el amor es la respuesta

si la jornada de antesdeayer, 123, está dedicada a indagar las 3 emociones del mundo material, miedo – tristeza – rabia, y la de ayer nos sirve para buscar sus pares en el mundo espiritual, orgullo sano – comprensión – alegría,

la tercera jornada del viaje nos va a servir, empezando por la nacional por la que transitamos, BI – 737, carretera que tomamos en Derio y nos va a llevar por Zamudio y Lezama de camino a Morga, Gernika, con destino final en Oma,

nos va a servir, decía, para completar un modelo de 7 emociones, 3 del mundo terrenal, 3 del mundo espiritual, y una emoción que las liga a todas, y que buscamos por medio de una pregunta, ¿cuál es la emoción que nos falta?,

pregunta que se despliega en una conversación que nos ofrece Irene Goikolea, en la cocina de su casa familiar, la casa de sus ancestros y de sus hijas, Irene acaba de salir de una sesión a la que tal vez podría haber dicho que no y se va a meter en otra,

es que esto de acompañar a la gente le mola,

en esta conversación café que orbita de lo suyo, una recomendación para una terapia auditiva para su hijo, 3 visitas a su casa me dan para conocer a sus 3 hijas, una a una, a lo de Silvia, el tema de nuestro viaje, y finalmente, no sé si lo veremos, a lo mío,

una conversación que viene a recordarnos el amor, esa emoción que nos faltaba, emoción que según Irene tiene una puerta que no vamos a poder eludir, al amor se llega desde el dolor,

sí, para Irene el dolor, no el sufrimiento, es esa antesala que tenemos que ocupar, dejarnos sentir, hasta hacer contacto real con la cosa, no vamos a conseguir nada si salimos corriendo haciendo como que no nos hemos enterado de nada,

no, tenemos que habitar el dolor, impregnarnos de él, para poder conectar con esa capacidad que nos es natural y vive tras él, esa capacidad conectada con nuestra esencia que nos va a permitir transitar por la vida, de hecho ya lo ha hecho,

una capacidad que va a estar más relacionada con el amor esencial que somos, amor esencial que simplemente ha estado velado por acontecimientos del mundo que nos han contracturado, y nos han hecho des-conectar,

acontecimientos que han traído nuestro espíritu a tierra, acontecimientos que nos han aterrizado, clavándonos en la mayor parte de los casos en el fango del re-sentimiento, una afrenta o in-justicia que no paramos de evocar en bucle, que nos ata y lastra,

es buen momento para liberarnos de esa opresión del mundo, ese dolor que nos embarga, para volver a conectar con todo eso que somos, sí, sea cual sea la pregunta de detalle, toma muchas y variadas formas, el amor es la respuesta.

así lo vimos…

y disfrutamos la paz de esta casa familiar de más de 500 años de vida, imagínate con cuánto amor la hicieron mis ancestros, cómo la iba a restaurar yo con menos, para mí, para mis hijas, para todo lo que está por venir.

la comida que sigue a esta conversación, en Akorda, y el paseo posterior por Laga, nos sirve para seguir jugando con estos dos colores que nos encantan, el azul y el verde, y para conversar de este mundo lleno de cariños y apegos,

no me puedo dejar de sonreír, yo teorizando sobre el des-apego mientras caminamos por Laga, una de mis playas favoritas, en el término municipal de Ibarrangelua, pueblo natal de la madre de mi abuelo materno, niño – niña – niño – niña,

con Bermeo y Matxitxako ahí al fondo, pueblo natal de 3 de mis 4 abuelos, qué divertido, que el viernes paro en Burgos, tierra de origen de la cuarta, para saludar a la tía Mari, su esposo acaba de fallecer, poco a poco nuestros mayores nos van a dejar paso,

buen tiempo para acercarnos a una vida en paz.

un domador de circo consigue mantener a un elefante aprisionado porque usa un truco muy simple; cuando el animal aún es una cría amarra una de sus patas a un tronco muy gordo. Por más que lo intente el pequeño elefante no consigue soltarse. Poco a poco se va acostumbrando a la idea de que el tronco es más poderoso que él.

Al hacerse adulto, y dueño de una fuerza descomunal, basta con rodear con una cuerda la pata del elefante y amarrarla a una estaca, ya que no intentará soltarse, porque recuerda que ya lo intentó muchas veces y no lo consiguió.

Al igual que los elefantes, nuestros pies también están amarrados a algo pequeño, pero, como desde niño nos acostumbraron al poder de ese tronco, no osamos hacer nada, sin saber que basta un simple gesto de coraje para descubrir toda nuestra libertad.

Maktub, Paulo Coelho

y tú, ¿a qué estaca chiquita y a qué resentimiento viejo atas tu amor y tu libertad?

no teniendo a mano la cámara de fotos de esta visita, Silvia todavía duerme en la habitación, tiro del fondo documental de viajes pasados, sí, ahí tengo unas pocas fotos de la casa de Irene, y elijo ésta, quién sabe por qué, no es la más bonita,

pero tal vez sí es la más representativa de una idea que baja, es curioso lo que queda cuando se va lo que nos llena, como este caserío de 500 años, antaño tan sólido, con tantas dependencias para tanta gente, una familia tan amplia,

hoy tan despejado, una imagen que me hace preguntar qué es lo que queda cuando dejamos ir todo lo que nos sobra, en forma de culpa, quejas y críticas, ironía y re-sentimiento, sí, está claro lo que queda en este espacio central,

y me quedo con este color, el verde, que liga nuestro mundo emocional inferior, el ser humano en la tierra, con el mundo emocional superior, el ser humano que se re-conoce, reconoce el álter, entiende el eco-sistema al que está vinculado,

para desde ahí, en comunidad, obrar la diferencia.

puedes conocer más de la trayectoria y el trabajo de Irene Goikolea desde <a rel="noreferrer noopener" href="http://&lt;!e-large is-resized"><a href="https://oecorazon.files.wordpress.com/2021/08/vaciado7emo.jpg"><img src="https://oecorazon.files.wordpress.com/2021/08/vaciado7emo.jpg?w=323&quot; alt="" class="wp-image-29766" width="110" height="119"/></a></figure></div> aquí.

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo 3 retos que interpelan a las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo laboral, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza,

y te deseamos amor y orgullo sano para su desarrollo, con 3 abrazoTs por medio, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre jugando y riendo, cuidándonos, aprehendiendo del camino y del futuro que emerge en cada paso, sí,

feliz 2021 y buen camino

Esta entrada fue publicada en 7 emociones, dejar ir, el amor, el baile de la luz y la oscuridad, el pulpo azulado, Uncategorized y etiquetada , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s