emociones exigentes y acusadoras

de camino al taller de 7 emociones le pido a Silvia que me pase un par de capturas de pantallas relacionadas con emociones y necesidades, en realidad dos listados de trabajo, relacionadas con la comunicación no violenta,

una forma de comunicar, yo pienso (estos son los hechos) – yo siento – yo necesito – yo te pido que seguramente voy a incluir hoy en la sesión, en este bloque en el que hablamos de empatía y comunicación caracol, de corazón a corazón,

qué curioso que cuando filtro el tema en la conversación Nuria saca un tríptico similar al de Silvia, en el que me quedo mirando el listado de las emociones exigentes, falsas emociones o emociones acusadoras,

que son en gran medida garantía de fracaso en la comunicación, ya que desplazan el foco de la neutralidad (esto es exactamente lo que ha sucedido, hechos) y del calorcito de mi foro interno (y me ha hecho sentir así),

a un terreno en el que se ha filtrado de forma maquiavélica el dedo acusador, porque tú has hecho que yo me sienta así de mal, tú eres por lo tanto responsable de mi desazón y malestar, desplazando la responsabilidad a la otra persona,

y cortando de cuajo el proceso que queríamos iniciar, es por eso que las podemos denominar emociones exigentes, ya que llevan una exigencia implícita de que tu cambies tu forma de comportarte conmigo,

o emociones acusadoras, porque rompen el principio de la no agresión, yo te acuso de todo lo que no funciona en nuestra relación, mal punto de partida para promover una comunicación en la que florecen el buen trato y el respeto,

yo me bien trato, yo te bien trato, para que también me puedas tratar bien a mí, tus necesidades y las mías presentes, buen trato en el foco, en el fondo y en la forma, de lo que queremos promover, desde el ejemplo, hoy y en adelante, en nuestra relación.

así lo vimos…

si te parece bien te dejo con una copia de estas falsas emociones, en las que seguramente encuentras un rastro de mal trato, juicio o violencia, ponlo como quieras, hacia tu interlocutor, porque algo habrá hecho cuando yo me siento…

abandonado acorralada acosado acusada agotado aislada alejado amenazada apartado aplastada atacado atrapada burlado censurada coaccionado culpable degradada desacreditado desamparada desatendido desdeñada

desfavorecido despreciada desvalorizado detestada engañado estafada estupido excluida explotado humillada ignorado incompetente incomprendida indigno infravalorada insultado intimidada invisible juzgado manipulada negado

obligado olvidada pisoteado presionada protegido rebajada rechazado ridiculizada robado sin importancia sin valor superflua timado tirada tonto traicionada ultrajado utilizada vencido víctima violado.

y me acuerdo de una reunión con Fernando y Eva en la que les cuento cómo me he sentido en nuestra última reunión, sí, me acuerdo que les comento que me he sentido juzgado y excluido, dos de esas falsas emociones del listado,

y entiendo por qué lo que, según yo, iba con la mejor intención, no dio, lo raro habría sido lo contrario, los frutos deseados, es lo que pasa cuando filtramos acusaciones y exigencias en nuestra comunicación.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.