proyectos conscientes desde la emoción

termino una semana de creatividad en los negocios, creo que voy a tener que utilizar otra palabra, si observamos el origen etimológico de la palabra negocio, no ocio, negación del ocio,

porque hace mucho tiempo que no me lo paso tan bien hablando con la gente, e imaginando puentes nuevos, de eso se trata mi actividad en gran parte, de crear un puente nuevo sobre un abismo, o un desierto, tanto da,

un algo que comunica dos partes, 3 partes o más, porque en lo colaborativo un puente siempre une dos o más partes, no existe magia si conectas dos ideas para una única persona u organización,o el menos es una magia reducida,

y busco cómo podemos hibridar lo tuyo con lo mío, cómo te puedo ayudar yo, cómo me puedes ayudar tú, cómo le podemos ayudar a ellas, de eso trata el baile de la vida que surge en estos puentes nuevos,

que tienen en cuenta la mentalidad de la red, la mentalidad de las 3 uves dobles, www, la mentalidad del 3ple win, yo gano, tú ganas, el universo todo gana, con un enfoque que hay que entender bien para que sea realmente potente,

porque yo no es necesariamente yo, sino yo y los míos, o mi grupo, tú no es sólo tú, sino tú y las tuyas, tu comunidad, por lo que este triple ganar es terriblemente rico, mi grupo, el tuyo, y todos los demás grupos, creando un enfoque incluyente,

es fácil de entender que los proyectos triple win sólo sean posibles desde un cierto grado de conciencia (o comprensión), y que normalmente estén asociados a movimientos de elevación de la conciencia del grupo,

con la emoción presente.

   así lo vimos…

en los 4 niveles de la conversación observamos que hay 4 reinos que dan forma al mundo en el que vivimos, mineral, vegetal, animal y humano, 4 reinos que tienen asociadas 4 elementos diferentes, materia, vida, emociones y conciencia,

no es extraño ahora entender que lo emergente en lo humano tiene mucho de emocional y de conciencia, estos dos elementos que tenemos en cuenta cuando fundamos “organizaciones con espíritu (conciencia) y corazón (emociones)”

un enfoque que nos facilita de forma progresiva los desarrollos que realizamos, ya sean propuestas, talleres, proyectos, lo que sea que surja en el camino.

con la base de los 4 reinos profundizamos en las 3 escuchas del ser humano, que nos abre la vía del 3ple camino de desarrollo, personal, de los grupos y de las comunidades (organizaciones con y sin ánimo de lucro).

4 + 3 = 7 emociones, que facilitan que el tercer reino se haga presente en nosotras, a pesar del padre crítico, convertido en perseguidor, dueño de la verdad, garante de este drama patriarcal, en el que está a punto de quedarse solo,

sin la presencia de la mujer (tan emocionales, tan des-controladas, qué horror) y de los niños (tan tontorrones, tan insulsos, tan poco viajados), quién sabe por qué el perseguidor quiere quedarse solo,

tal vez eso le facilita en su proceso de hacer negocios (negado ya el ocio) y de hacerse materialmente rico, hasta llegar a una acumulación grosera y burda, probrecito, no sabe que cuando se muera no se la va a poder llevar,

qué bueno que vemos lo que vemos, y estamos decididas a seguir impulsando proyectos que pongan en valor las emociones (el tercer reino) y la conciencia (sin el tercer reino el cuarto es inviable),

qué bueno observar que de las últimas conversaciones surgen ideas preciosas, a elaborar, una conducción en la que la emoción y la conciencia están presentes, el ser humano conduce, qué bonito,

una ciudad en la que la emoción y la conciencia están presentes, urban creek, arroyos urbanos, qué bueno, un deporte en el que la emoción y la conciencia están presentes, yo también voy a la nevera, qué necesario,

y andando y escribiendo cobra sentido lo que voy haciendo.

observo cómo se acaban de anidar dos proyectos lanzados hace 5 años, organizaciones con espíritu y corazón y coaching de olas y viento, por medio de una propuesta en la web de oé corazón, coaching en la naturaleza,

observo cómo se van desarrollando de forma orgánica el futuro emerge, con la aparición del ultimo grupo en ZGZ, cómo organizaciones que encuentran y cuentan cuentos se para y resucita,

cómo historias que TRANSforman es el germen de todo lo nuevo, con 7 emociones por medio,

y siento que todo lo que está emergiendo, empezando por el proyecto escuchar es amar (la app), y terminando con lo más nuevo, yo también voy a la nevera, el ser humano conduce, y arroyos urbanos,

será lo que tenga que ser, no puede ser de otra forma, en este universo perfecto.

las webs de estos 3 últimos proyectos se visten con la misma imagen, la isla de Manhattan, sede de la ciudad de Nueva York, qué curioso, qué grande es la nueva York en comparación con la vieja York,

quién sabe qué pase con estos 3 proyectos que empezamos hoy, si alguno tiene que crecer a buen seguro crecerá, mientras buscamos esas fotos que hablen del deporte, de la eficiencia energética y el bien-estar, del ser humano al volante,

y se me ocurre buscar el volante de una bicicleta, y surge una pregunta, ¿dónde está el volante de un monopatín?, o el de una goitibera (goitik – behera, de arriba hacia abajo sin frenos, Manolo, te la vas a dar),

el juego está empezando, qué bueno que el niño natural está presente, dis-frutando, o sin-frutando, como prefieras, un juego en el que la emoción y la conciencia están presentes, buenos compañeras de camino, para empezar.

si aceptamos el postulado de la teoría U, según el cual este mundo está des-conectado, por medio de una 3ple des-conexión, la des-conexión con la naturaleza, con el otro (el alter) y conmigo misma,

no hay nada más fácil en cualquier cosa que hagamos que pensar – dejarnos sentir – y hacer por encontrar puentes de re-conexión, de adentro hacia fuera, conmigo misma, contigo, y con todo lo que nos rodea,

creo que de eso se trata …

más o menos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Anuncios

y es que nos encantan las renovables

la última meditación que nos llega desde fundación Ananta, gracias, Joaquín, reza:

“El Alma universal mantiene la vida en todas las criaturas, las alimenta,  sacia su sed: todas reciben sin cesar algo de esta abundancia. Entonces, por qué no inspirarnos de esta generosidad esforzándonos por compartir con los demás todo lo que poseemos: belleza, inteligencia, riqueza, dones artísticos, saber. No olvidéis nunca que existe una conexión entre el mundo de abajo y el mundo de arriba: cuando hacéis algo aquí abajo, en la tierra, provocáis algo idéntico arriba, en el Cielo. De una u otra forma lo que deis os será un día devuelto, mientras que todo lo que os guardáis para vosotros ya está en parte perdido, y no os beneficiaréis tanto de ello como si lo hubierais dado.

Sentís alegría, sentís amor, confiadlos también al Señor, a la Madre divina, para que los utilicen para el bien de otras criaturas. De esta manera, conservaréis la alegría y el amor. ”

una meditación que tiene su origen en Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), y en su obra, Pensamientos cotidianos, publicada por Editorial Prosveta, acompañalda por esta magen, bosque en Idaho,septiembre 2017, cortesía de V. Mortensen,

una meditación que nos lleva a la abundancia enorme de la naturaleza, de la madre tierra que nos acoge, y a esta conexión tan sutil que existe entre lo tangible y lo intangible, lo de arriba y lo de abajo,

y es muy interesante entender a nivel anímico esta conexión, así somos en lo pequeño, así vamos a ser en lo grande, por eso no importa por dónde empecemos realmente, por el cuidado de de la persona, del animal, de la planta o de la piedra,

por el cuidado del otro, del alter, o de mí misma,

lo importante es empezar con el cuidado, y al agradecimiento por la abundancia ingente que nos rodea, si no la re-conoces en tu vida hoy, párate a mirar a tu alrededor, y en todo aquello de lo que te quejas,

la abundancia de lluvia, esta primavera llueve demasiado, la abundancia de frío, de calor, de olas, de tierra sin labrar, de tierra con cultivos intensivos, de las atenciones de mamá y papá, la insistente precariedad en mi cuenta corriente,

mi insistente queja…

   así lo vimos…

cuando llega el tiempo de las terapias y de los modelos, este finde también estamos en modo apreHendiz, ahora con dragon dreaming, resonamos con modelos que nos hablan de la terrible abundancia de esta preciosa madre tierra,

ya sea la teoría U, ya sea dragon dreaming, que nos conectan con lo sutil, que lo evidente y denso es suficientemente denso, creo que todos podemos tocar el suelo que nos soporta, y decir piedra,

y con estas 3 barreras que nos frenan en nuestro desarrollo personal y social, las 3 desconexiones que sufrimos en esta vida, la des-conexión con la naturaleza, la des-conexión con el álter, el otro, y la des-conexión conmigo misma,

y lo que esto implica, si lo piensas no tienes más que voltear el calcetín, y donde antes hablábamos de 3 ejes de des-conexión podemos ahora hablar de 3 ejes de re-conexión, la re-conexión conmigo misma, contigo, y con la naturaleza,

esto es un poco de teoría U, gracias, Otto,

no es extraño que se empiece a hablar del triple win, esto es dragon dreaming,

un lenguaje que se empieza a filtrar, gracias, John Croft, en el mundo empresarial, un primer ganar que tiene su qué, porque yo gano se refiere al individuo y al grupo, yo o el grupo del que formo parte,

un segundo ganar que ya es más complicado, porque además de yo tú también ganas, entendiendo tú como la comunidad, el grupo más o menos grande que está fuera de la primera posición nuclear, en oposición al yo o a mi grupo,

para llegar al tercer ganar, porque el proceso de ganar es perfecto cuando también gana la naturaleza, en el entendido de que la madre tierra es el compendio de todos los seres, también humanos, que viven hoy, y que están por venir,

bueno para mí, bueno para ti, y bueno para el planeta (y todos nuestros semejantes).

en el juego de la abundancia es muy interesante observar el comportamiento tan diferente del mundo material y el mundo espiritual, porque mientras que en el mundo material más es más, en el mundo espiritual menos es más,

por eso es importante diferenciar la gestión de los tangibles y los intangibles,

y mientras lo que en la materia es tuyo o es mío, en el mundo inmaterial dar es recibir, y cuanto más damos más recibimos, ya que más somos capaces de generar, y los bienes inmateriales que prodigamos crecen en nuestro interior,

porque el amor es infinito, y amar se ejercita amando, y amando más nuestra capacidad de amar crece, no sé si se ve, pero yo me quedo tranquilo, porque lo he intentado.

en el púrpura se juntan la energía del violeta y del rojo, y el ciclo espiritual y material se juntan, y la alegría (el hacer conjunto para traer al mundo lo nuevo) toma contacto de nuevo con la energía del rojo (el miedo),

en un ciclo infinito, que no tengo claro hoy si es espiral, mucho me temo que sí, hemos avanzado una capa en la cebolla, y estamos contentas, buen momento para otra vuelta de tuerca, o un cambio de nivel, como lo mires está bien.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el viaje de vuelta de Mordor

una imagen rara entra en mi ordenador, es una especie de estación de metro muy profunda, esa es la impresión, con 3 escaleras, dos de bajada y una de subida, todo parece indicar que es más fácil llegar aquí que salir,

hay una columna de un grosor enorme a la derecha, todo parece indicar que hay un gran peso ahí arriba, es como si la columna soportase el peso del mundo, enorme, ahí arriba,

y una sensación metálica lo invade todo, sólo nos falta cierto olor a azufre para recrear el infierno en la tierra, te pongas como te pongas a mí no me gustaría estar en estas catacumbas mucho tiempo, si puedo estar sólo un poco de visita,

un pensamiento / sentimiento fugaz que correlaciono con un ajá reciente, relacionado con la visión de la abundancia en nuestras vidas, una visión que tiene todo que ver con cómo podemos construir esa escalera de salida del infierno,

y aquí me estoy refiriendo a una autopista consciente, no a la autopista in-consciente que nos proponen muchos cursos de desarrollo personal, no sé por qué últimamente veo cómo proliferan a mi alrededor,

todo el mundo ofrece talleres relacionados con el dinero y la prosperidad, síntoma de que estamos realmente jodidos, mal, muy mal, o requete-mal, a nivel personal (yo mi me conmigo) y a nivel global (como comunidad),

y observo que esta misma tarde, a la hora de comer, porque hemos comido muy tarde, el tema se ha filtrado en la conversación con Silvia, que esta misma tarde el tema se ha filtrado en la conversación con mis compañeras de SOL España,

en una charla que estaba relacionada con los fundamentos del liderazgo colaborativo, con base en los colores, ya me imagino tu cara, debes de sentir que lo uno y lo otro no tiene nada que ver, te entiendo, lo mismo pensaría yo,

y esta misma noche el tema se ha filtrado en la conversación con mis amigos de co-housing, Fernando, Silvia y Pedro, en un proceso que me ha servido para chequear la validez de un cuerpo de creencia inicial,

sobre el que vamos a seguir trabajando (tripaliando, sí), pero con un mortal des-enfado, por lo que, 1 – 2 – 3, todo parece indicar, foto incluida, que tengo que hablar de esto ya o ya, me ponga como me ponga, ahí va.

   así lo vimos…

en el viaje de entrada a Mordor dos personas han sido terriblemente significativas, son dos personas que conocemos todos por su rol, y en algunos casos también por su nombre, déjame que inicialmente les llame mamá y papá,

aunque algunas personas, más brutas, hayamos decidido que sean padre y madre,

2 personas que nos han regalado un juego de creencias viejo (papá y mamá representan el pasado de nuestra especie, mientras que hijo e hija representan el futuro, una evolución positiva), generalmente un cuerpo de creencias de mierda,

y una relación de hábitos congruentes, también malos, por medio de la educación, en la mayor parte desde su mejor intención (también conocida como amor), en la mayor parte de los casos basada en el miedo (ahí radica el primer gran problemita),

mamá y papá están previamente des-conectadas de la fuente, ellas también han sido educadas en el miedo,

de tal forma que nuestras creencias de partida y nuestras conductas de partida (hábitos mentales y conductuales) nos han metido en Mordor, estamos, sí, en los sótanos de la estación, bien profundo,

o en el centro de Matrix, tanto da,

y, si estás donde está la mayor parte de la humanidad, además estás des-conectada de tus emociones, te las han contado mal, para que no las entiendas, y para que no puedas hacer con ellas nada, o bien poco, en tu propio favor,

con lo cual tenemos pensamientos (mente), hábitos (haceres / voluntad) y sentimientos (hábitos emocionales) que nos atan de forma in-consciente a Mordor, con la ayuda de padre y madre,

2 relaciones que tenemos que sanar si ambicionamos la fuerza (la figura de papá es crucial en este aspecto) y el éxito en la vida (la figura de mamá es fundamental aquí), segun Bert Hellinger, padre de las constelaciones familiares.

estamos jodidas, sí, porque para salir de Mordor previamente hay que sanar las relaciones con las dos personas que nos han metido en Mordor, es una auténtica locura, tal vez por eso es tan difícil de conseguir.

además hay dos escaleras de bajada y una de subida, todo parece indicar que podemos salir a tomar aire, pero es más fácil volver a bajar al fondo de la estación que salir a la superficie y quedarse ahí,

vamos a tener que trabajar 3 cuerpos de hábitos (nuestras creencias, nuestras conductas y nuestros sentimientos, o hábitos emocionales arraigados), y su congruencia interna.

si, adicionalmente, queremos que ese camino sea consciente, para desarrollar la congruencia interna nos va a hacer falta una cosmovisión positiva que nos ayude a comprender el mundo, algo bastante complejo de desarrollar,

ya sé que te puedes estar perdiendo, a ver si me explico, una cosmovisión es como un ajá que afecta a todo lo que nos rodea, los cuatro reinos para empezar, de más complejo a más sencillo si empezamos por el ser humano, 4,

porque podemos entender inicialmente la relación entre iguales (hombre y mujer, ser humano con ser humano), 4, del ser humano con el ser animal, 4 – 3, del ser humano con la plantita, o ser vegetal 4 – 2, y del ser humano con la piedrita, 4 – 1, ser mineral,

y las relaciones que entrelazan los diferentes niveles entre sí, a esta fase yo le llamaría entender el mundo a nuestro alrededor, tal vez por eso el desarrollo consciente del Yo soy sea tan complejo,

porque al nivel 1 de dificultad (sanar a mamá y a papá, a padre y a madre) nos hace falta un adicional, vislumbrar un camino de desarrollo personal (y dentro de la comunidad) que sea claro, sencillo e ilusionante, y que se pueda actuar,

y aquí llegamos a un jardín sin flores, porque si esto tiene 2 niveles de complejidad seguro que el tres, como las escaleras, está al llegar, y cuando creemos que ya hemos salido a la superficie no tarda en aparecer,

tal vez cuando hemos sanado a madre y padre (1) y tenemos una cosmovisión aceptable del mundo material en el que vivimos (2) nos hace falta una comprensión y una aproximación al mundo sensible (3) y a todo lo que no se ve.

entendiendo que todo lo que cuento es una simplificación, sonrío al sentirme con fuerza  y ganas de empezar a preparar ese taller de abundancia (yo lo voy a llamar fundamentos del liderazgo colaborativo en el siglo xxi),

a sabiendas de que lo que hoy veo tan claro mañana no va a estar tan despejado, y seguramente voy a andar un poco más nublado mañana, sobre todo cuando la vida me ponga delante la prueba de turno, con la que nos hace el test del algodón,

oye tú, majete, ¿qué decías de la abundancia, de la prosperidad, de la fuerza y de la energía del dar y el recibir?

Otto Scharmer explica en la teoría U 3 des-conexiones que nos aíslan del mundo, la des-conexión con la naturaleza, la des-conexión con el otro, y la des-conexión conmigo misma,

3 des-conexiones que podemos convertir, a nada que le demos la vuelta al catalejo de mirar, en 3 ejes de re-conexión.

7 emociones da pie al programa de desarrollo de las 3 escuchas, que articulamos con el proyecto colaborativo escuchar es amar, y a el 3ple camino, dos o 3 temas de los que vamos a seguir compartiendo, no lo dudes, aquí y allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

¿tú eres tecnozoico o ecozoica?

leo la última entrada de Leonardo Boff con interés, un texto que nos acerca a la tierra como escuela de desarrollo espiritual, en el que recorto palabros y negriteo frases, de las cuales entresaco varias ideas, a continuación…
la era en la que vivimos, el ecoceno o ecozoico se caracteriza por la evolución, la expansión y la auto-creación de «emergencias» cada vez más complejas, que permiten el surgimiento de nuevas galaxias, estrellas y formas de vida en la Tierra,
una era en la que un universo cada vez más espiritual y autoconsciente nos situa en una disyuntiva, somos parte del problema tecnozoico –un futuro de exploración creciente de la Tierra como recurso, todo para el beneficio de los humanos–,
o somos parte de la solución, y nos hacemos uno con la época que nos toca vivir, en la evolución de la consciencia, y en la búsqueda de una relación amistosa hacia la naturaleza y la vida, y una profunda transformación en las formas de vivir,
y por algún motivo conecto la imagen con la que encabezo estas líneas, la imagen de la tierra, con un libro que he ojeado, por ahí anda mi ojo, estos últimos días, en los que leo algo de antroposofía y de biografía humana,
en esta extraña relación que comunica al ser humano con los reinos que le anteceden, el reino animal, el reino vegetal y el reino mineral, y que le conectan con los reinos suprasensibles que un día vamos a poder reconocer.
   así lo vimos…
y si te parece bien, te dejo con el post de Leonardo, con sus negritas (esa es mi aportación, discutible) y todo…

el futuro de la Tierra no cae del cielo

Lo que voy a escribir aquí será de difícil aceptación por la mayoría de los lectores y lectoras. Aunque lo que diga esté fundamentado en las mejores cabezas científicas, que hace casi un siglo, vienen pensando el universo, la situación del planeta Tierra y su eventual colapso, o un salto cuántico a otro nivel de realización, no ha penetrado, sin embargo, en la conciencia colectiva ni en los grandes centros académicos. Continúa en vigor el viejo paradigma, surgido en el siglo XVI con Newton, Francis Bacon y Kepler, un paradigma atomístico, mecanicista y determinista, como si no hubiera existido un Einstein, un Hubble, un Planck, un Heisenberg, un Reeves, un Hawking, un Prigogine, un Wilson, un Swimme, un Lovelock, un Capra y tantos otros que nos elaboraron la nueva visión del Universo y de la Tierra.

Para empezar, cito las palabras del premio Nobel de biología (1974) Christian de Duve que escribió uno de los mejores libros sobre la historia de la vida: Polvo vital: la vida como imperativo cósmico (editorial Norma, 1999). «La evolución biológica marcha a ritmo acelerado hacia una grave inestabilidad. Nuestro tiempo recuerda una de aquellas importantes rupturas en la evolución, señaladas por grandes extinciones masivas» (p. 355). Esta vez no procede de algún meteoro rasante, como en eras pasadas, que casi eliminó toda la vida, sino del propio ser humano, que puede ser no sólo suicida y homicida, sino también ecocida, biocida e incluso geocida. Puede poner fin a la vida en nuestro planeta, quedando sólo los microorganismos del suelo, bacterias, hongos y virus, que se cuentan por cuatrilones de cuatrilones.

En razón de esta amenaza montada por la máquina de muerte fabricada por la irracionalidad de la modernidad, se introdujo el concepto «antropoceno», para denominar como una nueva era geológica la actual, en la que la gran amenaza de devastación se proviene del ser humano mismo (anthropos ). Ha intervenido y continúa interviniendo de forma tan profunda en los ritmos de la naturaleza y de la Tierra, que está afectando las bases mismas ecológicas que lo sostienen.

Según los biólogos Wilson y Ehrlich desaparecen entre 70 a 100 mil especies de seres vivos por año debido a la relación hostil que el ser humano mantiene con la naturaleza. La consecuencia es clara: la Tierra perdió su equilibrio y los acontecimientos extremos lo muestran irrefutablemente. Sólo ignorantes como Donald Trump niegan las evidencias empíricas.

En cambio, el conocido cosmólogo Brian Swimme, que en California coordina una decena de científicos que estudian la historia del Universo, se esfuerzan por presentar una salida salvadora. Digamos de paso que B. Swimme, cosmólogo, y el antropólogo de las culturas Thomas Berry, publicaron, con los datos más seguros de la ciencia, una historia del universo, desde el big-bang hasta la actualidad (The Universe Story, San Francisco, Harper 1992), conocido como el más brillante trabajo hasta hoy realizado. (La traducción al portugués se hizo, pero fue más fuerte la tontería de los editores brasileños, y hasta hoy no fue editado. Al español se desestimó su traducción, porque el libro dedica demasiadas páginas a la situación concreta de Estados Unidos). Los autores crearon el concepto «la era ecozoica», o «el ecoceno», una cuarta era biológica que sucedería al paleozoico, al mesozoico y a nuestro neozoico.

La era ecozoica parte de una visión del universo, como cosmogénesis. Su característica no es la permanencia, sino la evolución, la expansión y la auto-creación de «emergencias» cada vez más complejas, que permiten el surgimiento de nuevas galaxias, estrellas y formas de vida en la Tierra, hasta nuestra vida consciente y espiritual.

No temen la palabra «espiritual» porque entienden que el espíritu es parte del Universo mismo, siempre presente, pero que en una etapa avanzada de la evolución se ha vuelto en nosotros autoconsciente, percibiéndonos como parte del Todo.

Esta era ecozoica representa una restauración del planeta mediante una relación de cuidado, respeto y reverencia frente a ese don maravilloso de la Tierra viva. La economía no debe buscar la acumulación, sino lo suficiente para todos, de modo que la Tierra pueda rehacer sus nutrientes. El futuro de la Tierra no cae del cielo, sino de las decisiones que tomemos para estar en consonancia con los ritmos de la naturaleza y del Universo. Cito a Swimme:

El futuro se va a decidir entre quienes están comprometidos con el tecnozoico –un futuro de exploración creciente de la Tierra como recurso, todo para el beneficio de los humanos–, y quienes se comprometen con el ecozoico, un nuevo modo de relación para con la Tierra en que el bienestar de la Tierra y toda la comunidad de vida terrestre es el principal interés (p. 502).

Si no vence el ecozoico, probablemente conoceremos una catástrofe, esta vez producida por la propia Tierra, para librarse de una de sus criaturas, que ocupó todos los espacios de forma violenta y amenazadora de las demás especies, especies que, por tener el mismo origen y el mismo código genético, son sus hermanos y hermanas, no reconocidos sino maltratados y hasta asesinados.

Tenemos que merecer subsistir en ese planeta. Pero eso depende de una relación amistosa hacia la naturaleza y la vida, y una profunda transformación en las formas de vivir. Swimme añade: «No podremos vivir sin esa intuición (insight ) especial que las mujeres tienen en todas las fases de la existencia humana» (p. 501).

Ésta es la encrucijada de nuestro tiempo: o cambiar o desaparecer. Pero, ¿quién se lo cree? Nosotros seguiremos gritando.

la teoría U de Otto Scharmer habla de 3 grandes brechas que nos separan,

  1. a mí de mí misma,
  2. a mí del otro, el alter,
  3. a todas nosotras de la naturaleza,

no creo que haga falta explicar cuál de estas 3 brechas está relacionada con el texto de Leonardo Boff.

la teoría del P-A-n y el triángulo de Karpman nos introducen en el drama relacional que origina en este mundo la figura del padre crítico, o el perseguidor, el drama que origina nuestra cultura patriarcal,

está claro que para cambiar los problemas de nuestra relación con la naturaleza y con todos los seres vivos tenemos que cambiar nuestra cultura, y acercarnos al paradigma del cuidado, del cariño, del buen trato, por medio de la madre protectora,

o mejor, de nuestra madre nutricia, la madre nutricia que habita en todas nosotras, y que establece sus relaciones desde el amor incondicional, buen punto desde el que comenzar cualquier relación.

si te interesa revisar qué conjuntos de características están relacionadas con el bebé, con la madre cuidadora, y con la evolución sana del padre crítico, nuestro ser adulto,  puedes leer esta entrada, 3 juegos de características para el buen vivir,

no es la pera limonera pero te puede acompañar en esta era ecozoica, desde la conciencia que nos permite entablar relaciones casa día más amistosas (conmigo misma, contigo, con la naturaleza y la vida),

en un ejercicio que nos permite vivir la vida como escuela de desarrollo espiritual, en un proceso lento pero imparable que crece a nuestro alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que, como no podía ser de otra forma, relaciona emociones con buen trato y con el campo de la atención,

que fundamenta la escucha y las conversaciones, y con un mundo basado en valores, y con tantas pequeñas cosas y aportaciones que es necesario rescatar hoy, y poner en nuestra agenda común, tecnozoica o ecozoica,

un modelo que compartimos desde este enlace.

 

nuestro salvaje mundo interior (alrededor de y en el agua)

me encuentro navegando por las aguas de mis emociones y surge esta canción en internet, una canción con una explicación de un proyecto asociado, y pienso cómo serían nuestras vidas si supiéramos cuidar mejor nuestras aguas.

Rivermouth es una canción de amor, tan humana como elemental. Las profundidades del corazón humano y la fuerza de un río son salvajes e inexploradas en su núcleo … la mejor habitación para hincharse y estirarse con las mareas y las estaciones.

Esta canción habla de ese anhelo líquido en todos nosotros, de las tormentas furiosas, del serpenteo juguetón de un río frío en un día caluroso, de la circunferencia y el poder del agua dulce cuando se encuentra con el océano, de la sutil belleza de dejar que un ser querido fluya y fluya sin restricciones, de dejar que nuestros ríos hagan lo mismo.

Rising Appalachia ha estado trabajando con las fuerzas protectoras de las aguas de los ríos Mississippi, Gulf y Klamath durante años, una colaboración que torna en una alianza con Waterkeepers en todo el mundo, para preservar el agua potable, un agua que los peces pueden habitar y los seres humanos podemos nadar.

Esperamos que esta canción y esta colaboración con WaterKeeper Alliance fortalezcan el conocimiento de los esfuerzos de protección del agua en todo el mundo y nos anime a todas a defender el mundo salvaje, en nuestro interior y a alrededor nuestro .

Película: Scott McKibben http://www.byscottmckibben.com Asistente de Cámara-Ben Long Dancer / conjurador de agua- Maritza Mercado-Narcisse Organización sin fines de lucro: WaterKeeper Alliance http://waterkeeper.org/ agradecimiento especial: Catapult Studios, James Keane, DamNation (la película)

Waterkeeper Alliance es un movimiento global que une a más de 300 organizaciones y afiliados de Waterkeeper en todo el mundo, enfocando la defensa ciudadana en asuntos que afectan nuestras vías fluviales, desde la contaminación hasta el cambio climático. Las cuidadoras de agua patrullan y protegen cerca de 2.5 millones de millas cuadradas de ríos, arroyos y costas en las Américas, Europa, Australia, Asia y África. Para obtener más información, puedes visitar: www.waterkeeper.org

   así lo vimos…

texto traducido del inglés (de aquella manera)

Rivermouth is a love song, both human and elemental. The depths of the human heart and the force of a river are wild and unchartered at their core… best given room to swell and stretch with the tides and seasons. This song speaks to that liquid longing in all of us. The raging storms. The playful meandering of a cold river on a hot day. The girth and power of fresh water meeting ocean. The subtle beauty of letting a loved one ebb and flow without restraint. Of letting our rivers do the same. Rising Appalachia has been working with Mississippi River, Gulf, and Klamath water protectors for years and have branched out to form alliance with Waterkeepers around the world working towards preserving drinkable, fishable, swimmable water everywhere. We hope this song and this collaboration with WaterKeeper Alliance will strengthen awareness of water protection efforts worldwide and encourage us all to speak for the wild inside and out. Film: Scott McKibben http://www.byscottmckibben.com Assistant Camera-Ben Long Dancer/water conjurer- Maritza Mercado-Narcisse Nonprofit: WaterKeeper Alliance http://waterkeeper.org/ special thanks: Catapult Studios, James Keane, DamNation (the film) Waterkeeper Alliance is a global movement uniting more than 300 Waterkeeper Organizations and Affiliates around the world, focusing citizen advocacy on issues that affect our waterways, from pollution to climate change. Waterkeepers patrol and protect nearly 2.5 million square miles of rivers, streams and coastlines in the Americas, Europe, Australia, Asia and Africa. For more information please visit: http://www.waterkeeper.org

en la teoría U el Ser humano se enfrenta a 3 tipos de desconexión, desconectado de sí mismo, desconectado del otro (el alter), nos encontramos también desconectadas de la madre naturaleza,

y de nuestras capacidades “cuidadoras”, capacidades (y estamos hablando de nuevo en positivo, en clave de re-conexión) que tienen todo que ver con la madre protectora, y el arquetipo de la madre nutricia,

el ánima, o el principio femenino de la creación,

creo que no hace falta indicar a qué re-conexión aluden las líneas de hoy, y su relación con nuestro mundo emocional, porque las profundidades del corazón humano y la fuerza de un río son salvajes e inexploradas en su núcleo

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que pone el acento en el nivel energético de nuestras emociones,

qué tan vibrante, qué tan energética es la emoción que estoy sintiendo,

y en nuestra capacidad de observarlas, dentro de este baile a 3, claridad y oscuridad que se entremezclan, agua de lluvia con agua fluvial, agua de río con agua de mar, cuidados y naturaleza salvaje,

en el fluido y constante juntarse y separarse que es la vida.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace

 

 

esnifando agua de mar

una visita a mi doctora, a principio del verano, me incita a comprar un medicamento y una solución acuosa con la que hago un lavado previo de las fosas nasales, es muy curioso qué baratos son los medicamentos y qué cara es esta botella de agua con sal,

Rhinomer, 135 ml, fuerza 2, que si ponemos a precio de supermercado viene a costar más de 60 €uritos el litro, más del doble de una buena botella de ginebra, si te gusta el gin-tonic, o de whisky, si eres más escocés,

o 60 litros de leche de vaca, si eres niño, 30 de leche de avena, si has sustituido la leche animal por la vegetal, y podemos seguir haciendo la correspondencia entre diferentes tipos de bebidas y sueros, pero creo que la imagen es suficiente para seguir,

y en eso estoy, acabando las vacaciones de verano, por Cabo de Gata, un día de paseo cerca de el faro, y se me ocurre pensar qué pasaría si sustituyo la preciosa solución de agua con sal por agua con sal del mar,

en algún libro reciente he leído que somos fundamentalmente agua con sal, ya que el ser humano tiene un origen anfibio, hace muchos miles de años, y tenemos una profunda memoria corporal,

y me aplico en la idea, y relleno 3 botellas vacías de agua mineral, hemos comprado agua de Lanjarón, de la sierra de Granada, no muy lejos de aquí, agua en relativa proximidad, directamente en la playa,

en una de esas playas de agua cristalina que permite observar las piedras del fondo, sí, esta playa es de piedras en vez de arena,

y me vuelvo a mi vida normal con estas 3 botellas que van a ser parte de un experimento en setiembre, experimento en el que sustituyo en primera instancia el Rhinomer por agua marina,

y en el que, puestos a experimentar, pruebo cuál es el efecto del agua marina y cuál es el efecto del medicamento, sí, decido quedarme sólo con el agua marina, suprimiendo la medicación,

para observar, con agrado, de hecho una sonrisa puebla mi cara, parece que me la han partido en dos, que dos tapones de agua esnifada, la tengo de introducir inspirando por la nariz, y despejarla por la boca,

un tapón por la noche, un tapón por la mañana,

son suficientes, sin el concurso de la medicación, para despejar, hidratar las fosas nasales, y mejorar ostensiblemente mi respiración.

   así lo vimos…

en el proceso de sustituir la solución salina perfectamente estéril y con un aplicador ergonómicamente impecable por el botellón de agua de Lanjarón y el tapón, y este proceso de esnifado, observo una cosa curiosa,

en contra de lo que podría parecer me siento más contento con la práctica del tapón, un proceso que me contacta con una vida más sencilla y más natural, que adicionalmente evoca esa playa preciosa con ese agua cristalina,

junto al Cabo de Gata, ese paraje agreste y diferente al que trato de acercarme una vez al año, y que, por azares del destino, y una idea (vamos a probar y ver qué pasa) que se convierte en un hábito, acerco a mi día a día por la noche y la mañana,

y parte de esa mar preciosa, agua y sal, mar mediterránea que se junta en algún punto con el océano atlántico, y con el resto de las aguas y los mares que conocemos, el Antártico y el Pacífico también, vive todos los días en mí,

y es más, yo soy parte integrante de esa gran mar.

qué bonito, yo soy mar

en un cálculo a la inversa, las 3 botellas de agua marina que traigo, 4 litros y medio, equivalen a 33 con 3 periodo recipientes de Rhinomer de 135 centilitros, o lo que es lo mismo sin serlo, 233 litros de leche, o más de 7 botellas de ginebra buena,

vamos a quitar las comas y el periodo,

y mejor si me dosifico, que si no me voy a emborrachar.

y en algún camino me pregunto por qué 3 botellas, y recontacto con esa imagen del Ser humano triformado, pensar – sentir – hacer congruentes, y me acuerdo de aquel taller de triformación social con Luis Espiga,

que se va a asentar posteriormente profundizando en la teoría U,

sí, vivimos mucho mejor cuando integramos, en las pequeñas cosas de nuestra vida, la emoción, porque somos capaces de pensar y de hacer, sí, pero ese proceso se enriquece con la emoción,

qué bueno que ahora sí, otra vez, pensar – sentir – hacer, la emoción está presente, y que traigo 3 botellas, aunque alguna de ellas tenga que esperar media eternidad.

7 emociones es un modelo (eso es, una simplificación) que nos permite entender el mundo, desarrollando la conciencia y la presencia, desde el buen trato, yo me bien trato para tratarte bien a ti, desde mi responsabilidad emocional,

un modelo que integra el mundo material y el espiritual con base en la triformación del ser humano y social, ya que nos conocemos y desarrollamos en relación, y que nos acerca a los fundamentos del liderazgo colaborativo,

un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

tocado (el futuro emerge, o no, en procesos de re-conexión)

en un punto del camino escribo algo, que supuestamente es para los demás, y me quedo tocado, escribiendo un texto para explicar el contenido del post de hoy me encuentro con una verdad más grande que lo mi ser deliberado es capaz de escribir,

y en eso estoy, mandando el mensaje a personas conocidas y amigos, que recibo la confirmación de la concesión de la marca que he solicitado para el desarrollo de “el futuro emerge”,

una propuesta diferente que ha estado durante unos meses colgado de un hilo, en ese proceso en el que todo se puede colocar, mientras todo está patas arribas, traspuesto, manga por hombro, y en el que las voluntades individuales no están presentes,

y recontacto con el mensaje que ha surgido del post de hoy, si hay 3 grandes desconexiones en este mundo en el que hemos decidido vivir, y ahí el post de AVATAR me conecta con un fundamento central de la teoría U de Otto Scharmer,

también hay 3 grandes ejes de conexión, exactamente los mismos, leídos al revés,

la conexión con la naturaleza, la conexión con el otro, el alter, tan parecido a mí y tan diferente, fuente de diversidad, y la conexión conmigo misma, en el infinito campo de la conciencia,

una conciencia personal que contacta con la conciencia grupal,

y con la conciencia del todo,

y siento que los grandes ejes para empezar con el futuro emerge podrían ser estos, 3 ejes para la re-conexión general, una re-conexión en la que caben la re-conexión del ámbito social y cultural con el ámbito de los negocios y las corporaciones,

una re-conexión entre lo viejo y lo nuevo, las formas actuales y un nuevo liderazgo necesario, una re-conexión entre sectores y cajitas que nos hemos acostumbrado a ver des-conectados, y aquí podemos hacer parejas y tríos a voluntad,

la educación y el negocio, la salud y la conciencia, la enfermedad, el negocio y el desarrollo del ser, juega con los elementos que quieras, este nuevo juego trata de restablecer las conexiones perdidas,

definitivamente estoy tocado,

y en eso estoy que dibujo estos 3 ejes, qué curioso que vuelva a aparecer el 3, la triformación personal, la triformación social, 3 ejes de reconexión, para hacer el nueve de un evento diferente,

que quién sabe si tiene que ser, tal vez sí, tal vez no, en eso estamos, en procesos de conexión de voluntades y cariños, y de re-conocimiento entre personas, voluntarias, porque no existe comunidad ni liderazgo colaborativo sin personas,

voluntarias, sí, que actuamos desde nuestra mejor intención.

   así lo vimos…

en el proceso, siento que el tiempo se ha parado, he dejado de empujar y de tirar, si tiene que ir será a su ritmo, y me he des-conectado de mi voluntad pequeña, ese EGO que se aferra a una idea tan bonita,

si el futuro emerge será seguramente diferente a lo que soy capaz de imaginar, mucho más de hacer, el futuro lo construimos entre todas, mano con mano, intenciones anidadas en una intención mayor, en comunidad (común unidad).