los sueños (Chambao) sueños son

y un día cualquiera, metidos como estamos en medio del verano, nuestro espíritu se simplifica, y se deja sentir, y se queda a gusto, acompañado por una canción, y ya está, y además es así…

 o así lo vimos

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, sí, somos responsables de nuestras emociones, y en la medida que entendemos la energía de nuestra emoción, construimos respuestas emocionales cada vez más energéticas,

en espirales ascendentes, que desarrollan nuestro contacto con la materia (la tierra) y el espíritu (sería muy sencillo asimilarlo con el cielo o el aire, creo que es un poco más sutil),

un modelo que se inspira en la teoría U de Otto Scharmer, porque es fundamental el concepto de dejar ir, y de dejar venir, y el tránsito del ego al eco, sí, y de los sistemas basados en el ego a los eco – sistemas,

en los que la relación del ser humano con la tierra (el ser mineral), con las plantas (los seres vegetales), con los animales (los seres animales) y con otras personas, de nuestra misma especie, es más sana,

un modelo que se inspira en la teoría del color de Goethe, porque Goethe nos regala la visión energética de la cosa, el baile de luz y oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito en continuo equilibrio y tránsito,

un modelo que compartimos, porque la cultura nace para ser compartida, para llegar a más y más personas, para cambiar poco a poco nuestra forma de pensar, de sentir, de hacer, ojalá de una forma un poco más congruente,

y todo eso lo traducimos en una frase, que se convirtió en mantra en nuestras entradas, que va casi siempre al final.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por le teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

si no lo has leído, te animamos a leerlo este verano.

7 emociones es un modelo que tiene en su centro la energía del amor, una energía que no intentamos explicar, pero que tiene algo que ver con la intención desde la que hacemos las cosas,

y crece este año con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?,

una pregunta que compartimos contigo,

y que se convierte en proyecto, por medio de una de las muchísimas respuestas que nos mueven, para mí escuchar es amar, qué le vamos a hacer, y desarrollamos, o estamos en vía de desarrollar escuchar es amar (la app),

un proyecto en el que ojalá podamos avanzar en este tiempo entre costuras.

 si has leído 7 emociones y no lo has compartido, te animamos a compartirlo, porque compartir también es amar.

Anuncios

entornos abiertos a la TRANSformación

en el proceso de hacerme presente para el viaje, que se despliega en torno a preguntas sencillas, ¿es bonito Donosti?, ¿tenemos tiempo para ir a Pamplona?, ¿Bilbao es diferente a esto?,

encadenamos una visita que va a completar el dibujo de la i griega vasca, Y, ya que entramos el lunes por la mañana por Victoria (sin visitar la ciudad) para llegar a Otalora, en el centro de la i griega vasca,

para visitar Donosti, al noreste de la i griega, para viajar a Algorta, la noroeste, desde donde hacemos un par de visitas / actividades y un poco de turismo, antes de la presentación el martes de este programa tan raro, al menos en nombre,

la magia de la TRANSformación (de memorias de escasez a enfoques abundantes),

tras la cual vamos de vuelta a Madrid, ya es miércoles de mañanita, y una pregunta nueva va a desplegar una actividad que no estaba prevista en la hoja de ruta, la visita a Bilbao, esa ciudad tan interesante, pequeña pero grande,

con una historia que se desarrolla en torno a un puerto y una ría, a un espíritu cerrado pero abierto, los vascos somos cerrados pero estamos abiertos, a la colaboración y a la mar, al extranjero, a otras culturas, a otras opiniones, con las que vamos a percutir,

porque no nos gusta que nos impongan nada, preferimos adoptar lo que nos gusta,

me hace gracia el comentario de Idoia Belasko, hay 17 formas en euskera de decir cabeza dura, sí, yo soy de esa cuadrilla que a veces se encastilla en una idea o en una forma de transmitir la cosa, aunque luego me lo piense,

y en esta visita que se despliega, no estaba en la hoja de ruta, déjame que insista, vamos a pasear desde el puente del ayuntamiento hasta el Guggenheim, y nos vamos a parar en la tienda del museo con un libro, TRANSformación,

un libro negro que habla de la vida de una ciudad y el arte, el arte lo cambia todo,

que muestra el antes y el después, cómo era Bilbao no hace tanto, en 1980, y cómo es ahora, y no puedo evitar quedarme tieso ante una imagen del puente de Deusto, en el que los trabajadores de la naval montan una algarada cada mañana,

en una conversación no siempre amable con los antidisturbios, que no aceptan de buen grado que prendan neumáticos a lo largo del puente, impidiendo el paso del tráfico rodado, y en buena medida la circulación tranquila de los viandantes,

sí, yo viví esos fuegos y esas peleas, mientras cursaba ingeniería junto a San Mamés, el tren no llegaba a la otra parte de la ría, a la otra parte de Bilbao, la parada estaba en Deusto, y pienso todo lo que ha cambiado esta ciudad en 30 años,

los 30 años que van a hacer desde que termino la carrera,

hoy el tren de cercanía se ha convertido en metro, los altos hornos en acería compacta, la naval en casi nada, la explanada para los contenedores del tren de mercancías son el actual Guggenheim, la naval es el palacio Euskalduna,

Bilbao es hoy una ciudad de servicios,

y observo la capacidad de estas gentes, duros de mollera como pocos, de conversación fuerte, llena de convicciones y valores, pero de mente abierta, en algún lugar ahí dentro hay una puerta siempre abierta a la innovación, a lo diferente,

a una pregunta, a lo que vive en ultramar, será que algo fluido, no sólo de monte y Pirineos vive el hombre y la sociedad vasca, algo de agua, también debe habitar en nuestro interior.

   así lo vimos…

en las fotos de este libro se observa el movimiento de dejar ir y de dejar venir que ha sufrido, sí, esta es la palabra, porque muchas veces el movimiento no es fluido, los cambios no los aceptamos de buen grado, esta pequeña gran urbe,

porque los trabajadores de la naval se resistieron, los trabajadores del metal se resistieron, toda la sociedad tuvo momentos de auténtica ansiedad, metida en una crisis de la que nos sabíamos si íbamos a salir,

es bonito ver hoy esta ciudad que ha experimentado un cambio tan profundo, desde el gris mortecino que nos regala la industria del carbón a estos colores alegres que empiezan a surgir por aquí y por allá,

paseos verdes, tranvías eléctricos, turistas de todos los orígenes, y no me puedo olvidar de ese tiempo en el que en el pueblo había un negro, y los niños nos parábamos a mirar al buen hombre con curiosidad,

¿sabes qué?, hoy he visto a un hombre negro, como el libro del Guggen, negro, que ahora me doy cuenta que también viene de más allá del mar.

en este proceso en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, la tensión que experimenta la sociedad en procesos de cambio me interpela, y pienso en el hombre negro,

que hoy se mezcla con mujeres amarillas, y personas de tez cobriza, deben ser pieles rojas, y personas más blancas que un folio, no sé cómo llamar a esta gente albina, ¿serán hombres blancos?,

y observo cómo el futuro emerge, no para de emerger a nuestro alrededor, y cómo la forma que todo lo disfraza, engañándonos a ratos, no permite que observemos con tranquilidad lo que duerme en nosotras, y se manifiesta desde nuestro interior,

ese yo soy tan potente que existe, vaya que sí existe, en cada persona, en cada grupo, en cada etnia, en cada ciudad, será por eso que el futuro emerge de diferentes formas en cada comunidad, en cada grupo y en cada ciudad.

el mundo emocional, el mundo que se transmite en nuestro agua interior, nos permite contactar con nosotras mismas, en un contacto que nos permite contactar con otras personas, de adentro hacia fuera, en procesos de empatía y de compasión,

y pienso que un día vamos a ofrecer viajes de exploración emocional, ojalá que también alguno que otro por Bilbao.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

hibridando historias nuevas en el camino hacia la innovación

nos encantan los cuentos y las fábulas, cuando somos bebés, cuando somos enanitos, cuando somos adolescentes, cuando somos personas hechas y derechas, ése es uno de los fundamentos del cuentacuentos,

estamos programadas para escuchar y contar cuentos,

pero, y he ahí uno de los problemas, parece que el número de historias que podemos llegar a conocer es finito, y todos conocemos unas pocas historias, vamos a pensar que ésta es una limitación a esta aproximación,

hasta que un día pensamos que podemos componer o hibridar nuevas historias, juntando personajes dispares, que no se habrían conocido entre sí nunca jamás, porque, por ejemplo, pertenecen a dos cuentos diferentes,

y viven otra época, y nada tienen que ver, si te parece vamos a poner un ejemplo para ilustrarlo, ¿te imaginas cómo sería una historia en la que se juntan la Cenicienta  y Shreck?, vaya disparate, ¿verdad?,

pues mira que a mí no me lo parece, y es una dinámica que abre una puerta infinita a la imaginación, a que el niño natural que llevamos dentro juegue, y se permita explorar, eliminando barreras, limitaciones mentales que merman su creatividad,

ése es uno de los fundamentos de la innovación, barrer limitaciones mentales,

y en eso andamos este fin de semana, juntando la historia de Cenicienta, esa niña buena que limpia y limpia sin parar, en casa de su madrastra, con un padre sumiso, que le baila el agua a la bruja, para recibir unas migajas de reconocimiento,

si lo piensas bien Cenicienta encarna la anti-princesa,

y a la que vamos a juntar con Shrek, el rey de la ciénaga, el abominable monstruo de la ciénaga, aquí no hay mayor discusión, la figura prototipo del anti-príncipe, al menos así nos lo han pintado de inicio,

y juntamos a los dos protagonistas con una situación, ahí está el 3, que puede dejar volar tu imaginación, Cenicienta está triste, su mamá, ups, su madrastra, no la ve, y Shrek, que ya vive con ella, quién sabe cómo llegaron a juntarse,

será una historia rara que algo tiene que ver con su transgeneracional,

Shrek no sabe qué hacer para animarla, y se le ocurre salir de compras, ¿qué crees que le puede comprar como regalo a Cenicienta?

   así lo vimos…

escribo estas líneas después de un domingo por la mañana en el ogro de la ciénaga sale a comprar un aspirador con Silvia, no te imaginas qué ilusión le puede llegar a hacer a una anti-princesa este anti-regalo,

que además, de puro contenta, va a acabar pagando ella misma.

el ejemplo de arriba es una dinámica que podemos proponer en cualquier cole, en la dinámica de crear puentes mentales que nos permiten abrir la mente a la diversidad, al otro, a posibilidades nuevas de relación,

pero que también podemos proponer en cualquier organización, en la que el pensamiento se haya tan encorsetado, tan limitado a lo que las buenas prácticas externas dictan, copia y pega de la peor calidad,

y surge después de una conversación disparatada con Javier Goikoetxea, monstruo de la creatividad e impulsor de la economía del bien Común, yo le invito a cenar con unos amigos en Algorta, a 70 km, y el se va a la India con tal de no aceptar,

a Bombai, debe ser la bomba ir a a la India, y me responde con un proyecto que es la bomba, en el que participa en colaboración con Anesvad, y me acuerdo de un cuento, en realidad es una fábula, que puedo relacionar con este proyecto de cooperación,

y pienso en una línea que junta (en realidad barre las barreras mentales entre) un proyecto de cuentacuentos y un proyecto de responsabilidad social corporativa, o un proyecto en el cole y un proyecto en la empresa,

o un proyecto en la India, y muchos como éste, gracias, Javier, y las 7 emociones, un proyecto para extender la responsabilidad emocional en el mundo, y sigo barriendo barreras,

¿qué organización podría estar interesada en un proyecto así? ,

y pienso en Save the children, y pienso en el movimiento de la EBC, y pienso en la fundación alares, en la fundación diversidad, en el pacto mundial, en programas para extender la educación promovidos por la Caixa o Telefónica,

y siento que alguna de estas posibilidades se va a dar, una vez que hemos barrido las barreras mentales, con escoba y pala funciona, pero no te puedes imaginar cómo de bien va con un aspirador AAAA.

este post habla de varias cosas, el cuentacuentos incluido,

pero me gustaría enmarcarlo dentro de la línea de ecosistemas innovadores, una línea que prende sí o sí, como cuando enchufamos la corriente a la aspiradora, la creatividad en las personas y despejamos el camino de la innovación en la organización.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

dejar ir, dejar venir (un último ejercicio para despedir el año)

un año termina poco a poco, languidece según la cuenta atrás se acerca, ya sólo le quedan 13 horas, está a punto de extinguirse, puede ser un buen momento para hacer un pequeño ejercicio de recapitulación, sencillo y potente,

en el que revisamos qué nos ha traído, qué hemos vivido, con sus significados, qué tenemos que agradecer, cuáles son los hallazgos fundamentales, los grandes apreHendizajes, si los ha habido, ojalá no hayas tenido ningún siniestro total,

y qué quieres dejar atrás, en forma de pensamientos, emociones y acciones disfuncionales, tu vieja piel que ya no te sirve, que ya no te protege, que no debería ser parte de tu caminar en este año nuevo,

tal vez es esa relación con ese hombre, tal vez esa relación con tu madre o con tu hermana, tal vez están metidos tu ex y tus hijos en esa ecuación a todas luces imperfecta,

tal vez es ese miedo que te come desde las entrañas y te hace conducirte cada día mirando al retrovisor del más sonoro de tus fracasos pasados, que te impide mirar con lucidez, confianza e ilusión cada día nuevo,

tal vez es esa pena por lo que pudo ser y no fue, pero tampoco es, y además es imposible que vuelva a ser, porque hay cosas en esta vida que son simplemente imposibles, y es bueno reconocerlo,

tal vez es una rabia que sigue clamando en el desierto de este mundo que a veces se te antoja tan bestia, tan grotesco y malcarado, tan desprovistro de cariño y de una mínima sensibilidad,

sea lo que sea eso que te molesta en este año que agoniza tenemos una mala y una buena noticia, la mala es que eso que te molesta no está fuera, vive en ti, la buena es que no está fuera, vive en ti, y por lo tanto sólo depende de ti dejarlo ir.

   así lo vimos…

si tienes un rato libre este día, te proponemos un ejercicio sencillo, tan sencillo como respirar, 7 respiraciones profundas durante un minuto pueden bastar, conecta con todo lo vivido, y con esos dos listados de cosas,

los apreHendizajes y los regalos, por una parte,

y todos esos viejos hábitos (pensamientos, emociones, acciones) de los que te quieres desprender,

dos listas sencillas que puedes plasmar con la ayuda de un lápiz y uno o dos papeles, mejor 2 para componer el número 3, dos papeles con lo que puedes hacer lo que quieras, los puedes quemar, los puedes guardar para revisarlos dentro de un año,

y observar cómo se han modificado, tal vez te sorprendes con la comparación, muchas cosas siguen en el mismo sitio, alguna cosa a buen seguro que se ha TRANSformado, alguna tanto que tal vez ya ni siquiera está,

también puedes asociar a los dos listados un símbolo que para ti haga significado y dos acciones bien diferenciadas, tal vez incluso asocias el símbolo con un ritual, es tan rica nuestra imaginación y tan sabia nuestra intuición…

piensa que lo que hagas es perfecto, está bien,

en este ejercicio que te conecta con tus emociones, y esperamos que de alguna forma sutil con la emoción de la comprensión, porque a veces sólo necesitamos comprender para sanar un poquito,

comprender-nos para comprender-les, recuerda,

entre tanta algarabía externa y tanto quedabien, entre tanto cava y turrón, bien regaditos esta noche con campanas y uvas, lo viejo termina, viva lo viejo, para que lo nuevo pueda tomar su lugar..

si lees esta propuesta pasado el día 31, el 1, el 2, el 3, no importa, siempre que no sea el cinco, puedes sustituir la lista de lo que quieres dejar ir por la lista de lo que quieres dejar venir.

 

dejar ir lo viejo, lo que no nos sirve, lo que es dis-funcional en nuestras vidas,

para que lo nuevo ocupe su lugar,

un ejercicio inspirado por la teoría U de Otto Scharmer.

a lo largo de este año (y años anteriores) hemos presentando 7 emociones como un modelo de inteligencia emocional, hasta que integramos que no estamos hablando de inteligencia emocional sino de responsabilidad emocional,

un sutil matiz que hace toda la diferencia,

es más que probable que en el 2018 y siguientes sigamos profundizando en ese concepto de la responsabilidad personal, también en nuestro rico y profundo mundo emocional.

7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, accesible desde este enlace. entre campana y campana, y sobre campana una.

 

Otto, Osho, esto y lo otro

estoy sentado en la piscina de la urba, de vuelta ya al trabajo, tras las vacaciones de agosto, y recibo una llamada de Pablo, mientras leo un libro que he estado a punto de dejar, así de duro me ha parecido en un momento inicial,

titulado “Tantra: la suprema comprensión”, de Osho, un libro que se convierte en el libro del verano, no cabe ninguna duda, casi es el único que he leído,

y charlo animadamente con Pablo, no sé si te ocurre, hay personas que te alegran con sólo escuchar su voz, un tono siempre positivo, agradable, ilusionante, y me cuenta de las curvas del verano,

una idea que compartimos, a veces creemos que la distancia más corta entre dos puntos es la linea recta, y queremos viajar rápido, casi queremos llegar a destino ya, antes de empezar el viaje,

pero la carretera tiene curvas, está en nosotros disfrutarlas o penar,

y en eso estamos compartiendo sus curvas toledanas y mis curvas vascas, preámbulo interesante para la puesta en común de las curvas comunes, y las actividades que podemos desarrollar este último cuatrimestre del año en torno a 7 emociones,

una serie de actividades que tal vez hacemos, o tal vez no,

hasta que cuelgo el teléfono y observo el párrafo del libro que me ocupa justo cuando Pablo contacta conmigo, un ejercicio que es muy interesante hacer, ¿en qué estaba yo cuando me he torcido el tobillo, esta persona me dice que sí, esta otra que no?,

qué me rodea y qué hay en mi interior,

y leo este párrafo,

Y cuando permaneces simplemente natural, sin rechazar ni aceptar; sin luchar ni rendirte; sin decir ni “sí” ni “no”; cuando dejas que las cosas sucedan, entonces, lo que tiene que suceder, sucede. No te ves obligado a escoger. Simplemente te das cuenta de lo que va sucediendo y no tratas de cambiar nada, no tratas de modificar nada. No estás preocupado por mejorarte. Permaneces tal como  eres,”

y sigo leyendo ese párrafo que tanto evoca la actitud en que observo en Pablo y en mí mismo en esta conversación que acabamos de tener, sin rechazar ni aceptar, sin luchar ni rendirte,

y pienso en las “causualidades” de esta vida, mientras revivo el gusto de charlar contigo, Pablo, otra vez.

   así lo vimos…

dos notas del libro, en las páginas 173 y 247 evocan los principios del journaling y del presencing, dos palabros que conozco de la teoría U de Otto Scharmer, ese marco para entender el mundo que integra oriente y occidente,

el mundo del desarrollo social y el mundo económico y de los negocios, un modelo que nace en el tecnológico de Massachusetts,

y que integra la triformación del ser, pensar – sentir – hacer congruentes,

open mind – open heart – open will 

dos notas, journaling y presencing, que cualquier día de estos dan pie a algún comentario en este espacio.

y voy conectando los contenidos de este libro, “el tantra: la comprensión suprema” con una de las 7 emociones de ese modelo de inteligencia emocional que hemos desarrollado, inspirado por la teoría U,

la memos visible de las 7 emociones, la comprensión, esa emoción que se viste de azul índigo, un color tan especial como la propia emoción que representa,

y entiendo por qué las 7 emociones integran el mundo material y la tierra (miedo – tristeza – rabia) con el desarrollo de las personas y de los grupos (el orgullo – la comprensión – la alegría), esto es, el mundo espiritual.

muchas gracias Otto, por la inspiración que la teoría U nos aporta, muchas gracias, Osho, por este paso adelante para profundizar en los secretos de la comprensión, un paseo para una vida, … o dos.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de inteligencia emocional relacionado con el desarrollo de nuestra conciencia y nuestra responsabilidad personal, desde este link

 

 

 

 

para ayudar a volar a la gente

en el proceso de redacción del post “abrazar la plenitud” un parapente es la imagen central, de hecho me despierto con esa imagen, y con esa palabra, parapente, convertida en pregunta, ¿para qué?,

parapente, para ayudar a volar a la gente,

y pienso que no es mal momento para sacar a pasear las ceras, y pintar un monigote, primero el parapente en rojo, luego la persona, con colores varios, desconectada, para terminar haciendo la unión, con los hilos, casi invisibles, que nos conectan,

que nos ponen en relación,

y observo cómo, qué curioso, 2 entidades separadas entran en relación por medio de lo sutil, sutil pero que se puede percibir, y en el fondo esa persona, desprovista de miedo, sin techo y sin suelo, sin nada a su alrededor,

en mi vida sólo he “volado” una vez en parapente, una experiencia que revivo,

un viaje sin el vértigo propio de las alturas, que se da muchas veces cuando te subes a un balcón, el parapente te quita el suelo bajo tus pies, pero no hay problema, porque hay una fuerza ascensional que te lleva siempre para arriba, lejos del acantilado,

y mi atención se mueve a la persona, ahora relacionada con los hilos que asen sus manos, formando una curiosa forma, una especie de U, con la persona al fondo, en ese espacio en el que el coraje es la cualidad fundamental,

un coraje necesario para plantearse varias preguntas, ¿quién soy Yo?, ¿cuál es mi Trabajo?, ¿qué tengo que dejar ir para que lo nuevo emerja?, ¿qué tantas cosas me sobran?, ¿de qué lastres del pasado me tengo que librar?,

para eso es necesario el coraje, para que el vuelo libre pueda darse,

no es mi voluntad pequeña, mi ego, el que pilota mi vida, sino esa fuerza ascensional que no observamos a simple vista, pero que existe en cualquier caso, qué reconfortante pensar que no todo el viaje es hacia abajo,

en este peculiar proceso de la U.

   así lo vimos…

7 emociones es un modelo emocional inspirado por la teoría U, en especial por ese momento abajo de la U, en el que el EGO da paso a nuestro Yo soy, por medio del orgullo, esa emoción tan mal entendida,

y que intentamos explicar una vez vestida con el manto de la humildad,

orgullo humilde, un oximorón precioso para explicar lo inexplicable,

esa renuncia que abre la puerta a una nueva dimensión del desarrollo personal y de la comunidad.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

¿comenzamos?

una pregunta que en otro contexto no tiene mayor enjundia, se carga de sentido como frase de cierre del primer capítulo de esta serie de culto, Juego de tronos, en el comienzo de la séptima temporada,

una pregunta que tiene poco sentido de comienzo en sí mismo, y todo de continuidad, algo que se viene gestando hace tiempo toma cuerpo, y los presentes, todo parece indicarlo, están invitados a una respuesta unánime,

¡¡¡comenzamos!!!,

para darle al empeño, al proyecto común, el arreón necesario, sí o sí,

y no puedo sino conectar con estos proyectos que en un momento del camino necesitan esa pregunta, y ese arreón para seguir adelante, el futuro emerge, 7 emociones y escuela de familias, entre ellos,

y pienso en las personas a las que es necesario formular es pregunta,

¿comenzamos?,

una pregunta que tiene todo de comienzo de lo nuevo, una pregunta que tiene todo un sentido de continuidad.

   así lo vimos…

es Julio del 2017, un mundo se cierra en la piel de toro en estas fechas, agosto se avecina, y llegará Setiembre, buen momento para darle a esta pregunta su espacio, ¿comenzamos, Silvia?, ¿comenzamos, Pablo?, ¿comenzamos, Montse?,

¿comenzamos, Eva, Fernando?, ¿comenzamos, Elena?, ¿comenzamos, Luis?, ¿comenzamos, Maite?, ¿comenzamos, Iban, Javier, Nice, Pablo, Iñigo?, qué divertido es plantearse la vida con preguntas,

que siempre tienen respuestas abiertas, sí, no, quizás, con las que vamos a experimentar la vida en relación.

la teoría U plantea un camino de desarrollo personal que tiene un punto álgido en el punto más bajo de la U, en el que tenemos que dejar ir lo viejo, para que lo nuevo ocupe su lugar, un espacio en el que hace falta coraje.

7 emociones, inspirado por la teoría U y la teoría del color de Goethe, es un modelo emocional que promueve el desarrollo del orgullo humilde, un orgullo y reconocimiento de mi propia valía personal,

que nos permite el desarrollo de entornos de confianza, en los que Yo soy, en los que me permito Ser, y permito que la otra persona se exprese, Yo soy, y Tu también, en los que se facilita ese proceso de reconocimiento mutuo,

entornos de confianza que facilitan que la magia de lo nuevo sea posible.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

 

 

lo que sí aporta la comunidad LTBG en nuestra familia

ayer es el cumpleaños de Karmele, amiga de infancia, que me devuelve la llamada un cuarto de hora antes de cerrar el día, llevo una hora en la cama y me despierta el móvil, qué duro es el síndrome cenicienta algunos días,

que está como unas castañuelas, un pilón de amigos y conocidas le han felicitado el cumple, ¿habrán llegado a 200 personas?, y vamos haciendo repaso de nuestras vidas, trabajo, parejas, hijos, presencias y ausencias,

y me cuenta que Jonan, su hijo, un chaval majísimo, sensible, cariñoso, un amor de chaval, ya tiene pareja, Erik, hace una pausa Karmele, para ver si he escuchado bien, Erik, no Erika, y me cuenta lo que le ha costado aceptarlo,

sí, seguramente no me lo imagino,

y me marcho de vuelta a la cama, y me despierto con esa pregunta, ¿qué aporta la comunidad LTBG a nuestra sociedad?, y más concretamente, ¿qué aporta la comunidad LTBG en nuestra casa?,

porque es diferente cuando algo le ocurre a mi vecina, a mi mejor amiga, o cuando algo ocurre en mi propia casa, y me ocurre a mí en estricta primera persona, y me acuerdo de aquellos tiempos en los que yo era un chaval,

y en mi pueblo, Algorta, sólo había un hombre negro, y Francia era un país lejano, al que mis padres cruzaban para ver una película o comprar achicoria en Carrefour cada cuatro años, tan cerca, a escasos 150 kilómetros, y tan lejos,

aquel mundo en el que yo viajo al extranjero por primera vez con 23 años,

y observo el mundo en el que hoy viven mis hijos, que ya son modelos híbridos, mezcla de español y mexicana, un mundo mucho más mezcladito, más diverso, y espero que también más sensible, un mundo más consciente,

tal vez es ésa la gran aportación de todo lo que viene, una nueva consciencia, y una nueva sensibilidad, que se expresa cada vez más libremente, también en el terreno más íntimo, en nuestra sexualidad.

   así lo vimos…

abro el correo con la pregunta de si toca escribir de esto o toca escribir de otra cosa, y la meditación que remite diariamente la fundación Ananta me responde que sí, que es buen momento de hablar de este mundo sensible…

“La vida te requiere realmente sensible, es decir vulnerable, humilde, tolerante y flexible. Así tendrás un buen carácter, una gran sensibilidad para dar la nota que viniste a dar y acompañarte de otros instrumentos para que, entre todos, pueda resonar la sinfonía de la humanidad”.

Jorge Carvajal, “Amor, Vida y Medicina” (1995) p. 40, Anahata Ediciones, 2008. Imagen: Parque Natural de Redes, Asturias, 6 julio 2017 (cortesía de Violeta Arribas)

y pienso en este mundo de mayorías y minorías, es curioso, siento que, en contra de lo que nos cuentan y nos han inculcado, el mundo no lo mueven las mayorías, lo mueven las minorías con poder,

hasta que las mayorías consiguen la representatividad necesaria,

y siento que estos procesos, en los que lo nuevo se abre paso, poco a poco, dejar ir para dejar venir, van instaurándose progresivamente, cogiendo fuerza, haciéndose grandes, ayer perseguidos, y hoy orgullosos, ése es el camino,

hasta que son capaces de traer lo nuevo a la comunidad, ése es el verdadero sentido de la alegría, el hacer comunitario, desde una nueva comprensión, desde una sensibilidad nueva, más eco-sistémica,

desde una conciencia más integradora,

y seguramente más integral.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, en el que explicamos las 3 emociones de tierra, y las 3 emociones del desarrollo de las personas y de los grupos,

convertidos en comunidad, con la ayuda del arco iris, un puente entre el cielo y la tierra, expresión del baile entre la claridad y la oscuridad, con el Ser humano como observador, un puente re-descubierto por la comunidad LTBG.

 

la vida como escuela y camino de TRANSformación

“El gran amor, el éxito, la fortuna y la gloria, ésta es la idea que los humanos tienen de la felicidad y esperan conseguirlo. Si no lo tienen, algunos van a consultar a astrólogos que les dicen: «No te preocupes, el amor llegará, el éxito llegará… en seis meses, en un año, cuando se produzca tal tránsito o tal conjunción de planetas.» Y entonces, confiados, continúan esperando…

Pues bien, no, la felicidad no es algo que viene – o no viene – súbitamente del exterior. La felicidad es un estado de conciencia que depende de nuestra correcta comprensión de las cosas. No debemos imaginar que hemos venido a la tierra para ver realizados en ella todos nuestros deseos. Hemos venido a la tierra para aprender y perfeccionarnos. Pero, ¿cómo podemos perfeccionarnos si no es encontrándonos cada día con nuevos problemas a resolver? Ya veis, es necesario que esté muy claro: la tierra es una escuela y, como en todas las escuelas, sólo aquellos que aprenden y progresan pueden ser felices.”

 así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta, meditación diaria de la fundación ananta.

Imagen: Cartel de Fidel Delgado

hoy combino la meditación que me llega desde fundación ananta, gracias, Joaquín, con un cartel de Fidel Delgado, esos carteles tan bonitos que prepara con una trazo base, que va creciendo en color, alrededor de una frase, o de unas palabras,

vivir fluyendo, en el caso de la de hoy,

y siento cómo resuenan entre sí estos dos mensajes, vivir fluyendo, y la felicidad es un estado de conciencia que depende de nuestra correcta comprensión de las cosas, saber aceptar lo que llega y soltar lo que acaba,

y la felicidad no es algo que llega súbitamente del exterior, porque hemos venido a la tierra para aprender y perfeccionarnos, ¿cómo podemos perfeccionarnos si no es encontrándonos cada día con nuevos problemas a resolver?,

soltar lo viejo, aceptar lo nuevo, encontrarse con problemillas, aprender y perfeccionarnos en el camino, la vida como proceso de aprehendizaje, ¿qué me viene a decir este problema?, ¿para qué esta enfermedad?,

la vida como escuela y camino de TRANSformación,

con la ayuda de nuestra amiga la comprensión.

la comprensión es una emoción de conexión con el todo que no es habitual en la bibliografía sobre inteligencia emocional del mundo occidental, es tan rarita, tan esporádica, tan sutil, que parece no tener una expresión facial,

una emoción (o energía) sutil, mucho más que la sorpresa, mucho más profunda y más importante para el desarrollo de las personas y de la convivencia, una emoción que incluimos entre las 7 fundamentales del modelo 7 emociones.

Si quieres leer algo más sobre la emoción de la comprensión, puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link, un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe.

 

 

 

Teoría U en el País Semanal

un breve artículo de la teoría U entra en la edición de El País Semanal, titulado “Antes de entrar dejen salir”, “Cómo salir del pasado para mirar al futuro” en la edición digital de este artículo de Francesc Miralles, con ilustración de Gorka Olmo,

muchas gracias por facilitarme el enlace, Pablo,

un artículo que habla de la energía de lo viejo, let it go, dejar ir, déjalo ir, una energía que nos atrapa muchas veces, más de lo que creemos, en palabras textuales del artículo,

“una persona que está resentida por las decepciones del pasado buscará sin darse cuenta esos mismos resultados en todas sus acciones y relaciones, porque está anclada en el bucle de lo que ocurrió, no en lo que puede ocurrir”,

y observo cómo me está ocurriendo exactamente eso, y observo ese consejo de Otto Scharmer, autor de la teoría U, y contacto con ese mensaje desde la distancia, desde el M.I.T.  y el instituto presencing, más allá del charco,

“La energía sigue a la atención. Por eso no debemos centrar nuestra atención en aquello que tratamos de evitar, sino en aquello que pretendemos que suceda”, parece fácil al escucharlo, pero tal vez es más complejo de lo que parece,

porque demasiadas veces estamos en la energía de lo que es, de lo que está siendo, porque muchas veces esa energía es mucho más densa de lo que pensamos, es puro presente que proyectamos a un futuro que está por hacer,

un futuro que hacemos entre todas,

pero antes es necesario ser conscientes de las creencias que nos tienen atadas a nuestra situación actual, despidiéndonos amistosamente de nuestro pasado, y perdonando a las personas que nos han hecho daño,

perdonándonos a nosotras mismas en primera instancia, un perdón totalmente necesario, y fundamental, para ponernos en ruta, una ruta por otra parte incierta, en la que aceptamos a nuestra amiga la incertidumbre, puede ser o puede no ser.

“Si queremos ser realmente libres, hay que renunciar a hacer pronósticos, aceptar que la vida es una ­aventura en la que cualquier cosa puede suceder. Pensar y actuar libres del pasado implica permitir que las cosas sucedan, dejar que la existencia nos sorprenda.”

Al final, sólo se trata de eso, así de sencillo, cambiar la atención, de lo que no a lo que sí, aceptar la aventura de la vida, y sorprendernos con la magia que nos espera, en algún sitio, ahí adelante.

   así lo vimos…

y me quedo soportando la imagen, el hombre dormido en el sueño, rayado, sobre una cama de espirales, pasado enroscado en el pasado, energía vieja, ya sabes, let it go, para que lo nuevo ocupe su lugar en nuestra vida.

y me acuerdo de ese día en el que 7 emociones aparece como un regalo inesperado, una inspiración que conjuga lo viejo y lo nuevo, dejar ir y dejar venir, teoría U para las nuevas generaciones por medio de un modelo innovador de inteligencia emocional,

emociones facilitadas con el arco iris, 7 colores que representan todos los colores que podemos ver, y la teoría del color de Goethe, con el amor en el centro, porque poca cosa vamos a ser capaces de hacer en este mundo sin nuestra mejor intención.

si quieres, puedes descargar 7 emociones, CREATIVE COMMONS, gratis total.