eea, eee, eei, qué lío me estoy montando

me junto con Raquel Aranguren para explicarle dos proyectos de los que Leroy Merlín puede ser organización amiga, escuchar es amar, y el futuro emerge, dos proyectos que le voy a compartir en dos folios,

que rotulo como sigue, creo que se entiende, eea, para escuchar es amar, y eee, para el futuro emerge, y Raquel me pregunta por qué eee y no e – f – e, muy buena pregunta, creo que en este proyecto hemos hecho énfasis en la palabra EmErgE,

a veces jugamos con las palabras y los acrónimos, qué le vamos a hacer, son características del niño natural, y ella, que también es bastante niña, luego lo voy a comprobar, todavía no lo sé, se ríe de los acrónimos,

y me dice que nos faltan eei, eeo y eeu, y me río con ella,

mientras empezamos a ver cómo surge la presentación de los folios, en un proceso siempre interesante, que en este caso nos requiere un tercer folio, en el que va a dibujarse un infinito, derecha e izquierda comunicando lo viejo y lo nuevo,

sí, estoy intentando responderle a Raquel la pregunta de cómo puede un corporativo colaborar en el movimiento de el futuro emerge, en esta presentación en la que me lo paso tan bien, tanto que parece que no me quiero ir,

es lo que nos pasa cuando nos lo estamos pasando bien,

y acabamos hablando de una colaboración, potencial, con un programa de intra-emprendedores de la innovación del que Raquel es responsable, sin yo saberlo eei está en proceso de formación,

pero me voy a dar cuenta unas horas después, ya el día siguiente, hoy, tras dar un paseo por la dehesa, tras cenar, ver unos capítulos de Modern family, tras dormir unas horas, ya sentado al teclado del orde,

en este ejercicio diario que sirve para conectar el consciente con el inconsciente, recién salido de la noche, cuando todavía no han tendido las calles en las ciudades, y mucho menos en la periferia,

qué agradable se ha vuelto en mi vida este ejercicio de observar la quietud y la vida desde la oscuridad, luz de infinito que nos rodea y nos abraza, al compás de las entradas de este blog, tip tap, tip tap,

en el que hoy surge, casi de la nada, eei, explorar es innovar, muchas gracias por tu tiempo, Raquel, y  por tus risas, no te quepa la menor duda de que cuando surjan de quién sabe dónde eeo y eeu te lo voy a contar.

   así lo vimos…

en el correo que le escribo a Raquel le direcciono a una página nueva que hemos creado en la web de organizaciones con espíritu y corazón, titulada “coaching en la naturaleza”,

que hace un puente con la web de “coaching de olas y viento”, un espacio conceptual que desarrollamos hace 5 años y que está durmiente hasta esta semana santa, en este 2018 en el que tantas cosas están despertando del sueño,

preparadas para emerger, como la primavera en cabo de Gata, o como el futuro, con la fuerza de la e, desde el amor in-condicional, como nuestra atención, convertida en escucha y conversaciones, con la fuerza de la a,

y un segundo puente a este programa que empezamos a difundir, para el desarrollo de las 3 escuchas y el 3ple camino de desarrollo de las personas, los grupos y las organizaciones, la propuesta que hemos venido a desarrollar.

acabando el correo que le remito a Raquel, me descubro en el coche de vuelta a casa, pensando qué películas pondría yo a un grupo de facilitadores de la innovación, y me descubro en medio del atasco para entrar en Madrid viendo:

  • bichos, otra vez, Flick, la hormiga inventora e incomprendida,
  • el indomable Will Hunting, algo de indomable tiene que tener nuestro espíritu para no rendirnos a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera contrariedad,
  • y alguna en la que se hable de estrategia y del arte de la guerra, aunque ya sé que no hemos venido a este mundo a pelear, el rey Arturo o ésta que no me sale ahora, con este actor australiano, Russel Crowe, sí, yo vería Gladiator sí o sí,

y les animaría a leer el arte de la guerra, porque cualquier proceso de intra-emprendimiento necesita un poquito de malicia, también le podemos llamar astucia, o de saber (comprender) que hay territorios que requieren diferentes tipos de acción.

en el camino de la innovación construimos siempre con lo que aparece delante nuestro, en este caso las risas de Raquel con la aeiou, y si somos sensatos nuestra aproximación es frugal, a ver si me explico, no necesitamos mucho de nada,

al revés, poco es mejor, porque la innovación hace de la necesidad virtud, algún día de estos me voy a explicar, y pienso que tengo que contarle a Raquel de un proceso de contaminación positiva que un grupo de personas innovadoras puede utilizar,

pero ésa es otra película que si tiene que llegar llegará.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

 

 

 

Anuncios

entendiendo la blanca paloma

déjame que comparta contigo un ajá en 3 etapas, con la ayuda de 3 puentes.

1, 14 de Marzo, 13:30 aprox

estoy en la clínica Pakea de Donosti 1 hora antes de empezar la segunda sesión de 7 emociones, he llegado después de dormir tan poco estas dos últimas noches que me tumbo a descansar sobre el atril, debajo de una vidriera.

2, 14 de Marzo, 2 horas y media más tarde

durante el taller, no sé a cuenta de qué, hago referencia al ángel que hay en la vidriera, y varias de las chicas que me acompañan me preguntan de qué ángel hablo, y me vuelvo y me doy cuenta de que no es un ángel, sino una paloma,

en representación del Espíritu Santo.

3 21 de Marzo, 7 días más tarde

sido jUgando con la correspondencia entre el triple camino del desarrollo personal (el desarrollo del Adulto, el desarrollo de la madre protectora, el desarrollo del niño natural) y la teoría U, con esas 3 fases que aparentemente no tienen nada que ver,

OPEN MIND (mente abierta), gracias a la curiosidad, OPEN HEART (corazón abierto), gracias a la empatía y a la compasión, OPEN WILL (voluntad abierta a lo que tenga que ser, a la mejor opción posible por venir), gracias al coraje,

y encuentro una pasarela lógica entre lo uno y lo otro, que se convierte en pregunta a las personas con las que me encuentro y todavía me toleran, sois unos pocos pero os quiero mucho,

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con la mente abierta y la curiosidad?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está el niño natural, y trazo el primer puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo del niño natural – open mind (curiosidad),

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con el corazón abierto y la empatía?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está la madre protectora, y trazo el segundo puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo de la madre protectora – open heart (empatía – compasión),

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con la voluntad abierta y el coraje?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está el adulto, y trazo el tercer puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo del adulto – open will (coraje),

y me da por buscar un puente entre estos dos conjuntos de 3 y el misterio de la santísima trinidad, Dios Padre, Dios Hijo, Espíritu Santo, y en una primera aproximación asocio el Padre con el adulto, el Hijo con el niño natural,

y me sonrío al ver qué bien casa la figura de Jesucristo con el niño natural, extrovertido, sociable, juguetón (camina sobre las aguas), que se asombra y asombra (hay un par de ejemplos en los que juega con el vino, con los peces, con los panes),

y me quedo pensando en la blanca paloma debajo de la que duermo una semana antes, en representación del Espíritu Santo, y no puedo sino pensar que esta tercera figura, tan poco entendida, no es otra cosa sino el amor que une a todas las personas,

ese pegamento intangible que nos aporta la madre protectora en el análisis transaccional, y el movimiento de abrir el corazón en la teoría U, y busco la correlación entre el amor incondicional, María en el pesebre, y la paloma,

y todo lo que estoy haciendo es claro,

porque el triple camino de desarrollo personal, 3 en 1, 3 en mí, es el misterio último de nuestra existencia, Dios es amor en mí y en nosotras, en todas y cada una de nosotras, y le acogemos cuando le dejamos que se manifieste,

en nuestro Adulto viajado, en nuestra madre protectora y su amor incondicional, y en nuestro niño natural que se permite jugar y volver a jugar, como el chico de la barba y las sandalias, el de los panes y los peces, el del agua y el vino,

dejad que los niños se acerquen a mí,

que vuelve a jUgar… otra vez.

   así lo vimos…

es tal mi estado de alegría que no puedo evitar compartir este hallazgo con Miguel, con Gidor, al que le llamo ex profeso para esto, y aprovecho para preguntarle si se anima un año más a ser el anfitrión turístico de el futuro emerge en el Urdaibai, con Silvia,

con este grupo de personas tan bonito que me rodea, y con el que siento esa energía, quién sabe por qué se representa con una paloma, quién sabe por qué se representa por una paloma, como la que Picasso pinta, con un laurel en el pico,

la paloma de la paz, y del amor, que se extiende entre nosotras, y todas nuestras compañeras.

la alegría es la emoción que toca cuando construimos juntas lo nuevo, violeta, desde una comprensión ampliada, azul índigo, a la que llegamos desde el orgullo sano, un orgullo humilde, azul clarito,

en un camino que se hace amplio, porque las puertas son cada vez más grandes, y nos permiten internarnos en territorios más amplios, con mejor energía, con más tiempo y espacio, con todos esos mases que el dinero no puede comprar,

con todos esos mases que no se gastan cuando se comparten, sino que crecen, inevitablemente, porque en el mundo espiritual, el del desarrollo positivo de las personas, de los grupos y de las organizaciones,

dar es recibir,

con la ayuda de la paloma y de la luz.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

3 dimensiones de desarrollo en la teoría U

fruto de los talleres de 7 emociones, que estructuramos por medio de 3 sesiones, en los que desarrollamos 3 visiones, y de nuestro interés en la teoría U, de Otto Scharmer, buscamos puentes que nos relacionen lo uno con lo otro,

no debería ser difícil ya que en buena medida las 7 emociones están inspiradas por la teoría U,

pero observo cómo aparece un puente que estaba ahí pero no hemos visto con suficiente claridad hasta hace nadadebe ser el efecto del cava y el turrón, exceso de azúcar y de burbujas estas navidades, sin lugar a dudas,

un puente que relaciona la teoría U con el análisis transaccional y la teoría del PAn (Padre – Adulto – niño), una teoría que incorporamos gracias a los apreHendizajes en la escuela Oliver, gracias, Leo, y en el teléfono de la esperanza,

y los 3 caminos de sanación que todo ser humano tiene en esta vida, a través de 3 dimensiones inherentes al ser humano, con una profunda raigambre biológica, y en las que todas nosotras podemos profundizar, somos seres tri-cerebrados,

sí, estoy hablando de:

el niño natural (la curiosidad, el ser desinhibido, el juego, la libertad),

la madre protectora (con el arquetipo de la madre nutricia, que representa el amor incondicional),

nuestro ser adulto (la ecuanimidad, el buen juicio y mucho más, incluyendo ese coraje que a veces hace falta cuando parece que el suelo escasea a nuestros pies, y no tenemos certidumbre de lo que será en este futuro por venir),

3 dimensiones fundamentales a desarrollar en esta construcción tan bonita que es la vida, 3 dimensiones que tienen una relación clara con los 3 movimientos que propone Otto Scharmer en la teoría U,

el desarrollo de la mente abierta (Open Mind) por medio de la curiosidad, desconectando la voz del juicio y la crítica, de las etiquetas, prejuicios y posjuicios, y esa actitud de sabelotodo que tanto nos aísla de la realidad,

el desarrollo del corazón abierto (Open Heart) por medio del contacto con la empatía y la compasión, desconectando la voz del cinismo, que nos separa de las otras personas que nos rodean,

el desarrollo de la voluntad abierta (Open Will) por medio del contacto con nuestro coraje, y la libertad que nos da des-conectar la voz del miedo, esa energía tan densa que nos tiene atadas a la peor de las realidades posibles,

y que evita que lo nuevo emerja,

ojos nuevos para ver del niño, el concepto de des-aprender,

corazón nuevo de la madre, el concepto del amor in-condicional,

y una voluntad nueva para nuestro ser adulto, un ser que afirma su Yo soy que no compite con otras personas, porque en algún punto del camino, con un niño sano y una madre sana en su interior ha dejado de competir,

y es capaz de sumergirse en la magia de la vida, que colabora, que comparte, que re-conoce, porque Yo también soy Tú, mientras la vida se manifiesta, no puede ser de otra forma, a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

el puente descrito arriba está relacionado con  el tramo descendente de la teoría U, un tramo en el que es fundamental el desarrollo personal, un requisito para que la vida sana del grupo (el ser en relación) se manifieste a nuestro alrededor,

en nuevas realidades que ahora sí, somos capaces de co-crear.

3 muñecos ilustran estas 3 dimensiones del ser humano en un proceso de sanación y desarrollo de las muchas que podrían haber aparecido  en el proceso de ilustrar este puente,

3 muñecos que vamos a relacionar un día de estos con  3 movimientos biográficos, pasado – presente – futuro, que vivimos en este teatro precioso que es la vida, 3 movimientos que no pueden ser ajenos en nuestro viaje en la U.

Si quieres reflexionar sobre las características de nuestra madre protectora, de nuestro niño natural sano y de nuestro ser adulto, 3 juegos de características que nos llevan a una vida sana, armónica, preciosa, puedes seguir este enlace,

y si quieres realizar un autodiagnóstico sencillo, puedes abrir éste.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, sobre la base del MAT y del análisis transaccional y la teoría del PAn (gracias, Leo),

creative commons, y que tú también puedes compartir desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

 

cambio de perspectiva (un, dos, tres, el mundo al revés)

en mi afán de coleccionista de piedras sin pintar, que acaban en casa, y piedras pintadas, que en algún que otro caso acaban en mi carpeta de manualidades de pinterest, me encuentro ésta, que se me hace especialmente graciosa,

más cuando leo el rótulo que acompaña a la rama,

try to look at things from a different … perspective,

un ejercicio que todas podemos hacer de vez en cuando, ya que las cosas no son muchas veces lo que son, sino lo que vemos de ellas, y de lo que de ellas pensamos, un pensamiento que acaba convirtiéndose en creencia (cuando se fija),

y en emoción, cuando asociamos ese pensamiento con otras creencias, pensamientos o ideas, que nos implican o nos involucran en esa situación pensada, ya sea este proceso positivo o negativo, para nuestro bien o nuestro mal,

algo que parece evidente aunque pocas veces lo revisamos cuando nos va bien,

porque cuando nos va bien poca revisión queremos hacer, y es cuando nos va mal, estamos a disgusto, cuando más obsesivo, a veces hasta compulsivo, se hace este proceso de pensar y pensar lo mismo,

sin ofrecer a la situación una mínima posibilidad positiva,

y escrito este texto pruebo a jugar con la piedra, ponerla al derecho y al revés, qué curioso, el texto está escrito en un sentido, las letras del enunciado sólo las podemos leer si somos de los pájaros que están en el lado “bueno” de la realidad,

los que no necesitan el mensaje,

y no son legibles para el que está boca abajo, el que está con su mundo patas arriba, enajenado, que cuando ya está boca arriba, qué curioso, ya no las necesita, ni las puede leer.

  así lo vimos…

en la teoría U, de Otto Scharmer, 3 movimientos nos conectan con una mirada fresca, gracias a la curiosidad, con un corazón abierto, gracias a la compasión y a la empatía, y a una voluntad confiada, gracias al coraje,

esa energía que nos acompaña, o en otras palabras, que nos permite sentirnos acompañados, cuando el suelo bajo nuestros pies parece des-aparecer, 3 movimientos que en inglés tienen siglas sencillas, open mind – open heart – open will,

adivina, adivinanza, ¿a cuál de estos 3 movimientos apela esta piedra piedrosa?

en 7 emociones integramos las emociones del orgullo humilde, azul clarito, y de la comprensión, azul índigo, como nuestro pájaro de hoy, un pájaro al que el mundo ve boca abajo, claro, es diferente, como su comprensión de las cosas,

una comprensión avanzada a nuestro tiempo, como la de los niños índigo, por eso les llamamos así, un grupo de jóvenes y chicas que vienen a rompernos las pelotas, y no paran de preguntarnos por qué el emperador está desnudo,

ese cuento en el que todo el mundo miente (un ejemplo de la atención piedra) y sólo una persona (pequeñita, en desarrollo) se atreve a decir la verdad, ¿o será que tiene la perspectiva “al revés”, tú qué crees?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional en el que integramos los colores de Goethe con los cuatro niveles de la atención de Scharmer, dos genios alemanes que nos regalan un baile entre la luz y la oscuridad,

entre la conciencia y la conciencia en evolución, con el Ser humano en desarrollo como elemento fundamental en este baile a 3, tan bonito, que es la vida.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, en…

,

en éste,

 

o en este otro,

depende el que te guste más (o el que sientas está más al revés).

 

con la ayuda de la empatía y de su hermana mayor, la compasión

Silvia me cuenta una historia en la que una chica realiza un proceso de biodescodificación, un proceso por medio del cual va a volver a experimentar el dolor que impregna su vida desde la tierna infancia,

un proceso en el que vuelve a sentir el desamparo y el abandono en su vida, un proceso que le lleva a sentir el dolor y el sufrimiento de esa joven, esa niña, de ese bebé, un ser con el que conecta profundamente,

con el que se reconecta por medio de un sentimiento de compasión profunda,

una compasión que le permite re-contactar con el sufrimiento y el dolor de otros seres queridos, que pueblan su vida, y le acompañan, el dolor y el sufrimiento de su madre, en primera instancia, con la que restablece un vínculo energético, ahora sanador,

y con la que su relación empieza a mejorar como si de un milagro se tratara, ella no hace hoy gran cosa que no hiciera ayer, qué curioso, todo es igual, pero todo es diferente,

y se maravilla de ese proceso que entiende la biología humana, una biología que le preserva de todo lo que le puede dañar de forma inconsciente, preservando la vida, a veces generando una enfermedad, tras sufrir un bioshock,

esto es, un shock que afecta a la biología,

un suceso traumático, repentino, sin solución, vivido en soledad,

este proceso que entiende la biología humana, y su respuesta, a veces no suficientemente inteligente (desde luego, no va a ser una respuesta racional, y por lo tanto no la vamos a poder racionalizar),

es normal que no entendamos la enfermedad desde la cabeza, y que desde la cabeza no la podamos curar,

y me sonrío al recordar este relato corto que me ayuda a entender la diferencia entre la compasión y la empatía, mucho más fácil de entender y aceptar, mucho más “light”, una empatía que aceptamos en nuestra vida,

y que la integramos con facilidad, porque,

¿cómo no voy a ser empática yo?

   así lo vimos…

si quieres hacerte la pregunta bien, la pregunta del millón, sólo tienes que cambiar la palabra empatía por compasión, y hacerte esa pregunta de corazón, no desde la cabeza,

¿cómo no voy a ser compasiva yo?

en este ejercicio de la empatía hacia los otros muchas veces es necesario experimentar la compasión hacia mí misma, porque, ¿cómo voy a derramar en el mundo el líquido que no existe en mí, o que yo misma no me permito beber?

la teoría U cuenta con 3 movimientos que son fáciles de resumir y que son un poco más difíciles de integrar y aplicar, hasta que aceptamos que vivimos en la negación y nos mentimos como locos,

3 movimientos que se pueden resumir en 6 palabras, Open Mind, Open Heart, Open Will, mente abierta, corazón abierto, voluntad abierta, así de sencillo, 3 movimientos que llevan aparejados 3 capacidades básicas,

la curiosidad, la compasión, el coraje,

hoy es buen día para hablar un poco de la compasión, un término que tiene un tinte católico o cristiano, muchas personas asocian esta palabra con enseñanzas que han recibido en el cole o en la parroquia, en la tierna infancia o en la juventud,

y que, en algún caso, genera distancia, no es anormal que se vea sustituida en algún que otro caso y entorno por la empatía, una capacidad que todas podemos desarrollar, en este mundo en el que prevalecen tanto las fuerzas del pensar y el hacer,

porque la empatía tiene mucho de emocional, esa fuerza que opera en nosotros desde el mundo emocional.

y recibo en el correo, qué casualidad, en el que nos explican, desde el Ulab, el laboratorio de la U, que movemos ficha, hemos terminado el módulo 1, e iniciamos el módulo 2, y nos acercamos al Open Heart, éste en el que nos podemos dejar sentir,

con la ayuda de la empatía, y de su hermana mayor, la compasión.

Dear u.lab Participants,

If you haven’t yet, we encourage you to have a look at Module 2 (Co-Sensing). In this Module, you will learn two social technologies (learning journeys and stakeholder interviews) that help you gather new types of information about the issue, challenge or system you’re helping to change.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que integra emociones, el buen trato, la presencia y el campo de la atención desde nuestra mejor intención,

7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, un modelo para entender mejor nuestro precioso mundo emocional, desde un corazón abierto, empático, compasivo,

que se permite otra vez latir,

qué bonito, Silvia, gracias por compartir.

 

¿ascaso tú tampoco conoces el origen del pastel ruso?

el XIV congreso máshumano ha terminado, y me acerco a la sede de CORRESPONSABLES con ese regusto positivo que me ha dejado el congreso, la presentación de Deedee, la mesa anterior,

La felicidad como modelo de negocio, Personas que laten por sus organizaciones, y la presentación anterior, liderar la TRANSformanción generando propósito compartido, a cargo de Carlos Barrabés,

he quedado con Pablo, para mantener una conversación que tenemos aplazada desde algún tiempo atrás, allá por Julio, y ahí estoy, en Zurbano 34, con el espíritu al viento, ilusionado por tantos mensajes positivos,

tal vez la cerveza al finalizar el evento, que no guarda una relación razonable con el queso que la acompaña también tiene su efecto, con 5 o 10 minutos de margen, siempre es interesante llegar 10 minutos antes,

por lo que estoy sin prisa, en el ventanal de una pastelería, Ascaso, que llama mi atención, una pastelería que está especializada en el pastel ruso, mi pastel favorito, mira por dónde,

y me paro a leer que el origen de la denominación, que se encuentra allá por 1855, ¿puede ser?, cuando el zar Alejandro II se queda prendado de este pastel, sí, parece que puede ser, en una pastelería en Huesca,

y le pregunto por wasap a mi amigo Bernardo si conoce la pastelería Ascaso de Huesca, a lo que me responde presto que es la más famosa en la ciudad, claro que la conoce, ¿cómo no la va a conocer?,

y le comparto la historia de la noticia, a la que él suma un poco de picante, algunas malas lenguas cuentan que la receta no era propia, que la copió de una pastelería francesa,

quién sabe, ¿verdad?,

pero no es eso lo importante, tal vez estoy impactado al observar este proceso en el que con un poco de tiempo de sobra, y con el espíritu henchido, el observador se hace presente, y vuelve a tomar fotos,

y vuelve a tomar conciencia de las pequeñas cosas a su alrededor, curiosidad curiosa de su entorno, en un viaje de ida y vuelta a su creatividad, o capacidad de crear, a partir de las “causualidades” que pueblan su vida,

sí, pequeñas y sutiles diferencias que convierten un pastel normal en un pastel único, el ruso, pequeñas tonterías que convierten este postre único, a la altura de todo un zar, en un post.

   así lo vimos…

en el mirar mirando, en el tiempo entre las baldosas y en el contar contando se encuentran 3 de las claves de la creatividad, actividad de crear, que se convierte en innovación en nuestras vidas,

cuando eso que creamos nos aporta (a mí, a ti, al mundo que nos rodea) algún tipo de valor.

la curiosidad, de la que hablan estas líneas, es una capacidad fundamental en el desarrollo de entornos que facilitan la innovación en nuestras organizaciones, una capacidad que florece en ciertos entornos laborales y de relación,

una de las 3 capacidades fundamentales en el desarrollo de una innovación que tiene un impacto positivo en el mundo que nos rodea, si quieres seguir leyendo tienes más información a continuación,

porque la calidad de los resultados de nuestras organizaciones depende del nivel de conciencia y de energía de las personas que las lideran.

7 emociones es un modelo, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, y en la teoría del color de Goethe, que integra los fundamentos del liderazgo colaborativo, y el desarrollo de equipos de alto rendimiento en la organización,

en ámbitos de interés para cualquier organización, también el de la innovación.

7 emociones, creative commons, a un solo clic