¿para qué este tipo de formación?

esta pregunta de Miren Fernández, responsable de desarrollo de personas de Mutualia, una de las organizaciones punteras en el País Vasco en este área, cierra una ronda de contactos antes de semana santa,

y va a dar pie a una de las primeras entrevistas después de las primeras vacaciones de esta primavera, ¿para qué este tipo de formación?, una pregunta que me voy a permitir reformular ligeramente, ¿para qué este tipo de acompañamiento?,

porque nuestra intención no es formar personas, sino ayudarles y acompañarles en su proceso propio de formación y desarrollo personal, lo que nos conduce a otra pregunta, bien tonta,

¿nos interesa que las personas se desarrollen?,

que llevada al extremo opuesto se podría leer en clave “diferencias entre las personas y las máquinas”, en este mundo en el que la inteligencia artificial va ganando enteros día a día y en el que sustituye más y más especialistas en campos varios,

y no puedo evitar volverme a un libro, las siete fases de desarrollo en personas y organizaciones, de Margarete van den Brink, una consultora de gestión belga, un auténtico librazo,

en el que explica de la forma más sencilla posible cómo una organización modelo tiene que contar con personas radiantes, unas pocas, en un principio, que formen pequeños grupos, para pasar de la persona al grupo pequeño,

que contaminen progresivamente el medio, una contaminación positiva, con base en valores, convertidos en comportamientos observables y observados, qué bueno es cuando la teoría se filtra en el día a día por medio del ejemplo,

para llegar a conformar esa organización radiante, best in class en su sector, ejemplo en la tierra de lo que un grupo de personas pueden llegar a hacer, trayendo la mejor opción de futuro a este mundo, tan bonito, en el que hemos elegido vivir.

   así lo vimos…

y entiendo que las máquinas no van a hacer nunca este trabajo, por eso necesitamos procesos que sigan acompañando el desarrollo de habilidades blandas en las personas, entre las cuales yo incluiría 3 grupos de habilidades,

las que son propias del niño natural, empezando por la curiosidad, la sorpresa, el asombro, la entrega, base del compromiso, la celebración, hay unas cuantas más que puedes indagar aquí,

las que son propias de la madre protectora, el paradigma del amor in-condicional, entre las que incluimos el respeto, la empatía, la compasión, la atención y la escucha, el cariño en todas sus formas,

las que son propias del ser adulto, ese ser que vive y se desarrolla con base en valores, los que hoy le animan y los que guían ese futuro que ayuda a traer al mundo por medio de sus palabras, sus decisiones y sus acciones,

un ser adulto responsable, ecuánime, corajudo, porque algunas veces también hace falta coraje para tomar las decisiones que impactan de forma positiva en toda la comunidad, no sólo en el beneficio de unos pocos,

para acabar conformando el 3ple camino de desarrollo personal, porque nuestra vida es perfecta cuando desarrollamos estos 3 conjuntos de capacidades, con la buena noticia de que todas ellas pueden vivir en mí.

en el proceso de girar la vista a este librazo, re-contacto con “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, un programa que da una continuidad natural a los procesos de acompañamiento que hemos empezado con 7 emociones,

por medio de un grupo de personas en desarrollo, que crean un entorno de comunicación interna colaborativa, en la que las pequeñas historias de cada día florecen, como las chiribitas en la primavera,

esas margaritas pequeñas, silvestres, que pueblan nuestros campos de forma natural, qué te parece, Miren, ¿hacemos algo para que siga este proceso de contaminación tan bonito, tan bueno, tan necesario?

si quieres leer un poco más de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, hemos desarrollado un blog específico, con el mismo nombre, y te recomendamos empezar por una entrada, ¿y si trabajamos en todo lo que nos une?

si quieres leer otras entradas relacionadas con esta comunicación SIN, triple cero, qué te vamos a decir, que te animamos a que sigas leyendo, 1.0, personas radiantes,  2.0, grupos radiantes, 3.0, grupos de grupos radiantes,

en este ejercicio de contaminación, positiva, por favor, dentro de nuestra organización, para dar el salto a una contaminación mayor, y ser ejemplo vivo de lo nuevo dentro de nuestra comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

Cosa curiosa o rara, la teoría U tiene forma de U, y la misma forma se dibuja en las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones, y en ambos casos hay un punto de quiebre, una espiral hacia dentro y hacia fuera, algo raro, al fondo de la U,

¿tú qué crees, será una casualidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s