de cava, tal vez champán, ya que el vídeo se filma en París, se abren de forma mágica, y me pregunto qué tengo que celebrar hoy,

mientras me preparo para el desayuno, en el que Silvia y Fernando van a testear si mi estado de ánimo de ayer, tan burbujeante, resiste al efecto del sueño y de la noche, tan reparador muchas veces, tan nefasto otras, quién sabe a dónde viajamos en sueños,

y Fernando me vacila con el deporte, cuando me atreva nos podemos volver a citar en la pista de padel, se ofrece voluntariamente a dejarse ganar, y yo le pregunto si lo que debería ofrecerse es a dejarse perder,

y Silvia me vacila con una llamada que tengo pendiente para hoy a las 8 de la mañana, vaya, si ya es la hora, qué bonito es tener amigos que se ríen de nosotros, y con nosotros,

y quién sabe por qué viajo, ya en el ordenador, a esa presentación que empiezo a preparar ayer, conversaciones improbables en la organización, en la que vamos a presentar un puente entre la teoría U y reinventar las organizaciones,

y a esa transparencia que falta, que habla de ese extraño punto en la teoría U, ese punto de dis-continuidad en el que dejamos ir lo viejo, para que lo nuevo pueda hacerse presente en nuestras vidas,

y pienso en NAVEGA, esa plataforma de gestión que pudo haber sido y no fue, y que ayer mismo cierra su navegar, el último cliente que mantenemos ha realizado su último viaje,

buena hora para celebrar.

   así lo vimos…

la presentación en preparación, preguntas en blanco sobre fondo negro, respuestas en negro sobre fondo blanco, me conecta con ese juego de la luz y la oscuridad, el baile del mundo material y del desarrollo espiritual,

y pienso que de la misma forma que una grieta puede permitir que una gota de agua penetre, y acabe fracturando la materia más densa, o una cerilla puede introducir una esperanza en un entorno frío, oscuro, hostil, sí, una cerilla ilumina la oscuridad,

una grieta puede permitir que nuestro sistema de valores entre en contradicción, al final para qué nos sirven nuestros valores si nuestros comportamientos no son un fiel reflejo de la vida que pretendemos vivir, perdiendo energía, ilusión, congruencia,

alejándonos de nuestro yo soy, siempre en desarrollo, siempre en construcción, en el baile de la vida, en este ejercicio de ecuanimidad necesario, siempre más fácil de enunciar que de ejercitar.

y hago esa llamada, pendiente de ayer, tras copiar estas botellas, que se abren ante una celebración inesperada, seguro que hoy también tenemos sobrados motivos para celebrar la vida, que se despliega a nuestro alrededor.

y me pongo con esa página en la presentación, en ese punto de dis-continuidad tan interesante, en el que dos preguntas nos acompañan, dos preguntas a las que les robamos el signo de interrogación, quién soy yo, y cuál es mi trabajo,

2 preguntas que van a bailar con dos de los 3 principios de reinventando las organizaciones, abrazamos la plenitud, y alineamos el propósito, porque debe ser difícil, por no decir imposible,

abrazar la plenitud desde el yo no soy, y alinear los propósitos que no existen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

reimaginando a Barrett

me acerco al meetup que el grupo de reimaginando organizaciones ha preparado para este sábado, con base en el modelo de valores de Barrett, donde saludamos a Marta, a Roberto, a Javier,

y donde vamos a pasar un rato precioso de la mano de Roberto Cruz y David Fernández, que nos han preparado una dinámica en 5 pasos para que tengamos una comprensión de este modelo basado en valores, que,

derivado de la teoría de las necesidades y la pirámide de Maslow, se representa por una doble pirámide que converge en un círculo central, con 7 niveles, qué curioso, como los 7 días de la semana, como las 7 notas musicales, como los 7 chakras,

como 7 emociones,

un modelo que representa el tránsito del mundo del ego al mundo del desarrollo del alma, al menos en la traducción que hago de lo que leo en internet, y del desarrollo personal y organizacional, con base en valores,

7 niveles del desarrollo de la conciencia que tienen una lectura a nivel personal, una lectura a nivel organizacional y una lectura a nivel social, qué interesante,

y hacemos ese ejercicio en el que asignamos los valores que nos gustaría que nuestra organización tenga, y su correspondencia con el modelo, para observar posteriormente los comportamientos del día a día, y la percepción de los empleados,

y la diferencia entre la realidad y la teoría, ahí está siempre la madre del cordero, una diferencia que vamos a visualizar con una nube de gommets, circulitos de color, con el azul para el mundo ideal, con el rojo para la manifestación negativa de la cosa,

valores potenciadores y valores limitantes,

un ejercicio que nos va a servir para hacer un contraste con la mesa de al lado, con la que compartimos caso, para observar cómo las gafas de cada uno restan importancia a este comportamiento (en esta o en estas frases),

y cómo le damos un significado especial a aquellas otras, es la magia de los casos, que tienen el nivel de información que tienen, y son evaluados por personas que no están adiestradas en el modelo, ni en el sistema de evaluación,

y que aportan su especial forma de mirar,

para terminar con esa idea de la entropía, qué porcentaje de los valores que hemos identificado en el cotidiano vivir de nuestra empresa  son azules, y cuántos son rojos, o por decirlo de otra forma, son limitantes,

está claro que nuestro caso, 7 rojos frente a 3 azules, 10 frente a 6 en las resolución de nuestra mesa compañera, por encima del 40 % en los dos casos, es un buen ejemplo de organización en crisis,

buen punto de partida para mejorar.

   así lo vimos…

la doble pirámide de Barrett, no sé por qué la llamo así, tal vez por la pirámide de las necesidades de Maslow, cuando en realidad es un modelo con dos triángulos, que se unen en una circunferencia central,

al igual que la pirámide de Maslow, se representa vertical, y crece sobre la base de las necesidades fisiológicas cubiertas, es curioso que en la ronda de preguntas un chico comenta que él tumbaría el modelo,

tal como yo la puedo observar desde mi mesa, y pienso cómo una doble pirámide se ha convertido en una pajarita, el nudo que enlaza el mundo de las necesidades con el mundo de las aspiraciones,

y me llama la atención ese otro comentario que hace una chica, en el que para ella el punto central le recuerda un punto de inflexión, y conecto con la imagen del infinito, en un mundo en el que no vamos a poder evitarlo,

lo material y lo espiritual conviven en perfecta armonía, ahora nos vamos un poco más allá pero volveremos, ahora nos venimos un poco más acá, pero nos volveremos a marchar.

tras la parada del café corremos una dinámica por la que vamos a identificar nuevas líneas para el desarrollo de este grupo, re-imaginando las organizaciones, qué bonito cuando el desarrollo de la cosa tiene en cuenta la aportación de cada quien.

navego por internet para buscar una imagen del modelo de Barrett que no voy a utilizar hoy, pero que me dirige a un post, relacionado con el modelo, que me va a hacer pensar, todo parece indicar que Barret ha hecho trampa con la pirámide de Maslow,

y no existe una correlación total entre su modelo y 7 emociones, que bebe de la misma fuente, pero que tiene otra orientación, influida por ese mensaje, casi mantra, que tiene su origen en la teoría U, al menos para mí, del ego al eco,

y que de alguna forma Maslow y Barret también comparten, no hay más que leer el título del post, how to shift from ego to soul activation?, cómo pasar del ego a la activación de nuestra alma, creo que de eso se trata,

de activar nuestra alma, y de hacerla presente en todo lo que hagamos, en nuestro desarrollo personal, en el trabajo, al igual que en cualquier espacio en el que colaboramos o influimos en la esfera social,

una entrada que me gustaría repasar con calma, traducirla y tal vez comentarla, en este camino del ego al eco, de la competición y la pelea a otro estadio en el que nuestro ser está presente, y en el que obramos desde una nueva comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

que

buen tiempo para disfrutar de otras cosas (de la voluntad blandita y de la co-laboración)

una lagartija se ha colado en nuestra cocina tras la noche de San Juan, esa noche mágica en la hace no tanto nos reunimos alrededor de una hoguera, costumbre que se desvanece en la medida que nos hacemos más civilizados,

y las normas y la seguridad lo invaden todo, no se puede jugar a la pelota en el jardín, los niños en fila de la manita, prohibido sonreír, prohibido dis-frutar, sólo estoy esperando el día en el que se prohíba prohibir,

va a ser un gran día ése,

y mientras ese día llega, empiezo a sentir los rigores del verano, el calor intenso se ha sumado a la noche corta, y me quedo enganchado al ver esta lagartija que se ha colado en la cocina,

un animal que me sonríe, juguetón, con mortal desenvoltura, y observo la dedicación que conlleva, mejor que trabajo, esta agrupación de teselas, pequeñas piezas seleccionadas con cariño,

éstas para las manos, éstas para la cabeza, éstas para el tronco, y con éstas podemos formar la colita, y me hago uno con este tiempo en el que las constantes vitales bajan, se me hace imposible no entender el ritmo de los países del sur,

quién sabe por qué esta idea del cariño y la dedicación sin prisa, podríamos haber hecho lo mismo de otra forma, me lleva a conectar con la figura de la persona voluntaria,

que ofrece lo mejor de sí misma también tras la noche de San Juan, ahora que el calorcito aprieta, buen tiempo para seguir disfrutando de lo mismo, de otra forma, haciendo parecidas cosas,

buen tiempo para las personas voluntarias.

 así lo vimos…

el color azul claro, que representa la emoción del orgullo, tiene connotaciones relacionadas con el alto rendimiento y los objetivos, con la realización de la cosa, con la emoción que nos embarga en estas circunstancias,

con el contacto con nuestras altas capacidades, un contacto que nos va a permitir conectar, humildad mediante, con nuestro yo soy, un espacio en el que la persona voluntaria emerge,

no es mi santa voluntad, mi voluntad dura, sino una voluntad blandita, que se ofrece para colaborar en el desarrollo de la mejor opción posible, buena para mí, buena para ti, buena para el resto de las lagartijas que habitan en esta casa,

y de las personas reunidas alrededor del fuego, o de la mesa, o de la alberca que nos aligera el calorcito creciente en este verano que acaba de hacer presencia, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

el orgullo humilde, curioso oximorón, es una de las inspiraciones que hacen posible el modelo de 7 emociones, un ajá que  tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer, y es la primera de las 3 puertas que nos conduce del ego al eco,

3 puertas que nos permiten evolucionar de sistemas enfermos,

que enfrentan tu bien-estar con el mío (tú pierdes – yo gano) o que supeditan el bien-estar de la comunidad (casi todas pierden) a nuestro bien-estar particular (tú ganas y yo mucho más),

a sistemas más sanos, que entienden el 3ple ganar.

el azul clarito es la puerta del liderazgo colaborativo, y de las personas voluntarias, una puerta que tú y yo también podemos pasar.

si te preguntan de qué color pintarías una lagartija colaborativa, no tienes más que observar el mosaico, que te guía de cabeza a la respuesta, cualquier cosa, animal o persona colaborativa es de color azul.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, del ego al eco, y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

qué macarra es mi Yo soy, y qué apocadito mi yo no soy

terminamos una presentación de el futuro emerge en el parque tecnológico de Zamudio, y nos vamos a tomar una pizza a Baietz, allá por Górliz, en una mesa que ocupamos 6 personas, 5 de ellas mujeres, y un hombre,

en una animada charla que va a conectar con ese color, el azul clarito del orgullo humilde, la emoción que hace posible el liderazgo colaborativo, un mundo en el que yo soy líder y soy capaz de entrar en esquemas de colaboración,

en vez de en procesos de competición,

y surge de quién sabe dónde una conversación relacionada con el yo soy, esa energía que duerme en nuestras entrañas, y de vez en cuando, a veces no son muchas veces, se manifiesta en nuestras vidas,

y es tan bestia esa manifestación que no lo puedo negar, hay una fuerza que duerme en mí y que brota, mucho más potente que mi manifestación normal, a veces tan apocadita, otras tan políticamente correcta, tan polite,

sí, creo que Idoia tiene razón, nuestro Yo soy muchas veces tiene una manifestación un tanto macarra, pero yo diría que sana, no hay más que ver desde dónde actúa, y qué es lo que se empeña en que escuchemos,

creo que ahí está toda la diferencia.

   así lo vimos…

en la ronda de participaciones, te dejo con 3 anécdotas, que cuentan 3 de las 6 personas que ocupamos esa mesa, mientras nos fundimos y compartimos 3 pizzas, ahí van, 1 – 2 – 3,

1,

una mujer se mosquea tanto con un hombre conduciendo en un tramo del pueblo en el que abundan los niños que se planta en medio de la carretera, y le llama la atención, y le ofrece un par de hostias si vuelve a pasar por ahí de esa forma,

qué divertido, una mujer menudita ofreciendo una paliza a un hooligan, curioso a más no poder,

2,

una mujer se queda atónita ante la maniobra de un hombre que casi se choca con un coche de niño, si le atiza lo mismo le mata al hijo, gana la ventanilla del acompañante, entra en el vehículo, apaga el motor, retira las llaves, y las tira a la alcantarilla,

tras increparle al conductor, casi me cambias la vida, so insensato, y se marcha temblando con su carrito, incrédula de lo que acaba de hacer,

3,

una mujer mira a su pareja que le amenaza con un revolver apuntándole a la cabeza, y le dice, templada con una fuerza que surge de su interior, dispara si te atreves, al fin y al cabo no vas a conseguir matarme, esto es sólo mi cuerpo,

1 – 2 – 3 manifestaciones que se suceden como una traca de petardos, pim – pam – pum, y no puedo sino entender el hilo narrativo de las 3 historias que hablan de la misma fuerza, es el Yo soy que se expresa,

y que dice yo no tengo miedo de manifestarme en el mundo, por aquí no paso, y no acepto pulpo como animal de compañía, fundamentalmente porque no me quiero quedar a vivir con el pulpo,

a partir de ahora elijo otro animal.

el azul clarito es una emoción fundamental en el modelo de 7 emociones, la emoción que nos permite traspasar la puerta del ego para adentrarnos en el yo soy, esa energía que re-conoce mis altas capacidades, y el sentido de mi vida, de mi existir,

para empezar…

el orgullo humilde es una emoción fundamental en procesos de transición del ego al eco, del ego-sistema al eco-sistema, en la construcción y desarrollo de entornos relacionales funcionales y sanos, y en el desarrollo de la innovación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad social creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el 3ple camino

es domingo 29 de abril, y salgo a pasear el día después de mi cumpleaños, un día bastante rasposo para haberlo celebrado entre amigos, en este primer encuentro de formación de facilitadoras de 7 emociones,

y me encuentro un cruce de caminos saliendo de Garro, el caserío en el que nos hospedamos, y decido tirar por el camino de la derecha, que creo que me va a llevar más lejos,

un camino en el que se va cerrar antes de lo previsto, por las abundantes lluvias que convierten el camino en lodazal impracticable, y en el que me encuentro una estampa muy curiosa, 3 burros,

un camino que des-hago, volviendo al punto de partida, para tomar el camino de la izquierda, en el que me encuentro una evolución de la estampa anterior, mira que es juguetón el universo, ahora lo que hay en el monte son 3 caballos,

y observo en estas dos imágenes un símil visual de el 3ple camino, porque todos podemos ahondar en el triángulo de karpman, nuestra vida en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, y el salvador, los 3 burros,

o podemos desarrollar el ser adulto, el niño natural y la madre protectora, 3 conjuntos de características que nos ayudan en este proceso de buen vivir, de cuidarnos y ser un apoyo para las demás personas, a nuestro alrededor,

y siento que todo comienza en un punto, en el que empezamos a ser conscientes, y en el que tomamos una determinación, trazando un plan, el plan de nuestro desarrollo personal consciente, eso es el triple camino,

el plan al que nos podemos adherir con des-enfado, sí, la vida es mucho más bonita con des-enfado, cuando fallamos y nos perdonamos, cuando tropezamos y nos volvemos a levantar,

porque el que tropieza y no cae adelante un paso, y el que tropieza y cae, y se levanta, tiene todos los pasos de la vida por delante,

como hacen los pilotos de un avión, que no se rigen obsesivamente por el plan, cada segundo, sino que les sirve para corregir cada tanto, me he desviado un poco a la derecha, pues tuerzo a la izquierda,

porque la vida es mucho más fácil cuando sabemos lo que buscamos, cuáles son las capacidades que quiero desarrollar, y para qué lo estoy haciendo, ya nadie me obliga, es mi elección personal, voluntaria, y nos podemos aplicar.

   así lo vimos…

aunque no lo sé cuando tomo estos dos caminos, el de la derecha y el de la izquierda, muy cortito, hay un tercer camino, el de enmedio, que lleva por medio de unas escaleras a la colegiata de Cenarruza, es el camino de Ziortza,

un camino que voy a hacer un día de estos, no sé si de subida, si el grupo que formamos es pequeño, como es el caso de éste, o de bajada, si el grupo que formamos es más grande, porque la próxima vez también podemos dormir ahí, en Cenarruza.

es tan evidente lo pródiga en señales y acontecimientos que es la naturaleza que no puedo resistirme, no es mi mente racional la que dice “sería una buena idea montar un taller de 7 emociones o de liderazgo colaborativo en un medio rural”,

es todo mi ser el que vibra en el camino en estos últimos 5 viajes, por cabo de Gata, por Jaca (Aragón), por Munitibar y el Urdaibiai (Euskadi), la tierra de mis padres, por tierras de Javier y Leyre (Navarra), por la sierra de Navacerrada (Madrid),

un ser que profundiza un poco más en este 3ple camino, el camino de los 3 burros, todos podemos quedarnos ahí, animados por el gran burro, el perseguidor, ese elemento de cuidado, que no para de juzgar y criticar a todos sus semejantes,

o el camino de los 3 caballos, preciosos, que también viven en mí, y ahí no sé cuál me gusta más, la madre protectora, el ser adulto, o el niño natural, cada cual más bonito, más bueno, más verdadero, cada cual más espectacular.

el 3ple camino es el camino del mejor YO SOY que puedo desarrollar en esta vida, mi ser en la luz, mi ser radiante, un ser que se desarrolla en contacto con los fundamentos de la abundancia, que coinciden con los del liderazgo colaborativo,

porque mi yo soy sano y abundante no compite, colabora, y crea entornos en los que desarrollar conjuntamente con otras personas, líderes radiantes, ese mundo mejor al que todas aspiramos, ese mundo que sólo se desarrolla desde nuestra colaboración,

voluntaria y necesaria,

y desde nuestra mejor intención.

puedes enlazar con los fundamentos de la abundancia, con los 3 conjuntos de características a desarrollar, con el 3ple camino, y con el itinerario visual que hemos trazado para actividades en la naturaleza, ¿coaching en la naturaleza?,

en 5 puntos de nuestra geografía, Cabo de Gata, Euskadi, Navarra, Aragón y Madrid, en la preciosa piel de toro, uy, qué rima más difícil tiene el 5, en este viaje virtual del ego al eco, con 5 puntos, decía, para empezar.

y empezamos a profundizar un mensaje que habla del tránsito del ego al ECO, gracias, Otto, que hablar de la triple w, w-w-w, por la que yo gano, tú ganas… y ganamos todas nosotras, en enfoques abundantes y compartidos,

nuevos líderes para un mundo en TRANSformación, es el camino del liderazgo colaborativo en el siglo xxi.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

menú para dos (en épocas de austeridad)

en el ejercicio de una vida más fácil, compruebo hasta qué punto podemos combinar un presupuesto ajustado con un lujito aquí y allá, ahora en la comida, que bien podemos hacer fuera, un menú viene a ser algo asequible,

una opción funcional que nos va a servir cualquier día entre semana, con un costo de 10 €uros por persona, más o menos, 20 €uros para una pareja, mucho más barato que una carta normal, que ya se va a poner en 30 o 40 €uros,

en una alternativa para una cena de finde,

y voy a explorar cuánto cuesta esa cena en otro escenario, en el salón o en la cocina de nuestra casa, una cena alternativa en la que nos permitimos algún lujo, la de hoy con base de marisco,

unas pocas pipas de camarón, poco más de 100 gramos, menos de un €uro y medio, un centollo la pera de grande, 3,99 €uros, y una botella de sidra, menos de dos €uros, y dos onzas de chocalate para terminar,

la cena para dos nos sale por la friolera de 7 €uros, y me pregunto cuánto voy a tener que trabajar para ahorrar este dineral, y si voy a tener que aceptar algún trabajo que no sea de mi agrado, o voy a poder discriminar,

y creo estar en el buen camino, en un mundo en el que necesito menos (de gastos contenidos), no exento de pequeños lujos y celebración, y realizando actividades en las que mi ser se expande,

no es mala esta receta para continuar.

   así lo vimos…

desayunamos en esta mesa de terraza, herencia de mis abuelos, tras la cena de anoche, y me acuerdo de la figura de mi abuelo José, padre de mi madre, y me acuerdo cómo le gustaba a él el marisco,

creo que le habría gustado verme cenando anoche con Silvia, le habría gustado ver que su nieto soltero ya tiene pareja, y que disfruta de lo uno y de lo otro, y de la vida en general,

en este ejercicio en el que los fundamentos de la abundancia se van filtrando en el día a día, y en el que los compartimos con extremada naturalidad, porque la abundancia crece cuando la compartimos, al igual que pasa con el amor,

por eso te animamos a leer estos fundamentos que hemos convertido en página de nuestra web, un universo abundante, de la misma forma que compartimos escuchar es amar, las 3 escuchas, y el 3ple camino.

observo el desarrollo de las últimas conversaciones, y hasta qué punto me lo paso bien hablando de la abundancia, con Bernardo, con Teresa, con Santiago ya sé que este tema va a ser un tema central en el desarrollo de personas y organizaciones,

un regalo no buscado de las 7 emociones, que surge al crear un puente entre la persona y esa pregunta que parece que es una tontería, y que todavía no es de nuestro tiempo, ahí estamos equivocadas, es una pregunta cuyo tiempo ha llegado,

¿qué color (y qué emoción) posibilita el desarrollo del liderazgo colaborativo?

a las personas que nos preguntan qué es eso del liderazgo colaborativo les respondemos de una forma sencilla, imagínate que se juntan en esta mesa 3 personas, cada cuál más líder,

si entre ellas compiten estamos en el liderazgo tradicional, y si entre ellas colaboran estamos en el liderazgo colaborativo, y somos conscientes de que al que no lo entiende no se lo vamos a poder explicar, porque es así de simple.

en el ejemplo de arriba no está explícito, por lo que es interesante comentarlo, las dos personas que se dan esta cena, la de los 7 €uros, no son ricas según los parámetros al uso, ya que no tienen casa y su sueldo no es ejecutivo,

es más bien proletario de clase baja, y sus circunstancias de vida les han acercado a prácticas alternativas, como el co-housing (compartir casa), los viajes en blablacar (compartir coche),

y de ahí pasan a compartir proyectos vitales (la vida como escuela) y empresariales, hay que ver qué bonito es cuando empezamos a ver posibilidades juntas, cuando yo te apoyo en lo tuyo, y tú me apoyas en lo mío,

convertido en lo nuestro.

si no sabes del color que nos faculta para el desarrollo del liderazgo colaborativo, te animamos a indagar en el azul clarito, y la energía del orgullo humilde, esa energía que nos va a facilitar un camino del ego al eco,

un camino en el que nos vamos a encontrar con 3 puertas,

que nos llevan de los egosistemas enfermos (líderes que compiten) a los ecosistemas sanos (líderes que colaboran), gracias, Otto, por esta visión tan sencilla, y tan transformadora, porque de eso se trata en esta vida,

de apreHender para TRANSformar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

del ego al eco en 7 meses

en este primer finde de la primavera del 18 hacemos recapitulación de lo que han sido los últimos 3 meses, desde el 25 de diciembre, día de navidad, qué duda cabe que han pasado muchas cosas desde entonces,

en una comida en la que nos juntamos a celebrar las fiestas con la familia de Silvia en nuestra casa de Madrid, y en las que no voy a pasar por casa de mi madre en el País Vasco,

tres meses que nos han servido para lanzar un proyecto nuevo, “escuchar es amar (la app)”, un proyecto colaborativo con impacto en la educación y en la salud, en el desarrollo personal y de las organizaciones,

tres meses en los que se consolidan las 3 visiones de 7 emociones, por medio de las las 3 escuchas, y en los que empezamos a proponer un proceso de desarrollo personal y de los grupos, por medio de los 3 caminos,

un proceso en el que se hacen presentes las figuras de la madre protectora y del niño natural, que van a acompañar el desarrollo de nuestro ser adulto, que no de nuestro padre crítico, que no es lo mismo,

3 meses en los que el grupo de Bilbao de el futuro emerge se consolida, en el que retomamos las reuniones del de Madrid, y en el que surge la posibilidad de Zaragoza, que va a tomar el lugar de Barcelona, todo parece indicar que ZZA es el 3, sí,

y no puedo evitar observar, desde la distancia del tiempo y del espacio, con 3 días por delante para experimentar cómo se siente en Almería el comienzo de la primavera, estos 3 meses de invierno,

ojalá la primavera sea igual de abundante y de bonita, en posibilidades y en relaciones,

y a siete meses vista, con el verano mediante, esa estación en la que nos quedamos tiesos, con tanto calor y con tanto sol, el futuro emerge, ese espacio de conversaciones para pasar progresivamente del EGO al ECO,

es muy curioso que la próxima cena del grupo de Madrid la vayamos a celebrar en EO7, un espacio en el que la G del eGo y la C del eCo se ausentan, y en el que se pueden hacer presentes nuestras 7 emociones,

y alguna más, que haberlas haylas, que son 7 sólo para empezar.

   así lo vimos…

y tú, ¿qué retrospectiva haces de tu invierno?, ese espacio del tiempo en el que el ser humano se hace fuerte en su interior, como los árboles, como la naturaleza, acosada por el frío, por las inclemencias del tiempo exterior, por los días sin luz,

¿estás con ganas de recibir la primavera y de salir al exterior?

en 7 días, desde el lunes al sábado, hemos cubierto el tramo mínimo para el desarrollo de “escuchar es amar (la app)” en la plataforma goteo, muchas gracias a todas las personas y organizaciones que nos han ayudado, con el domingo para descansar,

y muchas gracias a todas las personas que nos van a acompañar y ayudar a continuación, y en los meses que están por venir, quién sabe dónde estamos dentro de 3 meses más, o de 7, en una realidad que no para de emerger,

desde nuestra mejor intención, y en colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

 

el gesto del Ser adulto

aunque hoy sea el día del padre en España, o tal vez precisamente por eso, conviene no confundir la figura del padre con la del Ser adulto, aunque puedan tener en principio cierta similitud,

porque el padre muchas veces se viste de la rigidez que aporta el sostener y hacer que se cumplan las leyes de la casa, y nuestro Ser adulto no tiene que cargar necesariamente con la carga de Moisés y los mandamientos esculpidos en la piedra,

tal vez por eso éste sea uno de los mejores días posibles para publicar esta reflexión, que vamos a intentar que sea diferente, a ver si lo conseguimos quitando comas e incorporando puntos,

para buscar características fundamentales en el gesto del ser adulto.

El gesto del Ser adulto es sereno, frente a un gesto rígido, ya que el ser adulto es el portador último de la energía del Yo soy, esa energía que está conectada con dos preguntas, ¿quién soy yo?, y ¿cuál es mi trabajo?,

en la versión de cuál es el sentido de mi vida, más allá de en qué empresa y puesto desarrollo mis actividades profesionales.

El gesto del Ser adulto tiene algo que ver con la serenidad que comporta la ecuanimidad, un gesto sereno cuando las cosas van bien, e igualmente sereno cuando las cosas no van tan bien.

A la pregunta de quién sabe perder en el juego, la respuesta es clara: nuestro ser adulto. A la pregunta de quién sabe ganar en el juego, la respuesta es clara: nuestro ser adulto. Ahí se expresa su ecuanimidad (igual ánima).

El gesto del ser adulto es sereno frente a la adversidad y es sereno frente a la incertidumbre. El gesto del ser adulto mantiene la cara ante las preguntas fundamentales de la vida, es más, es el que mantiene vivas las preguntas.

El gesto del ser adulto es mesurado y sensato, de la misma forma que es sensato a la hora de saber qué le hace falta para vivir, qué es lo estrictamente necesario e irrenunciable, qué es aquello sin lo que no puede pasar, base de la resiliencia,

porque el ser adulto sabe que necesita bien poco para andar su camino, sí, el gesto del ser adulto es adusto, pero no es rígido ni duro.

El gesto del ser adulto es valiente, el coraje le acompaña, en las preguntas y en la adversidad, en la incertidumbre y en el tiempo, a veces queremos que el tiempo pase ya y que sea lo que queremos que sea,

pero las cosas no pasan cuando nosotros queremos, de la misma forma que no pasan necesariamente ya, qué raro es este gesto que a la vez es valiente y paciente.

El gesto del adulto es des-apegado, porque en algún lugar del camino tiene que dejar que algo salga de su vida, para que otra cosa nueva, des-conocida, ocupe su lugar, y esto no tiene nada que ver con un trueque, algo conocido por algo conocido,

algo que no quiero por algo que sí quiero, no funciona así,

ya que dejo algo que me acompaña en mi pasado y a lo que le tengo aprecio, incluso cierto apego, para que lo nuevo pueda manifestarse, esto no tiene nada que ver con que se haga nuestra santa voluntad, antes al contrario,

tiene mucho que ver con que la mejor opción de futuro pueda manifestarse entre nosotras, con nuestra colaboración necesaria, una colaboración firme pero serena, fuerte pero flexible.

El gesto del adulto es tan sencillo como juntar la experiencia de la vida (todo lo que ya sabemos, como seres viajados y vividos) con la fluidez de todo lo que nos falta por experimentar, y reunirlo en un momento,

tal vez por eso sea tan difícil de explicar aunque no lo dejamos de experimentar, aquí y allá.

   así lo vimos…

en la teoría U, abajito de la U, hay un espacio de quiebre, en el que no hay continuidad, pasado y futuro se conectan en la energía del ahora, y podemos optar, ahí radica el libre albedrío, entre que se haga nuestra voluntad,

o que se haga lo que tiene que ser, en la comprensión de que eso que viene también soy yo, y también es mi voluntad, al servicio de.

y la línea se convierte en un punto, qué claro lo tenía el que lo dibujó.

en el gesto del ser adulto vive ese momento de dis-continuidad, el precipicio de Otto, ¿habrá tierra firme más allá de este paso?, la distancia entre el estímulo y respuesta de Stephen Covey, y ese momento de profunda comprensión sistémica de 7 emociones,

en el que todo nuestro mundo material y todo nuestro mucho espiritual están presentes.

el día de hoy, día del padre en España, celebramos (eso lo hace siempre el niño) que Otto Schamer publica un nuevo libro, fundamentos de la teoría U, y aprovechamos para publicar en la plataforma goteo “escuchar es amar”,

un proyecto colaborativo para desarrollar los fundamentos del buen trato, del campo de la atención, ligado a los 4 reinos, y los fundamentos de la responsabilidad emocional, mediante una app, un proyecto que lanzamos con todo nuestro cariño,

con la ayuda de la madre protectora (el amor in-condicional es tema de la madre),

un proyecto para el desarrollo de la conciencia, del yo soy, un proyecto que abre un triple camino de desarrollo, en el que a nada de atención que le hayas puesto, ya sabes a quién vas a encontrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.