conversando con las rosas, con Goethe y con otros animales (una conversación improbable)

tal vez no conoces la conversación Goetheana, aunque supongo que si formulamos la pregunta mucho me temo que la respuesta va a ser no, ya que no es una conversación en el mainstream,

pocas personas la conocen, y menos aún la practican, pero no importa, ya sea sí o no la respuesta, si te interesa establecer conversaciones respetuosas y generativas con personas de tu entorno,

no es necesario que se trate de un equipo de trabajo, con cualquier grupo de personas puede valer, conocidas o desconocidas, de tu entorno próximo o de orígenes y destinos diversos, tal vez estas notas al aire te pueden ser de interés.

por si acaso, ahí van.

Exponemos / acordamos el tema de la conversación.

El tema no es necesariamente un problema o un proyecto que requiere un enfoque colaborativo. Para ello podríamos utilizar otras aproximaciones, como los círculos de coaching de la teoría U.

El tema es esa pregunta o esa situación que nos llama, que nos interesa, que nos interpela o nos mueve de alguna extraña manera, en alguna forma no nos deja indiferentes, y tiene una connotación emocional / personal.

Las personas participantes en la conversación tienen 3 entradas cada una. Y buscamos que estas entradas sean breves. Podemos proponer limitar la duración de cada entrada a 3 minutos, por ejemplo, con un margen de flexibilidad, que puede llevar cada interlocución a las 4, 5, 6 minutos, 7 casi es demasiado.

Primera ronda de intervenciones.

En la primera ronda de intervenciones, sin orden, se propone que cada persona participante comparta una experiencia personal, cuanto más emocional mejor, relacionada con el tema. Esta primera intervención de cada persona ayuda a establecer el tono de la conversación. En clave de los cuatro reinos, se trata de empezar por el tercer reino, el ser animal y el mundo emocional, para intentar subir, con la colaboración de todas las personas participantes, al cuarto reino, el ser humano y la comunicación generativa.

Una vez que todas las personas que componen el círculo han hecho una aportación, sin excepción, empieza la segunda ronda. Si somos, por ejemplo, 6 personas, deberíamos haber consumido en torno a 21 minutos.

Segunda ronda de intervenciones.

En la segunda ronda, la dinámica cambia ligeramente. Se trata, empezando sin orden, por una persona que se ofrece voluntaria, a tejer una conversación, en la que se entrelazan las historias previas, que hemos compartido en la primera ronda, en intervenciones en las que devolvemos la emoción que nos mueve.

Importante: en esta ronda, como en la anterior, no se trata de dar ni quitar razones, una dinámica que nos induciría al segundo reino, en un plano mental que en general va a bajar la energía de la conversación. No se trata de aportar datos, referencias a estudios, centros tecnológicos y de investigación, no se trata de tener razón. Intentamos seguir componiendo una conversación emocional.

E intentamos participar sin abalanzarnos, sería bueno que entre participación y participación se cree un espacio.

Adicionalmente, es interesante componer sobre la última aportación, no sobre la ante – ante – anterior, en un ejercicio tan habitual de la conversación desde el plano mental, me he quedado con aquello que dijiste, y me gustaría apostillar, complementar, rebatir, no se trata de eso.

En algún caso, sentimos la necesidad de participar. Dejamos un espacio, creamos un hueco. Si nadie toma la palabra, es mi turno.

Si hacemos buen uso del tiempo, y de las reglas para la conversación, 21*3 = 63 minutos, en una hora terminamos el proceso que hemos empezado.

Todas las personas integrantes del círculo, en este caso 6, hemos aportado desde nuestra experiencia personal y nuestra mejor intención. No hay una voz dominante. Todas hemos intervenido. Todas hemos tenido nuestro tiempo para hablar y para escuchar, y nuestro tiempo para dejarnos sentir.

Terminando la conversación.

¿Ha surgido algo nuevo?, ¿hay una comprensión nueva, un ajá, a nivel personal, o a nivel del grupo? Si la respuesta es sí, qué bueno. Si la respuesta es no, esperamos que la conversación haya sido nutritiva, respetuosa, positiva. Y a seguir intentándolo.

   así lo vimos…

Consideraciones adicionales.

La conversación Goetheana es un proceso autogestionado. Al principio todas las personas asistentes convienen y aceptan unas formas en la conversación. Se puede establecer de mutuo acuerdo una forma de limitar y hacer visibles los tiempos de cada intervención y el número de intervenciones de cada persona del grupo.

Se pueden acordar formas en las que cualquier persona del grupo llama la atención, de forma sutil, a otra de las personas participantes cuando incumple las reglas convenidas, ya sea por no respetar la palabra, por faltar el respeto a otra participante, por bajar el nivel energético de la conversación con un enfoque mental, por defenderse o atacar, por cortar el flujo e iniciar un debate, por cualquier práctica propia de los niveles inferiores de la comunicación, el nivel del ser piedra (mineral) o del ser vegetal.

Para efectos prácticos se pueden utilizar, por ejemplo, un reloj, cualquier objeto que sirva a modo de palo de palabra (que nos sirve para identificar a la persona en uso de la palabra), 3 macarrones por participante (para las participaciones / turnos de palabra, consumidas y pendientes), y 2 gommets (para las llamadas de atención o amonestaciones).

Nota:

La conversación Goetheana toma su nombre de Goethe, un genio prolífico, que además de otras muchas actividades (dramaturgo, tal vez le conoces por Fausto,…) es naturalista. Su observación de campo le lleva a observar el mundo con ojos limpios, en primavera, en verano, en otoño, en invierno. Nos introduce en la metamorfosis de la rosa (de las plantas en general) y desarrolla la teoría del color. La propuesta de este tipo de conversaciones, en cierta medida improbable, tiene mucho que ver con esta actitud que nos acerca, con respeto y asombro, a lo que está siendo, a nuestro alrededor, y en nuestro interior.

las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo, se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo, y conocen el mundo sólo dentro de sí mismas.

cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Johann Wolfgang v. Goethe

puedes acceder a una breve explicación del campo de la atención de la teoría U, por medio de varios videos de los 4 reinos (el ser mineral, el ser vegetal, el ser animal, el ser humano) en el enlace adjunto.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

Anuncios

conversaciones improbables en la organización

me junto con Montse a ordenar mentalmente el hilo conductor de la presentación de conversaciones improbables, para el meetup del grupo de Agilismo en Madrid, el sábado de la semana que entra en Liferay, frente a las 4 torres,

en esa jornada en la que vamos a realizar un puente entre la teoría U, de Otto Scharmer, y Reinventar las Organizaciones, de Frederic Laloux, y los 3 principios que promueve en las organizaciones,

  1. desarrollamos la autogestión,
  2. abrazamos la plenitud,
  3. alineamos el propósito,

3 principios de las organizaciones TEAL que se encuentran implícitos en la teoría U, y que pretendemos desvelar mediante un juego de preguntas y respuestas, que se desarrollan de forma individual y en pequeños grupos,

un juego en el que pretendemos introducir una variante rara, la persona que ya conoce la respuesta, porque conoce la teoría U, se abstiene de participar, porque el objetivo es mover a la reflexión, no hacer un ejercicio de memoria,

con todo lo que la reflexión lleva aparejado, la incertidumbre, la comunicación que se genera desde el no saber, las dinámicas de consenso o de liderazgo dentro de un grupo pequeño, el ejercicio de buscar un sentido dentro de una sopa de letras,

investigar, proyectar, proponer, jugar con los significados y las relaciones, descubrir, déjame que no les ponga un orden,

en un juego en el que, si bien nos va, podemos llegar a plantear los 3 juegos de capacidades que cualquier persona, y por lo tanto cualquier cualquier agregado de personas, grupos y equipos, pueden llegar a desarrollar,

en lo que hemos venido a denominar el 3ple camino, una de cuyas patas es bien conocida por la comunidad Agile, ese grupo de personas que están entrenadas en el prototipado, en ciclos de realimentación rápida,

en construir pequeño el mínimo producto viable y explorar, antes de proyectar y construir la gran catedral de nuestros tiempos, no sé por qué mi mente me lleva a la Sagrada Familia de Barcelona, un edificio que no sabemos si va a albergar una misa,

y, tras ese primer bloque, en clave divulgación, que nos sirve para entender los fundamentos del otro esquema, siempre es bueno conocer qué hay más allá de mi campo de especialidad, y con qué otras realidades puedo conectar,

realizar un ejercicio de conversaciones que se despliega en 3, con base en el campo de la atención, un campo del que podemos ser progresivamente conscientes, para elevar nuestro discurso desde el plano mental,

ese plano en el que estamos adiestradas, porque somos perfectas en el dominio de las palabras, los argumentos, los datos y las cifras, los estudios, el análisis y la síntesis, ese plano desde el que convencemos, persuadimos, debatimos,

para llevar nuestra atención un plano más allá, al plano emocional, por medio de paseos empáticos, de círculos de coaching, de conversaciones Goetheanas, conversaciones improbables, todas ellas, en el mundo de la organización.

   así lo vimos…

y busco un par de enlaces, con materiales que nos pueden ayudar a desarrollar ese segundo bloque, en el que los paseos empáticos, los círculos de coaching (tal vez sólo hacemos uno) o las conversaciones goetheanas (idem de lienzo) tienen lugar.

coaching circles (presencing institute)

un ejercicio de contacto con la conversación Goetheana en Bilbao (el futuro emerge)

preparación de entrevistas / diálogos (presencing institute, descripción en inglés)

y me apunto un pendiente, aunque la lista es más grande, conversaciones goetheanas (instrucciones), a desarrollar y a subir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro

en el proceso de darle continuidad al contacto inicial con la página de aladuría, que publico en una entrada reciente, bajo el título “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”,

sigo viajando por links relacionados, y llego a este video de Improversa, en el que Julián Bozzo pronuncia, entre otras, esta frase que me llama tanto la atención, y que atribuye a Picasso, “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”,

allá por el minuto 7:00, una introducción a ese marco de referencia necesario para la interacción entre personas, que tiene, por otra parte, funcionamientos naturales, orgánicos, qué bueno que el símil es tan sencillo que nos cueste negarlo,

7:36 si riego una planta con agua, pasa una cosa,

y si riego una planta con gasolina, pasa otra cosa,

el cómo alimentemos, el cómo nutramos ese espacio,

es el que va a generar, es el que va a favorecer la creación de un tipo de creatividad que es la aladuría.

Y sigo escuchando este video, hacia alante y hacia atrás, de donde me permito copiar otro trozo, que conecta con nuestra explicación de los 4 reinos de la observación y la atención, que provocan y posibilitan modos tan diferentes de conversación,

6:25 las personas somos espejitos, y cuando una persona muestra lo que trae, ahí en su mente, el otro activa su mente, si una persona muestra y comparte desde lo que siente y desde lo que le está pasando, al otro se le activa lo mismo, ¿no?,

por eso es importante que sentir que es un espacio de cero agradar, de no querer caer bien a nadie, de no desear un aplauso, de no desear un “qué bien lo has hecho”,

casualmente, pasa algo, cuando no queremos gustar, gustamos más, en este espacio se va a ver muy claramente.

Y me conecto con ese mundo de posibilidades nuevas que se abre cuando nos acercamos a esa comunicación que nos contacta con las personas con las que nos relacionamos desde el corazón,

buen punto para comenzar.

   así lo vimos…

En el proceso de difusión de la entrada antes citada,  “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”, Cris Bolívar surge en mi ayuda, y me ofrece por correo electrónico un catálogo de definiciones que explican este término

Aladuría:

[Véase Aladúrico. f. del latín ala-, f. n. propio -duria: dar posibilidad]

En filosofía: facultad de transformar lo pesado en liviano. Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real.

En psicología: acto que concilia lo pasado con lo presente. Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil.

En música: momentos de creación libres, autónomos, transportados por el impulso de la inspiración.

leo estas definiciones, ya sea desde la filosofía, Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real,

facultad de transformar lo pesado en liviano, tela marinera,

ya sea desde la psicología,  Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil, o desde la música y pienso cómo me gustaría ser capaz de operar desde ahí.

los 4 reinos es una aproximación sencilla al campo de la observación y de la atención, que tienen como objetivo fundamental ese contacto con la esencia propia, de la persona y del grupo,

que nos permite conectar con ese espacio que se encuentra más allá del ego, tantas veces a la defensiva o al ataque, para crear juntas desde ese espacio vacío, suelo fértil para lo nuevo, para lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

diferentemente iguales

en el ejercicio de pulir y mejorar el proceso de 3 visiones, dar cera, quitar cera, intentamos ser fieles a las 3 escuchas, la escucha del 3, la escucha del 4 y la escucha del 6, si te fijas nos saltamos la escucha del cinco,

y nos damos cuenta que en los procesos que hemos corrido durante el 2017 no nos hemos atrevido, ésa es la palabra, más que que no hemos tenido tiempo, porque solemos sacar tiempo para lo que queremos,

no nos hemos atrevido a incluir la conversación propia del cuarto reino, el de los seres humanos, y nos preguntamos cómo la podemos introducir, desde esa atención que Otto Scharmer denomina generativa, y que Luis Espiga denomina goetheana,

y tomamos una opción radical, vamos a introducir, sí o sí, una dinámica que sirve para hacer un primer círculo de acompañamiento en nuestras vidas, un coaching circle, en la denominación de origen de la teoría U,

una dinámica que va a correr inicialmente sobre proyectos que nosotras podemos estar interesadas en desarrollar, pero que también puede correr sobre proyectos o problemas que las personas asistentes nos regalen,

para que puedan conectar en primera persona del singular, desde la vivencia personal, con las ventajas que tiene este proceso en el que 4 o 5 personas se convierten en coaches aficionados o acompañantes espontáneos,

con una ventaja fundamental respecto al desarrollo de un proceso con un coach profesional, por muy cualificado que esté, en el círculo de acompañamiento no se introduce sesgo alguno,

ya que cuando tenemos 4 o 5 sesgos particulares, eso es lo que tiene juntar a 4 o 5 personas, no hay un sesgo que predomine, y todas escuchamos las diferentes voces que surgen en el proceso,

y todas componemos sobre lo que las aportaciones que hacen otras personas nos desvelan, un proceso precioso, bueno, bonito y necesario, para cerrar este proceso de 3 visiones,

con la visión diurna, luz focal del sol que provoca tanta sombra a nuestro alrededor para empezar, con la luz nocturna, luz difusa de infinito, que nos permite evolucionar en el desarrollo del Yo soy, necesario para avanzar en el grupo sano,

con este cierre de los cambios de visión, yo estaba aquí ayer y quién sabe dónde esté mañana, porque, abierta a la observación y a la escucha, algo cambia en mi interior, y me permito cambiar.

   así lo vimos…

si quieres descargarte las instrucciones del círculo de acompañamiento, te vamos a pedir disculpas, sólo tenemos la guía de los.coaching circles, en perfecto inglés americano, hasta que Paco nos pasa la traducción al español de la clínica de casos,

esta herramienta que se promueve desde el Instituto Presencing, y está avalada por el M.I.T.

en los círculos de acompañamiento es necesario un par de circunstancias previas, entre las que me gustaría destacar el desarrollo de un clima de escucha (es bueno haber realizado algún ejercicio de escucha empática),

y un clima de respeto, en el que todas somos iguales, y no hay trazas de jerarquía organizacional, ese condimento que es tan bueno para ciertas dinámicas, y tan pernicioso para otras, ligadas a la participación verdadera,

no es extraño que me acuerde aquí de los fundamentos del liderazgo colaborativo y de la fábula de la sopa de piedras.

y me encuentro con esta canción, diferentemente iguales, de Bebe,

con un título que habla de diversidad y de la inteligencia colaborativa que un círculo de acompañamiento requiere, qué bonito cuando dos o más personas, tan iguales y tan diferentes, se juntan a conversar, … o a hacer cualquier cosa.

y cerramos este proceso de 3 escuchas en el que ya le sabemos dar un sitio y una forma al campo de atención del ser humano, que propicia una escucha de campo, que nos ayuda a desarrollar conversaciones de cuarto nivel,

conversaciones generativas, déjame que yo las llame goetheanas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace.

conversaciones a vista de pájaro, para empezar

hemos terminado de comer, y hacemos una ruta corta hasta San Pedro de Atxarre, para observar desde lo alto estos espacios que generamos las personas, lo llamamos civilización,

espacios en los que vivimos así de juntos, aquí al frente Mundaca, más al fondo Bermeo, tierra de mis padres, espacios en las que las personas nos juntamos, para vivir en relación,

espacios finitos en los que vivimos, en los que vive nuestra mente, con las limitaciones de lo que pensamos y nos permitimos decir, las limitaciones de lo que nos permitimos sentir, las limitaciones en las que se articula nuestra comunicación,

mientras observo el azul infinito del cielo y el mar, que se funde en algún sitio cercano con el verde, valores y comportamientos, el cielo y la tierra, mundo aspiracional y terrenal que se dan la mano,

para que nosotros podamos transitar, de aquí a allá, de donde aspiramos estar a donde realmente estamos, de donde estamos a donde aspiramos a estar.

   así lo vimos…

y seguimos jugando a conversar, hoy en Atxarre, mañana en Artxanda, porque nuestro mundo cambia cuando cambiamos nuestro modelo de atención, que se convierte en modelo de escucha, y en modelo de conversación.

 

tus manos son más inteligentes que tu cabeza, ¿cuándo nos daremos cuenta?

En la leyenda de Bagger Vance, película en la que 3 golfistas inauguran un campo de gol tras la primera guerra mundial y la gran recesión, Rannulph Junuh, héroe local, atormentado por lo vivido en la guerra,

ha terminado la primera vuelta, los primeros 12 hoyos del campo de golf, y lleva 12 golpes de desventaja sobre sus rivales, si todo sigue así esto suena a vergüenza ajena, ni sus paisanos ni la organizadora del torneo, su ex novia, tienen gran fe ya en él,

se van a esconder de él cuando se crucen en la calle,

sólo un niño cree en la posibilidad de la remontada, 4 golpes en cada vuelta al campo son suficientes, 4 golpes*3 vueltas = 12, porque faltan 3 vueltas, mientras el caddie, Bagger Vance, sigue haciendo su trabajo, despertando al protagonista al concepto del campo,

  • Creo que es hora,
  • hora, ¿de qué?
  • De que vea usted el campo,
  • ¿El campo?, ya veo el campo, pero tiene 445 metros, con una bandera roja al final. Está a 12 golpes por delante de mí.
  • No es eso, de haber visto el campo no habría seguido dando hachazos a la bola como si estuviera segando la hierba de su casa.

y siguen en una conversación que pasa de la cabeza a la emoción y a la inteligencia del cuerpo, que se van a hacer presentes, en un momento todo va a cambiar,

  • y ese golpe le va a elegir a él, hay un golpe que nos elige a cada uno de nosotros, y lo único que podemos hacer es despejarle el camino, dejar que él nos elija, mírele, está en el campo…

un campo con el que nuestro protagonista se va a fundir, si quiere engancharnos a la peli, y no ser la vergüenza de la productora, de su ex novia y de sus vecinos, y de sí mismo, porque no tenemos mayor juez que yo misma.

   así lo vimos…

por cierto, el campo, ¿es una realidad o un concepto?

A mí me hace gracia, cada vez hay más personas que tachan mi pensamiento de conceptual, y he utilizado la palabra tachan a propósito, es una especie de des-calificación, sí, sí, está muy bien, pero no se puede aplicar, vienen a decir,

pensamiento abstracto inaplicable.

Mi sensación, sin embargo, es bien diferente, y pienso que la abstracción baja a tierra con dos de pipas, a ver si me explico.

Vamos a llamar a estas líneas teoría y práctica de la escucha.

Compartimos los 4 niveles de la atención, que se convierten en 4 niveles de la escucha y de la conversación en un taller, como para niños, y les proponemos a las personas que asisten que monitoricen su nivel de atención, día a día,

que observen en qué nivel están de forma prioritaria, para ver su evolución,

les animamos a que hagan un cuadro y pongan, hoy he estado en el nivel 1, mineral, o piedra, el 40% del tiempo, en el nivel 2, tomate – pepino, o vegetal, el 40%, y en el nivel 3, no está mál, caracol, o animal, el 20% del tiempo,

y esto se puede llevar en una hoja en la cartera, o en un cuaderno en el bolso, para hacerlo todos los días, un minuto de reflexión al día, o lo puedes hacer en una hoja excel sencilla si te es más fácil hacerlo en el puesto de trabajo, o en casa, frente al ordenador,

hoy me ha picado tanto la conversación con una amiga que yo mismo me he he hecho esa hoja excel de la que hablo,los 4 niveles de la escucha, para comprobar cuánto se tarda en hacerla, y la he desplegado en 3 ámbitos de aplicación, ese número tan bonito,

eso es práctica,

imaginando que mis hábitos de atención, que se plasman en mi escucha y en mi conversación, puedan estar disociados, que normalmente no lo están, así estoy de atento en mi casa, así estoy de atento en el trabajo, y así estoy de atento en la vida,

y aquí están los resultados, que comparto contigo, en un ejercicio de aplicar la teoría a la práctica, ¿necesita papillita el nene?, toma papillita, ¿necesita la nena que le den el puré en la boquita?, toma la sopita, bonita,

pero, eso sí, tragar vas a tener que tragártela tú, hasta ahí podíamos llegar.

Si te animas, tú también puedes hacer el ejercicio.

Puedes conectar con esas 4 formas de atención que condicionan tu forma de estar en el mundo, y llenas el cuadro día a día, en una página en el cuaderno, en una libreta en el bolso, con eso es suficiente,

si quieres, al cabo de 3 semanas, puedes volcar los resultados en una tabla, o graficarla, y ves qué pasa, porque normalmente, ésa es la sorpresa, y el regalo, tu atención empieza a mejorar, es la conciencia, que se ha acercado a ayudarte.

Si por el contrario no te animas a hacer el ejercicio, y prefieres seguir en tu juego viejo, como Rannulph Junuh, 12 golpes debajo de tus compañeros de viaje, hachazo va, hachazo viene, vergüenza de mis vecinos, vergüenza propia, tenemos una buena noticia,

si no haces los ejercicios no pasa nada.

Absolutamente nada.

Eso sí que es pensamiento práctico.

Si quieres entender la trama de la peli sin verla, ahí va, en inglés, y en castellano.

Los 4 niveles de la atención son un regalo de la teoría U, de Otto Scharmer. La leyenda de Bagger Vance es un regalo de Robert Redford.

 

el futuro emerge al calor de las conversaciones generativas

el futuro emerge es un espacio que se define por una mirada emergente, nueva, fresca, y compartida.

un espacio es algo etéreo que se puede solidificar cuando 2 o más personas se juntan. Un espacio acoge 2 o más personas para propiciar una reunión. Si en vez de 3 se juntan 30 es un grupo de tamaño mediano o grande. Si en vez de 30 nos juntamos 300 personas ya es un evento.

cuando 3, 30, 300 personas nos juntamos se genera una nueva realidad. Las energías personales dan paso a la energía del grupo.

si las personas debaten y pelean, mis argumentos y mi experiencia de vida contra la tuya, la energía se divide. A nivel conversacional estamos en el debate. En otros ámbitos estamos peleando, o guerreando. Yo en mi posición me hago fuerte, y trato de tumbarte a ti en la tuya.

azulclaro

la puerta azul clara

si las personas no tienen nada de lo que defenderse, no necesitan demostrar que son más ni mejores, más en qué sentido, mejor que quién y en qué sentido, cuando somos realidades tan complejas y diversas, si las personas se sienten en un entorno de confianza, si se pueden mostrar, la energía se anida. A nivel conversacional surge primero la conversación empática, yo me re-conozco y puedo re-conocer-te a ti. A nivel relacional, la empatía nos permite contactar con la otra persona, con su dolor, con su alegría, con sus vivencias, con sus problemas y sus aspiraciones. Surge la química. A otros niveles, tenemos una disposición nueva desde un territorio que reconocemos común. Se están creando posibilidades de actuación desde una comprensión del todo del que formamos parte.

azulindigo

la puerta azul índigo

si las personas han dado este salto, yo me re-conozco, yo te re-conozco, una nueva posibilidad emerge.

yo puedo escucharte de forma genuina, no es mi cabeza la que escucha a tu cabeza, es mi cabeza – mi corazón – mi voluntad que escuchan a tu cabeza – tu corazón – tu voluntad.

lo que tú me regalas es tu momento, toda tu experiencia de vida filtrada en este momento en relación con un tema particular.

y tu regalo lo proceso, lo siento, lo entiendo, y soy capaz de calentarlo en mi interior.

te agradezco el regalo y lo disfruto en mi interior.

y tal vez, sólo tal vez, tu regalo produce un movimiento interior que me mueve hacia el exterior, y quiero comunicar algo, en forma de devolución, o en forma de composición. Si te fijas, no te estoy rebatiendo, estamos componiendo juntas una nueva canción. Si te fijas, no salgo por peteneras, porque no te respondo algo que no tiene que ver con el hilo de la conversación, no te devuelvo una lata de sardinas enlatada, no te cuento lo que tenía guardado en la mochila ni la frase maravillosa que he preparado para despertar la admiración de la concurrencia. Sigo el hilo, y compongo contigo un hilo, desde mi experiencia, desde el Yo soy presente y atento.

violeta

la puerta violeta

llegados a este punto, hemos dejado de tejer cada uno nuestro discurso, o nuestro jersey, estamos tejiendo un algo nuevo, estamos en un proceso de co-creación. Y en ese acto de creación no hay ganadores ni vencidos, hay personas que colaboran y que son parte de lo nuevo, que si es bonito, bueno y verdadero,  a buen seguro nos cambia a ti y a mí.

en una conversación Goetheana, o generativa, yo no soy la misma persona que cuando ha empezado la conversación. Un ajá separa la situación previa de la situación final, un ajá que es compartido, un ajá mío que también puede ser tuyo, y del grupo, un ajá que nos aporta una nueva comprensión común desde la que poder actuar, y desarrollar nuevos caminos en colaboración.

este proceso, así de etéreo, lo queremos encarnar en las conversaciones que tienen lugar en el marco de “el futuro emerge”, en ese espacio que vamos a propiciar en BIL, MAD, BCN este año 2017, para empezar.

y somos conscientes de la dificultad, viniendo de la cultura gallinero en la que estamos inmersas, donde 5 gallinas alborotadas pugnan por cacarear más alto cualquier idiotez, o una idiotez mayor.

3puertas

el proceso descrito en las líneas anteriores se entiende perfectamente si entendemos las 3 emociones que facilitan el desarrollo personal y de los grupos (equipos de alto rendimiento etc etc), las emociones del orgullo (la puerta del ego al Yo soy) – de la comprensión (la puerta del Yo soy a nosotras somos) – de la alegría (la puerta de la emoción de sentirme parte a ser capaz de hacer juntas), emociones que compartimos en 7 emociones, publicación creative commons,

inspirada en la teoría U de Otto Scharmer, los cuatro campos de atención, que conforman los cuatro campos de la escucha y los cuatro campos de la conversación.

3 puertas son necesarias traspasar para tener una conversación generativa.

la puerta azul clara nos traslada del ego (nuestro mini-yo) al Yo soy, la puerta azul índigo nos transporta del Yo soy al ecosistema (yo soy parte de un todo mayor, del que tengo responsabilidad, mundo mineral – mundo vegetal – mundo animal – Ser humano – Ser universal), la puerta violeta nos permite activar estas dos energías anteriores (somos personas poderosas que creamos comunidad) para traer lo nuevo al mundo, acción compartida desde la conciencia y nuestra mejor intención

¿cómo se puede facilitar una conversación Goetheana / generativa?

para empezar, creando 2 o 3 reglas, que facilitan la fluidez.

como no tenemos que defender nuestro libro, articulamos un turno de palabra corto, por ejemplo de 3 minutos,

como no tenemos que tener razón, no se acepta el debate, ni la respuesta mental inmediata, para ello articulamos turnos de espera de 45 segundos, en los que no es necesario que haya palabra alguna por medio, aprendiendo el arte de la contención, y el de calentar el regalo que acabamos de recibir,

como todas las personas tenemos un punto, no hay orden de intervención, pero todas podemos participar, tarea de la persona que modera la mesa,

una mesa en la que participa de forma activa el público asistente, que es tan valioso en sus intervenciones como cualquier persona que inicia la conversación.

para seguir, respetando las reglas de este juego nuevo,

en el que la persona moderadora de la mesa tiene la facultad, y la ejerce, del PASAPALABRA, o borrado de la última intervención, si no procede, o simplemente rompe el hilo de la conversación,

para terminar donde tengamos que terminar, componiendo una nueva forma de escuchar, y de conversar, desde una atención mejorada,

desde nuestra mejor intención compartida.

un juego nuevo comienza,

un juego en el que tú también puedes participar

enelfondosiempreestastu

¿de qué color son tus conversaciones?

eldialogoestoy de nuevo de camino a Bilbao, para enlazar un par de entrevistas en corporativos, Euskaltel, ZTE, BBK, en esos viajes con propósito que empiezan casi siempre de la misma forma,

una reunión con los amigos, y ya que estamos aquí vamos a aprovechar el viaje,

este año, de forma curiosa, parece que no nos podemos reunir antes de navidad, y buscamos una fecha fuera del esquema tradicional, fiestas, para juntarnos, son 50 años de Urkiza y Gaizka, bodas de oro con la vida, hay que celebrar,

un viaje en el que aprovecho también para una reunión con un grupo de conspiradores, Pablo, Javier,  Iban, queremos cambiar el mundo, desde la educación, con un impacto real también a nivel económico (en la economía real por medio de corporativos),

3 reuniones en un viaje a los que se suma una propuesta de mi hermana Susana, ya que estás aquí por qué no te juntas a este evento, que trata del diálogo en las organizaciones, y al que me trato de apuntar,

las entradas están agotadas, qué bueno que este tema interesa tanto, y me quedo con un íntimo alegrón, parece que a mí no me toca, pero a alguien le puede servir, espero que lo necesite más que yo.

eldialogomon   así lo vimos…

y me quedo pensando de qué color son las conversaciones que tenemos, yo acabo de tener una con José preciosa, creo que de color azul fuerte, índigo, ese color que nos acerca a una nueva comprensión, desde la que actuar mejor

(((abro un paréntesis aquí)))

todo esfuerzo que hagamos para que una persona mejore su capacidad de atención, que se traduce en procesos de escucha efectiva y en el campo de la conversación es poco.

llevo practicando 49 días la conciencia en la escucha (el listening assessment del U-lab) y en la reunión con José hay un momento en el que la escucha empática baja al nivel 2, estoy tentado de entrar a debatir,

un no se ha cruzado en el camino, siento una in-justicia en un planteamiento de José, siento que me ha dejado de escuchar y yo hago lo mismo, en un ejercicio de reciprocidad natural, pero lo observo,

me veo haciéndolo en tiempo real, no es el otro al que tengo que cambiar, es mi escucha y mi nivel de conversación, el sitio desde el que opero, el que tiene que cambiar, y cambio,

re-contacto,

vuelvo a escucharle, ¿por qué negamos tan rápido el punto del otro cuando nos rebaten?, ¿y si tienen razón?, ¿qué puedo rescatar de lo suyo en lo mío?, y poco a poco José también vuelve a escuchar,

y sube el tono de la conversación, en un plis plas se obra el milagro, estamos en una conversación generativa, y visualizamos un espacio dentro de  meses con un espacio común,

en el que dos energías, complementarias, van a colaborar para traer un mensaje nuevo, con lo suyo y con lo mío, esencia y forma unidas, para el bien de esta sociedad y de este tiempo tan bonito en el que hemos elegido vivir.

(((paréntesis cerrado)))

si quieres puedes bajarte 7 emociones, en formato digital, gratis, y leer más de la emoción de la comprensión, y de otras 6 emociones, para completar la escala del 7, en un sencillo ejercicio de pinta y colorea tu mundo emocional.

y tú, ¿qué ves cuando te juntas con una persona emprendedora?

Begin again, volver a empezar, es un regalo para Lilian, una chica en un proyecto nuevo de vida, en el que recoge lo que tiene que recoger del pasado, y empieza a explorar territorios nuevos,

en un proceso en el que, como empieza la peli, se encuentra tocando sin convicción su guitarra, más des-animada que prendida, parece que se pregunta cuál va a ser su camino en la vida, ¿y ahora a dónde voy?,

y al otro lado de la sala hay un cazatalentos borracho, después de un día terrible, en el que ha perdido su trabajo, y se des-encuentra con su ex y su hija, una auténtica pena de hombre y de día,

y en lo que dura una canción pasa de la abulia más mortal,

beginagainpedo

al interés,

beginagaininteres

a arreglar una canción con la ayuda de la batería, del violín, del contrabajo, del piano,

beginagain beginagainbat

al interés más fanático,

beginagainentusiasmadoha oído algo que nadie más oye, pero que está ya ahí, desde tiempos inmemoriables, como la vida misma, y que no sólo lo reconocen sus amigos, incondicionales y un poco ciegos,

beginagaingraciasamisamigos

begin again, una de esas películas que cualquier nuevo emprendedor debería ver, porque también hay emprendedores viejos, claro que sí, de todo tiene que haber en la viña del señor, esos mejor que vean la vida de Bill Gates, o la de Donald Trump y el Tío Gilito.

beginagainlapelimon   así lo vimos…

y una vida cambia, aunque luego haya un plan de acción y tal y tal, en lo que dura una canción

beginagainlapeli

a step you cant take back, Keira Knightley, Begin Again

en el fondo de un proceso de acompañamiento a una persona emprendedora varias preguntas subyacen, o yacen, ya que estamos en el fondo, ¿cómo vamos a subyacer en el fondo?, ¿más al fondo del fondo?,

¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, ¿desde dónde opero?, ¿cuál es mi intención?,

preguntas que no se suelen formular a un emprendedor convencional,

con el olor de la lluvia

liderardesdeelfuturoemergenteacabo de comprar en “el olor de la lluvia” el libro “liderando desde el futuro emergente”, de Otto Scharmer, tras dejarme aconsejar por Alfonso y su pareja en las fechas para 3 visiones, un taller para aterrizar el modelo de las 7 emociones,

empezando por un primer paso, la visión diurna, el 17 de Enero del 2017,

y tomo camino de casa, viendo el pronóstico del tiempo, este finde va a llover todos los días en el país vasco,

esa casa que un día fue mía y ahora es la casa materna, y la casa de mi hermana, en Algorta y Sope, no sin antes hacer parada y fonda en la casa de Gidor, mi primer amigo, y Amaia, su novia, en Legutiano, qué rico siempre, otra vez voy con bicho,

ongietorri

en un viaje con parada en Urkiola, ese centro de operaciones pensado un día de austeridad para el karavanshar, ese programa que ofrecemos a Rockwool, y no sale, pero es la llama que prende “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”,

nuestro programa de comunicación corporativa colaborativa, desde el Ser,

orduneandoun viaje que baja de Urkiola a Durango, donde disfrutamos de un café y un periódico, Aduriz sigue cosechando bendiciones de la prensa mundial, un viaje que continúa hasta el puente colgante, el mejor puente colgante del mundo,

puentedeportugaleteese puente que conecta la margen derecha y la izquierda, y que está dedicada a Joseba,

por Arrese, esa pastelería en la que no te puedes perder las palmeras de chocolate, aunque hay quien prefiere un paquete de trufas, Javier, un día me va a llegar el presupuesto para traerte uno, mientras tanto te traigo unas fotos del País Vasco,

donde observo las diferencias entre el pastel de Santiago y el pastel Vasco, y otros pasteles que hay en el mundo, todos redondos, como se puede apreciar en la foto, que excluye premeditadamente los pasteles cuadrados,

santiago

en un viaje que pasa por Eneperi, ese restaurante donde celebro mi boda y queremos tomar el té de media tarde, está cerrado por boda, entro y re-memoro la mía, qué bonito es casarse cuando uno se quiere, y qué sano es divorciarse cuando se deja de querer,

eneperi

por el pub Tzoki de Bakio, qué modernos se han puesto en esta franquicia, donde nos reunimos con Tomás, amigo del CIE, y Ainhoa, su pareja, en una casa que antes fue sala de fiestas en la que mi hermana gana un premio,

wp_20161105_19_01_44_provestida de lady Mariana, mientras yo visto la camiseta del Athletic, y todo el mundo sabe que un chico que viste la camiseta de su equipo no puede perder nunca, aunque no le den el premio los del jurado, y le hayan metido 7 goles,

para terminar el día cenando en fonda Susana, que con el tiempo se está convirtiendo en fonda Aitor, que nos ha preparado unas cocochas al pil-pil de las que ganan concursos gastronómicos, con y sin lluvia, jauregui

con ese toque Jauregi, Marce, estás presente en esta salsa, no se puede negar, y sigo en este proceso de compartir un camino, en el que en este caso se está formando un grupo de iniciativa para lanzar 7 emociones en el País Vasco,

un grupo que no voy a dirigir sobremanera, si Gidor quiere estar estará, si Tomás quiere estar estará, si Gaizka quiere estar estará, y si no quieren es que no tenían que estar en un grupo de iniciativa con el olor de la lluvia en la piel,

fuera llueve que te llueve,

mañana quedamos el bicho y yo con Gaizka para el amaiketako, qué básicos somos los vascos, es que no lo podemos evitar, si no nos conoces, deberías acercarte, como reza el lema de hace unos años, “ven y cuéntalo”.

ongietorrimon   así lo vimos…

amaikak significa 11, -tako significa para las, amaiketako es un aperitivo que se llevan los hombres al campo para reponer fuerzas a media mañana, amaiketako = para las 11, hoy es ese algo que nos metemos entre pecho y espalda antes de comer.


un grupo de iniciativa es un grupo de acción, no queremos estudiar (almacenar más conocimiento), no queremos relacionarnos (aunque algunos ya nos conocemos), el objetivo de un grupo de iniciativa es traer algo al mundo,

o compartir un camino de acción que permite que ese algo venga, con la atención prendida a los pequeños detalles, llámales casualidades que aparecen en el camino, esta tontería, esta otra, esta persona, como estas fotos cargadas de lluvia,

que aparecen aquí y allá.

tartadelathletic

y termino con esta foto dedicada e ese niño que no gana el concurso disfrazado de jugador del Athletic, ese niño que se va a hacer mayor , y va a apreHender que una persona no gana ni pierde cuando pone lo mejor de sí misma en el desarrollo de su ideal,

que hay cosas que no tenían que salir, porque no eran su momento, y que otras salen sin esfuerzo, en esta vida no se trata de tirar y empujar, si acaso de jUgar, ponerle color, y dis-frutar,

y dejar que lo que tenga que ser ocurra, con nosotros como instrumentos necesarios, con curiosidad, compasión y coraje, desde nuestra mejor intención.