la soledad de Carlos

De niño me sentía solo, y todavía me siento así, porque sé cosas e insinúo cosas que otros parecen no conocer, y la mayoría no quiere saberlas. La soledad no consiste en no tener personas alrededor, sino en no poder comunicar las cosas que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran inadmisibles.

Carl Gustav Jung

   así lo vimos…

leo este texto corto de Carlos, que se encuentra solo, a pesar de que con Carlos también está Gustavo, es curioso, a veces estamos rodeados de gente pero no podemos evitar esta sensación de soledad,

que deriva de la falta de sintonía con el alter, las otras personas, en la forma de pensar, de sentir, en la forma de habitar en este mundo, llámale rutinas, llámale comportamientos, tan iguales, tan diferentes,

qué curioso, tan diferentes y tan intransigentes que en un punto del camino la verdad del otro no la queremos escuchar, ya hemos pasado el umbral, que convierte lo razonable en inadmisible.

de forma paralela a las 7 emociones, desarrollamos esquemas de relación con base en el buen trato, y desarrollamos el campo de la atención, escucha que se convierte en conversaciones,

con la ayuda de los 4 reinos, el ser piedra, el ser vegetal, el ser animal, y el ser humano, ese reino en el que nos parece habitar la mayor parte del tiempo, hasta que nos hacemos conscientes de nuestras extrañas formas de comunicar,

y de no comunicar.

Jung se refiere en el párrafo anterior, no poder comunicar las cosas que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran inadmisibles, al modo de comunicación piedra,

ése modo en el que somos políticamente correctos, o bien estamos ausentes, carentes de atención y presencia, hasta llegar a ese punto en el que simplemente no estamos, o en el que censuramos lo que tenemos y queremos decir, qué dura es la auto-censura,

porque simplemente sabemos que no va a ser aceptado.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Anuncios

¿puede el mal ser banal?

un post del blog de Leonardo Boff, en el que analiza la situación actual de Brasil, y de las elecciones de octubre, inlcuye una cita al final, que hace referencia a personalidades judías en el exilio, como Einstein, Freud, Brecht, Arendt,

una cita que hace toc, toc en la puerta de la curiosidad, ¿quién era Arendt?, esa puerta que va a abrir, y por la que se cuela, el niño, que busca información respecto a Hannah, Hannah Arendt, con este link que nos traza a una película,

en la que se resume su vida, ése proceso en el que Hannah, alemana, judía refugiada, apátrida, nacionalizada estadounidense, se encuentra en el juicio de Eichmann en Jerusalén,

un proceso en el que no puede conciliar la mediocridad del hombre con las terribles consecuencias de sus actos,

un proceso en el que el acusado niega haber hecho nada por iniciativa propia, niega tener intención de ningún tipo, buena o mala, y defiende que él solo ha obedecido órdenes, un argumento habitual de los nazis,

que demuestra claramente, en las palabras de Hannah que el mal más grande del mundo puede ser cometido por cualquiera, y que para hacerlo no es necesario tener ningún motivo, o fuertes convicciones, o corazones crueles, o intenciones malévolas,

basta simplemente con dejar de ser persona,

por eso a este fenómeno ha venido a llamarle la banalidad del mal.

   así lo vimos…

Hannah defiende que los crímenes del proceso nazi no son crímenes contra el pueblo judío, sino crímenes contra la humanidad, porque los judíos son humanos, y es precisamente eso lo que los nazis quisieron quitarles.

Hannah nos habla del pensamiento como el diálogo silencioso que el alma tiene consigo misma, y cómo Eichmann, al negarse a ser una persona, se convierte en su propia víctima,

porque la esencia del pensamiento a la que se refiere Hannah no es la del conocimiento,

sino la que distingue entre el mal y el bien, entre lo bello y lo feo, y lo que busca es que el pensar dé fuerza a las personas para que puedan evitar los desastres en aquellos momentos que todo parece perdido.

uno de los temas más polémicos del trabajo de Hannah estriba en la colaboración de los consejos judíos con los nazis, y el papel de los líderes judíos que colaboraron directamente en las actividades de Eichmann,

situación que le lleva a preguntarse si existe algo entre la resistencia y la colaboración, y a preguntarse si alguno de los líderes judíos, quizás, habría podido comportarse de otra manera,

porque el papel que tuvieron los consejos judíos como parte del sistema social fue en su totalidad de absoluta quiebra moral cuando los nazis invadieron sin contemplación a la respetable Europa.

en esta película y en este corto resuenan en mí la voz del cinismo de la teoría U, esa voz que me aísla del otro y de su sufrimiento, que me dice “esto no va contigo, esto no te está pasando a ti”,

esa voz que cosifica al otro, y lo desprovee de sus cualidades más humanas, esa voz que me cosifica a mí misma y me dice que eso es lo que tengo que hacer, al fin y al cabo sólo estoy obedeciendo órdenes, para eso me pagan,

y pienso en cuántas realidades que hoy vivo no soy parte contratante de la primera parte, y mis decisiones y mis acciones sí tienen influencia en las consecuencias de las que me quejo.

y copio (o tomo prestado) este texto que me llama la atención de la wikipedia,

Arendt defendía un concepto de «pluralismo» en el ámbito político: gracias al pluralismo, se generaría el potencial de una libertad e igualdad políticas entre las personas. Importante es la perspectiva de la inclusión del otro: en acuerdos políticos, convenios y leyes deben trabajar a niveles prácticos personas adecuadas y dispuestas. Como fruto de estos pensamientos, Arendt se situaba de forma crítica frente a la democracia representativa y prefería un sistema de consejos o formas de democracia directa.

Definitivamente, una adelantada a su tiempo … y al mío propio.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Sharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

niños kanban, niñas ágiles y listas

nuestras hijas aprenderán a ser comunicativas, practicar la escucha activa, cuestionar, argumentar de manera lógica, participar, ser prácticos, compartir, respetar, ayudar, suena como el cielo en la tierra, ¿no te parece?

en entornos en los que prima la comunicación, los mayores somos de nuevo ejemplo, nuestras hijas son proactivas, en entornos auto-gestionados que se adaptan con facilidad al cambio,

ésa es la promesa, si quieres puedes seguir leyendo.

reviso este proceso reciente, que se abre desde el ante-último encuentro en el meetup de reimaginando, en el que conozco a Angel Agueda, que me invita a participar en el BAOS 2018 (Big Agile Open Space),

en el que conozco a Diego Rojas, con el que voy a quedar a charlar, en ese espacio de co-working en el que se desarrolla la actividad de Thinking with you, y esa forma tan innovadora de gestionar las relaciones y los proyectos,

con trocitos de papel de colores,

y que tiene continuidad en la presentación que preparamos Montse y yo para la misma comunidad de agilistas, en la que trazamos un puente de color entre Reinventando las Organizaciones, de Laloux, y la teoría U, de Otto Scharmer,

un puente en el que entran de lleno las emociones, ahí colamos el arco iris, y aspectos relacionados con nuestra presencia, y con el campo de la atención, porque aspiramos a desarrollar capacidades que mejoren nuestras relaciones,

y cada día se hace más evidente que dependiendo de nuestra atención así es nuestra escucha, y dependiendo de nuestra escucha así es la conversación que enlazamos con otras personas,

una conversación que en la mayor parte de las ocasiones tiene mucho de mental, y que haríamos bien en mover hacia lo emocional, ¿cómo te sientes cuando te pasa esto?,

y sigo viajando en el tiempo, porque Diego me invita a contactar con un grupo de amigas suyas que organizan en Madrid un evento, Agile kids, sí, el agilismo está tomando cuerpo en las organizaciones,

pero también tiene un sitio en nuestros colegios y en nuestras casas, y busco un par de enlaces que me ayuden a entender qué es el agile kids, y qué es el kanban personal, porque en su día trabajé en la automoción, y algo me suena del kanban organizativo,

kanban, si no recuerdo mal, es una tarjeta, que se utiliza para identificar visualmente una situación, relacionada con las existencias, con una necesidad, con una tarea pendiente,

y contacto con esta jerga inglesa, wish list, lista de deseos, backlog, tareas pendientes, o pila de tareas, quién sabe por qué mis recuerdos contactan y revisitan a Covey, y la administración del tiempo con base en valores,

y me imagino un mundo en el que la auto-organización y el respeto crecen en cualquier entorno, en el trabajo, convertido en espacio de desarrollo laboral, y en nuestras casas, espacios en las que nuestras emociones también están presentes.

   así lo vimos…

si tienes medio rato, tal vez echas un vistazo a este powerpoint que me lleva de vuelta a Angel Agueda, así empieza la historia, así acaba, en este mundo que algo tiene de circular.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

zoombados

son las 6:20 de la tarde y entro en una sala de zoom, en la que vamos a mantener una reunión del grupo de SOL Spain, en la que seguimos con un orden día que tiene bastante de reflexión de futuro, continuando con la reunión anual de socios,

una reunión a la que se puede juntar, por ejemplo, Eva, desde BCN, y en la que discutimos si la próxima reunión va a ser presencial y remota o exclusivamente remota, si te fijas se descarta la posibilidad de que sea exclusivamente presencial,

una reunión que termina a las 8:00, justo cuando comienza otra reunión en zoom,  2PM ET, 8PM CEST, en la que vamos a mantener una conversación con Arawana, madre del Social Presencing Theater, el Teatro de la Presencia Social,

una de las herramientas más interesantes de la teoría U, una reunión en la que tenemos una conversación en el grupo grande, en torno a 30 personas, de Estados Unidos, latinoamérica, Europa, y una dinámica en grupos pequeños de 4 personas,

es curioso, porque en un momento salgo a preguntarle a Silvia a qué hora cenamos, yo me he integrado en esta segunda reunión sin vídeo ni sonido, y observo cómo ella está a su vez en otra reunión de zoom, en un taller de Enyina, fundador de Inner Healer,

y observo este extraño mundo en el que internet nos conecta, nos pone en contacto, y hace posibles cosas y actividades que ayer, o hace no tantos años, 10 o 20, ni siquiera estaban en nuestra imaginación.

   así lo vimos…

Pedro me llama por teléfono durante la primera reunión, me cuenta que está solo sin niñas el finde, y que le apetece hacer algo, tal vez dar una vuelta por el monte, casi estoy a punto de pedirle que me pase el link a la sala en zoom.

es de mañanita y me encuentro con un enlace en el teléfono, que nos habla de X, the moonshot company, y de cómo CREAMOS TECNOLOGÍAS RADICALES PARA RESOLVER ALGUNOS DE LOS PROBLEMAS MÁS DIFÍCILES DEL MUNDO,

un proceso que no ha hecho más que empezar y que a buen seguro continuará, porque todo cambia cuando nos olvidamos de las respuestas, y nos hacemos preguntas nuevas.

Pedro, porfa, no te olvides del link al paseo por el monte.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

 

X está constantemente investigando y creando prototipos de nuevas tecnologías. Estos proyectos se mantienen en secreto para que los equipos de la etapa inicial puedan aprender, iterar y regresar al tablero de dibujo tanto como lo necesiten.

Más información próximamente.

bienvenidas a mi realidad

cerramos el taller de conversaciones improbables, en el meetup de reimaginando organizaciones, con la despedida, todo parece indicar que se han desarrollado relaciones cuando menos interesantes en más de un grupo,

es lo que tiene contactar con otras personas desde el corazón, y en espacios en los que nos hacemos presentes, al servicio de los demás, de ese problema o ese proyecto en curso, por medio de los círculos de coaching,

momento de cierre y de despedidas en el que Marta lanza un proceso de feedback del taller, en el que todas podemos compartir lo que estuvo mal, lo que estuvo bien, lo que cambiaríamos, un feedback que compartimos en este enlace,

junto con alguna foto del proceso, capturas parciales de lo que ahí ocurre, y de la realidad que llevamos dentro, tan bonita, de la que no podemos desprendernos cuando proporcionamos retroalimentación a otras personas,

a ver cuándo volvemos a coincidir, muchas gracias por vuestra presencia, vuestro cariño, y esa realidad tan bonita que compartís esta jornada con nosotras, con Marta, con Montse, conmigo, en este proceso de crear comunidades nuevas,

desde esa realidad que compartimos, por medio de conversaciones, que ojalá sean cada vez menos improbables, en los entornos en los que nos desarrollamos laboralmente, y en nuestras casas.

  así lo vimos…

quién sabe por qué me topo con este video de ZAZ, y de esta chica que toca la turuta de una forma tan singular, en esta versión de Je veux con esta captura de pantalla, que reza “BIENVENIDO A MI REALIDAD”.

en esta jornada compartimos los fundamentos de la atención de la teoría U, con la ayuda de la versión oficial, a la que le sumamos la versión alternativa, los 4 reinos, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal,

qué bueno que el ser humano se ha hecho, de nuevo, presente, y un hueco en estos círculos de coaching.

tienes información de cómo desarrollar un círculo de coaching en este enlace, que puedes completar en la página del instituto presencing.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

improvisar no es venir con nada, es venir contigo

me acerco a Liferay esta mañanita de sábado, quién sabe por qué, acompañado de esta guitarra acústica, que compro como auto-regalo de cumpleaños este mes de abril, qué raro me estoy volviendo con la edad,

tengo dos guitarras, una española y otra acústica, aunque no soy guitarrero, y una caja de acuarelas, mi auto-regalo de cumple del año pasado, casi casi todavía sin abrir, de la misma forma que en su día tuve moto sin ser motero,

y quedo con Montse antes de la presentación de conversaciones improbables, para limar unos flecos de última hora, ponerle un poco de orden a las dinámicas, Montse es mucho más estructurada que yo,

es normal que se ponga nerviosa ante mi aparente falta de estructura, y revisamos juntos el recorrido de este día, en el que vamos a jugar con los colores del arco iris, a ver cómo se des-ordenan y cómo somos capaces de re-ordenarlos,

y ver qué figuras surgen, para empezar se me ocurren en torno a 5,

y vamos a ver cómo responde el grupo ante ese ejercicio de 3 preguntas, de la 3 a la 5, en la que pueden experimentar el vacío, ¿cómo me pueden preguntar esto de una metodología que no conozco?, precisamente para esto he venido aquí,

en un espacio que no pretendo que sea especialmente largo, 5 minutos pueden valer,

para pasar progresivamente a los fundamentos de la escucha, con la explicación de Montse, la versión oficial, tan parecida a la de Otto, y la que ofrecemos en el cole y en otros entornos, con el ser piedra, el ser vegetal, el ser animal y el ser humano,

seres de 4 reinos en evolución,

justo antes de dar paso al café, a esas charlas informales, cuánto tiempo que no nos veíamos, Maribel, y a esa nueva forma de conversar, que denominamos conversaciones improbables, que pueden surgir, como surgen ayer,

también en nuestra organización,

en 7 mesas en las que se auto-organizan 7 círculos de coaching, qué bueno cuando nos auto-organizamos, en ese entorno de confianza, todo lo anterior ha servido para que vaya construyéndose, incluida la predisposición de las personas asistentes,

con la ayuda del color de esa guitarra, mi auto-regalo de este cumpleaños, una guitarra que no sé si voy a llegar a tocar, que no sé si va a sonar algún día, mientras me doy cuenta de que con tan solo sacarla de la funda ya ha sonado.

   así lo vimos…

Montse, muchas gracias por acompañarme en este espacio tan bonito hoy, improvisar no es venir con nada, es venir contigo, y con esta mochila de pinturas, y cachibaches varios para por si acaso,mira por dónde hoy ha salido uno de color azul,

azul clarito, sí, como el orgullo, esa emoción preciosa, que cuando está sana, y ahí estamos hablando del orgullo humilde, a ver si lo practicamos más, está en la base de la U, del desarrollo de entornos de confianza y de tantas cosas por hacer.

Marta, muchas gracias, extensibles a todo el grupo de colaboradores de re-imaginando, Javier, muchas gracias por acogernos, extensibles a Liferay, en el que generáis este espacio tan agradable para compartir.

agradezo a Julián Bozzo por la comunicación que lanza esta semana, en la presentación de su nuevo espacio de encuentro, con esta imagen preciosa que le acompaña, y con este texto que tomo prestado, y con el que titulo la entrada de hoy,

improvisar no es venir con nada, es venir contigo.7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace

y dejo enlazada esta presentación de conversaciones improbables, que sirve de guión para el juego que desarrollamos este sábado de mañanita, quién sabe si a alguien le sirva, en formato pptx y en este otro.

personas ágiles y listas

preparando la presentación para el evento de este sábado en la comunidad de agilistas de Madrid, personas ágiles y listas, en ese grupo de Meetup que re-imagina las organizaciones, qué bonita idea,

me tropiezo de nuevo con este video que me pone de tan buen humor, darle la vuelta al mundo, también en el trabajo, convertido en desarrollo personal y profesional, un video en el que veo de una forma diferente cómo se pueden utilizar los post-its,

ese invento de 3M que vino para acompañarnos un rato y se ha quedado, mira tú qué tontería, pedacitos de papeles que se pegan en una pared, en un cuaderno, en la pantalla de un ordenador, con la cola justa, más o menos,

colorines que nos ayudan a reinventar y reimaginar nuestras organizaciones, convertidas en entornos de desarrollo en los que la confianza facilita la autogestión, y el desarrollo de equipos auto-gestionados, para empezar.

   así lo vimos…

reinventar las organizaciones y la teoría U, obras maestras de Frederic Laloux y Otto Scharmer, respectivamente, se juntan hoy con un puente de colorines, no sé si tendremos papelitos suficientes para dibujar el arco iris en Liferay.

¿y si de verdad le damos la vuelta al mundo?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace

y dejo enlazada esta presentación de conversaciones improbables, 

en este formato y en este otro.

conversando con las rosas, con Goethe y con otros animales (una conversación improbable)

tal vez no conoces la conversación Goetheana, aunque supongo que si formulamos la pregunta mucho me temo que la respuesta va a ser no, ya que no es una conversación en el mainstream,

pocas personas la conocen, y menos aún la practican, pero no importa, ya sea sí o no la respuesta, si te interesa establecer conversaciones respetuosas y generativas con personas de tu entorno,

no es necesario que se trate de un equipo de trabajo, con cualquier grupo de personas puede valer, conocidas o desconocidas, de tu entorno próximo o de orígenes y destinos diversos, tal vez estas notas al aire te pueden ser de interés.

por si acaso, ahí van.

Exponemos / acordamos el tema de la conversación.

El tema no es necesariamente un problema o un proyecto que requiere un enfoque colaborativo. Para ello podríamos utilizar otras aproximaciones, como los círculos de coaching de la teoría U.

El tema es esa pregunta o esa situación que nos llama, que nos interesa, que nos interpela o nos mueve de alguna extraña manera, en alguna forma no nos deja indiferentes, y tiene una connotación emocional / personal.

Las personas participantes en la conversación tienen 3 entradas cada una. Y buscamos que estas entradas sean breves. Podemos proponer limitar la duración de cada entrada a 3 minutos, por ejemplo, con un margen de flexibilidad, que puede llevar cada interlocución a las 4, 5, 6 minutos, 7 casi es demasiado.

Primera ronda de intervenciones.

En la primera ronda de intervenciones, sin orden, se propone que cada persona participante comparta una experiencia personal, cuanto más emocional mejor, relacionada con el tema. Esta primera intervención de cada persona ayuda a establecer el tono de la conversación. En clave de los cuatro reinos, se trata de empezar por el tercer reino, el ser animal y el mundo emocional, para intentar subir, con la colaboración de todas las personas participantes, al cuarto reino, el ser humano y la comunicación generativa.

Una vez que todas las personas que componen el círculo han hecho una aportación, sin excepción, empieza la segunda ronda. Si somos, por ejemplo, 6 personas, deberíamos haber consumido en torno a 21 minutos.

Segunda ronda de intervenciones.

En la segunda ronda, la dinámica cambia ligeramente. Se trata, empezando sin orden, por una persona que se ofrece voluntaria, a tejer una conversación, en la que se entrelazan las historias previas, que hemos compartido en la primera ronda, en intervenciones en las que devolvemos la emoción que nos mueve.

Importante: en esta ronda, como en la anterior, no se trata de dar ni quitar razones, una dinámica que nos induciría al segundo reino, en un plano mental que en general va a bajar la energía de la conversación. No se trata de aportar datos, referencias a estudios, centros tecnológicos y de investigación, no se trata de tener razón. Intentamos seguir componiendo una conversación emocional.

E intentamos participar sin abalanzarnos, sería bueno que entre participación y participación se cree un espacio.

Adicionalmente, es interesante componer sobre la última aportación, no sobre la ante – ante – anterior, en un ejercicio tan habitual de la conversación desde el plano mental, me he quedado con aquello que dijiste, y me gustaría apostillar, complementar, rebatir, no se trata de eso.

En algún caso, sentimos la necesidad de participar. Dejamos un espacio, creamos un hueco. Si nadie toma la palabra, es mi turno.

Si hacemos buen uso del tiempo, y de las reglas para la conversación, 21*3 = 63 minutos, en una hora terminamos el proceso que hemos empezado.

Todas las personas integrantes del círculo, en este caso 6, hemos aportado desde nuestra experiencia personal y nuestra mejor intención. No hay una voz dominante. Todas hemos intervenido. Todas hemos tenido nuestro tiempo para hablar y para escuchar, y nuestro tiempo para dejarnos sentir.

Terminando la conversación.

¿Ha surgido algo nuevo?, ¿hay una comprensión nueva, un ajá, a nivel personal, o a nivel del grupo? Si la respuesta es sí, qué bueno. Si la respuesta es no, esperamos que la conversación haya sido nutritiva, respetuosa, positiva. Y a seguir intentándolo.

   así lo vimos…

Consideraciones adicionales.

La conversación Goetheana es un proceso autogestionado. Al principio todas las personas asistentes convienen y aceptan unas formas en la conversación. Se puede establecer de mutuo acuerdo una forma de limitar y hacer visibles los tiempos de cada intervención y el número de intervenciones de cada persona del grupo.

Se pueden acordar formas en las que cualquier persona del grupo llama la atención, de forma sutil, a otra de las personas participantes cuando incumple las reglas convenidas, ya sea por no respetar la palabra, por faltar el respeto a otra participante, por bajar el nivel energético de la conversación con un enfoque mental, por defenderse o atacar, por cortar el flujo e iniciar un debate, por cualquier práctica propia de los niveles inferiores de la comunicación, el nivel del ser piedra (mineral) o del ser vegetal.

Para efectos prácticos se pueden utilizar, por ejemplo, un reloj, cualquier objeto que sirva a modo de palo de palabra (que nos sirve para identificar a la persona en uso de la palabra), 3 macarrones por participante (para las participaciones / turnos de palabra, consumidas y pendientes), y 2 gommets (para las llamadas de atención o amonestaciones).

Nota:

La conversación Goetheana toma su nombre de Goethe, un genio prolífico, que además de otras muchas actividades (dramaturgo, tal vez le conoces por Fausto,…) es naturalista. Su observación de campo le lleva a observar el mundo con ojos limpios, en primavera, en verano, en otoño, en invierno. Nos introduce en la metamorfosis de la rosa (de las plantas en general) y desarrolla la teoría del color. La propuesta de este tipo de conversaciones, en cierta medida improbable, tiene mucho que ver con esta actitud que nos acerca, con respeto y asombro, a lo que está siendo, a nuestro alrededor, y en nuestro interior.

las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo, se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo, y conocen el mundo sólo dentro de sí mismas.

cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Johann Wolfgang v. Goethe

puedes acceder a una breve explicación del campo de la atención de la teoría U, por medio de varios videos de los 4 reinos (el ser mineral, el ser vegetal, el ser animal, el ser humano) en el enlace adjunto.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

serás feliz, claro que sí

estoy en uno de esos días en los que siento que la vida me aprieta, aunque no sé ya si es la vida la que me aprieta o soy yo el que aprieta a la vida, y quiero que sea como mi mente se empeña en que sea, y me niego a aceptar lo que está siendo,

y me niego a aceptar la influencia que yo tengo en lo que percibo a mi alrededor, en lo que siento en mi interior, qué duro es pensar que todo lo que ocurre ahí fuera es un reflejo de lo que mora en mí,

es más sencillo cuando todo eso que no nos gusta está definitivamente ahí fuera, y en eso estoy, pasando el rato malo, que recibo esta imagen que viene a clavar un poquito más hondo este clavo del día de hoy,

“serás feliz, me dijo la vida, pero primero te haré más fuerte”,

 y me quedo con esa sensación de que no he llegado a donde aspiro estar, que hay que seguir pedaleando, el camino pica hacia arriba, espero que las fuerzas no desfallezcan, y haya energía para una pedalada más.

   así lo vimos…

el libro del curso de milagros está abierto por una página, quién sabe quién la ha movido, definitivamente no he sido yo, en la lección 121, quién sabe por qué me dejo caer ahí, me curvo, y empiezo a leer,

El perdón es la llave de la felicidad

1. He aquí la respuesta a tu búsqueda de paz. He aquí lo que le dará significado a un mundo que no parece tener sentido. He aquí la senda que conduce a la seguridad en medio de aparentes peligros que parecen acecharte en cada recodo del camino y socavar todas tus esperanzas de poder hallar alguna vez paz y tranquilidad. Con esta idea todas tus preguntas quedan contestadas; con esta idea queda asegurado de una vez por todas el fin de la incertidumbre.

2. La mente que no perdona vive atemorizada, y no le da margen al amor para ser lo que es ni para que pueda desplegar las alas en paz y remontarse por encima de la confusión del mundo. La mente que no perdona está triste, sin esperanzas de poder hallar alivio o liberarse del dolor. Sufre y mora en la aflicción, merodeando en las tinieblas sin poder ver nada, convencida, no obstante, de que el peligro acecha allí. 

3. La mente que no perdona vive atormentada por la duda, confundida con respecto a sí misma, así como con respecto a todo lo que ve; atemorizada y airada. La mente que no perdona es débil y presumida, tan temerosa de seguir adelante como de quedarse donde está, de despertar como de irse a dormir. Tiene miedo también de cada sonido que oye, pero todavía más del silencio; la obscuridad la aterra, mas la proximidad de la luz la aterra todavía más. ¿qué puede percibir la mente que no perdona sino su propia condenación? ¿qué puede contemplar sino la prueba de que todos sus pecados son reales?

4. La mente que no perdona no ve errores, sino pecados. 

… y sigo leyendo, y llego a un extraño lugar,

quién sabe por qué lo que leo complementa la imagen del ciclista, y la imagen que nos hacemos de la fuerza en el mundo, dar más pedales, más enérgico, más voluntad dura, como yo quiero que sea, más juicio, esto está bien, esto está mal,

tal vez la fuerza que necesitamos es otra, y lo que toca es contactar con esa compasión, hacia los otros, hacia nosotras mismas, con esa mirada tierna que nos conecta con nuestra capacidad de pedir perdón, desde nuestra humildad,

con lo que tenía hice lo que pude, de la misma forma que con lo que tengo hago lo que puedo, a mí también me gustaría estar en otro sitio, pero estoy aquí, te pido perdón y me perdono,

que bonito pensar que podría funcionar así.

y aparecen, como por arte de magia, estas frecuencias que nos pueden acompañar en el proceso de contactar con la felicidad.

la compasión es una de las 3 capacidades que la teoría U explicita como importantes en nuestro viaje interior, empatía / compasión que nos acompaña en un viaje de apertura del corazón,

esa apertura que contrapesa la Voz del cinismo, esa voz que nos dice que no nos tenemos que implicar con la vida del otro, que su dolor no es nuestro, y que nosotros simplemente pasábamos por ahí.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goehte que compartimos desde este enlace.

el liderazgo del futuro será más femenino

accedo a una entrevista a Otto Scharmer, en la que nos explica cómo el liderazgo del futuro será más femenino, una observación que es fácil de compartir, ya que es difícil que sea más masculino,

aunque me voy a permitir cambiar ligeramente las palabras, tal vez el liderazgo que nos viene va a ser más matriarcal, más cuidador, más atento con las personas, más de servicio, en contraposición con el liderazgo imperante, claramente patriarcal,

si te parece copio unas pocas traducciones, bastante libres, del artículo original, y retomamos este aspecto, femenino – masculino, patriarcal – matriarcal, para cerrar estas líneas.

ooo

La investigación para la acción fue fundada por Kurt Lewin y sus colegas a fines de la década de 1930 y principios de la década de 1940 cuando llegaron a los Estados Unidos desde Europa después de que los nazis tomaran el poder en Alemania. Uno de los principios fundadores articulados por Lewin es que si deseamos tener una comprensión más profunda de los sistemas y, en particular, de los sistemas sociales, debemos involucrarse con ellos: “No puede entender un sistema a menos que lo cambiemos”. Necesitamos participar como gestores del cambio para poder acceder a los niveles más profundos de la experiencia de cambio, en lugar de ser simplemente un observador desde el exterior.

y toca de refilón los Objetivos del Desarrollo Sostenible, por medio del más sistémico de todos ellos.

Uno de los desafíos clave es cómo reunir a las partes interesadas de una manera que las haga colaborar de manera más efectiva para el impacto colectivo. Eso involucra a muchas agencias de la ONU, pero también a gobiernos de países, ONG y la comunidad empresarial.

La teoría U y el cambio en los sistemas basados en la conciencia se pueden resumir en tres oraciones. No podemos entender un sistema a menos que lo cambiemos, según la cita anterior de Kurt Lewin. En segundo lugar, no podemos cambiar un sistema a menos que transformemos la conciencia. Y no podemos transformar la conciencia a menos que hagamos que el sistema se sienta y se vea a sí mismo.

Por eso, cuando reunimos a un grupo de partes interesadas en torno a un tema específico, les proponemos un viaje, a través del cual aprenden a ver la realidad a través de los ojos del otro. El objetivo es no solo saber, sino también sentir cómo alguien más está mirando ese problema, y sentir el dolor de todas aquellas personas que han sido excluidas del proceso.

Entonces, eso es lo que hacemos a lo largo del camino: hacer que el sistema, que son las personas interesadas, se sienta y se vea, por medio de un cuerpo de experiencia compartida, que luego nos permita desbloquear un proceso de pensamiento en conjunto, para desarrollar nuevas ideas y luego explorar estas ideas a través de actividades de prototipos. Ésa es la Teoría U en pocas palabras. Necesitamos pasar del pensamiento al sentimiento, que es pensar con el corazón, y de allí al hacer.

En la práctica, presenciar es percibir y actualizar nuestro mayor potencial futuro y encarnarlo ahora. Básicamente es lo que hace un gran entrenador, lo que un gran líder está haciendo, lo que un gran educador está haciendo, cuando no está limitado por la experiencia del pasado. Podemos conectarnos y activar y actualizar la posibilidad futura más alta (mejor) en una situación. Vemos individuos, como grandes artistas y grandes líderes y grandes innovadores que hacen eso, pero en gran parte se pierde a nivel colectivo o institucional.

y Otto nos habla de grandes líderes, como el caso de Eileen Fisher, personas que son capaces de una actitud nueva.

Se apartan del foco y del centro. Crean espacio para otras personas. Ellas son buenas escuchando Son buenas para mantener el espacio. Ellas son buenas atendiendo al todo. Son buenas para ayudar a las personas a conectarse a los bordes del sistema. Son buenas conectando con un potencial futuro emergente y sosteniendo el espacio para esa conversación por venir.

De todo eso trata la teoría U. Pero también podría haber mencionado otro título para todos estos aspectos y cualidades, que es el liderazgo femenino. Se podría decir que la Teoría U es en realidad una forma de desplegar el lado más femenino del liderazgo, que en gran parte se echa de menos en nuestras instituciones y nuestra cultura de hoy.

 y no se pretende sustituir el liderazgo masculino por el femenino, tal vez la palabra clave sea re-equilibrar.

Reequilibrar significa prestar mucha más atención al cultivo de estos aspectos femeninos del liderazgo, particularmente en lo que se refiere a la capacidad de liderazgo colectivo, porque en las personas que salen de las escuelas de negocios y de la capacitación en liderazgo, de la mayoría de nuestro sistema educativo, el aspecto sutil del liderazgo no se cultiva. No se desarrolla.

Para explicarlo de una forma diferente, significa moverse de una visión de silos a una visión sistémica. Y el proceso de hacer eso es ponerse en la piel de los demás y tener las herramientas necesarias para reflexionar y escuchar, porque a menudo hay una gran dificultad cuando nos relacionamos con personas con puntos de vista muy diferentes a los nuestros.

En realidad, falta una capacidad para conectarse a eso. Tenemos que suspender nuestros hábitos de juicio (mente abierta) y también tener la capacidad de acceder a nuestra empatía y compasión (corazón abierto). Necesitamos mostrar y acceder a ejemplos. Debemos proporcionar marcos y prácticas que involucren a las personas todos los días y necesitamos un sistema de soporte que nos permita desarrollar estas prácticas. Si dotamos al sistema de esta estructura de soporte, es sorprendente lo que puede suceder en poco tiempo y es más sorprendente para los participantes mismos.

   así lo vimos…

para ilustrar el tema del inicio, sociedad masculina o femenina, matriarcal o patriarcal, tal vez sirve alguno de los posts en los que capturamos el pensar y el sentir de Claudio Naranjo, psiquiatra chileno,

ya sea por medio de este enlace, descendientes de tribus guerreras, o este video, educación para el amor, que colamos al final de este enlace, Claudio Naranjo (padre, madre e hijo), la educación y el SAT.

si quieres, también puedes leer estos 3 gestos que viven en nosotras, el gesto de la madre (protectora o nutricia), seamos hombre o mujer, el gesto del niño natural (tan independiente de nuestro sexo y edad), el gesto del ser adulto,

3 gestos que tú también puedes desarrollar, es parte del 3ple camino, ése que nos acompaña en un sentir – pensar – hacer congruente, las más de las veces, cuando bien nos va, o de vez en cuando, para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.