des-conectado de la red / conectado con el universo

aprovecho el cambio de planes forzoso, para buscar el cable que me he dejado ayer olvidado en un bar, para experimentar lo que muchas personas en Madrid viven a diario, de 8 a 9 sumergido en el tráfico que se va convirtiendo en frustración,

y voy experimentando, cuando ya pasa más de la hora al volante, intentando integrarme en la M-30 dirección norte, para enganchar la nacional I, todavía no he llegado al nudo de Manoteras, una sensación que se convierte en ajá,

esto de la gran ciudad es un timo monumental, y le llamo a Silvia para conpartir el gran timo en el que vive la humanidad, muy en especial los ciudanitas, 2 horas o 3 horas al día pegados al coche o al transporte público,

2 o 3 horas que podrían estar dedicadas a cualquier otra actividad de nuestro interés, tocar la guitarra, aprender inglés o alemán, cultivar un huerto, o tocarnos descaradamente la bandurria,

pero no, eso no debe ser interesante para el sistema, que prefiere tener gente des-conectada, de sí misma, para empezar, la gran des-conexión, que nos permite des-conectar del otro, por medio de la competición,

y des-conectar del todo, y de la abundancia de la naturaleza.

   así lo vimos…

en el camino hacia el norte, tengo que parar en Aranda y Burgos, es una de las ventajas que tiene hacer viajes comunitarios, hoy Julio y su pareja son mis únicos compañeros de viaje, ellos eligen por mí dónde voy a parar,

y pienso qué puedo hacer con el tiempo que me va a sobrar en el camino,

son las 9 de la mañana y hasta las 16:00 no he quedado en Bilbao, y llamo a Gidor, tal vez me puedo juntar a comer con él en Legutiano, qué pena que hoy está en Donosti, ésta no va a poder ser, qué pena, y llamo a Ricardo, que trabaja en Aranda,

y hoy sí me recoge la llamada, es curioso, llevo 6 intentos de contactar con Ricardo en el último año fallidos, y hoy me invita a saludarle, aunque está a otra cosa, por Torremilanos, la finca familiar en la que desarrolla su actividad,

donde me voy a encontrar con una cuadrilla desenterrando unos nutrientes, preparado 500 les llama Ricardo, que van a servir para fertilizar el campo, en un nuevo ciclo eterno, y pienso en las causualidades de la vida,

este ritual sólo tiene lugar 1 día al año, los cuernos llevan durmiendo en el subsuelo medio año, todo el otoño y todo el invierno, y se retiran de la madre tierra en 1 día concreto, que en este caso es hoy,

y agradezco la magia de la vida, que me permite volver a saludarle a Ricardo, qué bien te veo, pirata, no me extraña que estés tan bien, tan cerca como estás de la naturaleza, conocer a tu primo, con el que quiero encontrarme desde hace 2 años,

conocer a Ángel, experto externo a la finca en biodinámica, lo que estoy viendo es un evento en el mundo de la agricultura biodinámica, yo quiero saber más de esto, mientras Silvia me pasa por wasap la imagen del libro que acaba de llegar a casa,

y me sonrío al imaginarme, sólo ha llegado un libro de los cinco que pedí, cuál puede ser, mientras todo está siendo.

en mi segunda parada en el viaje, Burgos, saco un tiempo para comer, el ticket me da margen hasta las 13:13, bonito número, en viva la Pepa, un restaurante con música chill-out, que hace un puente entre el agua y la piedra,

un bar desde el que vuelvo a llamarle a Silvia, convencido de que en un tiempo próximo ella también va a vivir así de bien, en la fluidez más absoluta, dejándose llevar a quién sabe dónde,

hoy a Aranda y a Burgos, muchas gracias, Julio, por elegir tan bien, más cerca de la tierra, más cerca de los otros, más cerca de sí misma.

quién sabe por qué conecto esta jornada en el campo con los huertos urbanos que Ricardo Colmenares promociona desde la fundación de Triodos Bank, y con el jardín ecológico de calidad Pascual,

y con el buen trato que llevo en forma de semillas en una bandolera nueva, la bandolera de la madre protectora, y con el futuro emerge, ese movimiento en el que la emoción, la madre y el niño (fundamentales en cualquier familia sana) están presentes,

y no puedo evitar imaginar una mesa en la que Ricardo Colmenares, Angel Amurrio, Ricardo y Javier Estefanía, otro loco biodinámico que tiene una plantación de estevia en la vera, están presentes,

y con la triple des-conexión que Otto Scharmer nos explica en la teoría U, y con el 3ple camino de desarrollo que compartimos desde 7 emociones, un regalo que se hace visible en este mundo de la mano del proyecto “escuchar es amar (la app)”,

tal vez lo que pasa es que está creciendo mi capacidad para re-conectar, y crear lazos de infinito y puentes entre mundos separados, donde antes sólo había tierra yerma, puedes llamarle desierto, o la palabra que en ti evoque la des-conexión.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Esta entrada fue publicada en 3 disconnections, 3 ejes de conexión, conectamos con la naturaleza, encontrándome con mi familia sana, fluir, homenaje, un mundo lleno de causualidades por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s