el poder de los grupos y de los proyectos comunes

me levanto para deshojando la margarita de la convocatoria de la próxima convocatoria de el futuro emerge en Madrid, para este jueves, de esta forma, de esta otra forma, tras dejar el fin de semana en paso,

y me encuentro con unas notas en wasap relacionadas con la refundación del CIE, unas notas que se entrecruzan, nos entrecruzamos, aunque yo ayer no participo, parte de las personas integrantes del grupo,

y observo cómo la decisión que va tomando forma es la de la disolución de la asociación, todo parece indicar que el grupo tractor no ha tenido la fuerza necesaria para re-activar la energía de la asociación,

qué curioso cómo autodenominamos el grupo de trabajo, CIE_power,

y miro con cariño ese ejercicio que intento hacer allá por abril, dando un paso al frente, y proponiéndome voluntario para una serie de actividades, fundamentalmente relacionadas con la comunicación,

y proponiendo dos proyectos que podrían haber ayudado en el proceso de re-activar la energía, ya sea desde el futuro emerge, ya sea desde 7 emociones, y una convocatoria abierta por la fundación bbk a la que podemos concurrir desde la asociación

un movimiento que no recibe respuesta por parte del grupo, si acaso contraria, todo parece indicar que alguna de las personas del grupo, y pienso en Pablo, compañero y amigo de viaje, que así me lo comenta, se incomoda con mis formas,

y observo cómo la energía que no se potencia, cuando estamos un poco bajos, se acaba perdiendo por los rincones, se filtra en la tierra, qué curioso, si no aparece aquí aparecerá en otro punto en el que haga falta,

es la dinámica de la vida, personas que lanzan proyectos, personas que se juntan, personas que potencian algo que está por venir, en tanto en cuanto el balance de energía, lo que me requiere y lo que me aporta, está equilibrado,

personas que cierran proyectos, o proyectos que dejan de tener sentido, cuando la energía, el para qué, o el desde dónde, flaquean, y donde ayer nos dedicábamos a una cosa, mañana nos dedicaremos a otra,

o a la misma cosa, con distinta forma, con otras personas a nuestro alrededor, porque lo nuevo, y dentro de eso nuevo incluyo cualquier movimiento que tenga su fundamento en el desarrollo de nuestro rico mundo emocional, y de la conciencia,

porque lo nuevo, no hay de otra, se construye en comunidad.

   así lo vimos…

este mismo jueves, qué curioso, participo en la junta de socios de SOL España, la otra asociación en la que he decidido aportar mi energía este año, y en la facilitación Irene y Montse nos dibujan un cohete, qué curioso,

y mi imaginación se mueve del CIE a SOL, a ver si un día de estos tenemos un hueco en este espacio para lo que pasó después de la reunión de los socios de SOL España, con el cohete como vehículo que nos lleva la 2030,

que no es el infinito, pero está un poco más allá del aquí y del ahora que habitamos.

para la reunión de el futuro emerge en Madrid, esa reunión de este jueves que no tengo claro tenga, o tengamos, la energía suficiente para convocar, revolotea una idea relacionada con lo que acabo de vivir,

esa experiencia de 10 personas que se juntan en una sede en Madrid, en un proyecto para el desarrollo de organizaciones y comunidades conscientes, organizaciones y comunidades que aprenden,

y una multitud de chavales y chicas, una auténtica marea, que asisten a una fiesta organizada por Vogue en el centro de Madrid, en la plaza de Colón e inmediaciones, en las calles de Serrano y Velázquez, un jueves laborable a la noche,

un contrapunto que me hace pensar sobre la sostenibilidad de las relaciones humanas en diferentes territorios, en el ámbito rural profundo, en la gran urbe, ese conglomerado también profundo de personas,

dos espacios tan diferentes que sus realidades parecen tocarse, porque los contrarios muchas veces se tocan, mira que sí.

y pienso en un futuro emerge en el que las personas que asisten se sientan parte, en una conversación coral, respetuosa, desde las emociones, no desde nuestro plano mental, que vamos dando forma entre todas,

un movimiento que no es de Mikel, es de todas nosotras, en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, en el campo profundo y en la profunda gran urbe, para continuar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, el futuro emerge, historias del camino y etiquetada , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s