la moda de la felicidad

nos juntamos para seguir indagando en la sostenibilidad de las relaciones humanas, con un tema que aporta Maite, relacionado con la moda de la felicidad, un clásico que no pasa de moda,

una propuesta que parece contradictoria, si es un clásico es raro que esté de moda, es como un chaleco azul, si es clásico es muy difícil que esté de moda, y mucho menos a perpetuidad, o es un clásico o está de moda,

pero bueno, el tema va a salir adelante, en este ejercicio de encontrarnos con personas, tan diferentes a nosotras, tan iguales, compañeras de época, más o menos de la misma edad, chicos y chicas que conforman las cuadrillas del pueblo,

conocidas de cara de toda la vida, que nos vamos a enzarzar en este tema que ocupa a las personas y que pone en la agenda de las organizaciones la psicología positiva, con sus abanderados y sus detractoras,

enzarzar, verbo lleno de zarzas, y de pinchos, vaya palabra he elegido para describir este proceso que seguramente tiene otro fin y otras formas, mejor si tejemos una red común de confianza, con base en unas pocas historias de nuestra vida,

no se trata tanto de lo que pensamos sino de cómo sentimos el tema, y las manifestaciones en nuestro cotidiano vivir que nos acercan o nos alejan a la felicidad, tal como cada una la entiende,

y a otras experiencias cargadas de dolor o sufrimiento, que también se filtran en la conversación, y en el proceso de atender, escuchar, compartir, es evidente que todas nosotras hemos pasado por situaciones de vida duras,

tan fuertes que durante una época, más o menos larga, a veces de años, necesitamos echar mano de la negación, «esto, efectivamente, no me puede estar pasando a mí, de hecho no me está pasando», parece que nos tratamos de convencer,

y no sé por qué me queda el poso de que no crecemos si no es en la adversidad, así de grande es el revolcón, así es la fortaleza que se desarrolla en nuestro interior, y la fortaleza de mi carácter, y algo de eso está pasando,

somos tan fuertes que hoy somos capaces de evocarlos, con el paso del tiempo, y compartirlos, de una u otra forma, qué bueno que en un punto del camino encontramos herramientas para vivir los revolcones, las marejadas y los tsunamis de la vida,

con la ayuda de nuestras amigas, de relaciones nuevas, de un taller de tai-chí, de respiraciones, con nuestra participación en un coro, que no es inmediata, nuestro cuerpo está ahí, pero nos va a llevar un tiempo que nuestra voz se haga presente,

con ayudas de una nueva forma de escuchar, a nuestras emociones, ahora empezamos a tomar contacto con ellas en nuestro día a día, de atender lo que ocurre en nuestro interior y a nuestro alrededor, de eso se trata,

con cariño, con compasión, yo me veo, me escucho, me reconozco, me vuelvo a aceptar, para poder recorrer el mismo camino con las personas que siembran mi día a día, cariños y relaciones que florecen, de nuevo,

a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

nos despedimos en esta reunión de el futuro emerge en Bilbao, el txoko de Gaizka sigue obrando milagros, hemos quedado a las 8 de la tarde, y ya pasan unos minutos de la hora de Cenicienta, que no se quiere ir a casa,

no quiero volver a casa de mi madrastra, dale que te pego, a fregar y a limpiar, dale que te cose, dale que te barre, el jueves es día laborable, sí, no sin antes compartir esta historia por wasap.

Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:
-Te hace  feliz tu esposo? ¿Verdaderamente te hace feliz?
En ese momento el  esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio.
Sin embargo la esposa respondió con un rotundo
– NO. No me hace feliz.
Y ante el asombro del esposo, continuó:
– No me  hace feliz.¡Yo soy feliz! …
El que yo sea feliz o no, eso no depende de el, sino de  mí. Yo soy la  única persona, de quien depende mi felicidad. Yo determino  ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna  persona, cosa o circunstancia sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta  vida, cambia continuamente.  El ser humano, las  riquezas,  mi cuerpo, el clima, los placeres, y así podría decir una lista interminable.
A través de toda mi vida, he aprendido algo;
Decido ser feliz y lo demás lo llamo ‘experiencias’:
amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.
Hay gente que dice:
–  No  puedo ser feliz porque estoy enferma, porque no tengo  dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró.
Pero lo que no sabes es que PUEDES SER FELIZ, aunque estés enfermo, aunque haga calor, aunque no tengas dinero, aunque alguien te  haya insultado, aunque alguien no te amó, o no te haya valorado.
La vida es como andar en bicicleta,  te  caes, sólo si dejas de pedalear. Empieza tu día, tu semana y este nuevo mes con una sonrisa y no permitas que nada ni nadie la borre de tu rostro.

y observo el juego que dan las mujeres, en las conversaciones, en casa y en el trabajo, en la vida en general, si le hubiesen hecho la pregunta al hombre, pobrecito él, tan orgulloso en la oficina y tan de otra forma en otros sitios,

tal vez corto de palabras, tal vez de ideas, tal vez celoso de exponer sus sentimientos más íntimos, tal vez consciente de lo que le podía ocurrir de vuelta a casa si decía la verdad,

el hombre simplemente habría dicho que sí.

el futuro emerge es un proceso en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los fundamentos del liderazgo colaborativo, este oximorón necesario en los tiempos que vienen, que están llegando, que ya están aquí.

si quieres compartir des-orden mental o de la personalidad, ya sabes, no tienes más que llamar y avisarnos de que vienes, antes de entrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, el futuro emerge por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s