niños kanban, niñas ágiles y listas

nuestras hijas aprenderán a ser comunicativas, practicar la escucha activa, cuestionar, argumentar de manera lógica, participar, ser prácticos, compartir, respetar, ayudar, suena como el cielo en la tierra, ¿no te parece?

en entornos en los que prima la comunicación, los mayores somos de nuevo ejemplo, nuestras hijas son proactivas, en entornos auto-gestionados que se adaptan con facilidad al cambio,

ésa es la promesa, si quieres puedes seguir leyendo.

reviso este proceso reciente, que se abre desde el ante-último encuentro en el meetup de reimaginando, en el que conozco a Angel Agueda, que me invita a participar en el BAOS 2018 (Big Agile Open Space),

en el que conozco a Diego Rojas, con el que voy a quedar a charlar, en ese espacio de co-working en el que se desarrolla la actividad de Thinking with you, y esa forma tan innovadora de gestionar las relaciones y los proyectos,

con trocitos de papel de colores,

y que tiene continuidad en la presentación que preparamos Montse y yo para la misma comunidad de agilistas, en la que trazamos un puente de color entre Reinventando las Organizaciones, de Laloux, y la teoría U, de Otto Scharmer,

un puente en el que entran de lleno las emociones, ahí colamos el arco iris, y aspectos relacionados con nuestra presencia, y con el campo de la atención, porque aspiramos a desarrollar capacidades que mejoren nuestras relaciones,

y cada día se hace más evidente que dependiendo de nuestra atención así es nuestra escucha, y dependiendo de nuestra escucha así es la conversación que enlazamos con otras personas,

una conversación que en la mayor parte de las ocasiones tiene mucho de mental, y que haríamos bien en mover hacia lo emocional, ¿cómo te sientes cuando te pasa esto?,

y sigo viajando en el tiempo, porque Diego me invita a contactar con un grupo de amigas suyas que organizan en Madrid un evento, Agile kids, sí, el agilismo está tomando cuerpo en las organizaciones,

pero también tiene un sitio en nuestros colegios y en nuestras casas, y busco un par de enlaces que me ayuden a entender qué es el agile kids, y qué es el kanban personal, porque en su día trabajé en la automoción, y algo me suena del kanban organizativo,

kanban, si no recuerdo mal, es una tarjeta, que se utiliza para identificar visualmente una situación, relacionada con las existencias, con una necesidad, con una tarea pendiente,

y contacto con esta jerga inglesa, wish list, lista de deseos, backlog, tareas pendientes, o pila de tareas, quién sabe por qué mis recuerdos contactan y revisitan a Covey, y la administración del tiempo con base en valores,

y me imagino un mundo en el que la auto-organización y el respeto crecen en cualquier entorno, en el trabajo, convertido en espacio de desarrollo laboral, y en nuestras casas, espacios en las que nuestras emociones también están presentes.

   así lo vimos…

si tienes medio rato, tal vez echas un vistazo a este powerpoint que me lleva de vuelta a Angel Agueda, así empieza la historia, así acaba, en este mundo que algo tiene de circular.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro

en el proceso de darle continuidad al contacto inicial con la página de aladuría, que publico en una entrada reciente, bajo el título “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”,

sigo viajando por links relacionados, y llego a este video de Improversa, en el que Julián Bozzo pronuncia, entre otras, esta frase que me llama tanto la atención, y que atribuye a Picasso, “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”,

allá por el minuto 7:00, una introducción a ese marco de referencia necesario para la interacción entre personas, que tiene, por otra parte, funcionamientos naturales, orgánicos, qué bueno que el símil es tan sencillo que nos cueste negarlo,

7:36 si riego una planta con agua, pasa una cosa,

y si riego una planta con gasolina, pasa otra cosa,

el cómo alimentemos, el cómo nutramos ese espacio,

es el que va a generar, es el que va a favorecer la creación de un tipo de creatividad que es la aladuría.

Y sigo escuchando este video, hacia alante y hacia atrás, de donde me permito copiar otro trozo, que conecta con nuestra explicación de los 4 reinos de la observación y la atención, que provocan y posibilitan modos tan diferentes de conversación,

6:25 las personas somos espejitos, y cuando una persona muestra lo que trae, ahí en su mente, el otro activa su mente, si una persona muestra y comparte desde lo que siente y desde lo que le está pasando, al otro se le activa lo mismo, ¿no?,

por eso es importante que sentir que es un espacio de cero agradar, de no querer caer bien a nadie, de no desear un aplauso, de no desear un “qué bien lo has hecho”,

casualmente, pasa algo, cuando no queremos gustar, gustamos más, en este espacio se va a ver muy claramente.

Y me conecto con ese mundo de posibilidades nuevas que se abre cuando nos acercamos a esa comunicación que nos contacta con las personas con las que nos relacionamos desde el corazón,

buen punto para comenzar.

   así lo vimos…

En el proceso de difusión de la entrada antes citada,  “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”, Cris Bolívar surge en mi ayuda, y me ofrece por correo electrónico un catálogo de definiciones que explican este término

Aladuría:

[Véase Aladúrico. f. del latín ala-, f. n. propio -duria: dar posibilidad]

En filosofía: facultad de transformar lo pesado en liviano. Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real.

En psicología: acto que concilia lo pasado con lo presente. Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil.

En música: momentos de creación libres, autónomos, transportados por el impulso de la inspiración.

leo estas definiciones, ya sea desde la filosofía, Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real,

facultad de transformar lo pesado en liviano, tela marinera,

ya sea desde la psicología,  Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil, o desde la música y pienso cómo me gustaría ser capaz de operar desde ahí.

los 4 reinos es una aproximación sencilla al campo de la observación y de la atención, que tienen como objetivo fundamental ese contacto con la esencia propia, de la persona y del grupo,

que nos permite conectar con ese espacio que se encuentra más allá del ego, tantas veces a la defensiva o al ataque, para crear juntas desde ese espacio vacío, suelo fértil para lo nuevo, para lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

notas sobre facilitación de conversaciones

durante la conversación España / Catalunya del grupo de Ulab de Sol España, tomo unas notas de la facilitación del proceso, en esta conversación en la que participamos 10 personas utilizando zoom, una plataforma de reuniones grupales,

en una reunión que empieza con todas las participantes conectadas unos minutos antes de la hora, con dos excepciones, que llegan justo sobre la campaña de inicio, ya estamos todas,

muchas gracias, Irene, por atender al aspecto tecnológico de la reunión, para que María abra el espacio con el saludo inicial en el que recordamos los fundamentos de la conversación con base en la teoría U,

una conversación en la que vamos a intentar suspender el juicio, abrir la curiosidad y tender puentes con las personas que nos acompañan, y no dejar en paso aquellas aportaciones que sólo nosotras podemos hacer,

respetando los turnos de palabra, para que sólo hable una persona cada vez, mediante un gesto, cada una elegimos un objeto que representa nuestro tótem de la palabra, que mostramos al grupo,

abrimos micrófono, que durante la escucha está cerrado evitando interferencias, hablamos, cerramos micrófono, y devolvemos la palabra al grupo, creando un espacio hasta la siguiente intervención, que va a repetir el mismo proceso,

unas instrucciones y un recordatorio que van a dar paso a una ronda para compartir la intención personal,

¿cuál es mi intención en esta conversación?

y dos preguntas para hacer una conexión con el tema en grupos grupos de 3 personas, en conversaciones paralelas con una duración de 20 minutos,

¿cómo me siento yo ante esta situación?

¿en qué estoy contribuyendo YO en esta situación sistémica?,

una pregunta que esconde otra, ¿cuál es nuestro punto ciego?

20 minutos que parecen muchos para responder estas dos preguntas, pero que van a ser pocos, sí, nos vamos a quedar cortos de tiempo antes de volver al grupo grande, en el que compartimos los elementos fundamentales de la conversación pequeña,

y en el que, parece que es inevitable, realizamos aportaciones adicionales, versos libres que van surgiendo en la interacción del escuchar y del dejarse sentir, todo parece que el tiempo que hemos programado para la conexión global va a ser corto,

y añadimos 10 minutos más al proceso, que va a terminar con 2 minutos de quietud, y dos preguntas,

¿cómo puedo ayudar a crear más armonía?

¿dónde está mi intención ahora?

un proceso circular, que termina donde empezó, en nuestra intención particular al acercarnos a esta conversación, todo parece indicar que los aquí presentes hemos disfrutado de las interacciones,

que surgen desde estas sencillas pautas compartidas, y desde la calidez de la facilitación de la reunión, y vamos a querer continuar el proceso, en el que tal vez, hablando de Catalunya y España,

mañana también hablamos con nuestras compañeras en Catalunya, no es mala idea para seguir.

así lo vimos…

busco una imagen que refleje la conversación, tan próxima a lo que puede ser una conversación Goetheana, perdón, busco una imagen que refleje las notas y los fundamentos que facilitan el desarrollo de la conversación,

mucho más difícil que el punto anterior, que podría ser un pantallazo de las personas que nos reunimos ayer, no, no es eso lo que busco,

y mi mente viaja a la palabra Goetheano, una palabra que internet asocia con una relación de imágenes, de las que elijo un plano, que viene a ser lo mismo, algo que existe antes de que la construcción de la cosa sea una realidad,

porque las letras de hoy poco tienen que ver con el contenido concreto de la conversación, y todo con los fundamentos y las reglas para que lo que tenga que ser emerja, por supuesto, siempre, siempre, siempre,

con nuestra colaboración necesaria, desde nuestra mejor intención.

en mis notas mentales sobre el proceso, destaco 3:

1. el guión y los tiempos, el diseño previo de lo que vamos a tratar, y cómo lo vamos a tratar (grupo grande, grupos pequeños),

2. la naturaleza y calidad de las preguntas, que pone en primer plano la emoción y mi responsabilidad personal,

¿cómo me siento yo ante esta situación?

¿en qué estoy contribuyendo YO en esta situación sistémica?,

y su capacidad generativa,

¿cómo puedo ayudar a crear más armonía?

3. la congruencia entre el fin, las formas y los pequeños trucos del proceso, con el micrófono silenciado para que el “ruido” de la conversación sea mínimo, que ya tenemos bastante con nuestro personal y particular “ruido” interior,

un 3 en el que se esconde el cuidado del entorno y del grupo, sí, el espacio también se puede cuidar, o descuidar, en internet.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el campo de la atención (que deriva en procesos de escucha y de conversación empática y generativa) y el campo de la intención,

atención e intención que se integran en el modelo de responsabilidad emocional 7 emociones, un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe,

con 6 emociones que nos acompañan en el desarrollo del campo de la atención,

con una emoción, 6 + 1 = 7, que nos acompaña en el desarrollo de nuestra intención, sí, nuestra mejor intención, una emoción que no puede ser otra que la energía inexplicable del amor.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

 

 

descubriendo el alma sensible del hombre

me siento a charlar con Gorka, mi hijo mayor, mi hijo pequeño, esa broma que hago tantas veces, ya que solo tengo un hijo varón, y observo cómo la conversación que se desarrolla viene cargada hoy de presencia, respeto y cariño,

una conversación en la que le reenvío una poesía que me acaba de llegar al móvil, a la que Gorka me responde con otra poesía, especialmente bonita, que copio a continuación, en este impulso en el que compartimos la belleza en nuestras vidas,

En la vida ni se fracasa ni se triunfa.
En  la vida se aprende, 
se crece, 
se descubre; 
se escribe, 
se borra y se reescribe otra vez; 
se hila, 
se deshila y se vuelve a hilar.
El día que comprendí 
que lo único que me voy a llevar es lo que vivo,

empecé a Vivir lo que me quiero llevar.

Poesía Purépecha.

y me paro a observar las conversaciones que no he tenido con mi padre, e intuyo que a él le pasó lo mismo con el suyo, tal vez educados ambos en esa imagen de hombre fuerte, el hombre no llora, sostén de su familia,

y conecto con esa sensibilidad que despierta en el varón, en contacto con otros hombres,

y que va más allá de las caricias físicas a otras personas a su alrededor, generalmente dedicadas a su compañera, de sexo femenino, o a sus hijos pequeños,

en un contacto entre almas sensibles que se reconocen,

y en el que experimentamos una nueva intimidad,

   así lo vimos…

muchas gracias por compartir, Gorka, en esta vida en la que hilamos y deshilamos, y en la que ójala seamos capaces de vivir, más a menudo, todo lo que nos queremos llevar.

me acuerdo de un libro de Margarete van den Brink, las 7 fases de desarrollo de personas y organizaciones, un libro que recomiendo a cualquier persona que quiera indagar más en temas de género,

ese mundo que tantas conversaciones encendidas despierta, en esa frontera en la que se mezclan la biología, la historia, la educación, ¿qué es propio de cada género, hombre y mujer, hembra y macho, y qué es un regalo envenenado de la educación?,

y en las características del alma sensible de la mujer (entendida como lo femenino) que el hombre puede desarrollar, y de las características del alma del hombre (entendido como lo masculino) que la mujer puede desarrollar,

en un proceso en el que yo me encuentro en el desarrollo de mis capacidades complementarias, y me formo como ser completo, un sitio siempre bueno desde el que conectar, y compartir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que traza puentes con el campo de la atención (convertida en escucha y conversaciones),

con el bien estar y la presencia, con una sociedad (ya estemos hablando a nivel social como organizativo) que se desarrolla con base en valores, creative commons, un texto que puedes descargar desde esta página.