yo soy positiva

 

en el ejercicio de revisar este ciclo de 3 fases de apertura, open mind, open heart, open will, mente abierta, corazón abierto, voluntad abierta, conecto con nuestra forma normal de funcionar,

pensamientos desbordantes (a veces podemos llegar a tener la impresión de que somos seres pensados, ya que no tenemos control alguno sobre nuestros pensamientos),

sentimientos desbordados (a veces nuestras emociones nos sobrepasan, más allá de lo que nuestra inteligencia y nuestra razón permiten, sin control alguno, y nos preguntamos si somos seres que sienten o seres sentidos),

y movimiento sin ningún sentido (voluntad dura desprovista de un propósito ni conexión con nuestro objeto de ser en esta vida),

y recontacto con una serie de ejercicios que hablan de eso precisamente, de un entrenamiento en el pensar, en el sentir, en el hacer, en la percepción de las cosas, de las situaciones y las relaciones,

en este mundo plagado de “causualidades”,

con 6 ejercicios que retomamos, dando un paso más, después del primero viene el segundo, después del segundo viene el tercero, ahí le vamos, poco a poco, avanzando, ya estamos por el cuarto,

tras hacer una pequeña trampa, en la que el cinco ha adelantando al cuatro,

y yo tengo una mirada de nuevo positiva.

 así lo vimos…

CUARTO EJERCICIO.- Al cuarto mes hay que tomar como nuevo ejercicio lo que llamamos positividad.  Consiste en buscar en todos los seres, en todas las cosas, en todas las experiencias, el bien, lo excelente, lo bello que contienen.  Lo que caracteriza mejor esta cualidad del alma es el siguiente dicho sobre el Cristo Jesús:

andaba Él con sus discípulos cuando vio a la vera del camino el cadáver de un perro ya en avanzado estado de descomposición.  Los discípulos se desviaron de este penoso espectáculo, pero el Cristo Jesús se paró a mirar al perro y dijo: “Qué dientes tan bellos tiene”;

veía algo bello en un espectáculo donde otros solo veían horror.  Uno notará pronto que bajo una fealdad exterior puede esconderse o disimularse una belleza secreta; que hasta bajo la apariencia de un crimen puede haber una bondad escondida; que la fachada de la locura enmascara un alma divina.  Este ejercicio es similar al que consiste en contener la crítica.

No hay que interpretar esto como si se debiera llamar blanco a lo negro y negro a lo blanco; pero hay una diferencia entre un enjuiciamiento que es solo una reacción personal como la impresión de simpatía o antipatía experimentada personalmente y una actitud diferente en que nos sumergimos con amor en el fenómeno o en el ser que tenemos ante nosotros y pensamos: ¿cómo ha llegado a ser lo que es, o a hacer lo que ha hecho?  Esta actitud conduce naturalmente a ponerse en disposición de mejorar algo en lugar de criticarlo y censurarlo.  La objeción de que en muchas de las circunstancias de la vida humana es necesario censurar o juzgar no tiene aquí ningún objeto, ya que son precisamente aquellas condiciones las que impiden seguir una verdadera disciplina oculta.  En este caso no hay que querer realizar impacientemente progresos que solamente pueden hacerse en otras condiciones.

Cuando de esta manera hemos dirigido durante todo un mes nuestra atención sobre el lado positivo de todo lo que experimentamos, sentimos nacer en el alma, poco a poco, el sentimiento de que la piel se hace como porosa por todas partes y que el alma se abre expansivamente; toma conciencia de los pequeños hechos misteriosos y sutiles de su entorno que anteriormente se le habían escapado totalmente. Aquí sé trata justamente de luchar contra esa falta de atención que existe en todo el mundo en relación con las cosas sutiles. En cuanto observemos que este sentimiento se expande en el alma en forma de felicidad profunda, intentamos entonces dirigirlo con el pensamiento hacia el corazón. Desde allí o irradiamos hacia los ojos, afuera, delante y alrededor de nosotros en el espacio periférico.

Observamos que adquirimos así una relación más íntima con este espacio.  Por así decirlo nos sobrepasamos. La zona que nos rodea se transforma en una parte de nosotros mismos. Este ejercicio pide una muy grande concentración y sobre todo el reconocimiento total de un hecho: todo movimiento pasional del alma, toda tempestad emocional tira por los suelos esta actitud del alma. Los ejercicios ya practicados se repiten continuamente tal como lo hemos dicho anteriormente.

puedes enlazar con esta pequeña saga en estos enlaces:

yo pienso

yo hago

yo siento

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.
Esta entrada fue publicada en 5 ejercicios para el desarrollo personal, yo veo el vaso medio lleno por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s