el gesto de la madre

un marcapáginas que ha vivido los últimos años metido en una caja y un libro nuevo se juntan hoy para explicar el gesto de la madre, un gesto que es sencillo de explicar, mucho más que de aplicar, el gesto del amor in-condicional,

un gesto que tiene todo que ver con el símbolo del infinito, no uno sino múltiples infinitos que dibuja el marcapáginas, un dibujo que un niño dedica a su padre en el día del padre, hace ya seis años, el 19 del 04 de 2012,

un gesto que le dedica Maitane a su padre, Mikel, un gesto que me dedica mi hija pequeña,

un gesto que no es propio de la hija ni del padre, sino de la madre protectora, porque en el infinito que va y vuelve, lento, se dibuja el gesto de la infinita presencia, de la paciencia que espera, del yo estoy en mí a la espera de ti,

y soy capaz de recoger todo lo que me das para hacerte una devolución desde el corazón, no desde la mente, no desde la acción, en un gesto que tiene todo que ver con la conversación empática,

una conversación que antes de conversación es escucha, y antes de ser escucha es atención, porque el gesto de la madre es atento, es presencia, es calidez, es amabilidad, es amor.

   así lo vimos…

y 6 años después vuelvo a contactar con Maitane, ahora mi hija pequeña vive en México, en un día festivo para ellos, celebran la festividad de Benito Juarez, mientras en España la festividad del padre, san José, no es ya festivo en Madrid,

en este mundo tan raro en el que hay tantas cosas al revés, por eso nos es a veces tan difícil a veces apreHender la realidad, ¿cómo es posible entender el gesto de la madre en un dibujo de un niño a su padre?,

y me río de esta serie de 3 en el que se dibuja un nuevo mundo, en el que el niño puede ser madre, un adulto puede ser niño, una madre puede ser adulto, y en el que tanto necesitamos de los 3,

para des-enmascarar el juego burdo del padre crítico, convertido en perseguidor, y en cultura patriarcal, que no los quiere ni ver.

de la misma forma que la línea recta separa, parece como si cortara y dividiera el territorio en dos, la línea ondulada, y la línea del infinito lo es, parece como si quisiera atar, restañar heridas, juntar lo dis-junto,

ésa es la sensación que me da esta línea que se dibuja en este marcapáginas, que nos indica este punto de encuentro entre lo que ya hemos leído y lo que nos falta todavía por leer.

el libro de base de estas líneas es un curso de milagros, qué curioso, un libro que acaba de llegar a mi casa, de la misma forma que el marcapáginas ha estado arrinconado en una caja,

un curso de milagros que tanto se parece al gesto de la madre, porque es la madre la que confía en los milagros, no es el adulto, tan viajado y tan ecuánime, no es el niño, que se va a asombrar de todo lo que ocurre a su alrededor,

es la madre la que confía en los milagros, y los acepta en su interior, desparramando vida nueva, que en su día acogió y alimentó, una vida que surge y brota alrededor suyo y en su interior.

todavía por la lección 3, 362 lecciones nos esperan, en un libro que mucho me temo tiene mucho de circular, como el gesto del infinito, que una vez que lo acabas de nuevo lo puedes volver a empezar.

miro con atención la postal y observo la figura central cuando mi mirada se centra en la cenefa y me sonrío infinito, mucho me temo que no voy a ser capaz de contar cuántos símbolos de infinito me ha dibujado Maitane, mi hija amorosa,

en este amor que una vez que comienza no se puede acabar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Esta entrada fue publicada en la madre protectora, yo estoy bien tú estás bien por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s