desentrañando el enigma (tú también puedes morder la manzana)

me llega este curioso video de Alan Turing, el hombre que encuentra la solución a ENIGMA, sí, es el primer gran hacker de la historia, capaz de crackear el código “irrompible” nazi Enigma,

considerado por algunas personas el padre de la computación,

un video en el que plantean que el símbolo de Apple, la manzana mordida, es un tributo a la vida de Alan Tuning, que se suicida comiendo una manzana, que él mismo rocía con cianuro,

al ser encarcelado por un delito que tiene bien poco que ver con las cosas bien o mal hechas, mejor te dejo con la pregunta, ¿cuál es el delito que Alan Tuning comete, y que le lleva a la cárcel en pleno siglo XX?

   así lo vimos…

sí, la sociedad encarcela a Alan Tuning, una persona que contribuye de forma notable al término de la segunda guerra mundial, eso es hacer, sí, señor, por Ser, no por hacer, por Ser homosexual, en concreto

después de ver por casualidad Casino Royale anoche, una película del afamado agente 007, el macho alfa en su apogeo, pienso en este mundo tan extraño en el que un agente especial consigue desencriptar la información más secreta en un plis plas,

mientras yo me paso un fin de semana completo des-entrañando los misterios de una hoja excel que yo mismo he hecho, que se me escapan por aquí y por allá, una hoja que no deja de romperse cuando corto y copio una fila,

debe ser que las fórmulas que aplico y las referencias fijas y relativas, ésas que se hacen con el signo del $ (dólar), no se dejan cortar y pegar, o al menos con las tijeras que yo utilizo,

y pienso esa sensación que me invade últimamente, a mí también me gustaría hacer una aportación a este mundo, me gustaría sentir que mi vida ha tenido algún sentido, que ha dejado un rastro sano,

es un extraño anhelo de contribuir,

no puedo evitar pensar en Alan y en su contribución, y en cómo se la pagamos, mientras este mundo inconsciente sigue vendiendo un modelo de cómo debe ser el hombre, de cómo debe ser la mujer,

si tienes un rato te la recomiendo encarecidamente,

007, casino royale.

ya sea cierto o no, copio unas imágenes de esta extraña empresa que tiene como logo una manzana que alguien mordió, ¿fue Adán?, ¿fue Alan Tuning?, ¿fue el ínclito, el maravilloso, el de los dedos vertiginosos al teclado, Bond, James Bond?

 

menuda desfachatez, un logo lleno de colorines, ¿no te parece una locura?, ¡¡¡a este tipo de gente les deberían encarcelar!!!

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que desarrolla una comprensión del mundo emocional con base en 7 emociones,

7 energías que representamos con los 7 colores del arco iris, alguien pensará que a nosotros también nos deberían encarcelar, qué bueno que, aunque nos haya llevado un tiempo, ya estamos en el siglo XXI,

un modelo en el que el color surge del baile de la luz y la oscuridad, en el que contemplamos energías del mundo material y del mundo espiritual, por medio del cual promovemos el desarrollo de la atención y la presencia,

un mundo en el que los valores y el buen trato están presentes, no es mal intento con el que continuar, en este día rarito, en el que no sé si de mayor quiero ser como Alan o como Bond, James Bond.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace 

 

 

 

Anuncios

cruzando el desierto de mis creencias

Érase una vez que se era…

un joven que va al mercado todos los años atravesando el desierto para vender burros. Todos los años se acerca al mercado con 20 asnos. Y con el dinero que gana de la venta de los burros vuelve a su pueblo y vive todo el año.

Este amanecer se pone en camino con los 20 burros y anda todo el día bajo el sol, hasta que llega la noche. Ve unas palmeras y decide descansar, y ata a los burros con una cuerda a las palmeras. Pero desgraciadamente solo tiene 19 cuerdas, y se dice:

  • Voy a perder un burro y se me va a escapar por la noche.

Esto le fastidia mucho, pero está tan cansado que no puede vigilar al burro. Necesita dormir. Y empieza a llorar, no sabe qué hacer. Y sus lágrimas atraen la atención de un sabio que está meditando detrás de una duna.

El sabio se le acerca y le dice:

  • ¿Por qué lloras?, ¿qué te pasa?.

El vendedor le explica que le falta una cuerda y va a perder al burro.

El sabio le dice:

  • Esto es muy fácil. Haz como si tuvieras una cuerda, haces como si rodearas el cuello del burro con la cuerda y lo ataras.

El joven no sabe hacer nada mejor, y se dice, lo voy a hacer, aunque sea una tontería. Hace los gestos y se queda dormido. El día siguiente, nada más despertarse, mira a ver si el  vigésimo asno sigue allí.

¡Qué suerte, está allí, al lado del árbol!

Desata a los 19 burros y se pone en camino. Y ve que el burro al que había atado simbólicamente no viene. Vuelve a por él y le tira de la cola, le tira de las patas, pero el burro erre que erre, no se aparta del árbol.

Comprende que el sabio ha hecho algún sortilegio, algún extraño tipo de magia. Y va a buscar al sabio. Tras encontrarle, le pregunta cómo se hace para liberar al burro del maleficio.

Y el sabio le dice:

  • No te entiendo, buen hombre, ¿de qué sortilegio me hablas? No hay sortilegio alguno.
  • Pero, mira, el burro no quiere echar a andar.

Y el sabio le pregunta si ha desatado la cuerda con la que ató al burro la noche anterior, y el joven le responde que no, que no tiene caso, ya que no hay cuerda alguna en realidad, a lo que el sabio le responde, no te lo pierdas:

  • Eso lo sabes tú, pero el burro no.

… érase que se era, o así lo vimos, bajo la luz del sol, ¿será realidad o será espejismo?, y bajo la luz de las estrellas, cuando la noche cae, un burro atado a un árbol, con la imaginaria soga de sus creencias,

quién sabe si un día ese animal puede imaginarse una mano que le libera de la soga y del árbol, para desarrollar una vida en libertad.

   así lo vimos…

gracias, Silvia, por este cuento de regalo, una transcripción de aquella manera de este cuento que comparte con vosotras Christian Fleche, en un seminario de biodescodificación,

un cuento que retrata perfectamente cuán irracionales pueden llegar a ser mis creencias, las tuyas, las nuestras, como grupo de personas, como comunidad, de las creencias del burro mejor no hablar.

y me acuerdo de una vida pasada, no tan remota, en la que asociamos el desarrollo personal con 3 movimientos que todas nosotras podemos hacer en nuestra vida, un movimiento de pasado, asociado a las creencias,

un movimiento de presente, asociado con las pasiones, un movimiento de futuro, asociado con los valores, 3 movimientos que todas podemos hacer para vivir en plenitud, en este continuo fluir, ayer, hoy, mañana, que es la vida.

estos 3 movimientos están reflejados de forma perfecta en la teoría U de Otto Scharmer, con 3 movimientos de apertura, Open Mind (abrir la mente / creencias), Open Heart (abrir el corazón / emociones), Open Will (abrir la voluntad / valores),

te lo creas o no, por eso integramos la teoría U en nuestro cotidiano jugar, o al menos eso creo yo, un juego en el que hoy ha tenido especial presencia este ejercicio del OM, sí, del Open Mind (mente abierta), un buen ejercicio, con la soga al cuello,

para empezar…¿Existe alguna creencia en mi vida de la que me puedo liberar hoy?

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, creative commons, desde esta página de nuestra web.

 

 

 

 

notas sobre facilitación de conversaciones

durante la conversación España / Catalunya del grupo de Ulab de Sol España, tomo unas notas de la facilitación del proceso, en esta conversación en la que participamos 10 personas utilizando zoom, una plataforma de reuniones grupales,

en una reunión que empieza con todas las participantes conectadas unos minutos antes de la hora, con dos excepciones, que llegan justo sobre la campaña de inicio, ya estamos todas,

muchas gracias, Irene, por atender al aspecto tecnológico de la reunión, para que María abra el espacio con el saludo inicial en el que recordamos los fundamentos de la conversación con base en la teoría U,

una conversación en la que vamos a intentar suspender el juicio, abrir la curiosidad y tender puentes con las personas que nos acompañan, y no dejar en paso aquellas aportaciones que sólo nosotras podemos hacer,

respetando los turnos de palabra, para que sólo hable una persona cada vez, mediante un gesto, cada una elegimos un objeto que representa nuestro tótem de la palabra, que mostramos al grupo,

abrimos micrófono, que durante la escucha está cerrado evitando interferencias, hablamos, cerramos micrófono, y devolvemos la palabra al grupo, creando un espacio hasta la siguiente intervención, que va a repetir el mismo proceso,

unas instrucciones y un recordatorio que van a dar paso a una ronda para compartir la intención personal,

¿cuál es mi intención en esta conversación?

y dos preguntas para hacer una conexión con el tema en grupos grupos de 3 personas, en conversaciones paralelas con una duración de 20 minutos,

¿cómo me siento yo ante esta situación?

¿en qué estoy contribuyendo YO en esta situación sistémica?,

una pregunta que esconde otra, ¿cuál es nuestro punto ciego?

20 minutos que parecen muchos para responder estas dos preguntas, pero que van a ser pocos, sí, nos vamos a quedar cortos de tiempo antes de volver al grupo grande, en el que compartimos los elementos fundamentales de la conversación pequeña,

y en el que, parece que es inevitable, realizamos aportaciones adicionales, versos libres que van surgiendo en la interacción del escuchar y del dejarse sentir, todo parece que el tiempo que hemos programado para la conexión global va a ser corto,

y añadimos 10 minutos más al proceso, que va a terminar con 2 minutos de quietud, y dos preguntas,

¿cómo puedo ayudar a crear más armonía?

¿dónde está mi intención ahora?

un proceso circular, que termina donde empezó, en nuestra intención particular al acercarnos a esta conversación, todo parece indicar que los aquí presentes hemos disfrutado de las interacciones,

que surgen desde estas sencillas pautas compartidas, y desde la calidez de la facilitación de la reunión, y vamos a querer continuar el proceso, en el que tal vez, hablando de Catalunya y España,

mañana también hablamos con nuestras compañeras en Catalunya, no es mala idea para seguir.

así lo vimos…

busco una imagen que refleje la conversación, tan próxima a lo que puede ser una conversación Goetheana, perdón, busco una imagen que refleje las notas y los fundamentos que facilitan el desarrollo de la conversación,

mucho más difícil que el punto anterior, que podría ser un pantallazo de las personas que nos reunimos ayer, no, no es eso lo que busco,

y mi mente viaja a la palabra Goetheano, una palabra que internet asocia con una relación de imágenes, de las que elijo un plano, que viene a ser lo mismo, algo que existe antes de que la construcción de la cosa sea una realidad,

porque las letras de hoy poco tienen que ver con el contenido concreto de la conversación, y todo con los fundamentos y las reglas para que lo que tenga que ser emerja, por supuesto, siempre, siempre, siempre,

con nuestra colaboración necesaria, desde nuestra mejor intención.

en mis notas mentales sobre el proceso, destaco 3:

1. el guión y los tiempos, el diseño previo de lo que vamos a tratar, y cómo lo vamos a tratar (grupo grande, grupos pequeños),

2. la naturaleza y calidad de las preguntas, que pone en primer plano la emoción y mi responsabilidad personal,

¿cómo me siento yo ante esta situación?

¿en qué estoy contribuyendo YO en esta situación sistémica?,

y su capacidad generativa,

¿cómo puedo ayudar a crear más armonía?

3. la congruencia entre el fin, las formas y los pequeños trucos del proceso, con el micrófono silenciado para que el “ruido” de la conversación sea mínimo, que ya tenemos bastante con nuestro personal y particular “ruido” interior,

un 3 en el que se esconde el cuidado del entorno y del grupo, sí, el espacio también se puede cuidar, o descuidar, en internet.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el campo de la atención (que deriva en procesos de escucha y de conversación empática y generativa) y el campo de la intención,

atención e intención que se integran en el modelo de responsabilidad emocional 7 emociones, un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe,

con 6 emociones que nos acompañan en el desarrollo del campo de la atención,

con una emoción, 6 + 1 = 7, que nos acompaña en el desarrollo de nuestra intención, sí, nuestra mejor intención, una emoción que no puede ser otra que la energía inexplicable del amor.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

 

 

¿qué? ¿entonces qué? ¿y ahora qué?

el lunes nos reunimos de nuevo en sesión del u.lab para todas juntas
ver la “live session”, una sesión en directo que ha tenido lugar el día 9, festivo en Madrid,

después de disfrutar, sentir y reflexionar con Jaume Plensa, guiados por Eva
Martínez, y después de la live session, en la que nos comparten la certeza de que podemos desarrollar la empatía, la compasión y la toma de perspectiva,

al menos así lo atestiguan los resultados de un estudio del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences), en la presentación de Tania Singer,

tan necesaria en procesos de prototipado de lo nuevo, la sesión en vivo, esta vez vivida en diferido está terminando, tras la que desembocamos en un “café del mundo” (world café), facilitado por María Lorente,

en el que vamos emplear un marco tan sencillo como potente que aprende de Chris Corrigan, con tres preguntas sencillas, tres preguntas clave que ligamos con las reflexiones de Julie Arts que escuchamos durante la sesión,

¿por qué éste marco de Chris Corrigan?, te puedes preguntar …

porque es sencillo para hacer que el conocimiento fluya a la superficie y poder darle sentido, y además, porque la primera pregunta define el contexto inicial de un proceso que está en acción,

porque la segunda pregunta nos ayuda a darle sentido a lo que estamos descubriendo
(sense making) de manera profunda y la tercera es la que nos ayuda a decidir
la acción,

¿QUÉ? – ¿qué ha ido ocurriendo para nosotras desde el primer día que
llegamos a ésta nueva edición del U.lab?. Hechos objetivos en la medida de
lo posible.

¿ENTONCES QUÉ? – ¿qué hemos aprendido?, ¿qué diferencias / cambios (de comportamiento, de forma de ser, de entender, de mirar, de participar …) he observado o he puesto en práctica?,

¿qué diferencias o cambios he observado en otros o visto poner en práctica a otros?. ¿Qué impacto han tenido estos cambios en mí y en los demás?

Ésta pregunta la relacionamos con el comentario de Julie Arts sobre el survey que se ha realizado (acknowledge shifts on your being-ness and your doing-ness / reconocemos cambios en nuestro ser y en nuestro hacer)

¿Y AHORA QUÉ? – ¿Cómo nos gustaría aplicar y/o consolidar el aprendizaje?.
¿Qué acciones específicas me gustaría / nos gustaría poner en marcha?, una pregunta que relacionamos con el comentario de Julie Arts sobre el survey realizado,

what shifts would you like to see in your doing-ness and on collective being-ness and doing-nes? / ¿qué cambios nos gustaría ver en nuestro particular hacer, y en el ser  y hacer colectivo?

Y, siendo nuestra intención la cosecha, además de poder trabajar todas con todas a través de las distintas rondas del world café, este café del mundo con el que cerramos esta sesión del Ulab en Sol Madrid, nos aprestamos a recoger la cosecha,

con la ayuda de estas 3 preguntas,

¿qué?, ¿entonces qué?, ¿y ahora qué?, que nos ayudan a bajar de los hechos a las sensaciones, y las musas al teatro que es la vida del hacer, un hacer provisto de emoción y sentido, no está mal para continuar.

   así lo vimos…

 

si te interesa el arte como elemento facilitador de procesos en los que el sentir está presente, tal vez te interesa estas imágenes de la obra de Jaume Plensa que nos facilita Eva en la primera dinámica,

unas imágenes qué también pueden ayudarte a sentir y a conectar,

¿hay alguna en especial con la que resuenas en tu momento actual?

y seguimos en este desarrollo del Ulab, el laboratorio de la U, este marco para liderar desde el futuro a medida que emerge, que se promueve a nivel mundial desde el instituto presencing, la plataforma edex y el M.I.T,

porque el resultado de nuestras organizaciones y de nuestro mundo depende del nivel de conciencia desde el que operamos, empezando por la primera persona del singular, que se convierte en plural, un yo convertido en nosotras,

en este campo de investigación acción que es la vida.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos talleres de investigación acción que profundizan en el liderazgo colaborativo, con base en la teoría U de Otto Scharmer y reinventando las organizaciones de Frederic Laloux,

y 7 emociones, un modelo creative commons de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, conciencia, presencia, observación, color, arte, …a nuestra entera disposición.

una vida para seguir mejorando (y 3 redes neuronales diferenciadas, para empezar)

los resultados de un estudio del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences) se cuela en la sesión en vivo del laboratorio de la U (Ulab live session),

de la mano de Tania Singer,

un estudio relacionado con los efectos y las aplicaciones prácticas (incluyendo la reducción del estrés) de prácticas relacionadas con la meditación y la práctica de la atención plena (mindfulness),

ya estemos hablando de la meditación tradicional (amarilla en el gráfico) o de prácticas relacionadas con el desarrollo de la empatía y la compasión (roja en el gráfico) o de la inteligencia social y la toma de perspectiva (verde en el gráfico),

 

en una presentación de que dura más o menos desde el minuto 16 al 29, 13 minutos interesantes, en los que observamos cómo, tras un estudio en el que más de 300 personas son sometidas a un programas de 9 meses,

con prácticas individuales y en grupos de dos, con contactos diarios de 10 minutos entre 2 personas del grupo, tanto para el módulo de afecto (empatía y compasión) como para el de toma de perspectiva

nuestra compasión y empatía hacia otras personas aumenta (esto es, se puede entrenar) según realizamos los ejercicios de los módulos 2 y 3, no así cuando realizamos los ejercicios de meditación convencional, qué curioso,

de la misma forma que puede aumentar nuestra capacidad de toma de perspectiva,

esa capacidad necesaria para superar conflictos culturales, que ocurren cuando otras personas nos han ofendido, tienen opiniones diametralmente opuestas a las nuestras, que condenamos, como condenamos sus acciones,

es que muchas veces no podemos llegar a aceptar sus creencias, tan diferentes de las nuestras,

si bien esta capacidad sólo se desarrolla cuando hacemos ejercicios específicos, relacionados con este bloque (el bloque verde), qué curioso que el desarrollo de la compasión y la empatía no afecte a la toma de perspectiva,

fundamentalmente mediante la toma de contacto periódica con otras personas que tienen un marco de pensamiento diferente del nuestro, en conversaciones de 10 minutos.

Vamos terminando la presentación y nos ofrecen un par de transparencias relativas a la producción de cortisol (estrés objetivable), picos de estrés que se ven reducidos a la mitad gracias a los efectos de las prácticas del bloque rojo y verde,

siempre que desarrollemos estas prácticas de forma consistente (durante un periodo de tiempo suficiente), nos recomiendan procesos que duren meses, ¿9 meses, como un embarazo?,

para regenerar nuestra masa cerebral y las conexiones cerebrales, todo parece indicar que hay 3 redes neuronales que podemos entrenar de forma independiente, de las que vamos a obtener diferentes resultados, aplicables en nuestro día a día,

por medio de prácticas tradicionales (meditación convencional focalizada en la atención) y de prácticas dialógicas (2 personas conversando es suficiente), para practicar la empatía y la compasión, y el cambio de perspectiva,

la apertura del corazón y una vuelta de tuerca a nuestra visión del mundo, nuestras creencias en relación a otras personas, el alter, dos capacidades tan necesarias en este mundo tan así, pequeño y grande, global y local,

hiper-conectado y totalmente des-conectado,

que hemos elegido para vivir, y desarrollarnos.

   así lo vimos…

 

te dejo con unos pocos apuntes del video, en inglés, espero que el tuyo sea mucho mejor que el mío

loving and kindness, feelings of gratitude and love to one more people,

social affect, you are feeling with the suffering of the other,

and you practice other perspective taking, empathy or compassion,

perspective taking is important for overcoming cultural conflict,

bacause it´s nice to open your heart to your children,

what about people who have offended you, what about conflict areas, people who hold completely different beliefs, and you condemn these people, because of their actions, and you don´t understand their beliefs are different from yours.

you have to train what we call theory of mind, perspective taking or mentalizing.

So we need both,

opening your heart, loving, kindness and compassion (affect),

and perspective.4

Una palabra, Dyad, captura mi atención en la presentación,…

Dyad, ¿qué será esto del  Dyad?

Dyad

In sociology, a dyad (from Greek δύο dýo, “two” or Sanskrit दयाद “Dayadaha”) is a group of two people, the smallest possible social group. As an adjective, “dyadic” describes their interaction.

The pair of individuals in a dyad can be linked via romantic interest, family relation, interests, work, partners in crime, and so on. The relation can be based on equality, but may be based on an asymmetrical or hierarchical relationship (master–servant).

En sociología, una díada (del griego δύο dýo, “dos” o sánscrito दयाद “Dayadaha”) es un grupo de dos personas, el grupo social más pequeño posible. Como un adjetivo, “diádica” describe su interacción.

El par de individuos en una díada puede vincularse a través del interés romántico, la relación familiar, los intereses, el trabajo, los compañeros en el crimen, etc. La relación puede basarse en la igualdad, pero puede basarse en una relación asimétrica o jerárquica (amo-servidor).

¿podemos entrenar la compasión y la empatía?

sí,

¿podemos mejorar nuestra perspectiva del mundo y del otro?,

sí,

¿podemos mejorar nuestra capacidad para el desarrollo de procesos co-creación de lo nuevo, procesos con base altruísta?

sí,

todo parece indicar que podemos “entrenar” la compasión y la empatía, así como podemos entrenar la perspectiva, y que cuando desarrollamos estas capacidades mejoramos nuestra respuesta a situaciones de estrés,

no está mal para empezar, si nos aplicamos.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que integra el campo de la atención, que deriva en el de la escucha y la atención, con el mundo emocional y el desarrollo del buen trato.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

revisito a Simon Sinek, gracias a Jaume Gurt

Paco me pasa un enlace a Jaume Gurt, “tal vez le conoces, Mikel, tal vez te interesa contactar con él”, en referencia a el futuro emerge, ese proyecto o iniciativa que relaciona mundos hasta cierto punto inconexos,

la educación y la salud, la iniciativa social y el desarrollo corporativo, el dinero y la conciencia,

y me acuerdo de Jaume y de Joan Pau, y de aquel proyecto en el que colaboro, ya hace 4 años, Prepárate Madrid 2013, ese proyecto que surge en Barcelona para acompañar el desarrollo de personas en situación de paro o en tránsito laboral,

“sí, sí le conozco a Jaime”, y decido re-contactar con él, busco sus datos en el móvil, nada, no tengo el teléfono suyo, en la base de datos, en su perfil de linkedin, y quién sabe por qué, curioseando, enlazo con esta charla de Simon Sinek,

un video en el que este conferenciante experto en gestión nos recomienda comunicar de forma estrictamente contraria a cómo lo hacemos de forma habitual, desde dentro hacia fuera, en vez de desde fuera hacia dentro,

empezando con el why, con nuestro por qué particular,

déjame que lo reformule ligeramente, con nuestro para qué particular,

un video en el que se apoya en el ejemplo de Apple, porque una vez hemos sintonizado con el para qué de una organización, de una marca, de un grupo de personas, estamos más cerca de ser parte del grupo, de formar parte del grupo,

convertido en una nueva tribu,

sí, creo que es el motivo por el que me junto hace cuatro años a esta iniciativa liderada por Joan Pau Fisas, Prepárate, que me lleva a conocer a Jaume, este hombre interesado por el liderazgo y por el desarrollo positivo de personas y organizaciones,

con el que vuelvo a re-contactar, muchas gracias, Paco, por el recordatorio, y siento que el futuro emerge cuando entramos en contacto con personas con las que ya hemos sintonizado en el pasado,

y con las que tenemos ese para qué común, que nos facilita entrar de nuevo en contacto, y compartir.

   así lo vimos…

y me acuerdo de los posts de Prepárate 2013, ese proyecto con el me inicio en esta extraña forma de comunicar, por medio de historias que encierran un para qué, y un desde dónde, que no es siempre evidente, pero que anda por ahí inmerso,

y en el que te animamos a indagar.

aprovechando el viaje,

me vuelvo a preguntar el para qué  de esta iniciativa, organizaciones con espíritu y corazón, y de este blog, y contacto con una idea casi absurda, un mundo con menos lobos, sí, y también con menos ovejas, un mundo con menos dolor,

con mucho más color, y en el que más y más personas se relacionan, y se desarrollan, de dentro hacia fuera, desde su luz.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que nos permite integrar fundamentos de la atención (que deriva en escucha y conversaciones) y del buen trato, en un mundo en el que nuestros valores están presentes,

y tienen una correlación con nuestro especial “desde dónde”, y “para qué”,

un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe,

con más color,

de dentro hacia fuera,

que se haga la luz en nuestras vidas, claro que sí.

 

 

al mundo le hace falta más gente que sienta las cosas que dice (y Maite se suelta el pelo… otra vez)

me llega una foto de Maite con el pelo suelto en el grupo de “el futuro emerge” de Bilbao, una foto de un dibujo en el que Maite responde a una relación de documentos que hemos preparado tras la última reunión del grupo,

incluida una presentación que subo a una carpeta común, para comentarios,

en la que compartimos los valores que queremos ver florecer en este mundo, tan bonito, en el que hemos decidido vivir, junto con varios fundamentos de este movimiento, en el que también puedes encontrar nuestra misión, nuestros intereses,

una relación de palabras que a buen seguro evolucionarán,

y observo la diferencia entre los resultados del powerpoint y los de la mano suelta, no importa que en el fondo nos encontremos casi siempre con cualquier tipo de cuadrícula que nos limita, quién sabe si nos pretende maniatar,

y me sonrío al leer la frase que encabeza el dibujo, “al mundo le hace falta más gente que sienta las cosas que dice”, y no puedo sino coincidir, y preguntarme cómo sería un mundo con mucha más gente así.

     así lo vimos…

y me acuerdo de una de las 4 dis-funciones del liderazgo actual, en la teoría U de Otto Scharmer, esa falta de correlación entre lo que pensamos y lo que decimos, lo que nuestra mente sabe y lo que nuestro cuerpo y boca expresan,

no está mal para empezar.

con base en 7 emociones integramos el campo de la atención (presencia que se traduce en la evolución de los campos de la escucha y de la conversación) con los fundamentos del buen trato (nuestra mejor intención),

y los fundamentos del liderazgo colaborativo, un liderazgo plano, transversal, raro, con nuevas formas de hacer que van tomando forma, poco a poco, y a pesar de la cuadrícula imperante, a nuestro alrededor,

un tipo de liderazgo que integra nuestro propósito con el de la organización, nos reconoce como personas plenas y facilita procesos de autogestión, posibilitando el desarrollo de ecosistemas innovadores en la organización.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

descubriendo el alma sensible del hombre

me siento a charlar con Gorka, mi hijo mayor, mi hijo pequeño, esa broma que hago tantas veces, ya que solo tengo un hijo varón, y observo cómo la conversación que se desarrolla viene cargada hoy de presencia, respeto y cariño,

una conversación en la que le reenvío una poesía que me acaba de llegar al móvil, a la que Gorka me responde con otra poesía, especialmente bonita, que copio a continuación, en este impulso en el que compartimos la belleza en nuestras vidas,

En la vida ni se fracasa ni se triunfa.
En  la vida se aprende, 
se crece, 
se descubre; 
se escribe, 
se borra y se reescribe otra vez; 
se hila, 
se deshila y se vuelve a hilar.
El día que comprendí 
que lo único que me voy a llevar es lo que vivo,

empecé a Vivir lo que me quiero llevar.

Poesía Purépecha.

y me paro a observar las conversaciones que no he tenido con mi padre, e intuyo que a él le pasó lo mismo con el suyo, tal vez educados ambos en esa imagen de hombre fuerte, el hombre no llora, sostén de su familia,

y conecto con esa sensibilidad que despierta en el varón, en contacto con otros hombres,

y que va más allá de las caricias físicas a otras personas a su alrededor, generalmente dedicadas a su compañera, de sexo femenino, o a sus hijos pequeños,

en un contacto entre almas sensibles que se reconocen,

y en el que experimentamos una nueva intimidad,

   así lo vimos…

muchas gracias por compartir, Gorka, en esta vida en la que hilamos y deshilamos, y en la que ójala seamos capaces de vivir, más a menudo, todo lo que nos queremos llevar.

me acuerdo de un libro de Margarete van den Brink, las 7 fases de desarrollo de personas y organizaciones, un libro que recomiendo a cualquier persona que quiera indagar más en temas de género,

ese mundo que tantas conversaciones encendidas despierta, en esa frontera en la que se mezclan la biología, la historia, la educación, ¿qué es propio de cada género, hombre y mujer, hembra y macho, y qué es un regalo envenenado de la educación?,

y en las características del alma sensible de la mujer (entendida como lo femenino) que el hombre puede desarrollar, y de las características del alma del hombre (entendido como lo masculino) que la mujer puede desarrollar,

en un proceso en el que yo me encuentro en el desarrollo de mis capacidades complementarias, y me formo como ser completo, un sitio siempre bueno desde el que conectar, y compartir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que traza puentes con el campo de la atención (convertida en escucha y conversaciones),

con el bien estar y la presencia, con una sociedad (ya estemos hablando a nivel social como organizativo) que se desarrolla con base en valores, creative commons, un texto que puedes descargar desde esta página.

 

 

¿te imaginas un mundo sin lobos … y sin ovejas?

acabo de ver un video que me lleva a cuestionarme cuál es el “para qué” que me mueve, qué me lleva a fundar hace unos años la sociedad limitada “organizaciones con espíritu y corazón”, curioso nombre para empezar,

qué me mueve a desarrollar el programa “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, o a escribir 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que acepta una adaptación a un entorno corporativo y a un entorno educativo,

y conecto con la historia del autobús, de eso hace ya 13 años, esa historia en la que un niño que ingresa en primaria le tiene miedo al profesor, una historia de un niño al que con menos de 6 años le falta juego en su vida,

una historia que crea un hilo invisible entre el mundo corporativo y el mundo educativo, convertido en procesos de apreHendizaje, en el que tantas y tantas personas se encuentran aleccionadas, y sometidas,

en el que abundan tantos verdugos y tantas leyes, tanto juicio y tantas consecuencias, tanta crítica y tantas reprimendas, tanta censura externa e interna, y una imagen viene a acompañarme, una imagen de juventud, el lobo escondido de Kukuxumusu,

una imagen que refleja como pocas el mundo en el que vivimos, en el que los lobos, unos pocos, dominan a unas muchas, las ovejas, que, quién sabe por qué, se hacen una en el rebaño, en un juego natural de supervivencia,

un juego que aunque parezca lo contrario no es un juego normal, más bien al contrario, es un juego muy raro,

porque no es un juego entre uno y muchas (un lobo y muchas ovejas), sino entre uno y uno (un lobo y un rebaño), o entre uno y ninguna (porque en el rebaño impera la ley del “yo no soy”, mejor no sobresalir, mejor no destacar, mejor no sacar el pie del tiesto),

y me animo de nuevo al entender para qué estoy yo aquí, y el sentido de la historia del autobús en mi vida, y el regalo de Gorka, mi hijo mayor, un niño al que no le han permitido jugar y que tiene miedo al profesor, convertido en lobo, qué curioso,

algo que no es tan infrecuente, muy a pesar de tantos profesores y madres, papás y maestras, en casa ni en el cole, entornos de preparación para nuestro posterior desarrollo profesional, convertido en trabajo,

y me permito soñar, una vez más, en un mundo diferente, tan parecido y tan distinto, en el que hay muchos menos lobos, y mucho menos miedo y ovejas, de la misma forma que hay menos rebaños y menos uniformidad,

uniformidad, palabra curiosa, una e informe,

o una única forma de Ser.

   así lo vimos…

por algún motivo contacto con la dinámica del perseguidor y la víctima, esa dinámica que tanto nos interesa, porque es necesario verla para prevenir el mal trato, ya que no podemos prevenir lo que no vemos, o lo que simplemente negamos,

y para poder integrar y desarrollar los fundamentos del buen trato,

si queremos hacer florecer comportamientos positivos en nuestras vidas, en el cole, entorno educativo TRANSformado en procesos de apreHendizaje, y en el trabajo, convertido en procesos de desarrollo profesional, de los grupos y de la comunidad.

la des-aparición del lobo y de la oveja no es en sí misma ni buena ni mala,

es estrictamente necesaria, al menos si nos interesen modelos relacionales nuevos, en los que el niño natural y su creatividad pueden expresarse, en entornos y ecosistemas que favorecen la innovación empresarial,

entornos saludables en los que la madre protectora está presente, y en los que toda la diversidad, riqueza y compromiso de nuestro Ser adulto, convertido en comunidad, puede expresarse, por fin, en libertad. ¿eres capaz de imaginarte un mundo sin lobos ni ovejas?

¿te interesan el desarrollo del buen trato, de la conciencia y de la humanidad?

agradezco a Kukuxumusu por el regalo de este dibujo, y a una persona anónima por esta foto de la taza de escondido encima de un pañuelo, como no podría ser de otra forma … cuadriculado.

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, desde este enlace.

el des-en-Trump-etizador que lo des-en-Trump-etizare buen des-en-Trump-etizador será

 desde mi atalaya observo cómo el mundo se está en-Trump-etizando,

y me pregunto quién lo des-en-Trump-etizará,

y me acuerdo de que el des-en-Trump-etizador que lo des-en-Trump-etizare, sin ningún tipo de dudas, buen des-en-Trump-etizador será,

y no puedo evitar escribir esta frase – recordatorio en esta presentación en la que antes tenía cargados 12 monigotes, 3 filas repetidas de 4 colores, azul oscuro, granate, verde oscuro y amarillo, que han dejado una fila en medio,

en la que surgen las imágenes a la izquierda de estos curiosos animales, que tienen la cabeza, la emoción y el cuerpo al revés, seres triformados de aquella manera, incongruente, seres monstruosos y divertidos como tú y como yo,

las 3 es de el futuro emerge, en la derecha, sí, hay 3 es en la palabra EmErgE, tanto en castellano como en inglés, ese movimiento, todavía incipiente, quién sabe si un día salga de ese estado, en el que buscamos generar conversaciones nuevas,

y escribo en el centro esta frase que incluye esta curiosa palabra, Trumpetizando, en gerundio, algo que está ocurriendo con este mundo, un movimiento que estoy seguro que se da en los 5 continentes, que para eso tiene presente las 5 vocales,

¿acaso no observas ejemplos claros de Trump-etización a tu alrededor?

así lo vimos…

y abro una página nueva en la que ya hay 8 monigotes nuevos esperándome, los 4 de arriba, azul oscuro, granate, verde oscuro y amarillo, y los cuatro de abajo, violeta, azul clarito, dorado y púrpura, para continuar.

y en el ejercicio de contar contando observo cómo se desarrolla esta persona que juega un ratito, día va y día viene, observando y narrando, desde el campo de la atención en desarrollo, con la mejor intención,

sí, claro, des-en-Trump-etizadora intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, que correlaciona emociones con fundamentos del bien estar, el campo de la atención y de la  intención,

y una sociedad que se desarrolla con base en valores, en el campo social en el que tienen lugar los procesos de la “presenciación” y de la “ausenciación”.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace