despegamos el 19

quién sabe por qué me acuerdo de esa frase que me dice Pedro hace unos meses, antes de las vacaciones de verano, sería el mes de mayo o junio, que me deja descolocado, algo así como “despegamos el 19”,

tan descolocado que le pregunto “¿despegamos el qué?”, sin capacidad de relacionar con qué tiene relación el 19, número impar y primo, que cae directamente en el saco de “mis favoritos”, me gustan los números des-iguales,

el 19, el 19, ¿qué es el 19?, y Pedro tiene que venir en mi socorro, el 19 es este año, sí, el año en el que vivimos, y pienso cuán despistado estaba yo allá por mayo de este año, también en junio, cerrando un proyecto, y abriendo una pregunta,

una pregunta que está relacionada con el azul clarito, ¿cómo se puede enunciar esto del orgullo humilde, del dejar venir para dejar ir, del desarrollo de la conciencia en las organizaciones?, ¿cómo se puede formular en lenguaje empresarial?,

¿cuál es ese enfoque que el corporativo puede entender, que necesita y va a comprar?, una pregunta que se hace grande, hasta que surge un atisbo de respuesta, en forma de 3 palabras, que hacen toda la diferencia, entornos de confianza,

y sí, Pedro, tenías razón, despegamos el 19.

    así lo vimos…

tras la prueba del algodón, que llevo a cabo con un grupo de personas de confianza en puestos directivos, extendida a un reducido grupo de clientes objetivo, todo parece indicar que el itinerario propuesto tiene posibilidades, 

que se plasman en 3 presentaciones del degustador en Setiembre, a la que les siguen dos adicionales en entornos agile, para la comunidad agile de Madrid y de Barcelona, ya van 5, y estamos colaborando con la de Sevilla, 

y los primeros procesos que se abren en cliente, en Mutualia para empezar, en calidad Pascual para seguir, y cuando hay dos el tercero es cierto, con Talleres Mecánicos Paramio para darle continuidad,

y 3 procesos abiertos para la formación de colaboradoras, nosotras les llamamos jardineras, en el Urdaibai, el último fin de semana de Noviembre, el 29 y 30 de noviembre, y el 1 de Diciembre,

con una formación posterior en Gredos, el primer fin de semana hábil del 20, el 10, 11 y 12 de enero, y otra en México, para cerrar enero, pero eso es parte de otra historia, y de otro año, no vamos a invadir el 20 cuando estamos hablando del 19.

en la foto de las fiestas de Bilbao, a las que no suelo ir, me encuentro con Marijaia (mari fiestas) con los brazos al aire, con la expresión plena de gozo, como van los niños en los parques de atracciones, con los brazos al aire,

en un avión que surca el cielo de Bilbao, y me acuerdo del chiste, en vez de un callejero en este pueblo tenemos mapas mundi de Bilbao, así de grande es el espíritu de este despegue, que siempre se apoya en el 3,

3 presentaciones iniciales para cogerle el gusto, 3 para continuar, 3 clientes para prototipar con fuego real, 3 procesos de formación, País Vasco – Madrid – México, para empezar, y abrir boca a este proceso coral, en colaboración.

en entornos de confianza proponemos 3 abrazos, para mover 3 re-conexiones profundas, un primer abrazo a mí misma, porque es difícil abrazar fuera lo que no hemos abrazado dentro, un segundo abrazo al alter, y un tercero a la vida, 

de la misma forma que proponemos 3 gestos, 3 formas de estar, la del ser adulto sano, la de la madre protectora y la del niño natural des-atado, que si está atado no es niño natural, sino colegio o reformatorio, tanto nos da,

y me quedo pensando en este gesto adicional de Marijaia, gesto que no se ve con un brillo en la foto, las manos en alto, en una extraña mezcla de celebración y libertad, sí, qué interesante gesto, a ver si lo conseguimos replicar.

y tú, ¿cuándo es la última vez que has levantado los brazos en señal de celebración?

si quieres seguir sin-frutando de esta vida fácil, llena de preguntas sin respuesta, de conexiones improbables, casi imposibles, en campamentos y reuniones raras, en viajes exóticos, puedes seguir leyendo la serie explorando el azul, o indagando el verde,

de la misma forma que puedes indagar este proyecto,  entornos de confianza, un proyecto en evolución.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Esta entrada fue publicada en dejar ir dejar venir, el amor, el orgullo, entornos de confianza, explorando el azul, indagando el verde, yo creo en la vida por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s