surfeando la ola buena

en un día de esos intensos, camino de Parla a Madrid, mis amigos de Paramio creen que estoy a punto de enloquecer, les acabo de proponer un evento para crear equipo en la Nevera,

paro para tomarme un algo con Javier, para sondear la posibilidad de crear una asociación o un movimiento similar al que Gabirel promueve en Bilbao, DENON ARTEAN, entre todas, qué bonito nombre,

y me encuentro esperándole en Décimas, no sé por qué he entrado a curiosear, y tengo la impresión de que voy a comprar algo, como no veo un pantalón de mi gusto acabo comprando un pelotón de colores,

con el que subimos a la cafetería de un centro que está desolado, las tiendas han desaparecido, los bares están cerrados, y un futbolin, otra de mis aficiones de infancia y juventud, nos espera solo,

en un futbolín en el que no vamos a jugar, esta vez me voy a ahorra ese €urito que en otros casos muevo tan alegremente, y hablando de mover, me pregunto cómo se puede mover el pelotón que acabo de comprar en la mesa del futbolín,

y observo cómo lo grande no se posa en lo pequeño, los jugadores la sujetan en lo alto, y conecto el juego del que mis compañeros de Paramio no quieren participar, dudan que el juego atraiga a la gente,

con un juego que está por venir, tal vez en la Nevera, sobre una pista blanca, de hielo, y de otra dimensión este pelotón de colores tiene una posibilidad, se están creando un nuevo deporte,

surfeando en la nevera, vaya que si vamos a jugar a este juego, con unas reglas para el desarrollo del liderazgo colaborativo que todas vamos a crear, vaya que sí, aprovechando que la locura aumenta,

y que nos permitimos progresivamente jugar.

   así lo vimos…

aunque he vivido cerca de un pueblo surfero, yo no lo soy, será que le tengo mucho respeto al agua, por lo que no tengo muy claro los fundamentos de este deporte, salvo el de la ola buena,

una ola que no siempre se da, muchas veces ves un mogollón de surfistas que se empeñan en coger LA OLA buena, como si sólo hubiese una, sin observar que sólo hay una ola buena en cada momento, esta ola,

por lo que hay infinitas olas buenas, si aprendemos a vivir cada momento, en este día en el que me he reunido con Joaquín y he disfrutado, he hecho la compra en LIDL y he disfrutado, en el que me he presentado el IVA en hacienda, tu amo te atienda,

me he desparramado con mis amigos de PARAMIO, me he reunido con Javier, con Enyina, en este día tan apretado en el que he dis-frutando tanto, sin fruto, sin un objetivo claro,

eso es dis-frutar, vivir el momento, la ola buena, esta hola, en la que estoy montado, y reírme que mi pelotón no lo puedo aprovechar en este futbolín, pero estoy seguro que va a ser de utilidad, aquí o allá.

estoy con ganas de escribir un libro sobre creatividad, de la misma forma que estoy con ganas de escribir un libro sobre abundancia, tal vez estos dos conceptos se anidan en uno solo, como se anidan el pelotón y el futbolín,

con la magia del arco iris, y me doy cuenta de que eso de voy a escribir no existe, o escribo o no escribo, y observo, subido a esta buena, en el lado activo del infinito, que ya estoy escribiendo ese libro, la vida es fácil,

un libro que ha comenzado en mi mente el viernes pasado, pero que ya se está manifestando en mi vida, todo este fin de semana, y también hoy, con la sensación de que todo lo que necesito me encuentra, qué le vamos a hacer.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, roja CREActivity por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s