de máquinas extractivas a plantas generativas

en uno de sus últimos posts, Otto Scharmer comparte con nosotras los fundamentos que nos llevan del nivel 3 al 4 de la existencia, ese nivel que nos hace realmente seres humanos, en cualquier manifestación de nuestra creatividad,

ya sea en la alimentación, en las finanzas, en la salud, en la educación o en la gestión, que progresivamente denominamos gobernanza, ya sea de las organizaciones, ya sea de las instituciones políticas que nos ordenan,

un post que tú también puedes leer en el HUFFPOST, o mediante una búsqueda en internet, si introduces este texto,

4.0 Lab: Inventing the Future of Food, Finance, Health, Ed, & Management,

un texto que me engancha, es curioso cómo esta vez no me voy a la gestión ni a la educación, el tema que más me va a llamar la atención tiene que ver con el mundo financiero, y su evolución del 3.0 al 4.0,

una evolución que lleva, según el autor, de la banca de inversión responsable, con una conciencia creciente de las externalidades positivas y negativas de la inversión, con 3 criterios fundamentales de actuación, en la mayor parte de los casos,

  • (1) la tecnología es la solución,
  • (2) el problema se puede medir y resolver dentro de diez años,
  • y (3) el donante puede tomar las decisiones.

3 elementos que en la lógica 4.0 evolucionan como sigue,

  • (1) el enfoque se extiende más allá de la tecnología para regenerar los bienes creativos, sociales y ecológicos,
  • (2) el impacto es a largo plazo y sistémico,
  • y (3) el donante está dejando de lado el control para desatar el nivel más alto de creatividad e impacto colectivo.

y me quedo pensando en ese mundo 4.0 no extractivo, realmente colaborativo, en el que muchas personas dejan de hacer las cosas con el objetivo principal del bien personal y el bien común se hace progresivamente presente.

   así lo vimos…

Si te parece bien, copio textualmente este párrafo que tanto ha llamado mi atención, regenerar los bienes comunes, con un impacto sistémico y a largo plazo, y en el que dejamos ir el control de lo que está por venir, sea lo que sea,

esperemos que mucho y bueno.

4.0 Lab: Inventing the Future of Food, Finance, Health, Ed, & Management.

Finance: From extractive to generative capital

The stage is set for OS 3.0: impact investing and more responsible uses of money—i.e., more awareness of the positive and negative externalities. Most foundations, impact investors, and venture philanthropists share these ideas and goals. Still, their projects and programs rarely address the root causes of our failing systems, let alone transform them. As a leading venture philanthropist in Silicon Valley explained to me recently: “Most high-net-worth people do not like to give away their money. So they don’t. And if they do it, they only do it under three conditions: (1) technology is the solution; (2) the problem can be measured and solved within ten years, and (3) the donor can call the shots.” These three points sum up everything that’s wrong with philanthropy today.

Which brings us to OS 4.0. Generative capital has the highest transformative impact, not only individually, but also systemically. Generative capital is defined by the antithesis of the three conditions just mentioned: (1) the focus extends beyond technology to regenerating the creative, social, and ecological commons; (2) the impact is long term and systemic; and (3) the donor is letting-go of control in order to unleash the highest level of creativity and collective impact.

miro la foto en la que un grupo de personas jóvenes hacen un trabajo en el suelo, mientras una señora más mayor cruza la sala andando, y me pregunto cómo será el futuro de una de estas chicas,

en esta sociedad que prima tanto al ganador y castiga tanto al fracasado, y en el que el ganador muchas veces se lo lleva todo, propiciando procesos de acumulación, en uno y otro bando,

y me pregunto si ese mundo por venir, con tanta conciencia compartida, va a cambiar los fundamentos de este juego en el que unas pocas personas han aprendido a extraer tanto de casi todas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

un grupo de personas están en el origen de 7 emociones, que se gesta como un proyecto que denominamos inicialmente “historias que TRANSforman”, y que recibe financiación social en la plataforma Goteo. Ellas son nuestras amigas:

 

 

Anuncios

¿y si apostamos por el cambio?

todas las empresas B Corp utilizan su poder para construir una economía más inclusiva y sostenible.

Para eso, favorecen la diversidad. Reducen los plásticos en su cadena de producción. Fortalecen comunidades vulnerables. O crean nuevas formas de consumo de energía limpia.

Con tu consumo refuerzas qué mundo quieres.

   así lo vimos…

pero mejor te dejo con este video que nos llega de Bcorp, corporaciones B, todo parece indicar que en este mundo hay un plan B

el monigote de hoy, enmarcado por la línea azul, ese color que en su día utilizamos para definir nuestros valores, de la misma forma que utilizamos el verde para nuestros comportamientos,

nos habla de esa sociedad alternativa, en la que cualquier acto económico, ya sea producir, distribuir, comercializar está relacionado con un mundo en el que nuestros valores están presentes.

quién sabe por qué contacto con ese viaje que nos propone la teoría U, un viaje del ego al eco, de los sistemas egocéntricos a los ecosistemas sanos, en los que el triple ganar, gano yo, ganamos tú y yo, todas jUntas ganamos, está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer  y por la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

gracias por compartir (desde blablacar al Nepal)

en este ejercicio en el que nos pone la vida, o en el que nos ponemos para integrar desde el cuerpo otras posibilidades que la vida nos da, en este ejercicio de aguzar la imaginación desde la carestía,

un día decidimos compartir casa, y aparece el fenómeno del co-housing, parece que suena diferente cuando lo decimos en inglés, o el fenómeno de compartir viaje, una dinámica que he incorporado recientemente, por medio de blablacar,

ejercicios que nos llevan a ir un poco menos a nuestra bola, y a tomar en consideración, progresivamente, las necesidades del alter, otra persona, con el que seguramente vas a compartir algo más,

una historia de vida, un sueño, un proyecto, un fracaso empresarial o sentimental, una historia de unión o de separación, un encuentro con una misma, una excursión como ejercicio de re-conexión,

y en eso me llegan unas fotos del Nepal, una colección preciosa, que me recuerda de todos esos viajes que hacemos por medio de nuestros amigos, de nuestros cariños, de ese viaje extendido que empieza un día con una simple conversación,

gracias, Diego, otra vez, por compartir.

   así lo vimos…

y aunque elijo para encabezar estas líneas la imagen de esta joven, que parece ofrecernos una manzana, o una pera limonera, mira que me entra la duda, observo este juego de imágenes adicionales,

 

con la alegría e inocencia de la infancia, el rigor de una vida a cuestas, la conexión tan brutal entre la tierra y el cielo, un regalo de imágenes que nos hablan un poco de ese puente que existe entre lo nuevo y lo viejo,

entre nuestro mundo terrenal, tan sólido, y nuestro camino de evolución, hacia el azul clarito, con la satisfacción del logro, los éxitos conseguimos, ya estamos en campo base,

hacia la comprensión de la cosa y del mundo, azul índigo, en un proceso compartido y en desarrollo, en el que nos acercamos al violeta, hoy un nuevo proyecto para el tratamiento del agua, y a otros proyectos compartidos y en colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

con base en 7 emociones proponemos el 3ple camino, un camino que no es de este mundo, pero que podemos empezar a desarrollar mientras estamos de paso, compartiendo historias, y tal y tal, por aquí.

7 puntos de acupuntura

José María me hace llegar este mensaje que conecta lo viejo de la teoría U con lo nuevo, The Societal Transformation LAB, el laboratorio de TRANSformación Social, este nuevo proyecto en el que 100 proyectos van a crear un ecosistema,

en torno a 7 puntos de acupuntura, 7 puntos, qué curioso, como los 7 días de la semana, como las 7 notas musicales, como los 7 colores del arco iris, como las 7 emociones,

  1. Democracia y Gobernanza,
  2. Salud
  3. Educación,
  4. negocios,
  5. Finanzas,
  6. Agricultura y Comida,
  7. y la categoría puente (o transversal),

y me quedo pensando en esta última categoría, porque todas podemos tener más o menos claro el tremendo impacto que puede tener en nuestras vidas un cambio de conciencia en los otros temas,

ya sea la forma en la que nos hacemos presentes o invisibles en la democracia participativa, en la que enfermamos o sanamos, en la que educamos a las siguientes generaciones, hacemos negocios, cómo nos financiamos, o cómo comemos,

pero aparece abajo en el 7, esta categoría nueva, cómo creamos puentes, a nivel local y global, para una renovación profunda de nuestros sistemas, que creen puentes de conexión en estos 3 ejes de profunda des-conexión,

ahí no puedo sino asentir, porque estamos un poco des-conectadas, si no mucho, de la naturaleza que nos provee, del álter (el otro, otras personas), y de nosotras mismas, ensimismadas como andamos, un día perdimos el sentido de para qué estamos aquí.

   así lo vimos…

reinventar la educación poniendo a la persona que aprende en el asiento del conductor de una profunda renovación social es, de las 7, el punto de acupuntura del que me encuentro más cercano, por medio de 7 emociones,

ese proyecto en curso, tan solo un bebé hoy, que puede evolucionar, si así tiene que ser, quién sabe si acabemos presentando una propuesta, al cobijo de este nuevo laboratorio, un laboratorio de TRANSformación Social.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Madrileños todos, uníos

tras reírme un rato con el post de ayer, esa reflexión irreverente al no logo de Madrid 2020, ese logo mentiroso que nos lleva a pensar cómo será este nuestro pueblo grande dentro de 180 siglos,

recibo este correo que me manda Iris, como el arco de colores, y que habla de cómo puede ser esta gran ciudad dentro de 180 días, si nos ponemos manos a la obra, pero mejor comparto contigo, hombre, este mensaje,

o contigo, mujer, si nos quieres ayudar en el proceso de difusión.

Desde el Área de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid, se está ofreciendo un *Taller contra el machismo* para hombres, de la mano de un sociólogo experto, Fabián Luján, en el estudio de la masculinidad y el trabajo con hombres.

Los talleres se realizarán en diferentes distritos durante los meses de diciembre 2018 a abril de 2019 y tendrán una duración de 10 horas cada uno. Serán una experiencia didáctico-vivencial con perspectiva de género.

Sus objetivos son:

• Comprometer a los hombres en contra de las diferentes violencias hacia las mujeres y las desigualdades de género que provocan.
• Conocer la construcción de la subjetividad masculina, teniendo en cuenta la cuestión del poder como estructurante de la masculinidad.
• Poner en evidencia los privilegios masculinos y los beneficios de la masculinidad, ambos invisibilizados y naturalizados.
• Desvelar las prácticas que favorecen la reproducción de subjetividades masculinas patriarcales en la vida cotidiana, en áreas como la salud, la relacional, la emocional, la sexualidad, lo doméstico y los cuidados.
• Ofrecer herramientas teóricas y prácticas para favorecer el cambio ético de los hombres en relación a la igualdad entre los sexos.

Por favor, si eres hombre y estás interesado, ponte en contacto conmigo respondiendo este mensaje a través del medio en que lo hayas recibido ya sea whatsapp o telegram, o escribiéndome un correo con tus datos a laragb@madrid.es *antes del miércoles 21 de noviembre* para poder ir configurando los grupos.

Por favor, ayuda a difundir esta iniciativa.

Gracias y besos

y habiendo hecho mi parte, un poco tarde, hoy ya no es antes, hoy es el 21 de noviembre, recibo los besos, y reparto abrazos, es cosa de géneros, mientras pienso cómo será este cruce de carreteras en 180 días,

que los 180 siglos quedan largos, muy largos.

   así lo vimos…

intento recordar si en las grandes des-conexiones de las que habla Otto Scharmer se encuentra referenciada la des-conexión de género, una des-conexión que tiene algo de cultura, sí, y mucho de biología y siglos, no sé cuántos, de especialización,

y aunque creo que no, como la memoria a veces nos pega malas pasadas, lo reviso en esta gran biblioteca de internet, para confirmar que la des-conexión de género, qué pena, no figura en el catálogo de dolores de muelas de nuestro tiempo,

por lo que estas letras, aparentemente, no tratan un tema relevante, qué le vamos a hacer, al menos esta vez.

3 des-conexiones, yo separado de mí misma, yo separada del alter, yo separada del entorno natural que nos alimenta, nos nutre, nos soporta.

De las letras del taller de arriba copio esta línea / objetivo,

  • Desvelar las prácticas que favorecen la reproducción de subjetividades masculinas patriarcales en la vida cotidiana, en áreas como la salud, la relacional, la emocional, la sexualidad, lo doméstico y los cuidados. 

línea que me conecta con el mal trato, con el patriarca, con el discurso de Claudio Naranjo, con esta sociedad tan dura que hemos creado, sin cariño hacia las mujeres, hacia los ancianos, hacia las niñas,

tan somera en procesos y tan pródiga en resultados, y con el 3ple camino, esa propuesta contra-corriente que trasladamos a la sociedad,

  1. ecosistemas innovadores (con la ayuda del niño natural),
  2. organizaciones saludables (con la ayuda de la madre protectora),
  3. una sociedad con valores y sentido (con la ayuda de nuestro Ser adulto),

una propuesta valiosa y posible también en el mundo corporativo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

el camino de vuelta a la U, y el cambio de eje

José María Zamarrón me remite un correo que me lleva a una reflexión de Otto Scharmer, en la que nos comparte, desde su particular forma de ver el mundo, en forma de U, un proceso que nos envuelve,

y que tal vez percibes y compartes, el planeta está cambiando de eje,

y no parece que Otto se refiera al eje de rotación de la tierra en su sentido estricto, sino a ese movimiento que nos lleva de esa dinámica horizontal, en la que nos hemos movido tantos años, hablando de derechas e izquierdas,

políticas más o menos liberales en el ámbito económico, propicias a la iniciativa individual y al mercado, políticas más o menos controladas por el gobierno, más abiertas a la redistribución de la riqueza desde la acción gubernamental,

un movimiento lateral que no deja de extrañarnos cuando vemos cómo un país comunista, como era China, está en proceso de convertirse, si no lo es ya, en primera potencia mundial, en primera línea de la producción, al servicio del consumismo,

y aquí está claro que el eje horizontal es el eje de la materia,

hacia una dinámica que nos lleva al eje vertical, el eje de la conciencia, ese eje que tanto le gusta a Otto Scharmer, y que promueve, lo mires como lo mires, por medio de la teoría U, desde el M.I.T o desde el institutuo presencing, tanto da,

porque la calidad de los resultados de los organizaciones depende, en gran medida, del nivel de conciencia de las personas que las lideran.

   así lo vimos…

y observo cómo el ciclo de ausenciación, propio de las economías de destrucción, que en dibujos anteriores tapa el ciclo de la presenciación, propio de las economías de creación, la U desarrollada,

en esta figura que hace un par de años tiene en forma de O,

toma una nueva forma, cuando aparece el eje vertical, con el desarrollo de la conciencia, y re-ordenamos, abajo, nuestro espíritu cerrado, CLOSED, y arriba nuestro espíritu abierto, OPEN, en una imagen que se me hace mucho más natural,

encapotado abajo, abierto arriba,

qué fácil parece, cuando somos capaces de abrir la mente, el corazón y la voluntad (a través de la curiosidad, la compasión y el coraje), en lugar de cerrar estas capacidades (a través de la ignorancia, el odio y el miedo).

y traduzco unas pocas etiquetas de las 2 imágenes superiores, empezando por la parte inferior, esa realidad que tan bien conocemos, encapotados abajo,

pegado a mi propia verdad o punto de vista / MENTE CERRADA / ignorancia

anclado a mi propia piel (nosotras frente a ellas) / CORAZÓN CERRADO / odio, rabia

estancada en mí misma / en mi propia voluntad / VOLUNTAD CERRADA / miedo.

 

si tienes interés en el blog de Otto Scharmer, y en el post que genera esta reflexión puedes hacer clic en la imagen al inicio de estas letras, o buscar en internet con este texto:

Axial Shift: The Decline of Trump, the Rise of the Greens, and the New Coordinates of Societal Change

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

View story at Medium.com

abolla2 por la vida (en grupos de 2)

en este proceso de identificar pequeñas aportaciones que nos permiten mejorar nuestro desempeño y nuestra satisfacción con nuestra vida en relación, a nivel personal y en los grupos de los que formamos parte,

me junto con José Carlos Amo a charlar, en esta conversación que me va a ayudar a diferenciar entre un proceso de coaching, más ejecutivo, más orientado a la práctica y al desarrollo de capacidades específicas, más propias del desempeño,

lo que vendría a ser la parte sana de la persona,

y un proceso de terapia, en el que entramos en contacto con el bollo, o los problemas que las personas tenemos sin resolver, regalos de nuestra más tierna infancia, en algún caso, o de nuestro desarrollo posterior,

lo que vendría a ser la parte insana de la persona,

y me quedo con esta distinción, tan operativa,

según la cual cualquier persona que tenga un problema de desempeño en su organización estaría bien al emprender un proceso de coaching, si su organización se lo facilita, en el ámbito estrictamente laboral,

y realizaría actividades para su desarrollo en el ámbito personal fuera de las dinámicas y horarios que la organización ofrece, en esta segunda vertiente que José Carlos viene a delimitar bajo el ámbito de la palabra terapia,

y me quedo con el cuerpo un poco cortado al hacer esta distinción entre el desarrollo y el bollo, lo sano y lo insano, lo operativo y funcional, aplicable y aplicado en el trabajo, y lo sutil, profundo, pre-existente, aplicable a la vida,

un cuerpo cortado que crece al observar cómo nos cuesta desarrollar enfoques salutogénicos (que generan salud) en todos los entornos en los que crecemos y nos desarrollamos en relación,

empezando la casa de nuestros padres y el cole, convertido en descubrimiento de nuestras pasiones y nuestro camino de desarrollo vocacional, para seguir en el trabajo, convertido en espacio de desarrollo personal y profesional,

y se me hace difícil asimilar que 7 emociones, por proponer un ejercicio que tiene que ver con las figuras de papá y de mamá, aligeradito y casi lolailo, más si no lo haces, cae en el saco de la terapia,

al invadir el terreno del bollo, y del desarrollo personal, y lo que está antes de nuestro ingreso en el mundo laboral, tan operativo, tan funcional, tan directivo, tan orientado a resultado, tan conductual.

   así lo vimos…

y me imagino un mundo (desarrollo personal y profesional de la mano) en el que la persona, indivisa, se muestra y se desarrolla, y las diferentes capas de nuestro ser nos acompañan, aquí y allá,

en entornos en los que lo operativo y lo sutil están presentes, entornos sanos, que promueven nuestro compromiso y facilitan el desarrollo, tan natural, lo raro es lo contrario, de nuestra salud.

sin quererlo, mi mente viaja a la figura de Mate, el gran amigo de Rayo McQueen, y a una conversación en la película Cars2, que va a desvelar hasta qué punto a veces no nos queremos librar de nuestras abolladuras.

Como no encuentro en internet un corto con esta conversación, te dejo con este post, las abolladuras de un amigo tonto, y este trozo que corto y pego, en esta crítica de cars 2, una película que, quién sabe por qué, tengo ganas de volver a ver.

Siempre ha sabido que las abolladuras son algo de lo que hay que enorgullecerse cuando se han sufrido junto a los amigos, pero ahora aprenderá a quererlas en sí mismas, porque hasta el más tonto y simple puede ser un magnífico espía o un buen compañero en la carrera de la vida. Excelentemente retratado en su inocencia y lealtad, en su sencillez y bondad, Mate necesita crecer y descubrirse a sí mismo, aceptar que ha sido un ingenuo del que todos se reían, en una extraordinaria secuencia introspectiva recogida en flashback. A partir de ahí, tenemos a un héroe de la amistad y de lo ordinario.

inocencia, lealtad, sencillez, bondad, ¿no te parecen características extrañas para un héroe o un espía de talla mundial?y re-contacto con ese proceso de desarrollo personal y de los grupos, con el 3ple camino, ese proceso salutogénico de desarrollo de nuestro niño natural (la innovación), nuestra madre protectora (entornos saludables) y el ser adulto (la excelencia),

que nos acompaña en el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones, con y sin bollo, desde donde estamos (con las marcas delcamino, cada una con las suyas) a donde estamos llamadas a ser.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

¿y qué vamos a hacer con el corruptor?

me levanto preguntándome qué tiene más importancia para mí hoy, la derrota del Madrid ayer contra el Barça, o el resultado de las elecciones brasileñas, un resultado que intuyo y tengo pendiente de confirmar,

y podría decir que tanto me debería dar lo uno como lo otro, ya que no soy de ninguno de los dos equipos de fútbol, de la misma forma que no soy brasileño, pero es mentira, me interesan muchas cosas que ocurren a nuestro alrededor,

y algunas más que otras, aunque no tengan, aparentemente, una influencia directa en mi vida, seguramente porque hablan de movimientos de conciencia que se dan bajo la superficie visible de nuestro día a día,

y en eso estoy, está claro que me impacta más el resultado de las elecciones de Brasil, quizás porque sigo la inquietud con la que Leonardo Boff observa la irrupción de Jair Bolsonaro en la política de su país,

representante de ultraderecha que va a ser el próximo presidente de Brasil, tras ser elegido por el pueblo, que castiga en la figura de Fernando Haddad la corrupción del partido de los trabajadores mientras ocupan la presidencia sus predecesores,

Lula da Silva y Dilma Rousseff, a los que Leonardo defiende a capa y espada, está claro que para él son mucho mayores las aportaciones de estos dos presidentes a las capas desfavorecidas del país que el problema de la corrupción,

que tiene mucho de problema sistémico,

y en eso estoy, con la pena de ver que a veces damos un paso adelante para dar dos hacia atrás, y me pregunto qué pasa en este mundo con la corrupción, que está tan presente en nuestras vidas,

y me pregunto a quién y por qué le interesa que este fenómeno sea una moneda de curso corriente, y me pregunto por qué castigamos tantas veces al corrupto y tan pocas veces al corruptor,

en un juego que lleva a los partidos políticos a la alternancia, y que mantiene al corruptor en su sitio, porque el corruptor normalmente es el poder económico que mueve los hilos, invisibles, de estas marionetas a las que votamos,

cada 4 años, en estos procesos representativos, tan lejanos de la democracia directa y participativa, sí, no es extraño lo que pasa en el mundo, mucho me temo que la corrupción va a seguir presente en la ecuación,

en este problema que tiene mucho de sistémico, y que estamos bien lejos de resolver.

   así lo vimos…

en paralelo con este proceso recibo un correo de una conversación que mantienen dos compañeros de SOL España, José María y Jesús, una conversación que habla sobre “la empatía y la maldad”“, y “la banalidad de la corrupción”,

2 artículos, de José Antonio Zarzalejos y de Lola Morón, publicados en la Vanguardia y en el País, respectivamente, que Jesús enlaza en el correo, y a los que José María responde, en una conversación en la que me gustaría participar,

y que trazan un puente invisible a la figura de Hannah Arendt, esta filósofa judía que nos lleva a preguntarnos hace pocas fechas en este espacio si el mal puede ser banal, todo parece indicar que sí,

mientras sigo observando cómo somos capaces de producir como sociedad resultados que nadie quiere a nivel particular.

en una interpretación tonta y simplista del juego de la política, tengo la sensación de que el votante de izquierdas castiga más la corrupción de su partido que el votante de derechas,

en una dinámica que se me hace relativamente fácil de entender, es como si el votante de izquierdas, en su opción ideológica, quiere cambiar la relación entre el poder económico y el poder político,

mientras que el votante de derechas vota, entre otras cosas, un poder económico pujante, menos condicionado por constricciones políticas, y entiende mejor el juego del poder y del dinero,

por lo que al observar la falta de congruencia entre los valores que pregonan sus representantes y los comportamientos percibidos, porque al final la corrupción viene a demostrar que hacemos lo contrario de lo que pregonamos,

o lo mismo, según el caso,

y que anteponemos el bienestar particular (mío o de mi partido) al bienestar de la comunidad a la que representamos, el castigo, que se traduce en elevados ratios de abstención, y pérdida de representación en este juego representativo, está servido.

buscando cómo se escribe Rousseff, tecleo Lula da Silva y Dilma en la barra de google, y la función autocompletar me ayuda, y me lleva a un artículo que me hace pensar, titulado “Lula da Silva está en la cárcel porque es un candidato imbatible”,

qué curioso, el primer presidente de Brasil que pisa la cárcel por un delito común, un candidato imbatible más que también ha sido batido.

y me sigo preguntando qué podemos hacer con el poder económico y con el corruptor, cómo podemos atajar los problemas sistémicos que nos permiten seguir avanzando como sociedad y cómo es posible que el Barça le ganara ayer 5-1 al Real Madrid.

la tristeza es una emoción que tiene sentido cuando experimentamos una pérdida, sí, es lo que toca cuando perdemos, y en esas estoy hoy, en un proceso de empatía con Leonardo, con sus ideales, con los oprimidos del Brasil y del mundo,

con los pobres, las mujeres, la comunidad LGTB, los quilombolas y las minorías raciales,

observando como la extrema derecha, tanto da derecha que izquierda cuando hablamos de posiciones extremas, y que los -ismos siguen progresando en este mundo tan bonito, bueno y verdadero en el que hemos decidido vivir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

mente vacía

Termino este paseo en el copio y pego una serie de meta-habilidades que el élder (persona sabia) desarrolla en el trabajo con comunidades, un reglo que encuentro sentado en el fuego, de la mano de Arnold Mindell,

con esta rara habilidad que tanto me gustaría dominar, o a la que me gustaría aproximarme siquiera un poquito, un super-poder que tiene todo que ver con vivir una vida plena desde la aceptación, sin juicio, el autor lo denomina mente vacía.

El Tao Te Ching describe lo que yo llamo mente vacía (no mind) en el capítulo 49.

mente vacía

El sabio no tiene ninguna idea preconcebida; acepta las ideas de otros como sus propias ideas.

Los buenos, yo soy bueno para ellos.

Los no buenos, también soy bueno para ellos.

Esta es la bondad de la naturaleza.

Los dignos de confianza, yo confío en ellos.

Los que no son dignos de confianza, también confío en ellos.

Esa es la confianza de la naturaleza.

La meta-habilidad “mente vacía” tiene que ver con la idea de aceptar a las personas, en lugar de juzgarlas, mirando las cosas a través de sus ojos. Una de las ideas más comunes es que todo el mundo debería ser “bueno”, es decir, no mostrar ningún conflicto, llevarse bien, adaptarse y, sobre todo, no desviarse de las normas sociales aceptadas. Esta visión es causa de una rigidez cultural que reprime la diversidad y la naturaleza humana. Dividir entre bueno y malo nos obliga a ocultar partes de nosotros mismos. La sociedad recompensa a los chicos buenos y pone a los malos en prisión o en los hospitales psiquiátricos, o simplemente los ignora.

Pero los buenos y los no buenos se necesitan los unos a otros irremediablemente. Sólo estando juntos el proceso alcanzará su fin manifestándose como es. Ni el tiempo soleado ni el tormentoso es bueno o malo. Cuando llueve, no nos enfadamos con la tormenta. Sería inútil; las tormentas siempre estarán ahí, acompañándonos.

El élder sabe que los términos “bueno” y “malo” son relativos a una comunidad dada. Sabe que lo que la gente llama “malo” es simplemente el espíritu temporal con el que los “buenos” tienen problemas. Para el élder, “los buenos son tan buenos como los malos”. Para todos es necesaria nuestra compasión. El élder también se muestra tolerante con la naturaleza. Acepta las cosas como son cuando parecen estar en contra de él. Se da cuenta de lo que ocurre en cada momento, incluso de los procesos invisibles. ¿Serás tú capaz de tolerar lo que otros llamarían “malos” procesos, como la furia, los celos, la competitividad, el sexismo o el racismo? Déjalos que salgan a la superficie. Espera y observa. Lo que comienza como un conflicto terrible, más tarde es como el hielo que se vuelve agua, como diría un budista tibetano.

Si te resistes a los acontecimientos, éstos se solidifican en formas culturales y personales abusivas. Incluso en caso de que alguien parece querer quitarte tu empleo, déjalo hacer. Aprende, pierde, sé agua, sé viento. Tal vez sea tu hora. Descubre facilitadores nuevos, mejores.

hasta ahora, la mayoría de los líderes, facilitadores, terapeutas y expertos en desarrollo organizacional han dicho que los problemas de este mundo no son divertidos. Cierto, el conflicto es difícil. No hay nada divertido en la opresión. Pero tu sufrimiento es mayor si entras en conflicto con el conflicto. Si te limitas a estar presente, consciente, y a no juzgar a la gente, lo que la sociedad llama conflicto se convierte en un espíritu.

¿Cómo se puede alcanzar una posición tan desapegada? Haciendo lo contrario. A muchos de nosotros nos ha costado muchos años de luchar contra la corriente, de empuje y tirantez, antes de comenzar a aceptar la vida.

   así lo vimos…

sé agua, sé viento, vacía tu mente, curiosas estas capacidades que promueve el Trabajo de Procesos, y el Trabajo Global, curiosos estos super-poderes a los que Arnold Mindell nos acerca,

casi no sé con cuál quedarme, ahora que empiezo a preparar la carta de este año a los Reyes Magos de Oriente, mientras pienso en este extraño mundo en el que todo lo mágico siempre está en otro sitio, tan cerca del más allá.

3 aperturas son necesarias en el proceso de desarrollo personal, y en cualquier proceso de desarrollo organizacional, Open Mind (mente abierta), Open Heart (corazón abierto), Open Will (voluntad abierta), según la teoría U de Otto Scharmer,

está claro de cual de estas 3 aperturas nos habla el Tao Te Ching hoy, con este ejercicio extremo que nos lleva del Open Mind (vamos a ver si relajamos un poco nuestra mente crítica) al No Mind.

e intento conectar con esa idea de una vida con menos mente, ¿habrá alguna medicina para dejar de meterle mente a las cosas y dejar de pensar?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

los derechos del corazón

leo con gusto la columna de Leonardo Boff, esa columna que nos habla siempre del cuidado de los más desvalidos, de las más invisibles, de los menos poderosos, y observo cómo se posiciona en este proceso político brasileño,

está claro en qué medida nos pueden influir los resultados de las urnas por un periodo de tiempo, y observo cómo acompaña a los suyos hasta el último momento, cuando todo parece indicar que van a perder,

pero de eso se trata la vida, hacer continuamente, en tiempo presente, lo mejor de lo que somos capaces, dar lo mejor, en un presente continuo que dice “ahora, ahora, ahora”, qué interesante ejercicio, Leonardo,

muchas gracias por tu ejemplo de vida viva.

000

Vengo de la Teología de la Liberación que tiene como eje fundamental la opción por los pobres, contra su pobreza y a favor de la justicia social y la liberación.

En el espectro político brasilero no veo ningún partido, a no ser el PT, que haya dado tanta centralidad a los pobres y a las minorías políticas que son, en realidad, mayorías numéricas como los negros/as, indígenas, quilombolas, los socialmente discriminados por su condición sexual y otros. Andando por el interior y entre los grupos populares pobres, en función de mi trabajo, oí muchas veces de su boca: Lula fue el único que pensó en nosotros y nos dio oportunidades para salir del hambre y de la miseria.

Aquí está mi razón principal razón para votar a la candidatura de Fernando Haddad y la Vice Manuela d’Ávila, para llevar adelante ese proyecto social verdaderamente mesiánico: atender al hambriento, garantizar que no muera antes de tiempo y hacer justicia a los oprimidos y a los invisibilizados. Se critica que el PT ha sido corrupto. No el PT como un todo, sino líderes importantes de alto rango de su gobierno. La corrupción atravesó a todos los partidos, con excepción de unos pocos. Otros partidos se han corrompido hasta más que el PT. Esto debe ser reconocido y cuando se identifica esa corrupción, especialmente al servicio del enriquecimiento personal, debe ser severamente castigada.

Pero hagamos justicia a la verdad de los hechos: la maxi-corrupción que atraviesa toda nuestra historia y que continúa hasta hoy día es la evasión fiscal. Desde el año pasado hasta aquí, con Temer hasta el 9/8/2018, fueron evadidos directamente o por exención fiscal a las empresas y bancos cerca de 450 mil millones de reales; son datos de los Procuradores de la Hacienda Nacional.

¿Qué significa eso? Que toda la corrupción en Petrobrás y en las grandes empresas fue de unos 40 mil millones de reales, es por lo tanto el 10% de la corrupción total. Esto no justifica la corrupción, pero nos hace entender la desproporción absurda entre una corrupción naturalizada y otra para financiar principalmente campañas electorales. Ambas hacen mal al país y le quitan recursos que podrían mejorar la vida del pueblo.

Una investigación conducida por el Senador Paim, hecha con los recursos técnicos del propio Senado, llegó a la misma conclusión. En el caso de que esta deuda fuera cobrada, no se necesitaría hacer la reforma de la Seguridad Social ni establecer un techo de gastos para la salud y la educación. El juez Sergio Moro, tan celoso en combatir la corrupción, ¿por qué no corre detrás de este tipo de corrupción mayor, detectable y altamente negadora del bien común?

Entre otros muchos argumentos en favor de Haddad-Manuela, aduciré solamente uno. En el caso de Haddad, se trata de un hombre sensible al sufrimiento humano, administrador competente, con excelente formación académica, doctor en filosofía (viva Platón, que quería un filósofo como jefe del Estado), formado en derecho y economía. Supo bajarse al nivel del pueblo para escuchar el grito del oprimido y hacer políticas que lo hicieran dejar de gritar. Sensibilidad semejante vale también para la Vice Manuela d’Ávila, trabajando con los más pobres de Porto Alegre.

La mayor crisis de la humanidad, mayor que la económica, política, cultural y moral, ya lo decía Betinho y lo repite en todo momento el Papa Francisco: es la falta de sensibilidad de los seres humanos hacia otros seres humanos.

Esta sensibilidad de Fernando Haddad quedó demostrada, cuando era Ministro de Educación y luego como Alcalde de São Paulo, con las políticas sociales y educativas reconocidas por todos.

Gravemente insensible se mostró el candidato Jair Bolsonaro con el que sigue, entre otros tantos ejemplos. Cuando las mujeres que, entre lágrimas, buscaban restos, o al menos algunos huesos de sus seres queridos asesinados o desaparecidos, Bolsonaro les dijo: “Quien busca huesos es el perro”. Además de ser una ofensa sin nombre a estas personas, mostró su nivel de falta de sensibilidad y de la más profunda inhumanidad.

Por estas y otras razones, mi voto es para Fernando Haddad y Manuela d’Ávila que tendrán como primera misión reconciliar el país y recuperar la sensibilidad mínima ―los derechos del corazón― para ejercer un gobierno que sea, al decir de Gandhi, un gesto amoroso para con el pueblo y el cuidado de la cosa común.

   así lo vimos…

releo párrafos de la entrada de Leonardo y me quedo con esas palabras al final, los derechos del corazón, esos derechos que el cinismo y la falta de empatía y sensibilidad esconden, y no puedo sino sintonizar ahí,

en los derechos del corazón,

ojalá un día no muy lejano todas seamos parte de un único latir universal, un latido de corazón.

3 aperturas son necesarias en el proceso de desarrollo personal, Open Mind (mente abierta), Open Heart (corazón abierto), Open Will (voluntad abierta), según la teoría U de Otto Scharmer, está claro de cual de estas 3 aperturas nos habla Boff hoy.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.