flexibles como el junco (practicando una 3ple flexibilidad)

preparo unas líneas con Francisco, en las que introducimos a cuatro manos, cada uno con sus formas y su perspectiva, su forma de sentir, pensar, escribir, como una expresión más del hacer, el 3ple camino,

que tiene relación con las 3 aperturas que Otto Scharmer nos comparte en la teoría U, las aperturas de nuestra mente, open mind, de nuestro corazón, open heart, y de nuestra voluntad, open will,

y escribo un texto con el que, de aquella forma y manera, la mía, explicaría este proceso a un directivo, si lo pienso bien no muy diferente a como se la explicaría a una niña en el cole, a su madre o a su profesor, a su abuelo o maestro, tanto da,

cuanto más sencillas sean las cosas mejor, que luego ya tienen la posibilidad de complicarse y retorcerse, solas o en colaboración, mira qué creencias más bonitas surgen aquí y allá,

y, quién sabe por qué, tal vez debería decir para qué, me encuentro pensando en la imagen del junco y sus características, flexible como el junco, imagen que me lleva a reflexionar sobre 3 tipos de flexibilidad que podemos practicar en la vida,

a saber,

la flexibilidad mental, ésa que rompe nuestra forma repetida y previsible de pensar, de actuar conforme a un marco de creencias fijo, muchas veces heredado, en algunos casos personal, pero tallado en la mayoría de los casos sobre piedra,

la flexibilidad emocional, ésa que moldea nuevos comportamientos y respuestas emocionales, mucho mejor cuando respondemos que cuando re-accionamos, cuando hay un espacio entre estímulo y respuesta que cuando nos movemos en automático,

pim – pam – pum, aquí te pillo, aquí te mato,

y la flexibilidad espiritual, ésa, tan abstracta, tan potente, tan necesaria, tan TRANSformadora, que me lleva a plegarme en vez de a doblegar, y aquí conecto con  esa imagen en la que el futuro se despliega, unfolds, qué bonito palabro inglés,

y pienso – siento – percibo que en el futuro hay mucho ejercicio por desarrollar, ejercicios mentales, ejercicios emocionales, ejercicios espirituales, en los que personas y grupos de personas se ejercitan, sin prisa pero sin pausa, de eso se trata,

porque tenemos más tiempo que vida,

y desarrollan, progresivamente, cada una desde su punto de partida, esa conciencia espiritual, esa conciencia emocional, y esa conciencia intelectual que nos permite pensar – sentir – hacer diferente.

   así lo vimos…

busco una imagen de un junco en mi carpeta de acuarelas en pinterest, pero por algún extraño motivo me encuentro con esta imagen de flores moradas, creo que es lavanda, sobre verde,

violeta, como la alegría de la evolución conjunta, sobre el verde, indescriptible e indescifrable, como la energía del amor, nuestra mejor intención, dos colores con los que vamos a lidiar sí o sí en el ejercicio del desarrollo de nuestra flexibilidad,

flexibilidad que nos lleva a aceptar la lavanda en vez de el junco, la vida como ejercicio, como imagen que nos acompaña hoy.

y copio las letras relacionadas con las 3 aperturas que dan pie al 3ple camino, tal vez no te interesan, tal vez sí…

Apertura mental

Imagínate que eres nuevo en este mundo y en esta empresa, eres un marciano o un allien, y que eres libre de preguntar por qué las cosas funcionan así, por qué hacemos esto de esta forma. Imagínate que no eres un experto y que ya sabes todo lo que hay que saber y mucho más. Imagínate de nuevo con la libertad de curiosear, de preguntar, de asombrarte de nuevo, de jugar, de probar recetas y soluciones nuevas, de investigar, probar y fallar, sí, eres libre para fallar de nuevo, también eres libre para fallar y acertar, imagínate que dejas de bajar y repetir patrones viejos, en algún que otro caso limitantes y caducos, ineficientes o perversos. Si le quieres poner una imagen diferente a la del allien, mucho más fresca, tu niño natural, con todas sus capacidades brillantes, te acompaña en tu día a día.

Apertura emocional

Como en nuestro desarrollo profesional no llevamos puesta solo la cabeza, tal vez puedes sentir un día, quizás por un rato, el latido de tu corazón. Si te paras puedes conectar con su rítmico tam-tam-tam, ¿lo sientes? Puedes sentir tus emociones, de la misma forma que sientes tus pasiones, sí, porque hay cosas que nos apasionan en nuestro trabajo, podemos sentir el calor y el valor de las relaciones que establecemos en aquellos procesos y reuniones de los que formamos parte. La empatía y la compasión vuelven a estar presentes en nuestro quehacer, las relaciones nos aportan un nuevo color, un nuevo calor. Escuchamos para entender, no para ganar posiciones ni para vencer en una argumentación, dejamos de esperar para intervenir. Nuestro objetivo no es ganar ni persuadir, ni convencer. Estamos al servicio de las relaciones. Nuestra empatía crece, el ser que nos acompaña es de nuevo un ser humano, no una máquina ni un medio del que me sirvo. Y con la empatía y la escucha crecen el respeto por todo lo que nos rodea, en nuestro entorno cercano y extendido, ya se trate de persona, animal o planta. Nuestra capacidad cuidadora se expande, de la misma forma que crece nuestra sensibilidad. Nada nos es totalmente indiferente. Nuestro cinismo, esa capacidad que nos permite distanciarnos de las emociones del otro, es parte de una historia negra lejana. Nuestra capacidad cuidadora y nuestra presencia ocupan hoy su lugar. En este paso, en vez de imaginarte a tu niño natural con la curiosidad abierta, puedes sentir a la madre protectora y nutricia que vive en ti con el interés prendido. Sí, la empatía es la puerta por la que empiezan a aflorar otras capacidades en desarrollo.

Apertura de voluntad

La última pero no la más sencilla, ni la menos importante, last but not least, la apertura de voluntad requiere una explicación. Más incluso, precisa una nueva comprensión. La voluntad dura, que tenemos tan entrenada, esa voluntad que habla de horas de ejercicio y de desarrollo del músculo, mira que yo soy capaz de levantar 50 kilos con las pestañas, va a dejar paso a la voluntad blanda. El mundo deja de estar a mi servicio, desde mi posición, encarnada por mi rol, yo ordeno y mando, tengo el poder y el control. En su lugar, yo estoy al servicio del mundo. En esta apertura de voluntad, que se hace grande cuando se ejerce en grupo, radica la nueva conciencia que los sistemas de los que formamos parte nos están pidiendo a todas, ya seamos exitosas directivas o amos de casa. Si la realidad que vivimos es el producto de sistemas interconectados, una nueva conciencia es necesaria para reconectar lo que ya está unido, y para obrar en consecuencia. Para obrar este cambio hace falta personas con coraje. Personas al servicio que, desde su responsabilidad por un sistema mayor, por unos resultados que van mucho más lejos que el ejercicio en curso y de sus intereses particulares, eligen diferente. Es por ello que el nivel de la conciencia de las personas que pilotan los sistemas tiene una incidencia en la calidad de los resultados que todas, en este mundo inter-conectado, cosechamos. Por medio de esta puerta, por la que el coraje y la responsabilidad asoman, se cuelan otras capacidades del ser adulto, de las que todas somos conscientes… o no, si preferimos seguir dormidas, yo – mi – me – conmigo,  en el ego-sistema.

¿Eres capaz de imaginar, de sentir y de tomar conciencia, desde tu rol, desde tu departamento, desde tu división, desde los procesos y equipos de los que formas parte, cómo es la organización que te permite desempeñarte y desarrollarte profesionalmente?

¿Eres capaz de imaginar, de sentir y de tomar conciencia, fuera de tu rol, de tu departamento, de tu división, de los procesos y equipos de los que formas parte, cómo sería la organización a la que das vida?

organizaciones innovadoras organizaciones saludables organizaciones excelentes

Si concebimos las organizaciones como seres vivos dentro de ecosistemas interconectados, somos conscientes de la importancia y relaciones que en las organizaciones se establecen, tecnología y personas, procesos y mundo emocional, propósito compartido y evolutivo, de la organización, los equipos y las personas. Dentro de la organización y en el entorno extendido, convertido en ecosistema social, del que somos cada día más responsables. Si nos abrimos a la experiencia, a nuestras capacidades emocionales, somos capaces de sentir nuevas realidades a nuestro alrededor, en un mundo poblado de nuevo por personas. Si conectamos con la imaginación, abiertas al juego, las posibilidades son infinitas.

De esto trata organizaciones innovadoras organizaciones saludables organizaciones excelentes, o3, acrónimo nuevo en el que sin querer queriendo la “o” se ha convertido en “y”.

organizaciones innovadoras organizaciones saludables organizaciones excelentes

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.
Esta entrada fue publicada en 3 aperturas, 3 capacidades, el 3ple camino, teoría U (U-theory) por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s