el gesto del Ser adulto

aunque hoy sea el día del padre en España, o tal vez precisamente por eso, conviene no confundir la figura del padre con la del Ser adulto, aunque puedan tener en principio cierta similitud,

porque el padre muchas veces se viste de la rigidez que aporta el sostener y hacer que se cumplan las leyes de la casa, y nuestro Ser adulto no tiene que cargar necesariamente con la carga de Moisés y los mandamientos esculpidos en la piedra,

tal vez por eso éste sea uno de los mejores días posibles para publicar esta reflexión, que vamos a intentar que sea diferente, a ver si lo conseguimos quitando comas e incorporando puntos,

para buscar características fundamentales en el gesto del ser adulto.

El gesto del Ser adulto es sereno, frente a un gesto rígido, ya que el ser adulto es el portador último de la energía del Yo soy, esa energía que está conectada con dos preguntas, ¿quién soy yo?, y ¿cuál es mi trabajo?,

en la versión de cuál es el sentido de mi vida, más allá de en qué empresa y puesto desarrollo mis actividades profesionales.

El gesto del Ser adulto tiene algo que ver con la serenidad que comporta la ecuanimidad, un gesto sereno cuando las cosas van bien, e igualmente sereno cuando las cosas no van tan bien.

A la pregunta de quién sabe perder en el juego, la respuesta es clara: nuestro ser adulto. A la pregunta de quién sabe ganar en el juego, la respuesta es clara: nuestro ser adulto. Ahí se expresa su ecuanimidad (igual ánima).

El gesto del ser adulto es sereno frente a la adversidad y es sereno frente a la incertidumbre. El gesto del ser adulto mantiene la cara ante las preguntas fundamentales de la vida, es más, es el que mantiene vivas las preguntas.

El gesto del ser adulto es mesurado y sensato, de la misma forma que es sensato a la hora de saber qué le hace falta para vivir, qué es lo estrictamente necesario e irrenunciable, qué es aquello sin lo que no puede pasar, base de la resiliencia,

porque el ser adulto sabe que necesita bien poco para andar su camino, sí, el gesto del ser adulto es adusto, pero no es rígido ni duro.

El gesto del ser adulto es valiente, el coraje le acompaña, en las preguntas y en la adversidad, en la incertidumbre y en el tiempo, a veces queremos que el tiempo pase ya y que sea lo que queremos que sea,

pero las cosas no pasan cuando nosotros queremos, de la misma forma que no pasan necesariamente ya, qué raro es este gesto que a la vez es valiente y paciente.

El gesto del adulto es des-apegado, porque en algún lugar del camino tiene que dejar que algo salga de su vida, para que otra cosa nueva, des-conocida, ocupe su lugar, y esto no tiene nada que ver con un trueque, algo conocido por algo conocido,

algo que no quiero por algo que sí quiero, no funciona así,

ya que dejo algo que me acompaña en mi pasado y a lo que le tengo aprecio, incluso cierto apego, para que lo nuevo pueda manifestarse, esto no tiene nada que ver con que se haga nuestra santa voluntad, antes al contrario,

tiene mucho que ver con que la mejor opción de futuro pueda manifestarse entre nosotras, con nuestra colaboración necesaria, una colaboración firme pero serena, fuerte pero flexible.

El gesto del adulto es tan sencillo como juntar la experiencia de la vida (todo lo que ya sabemos, como seres viajados y vividos) con la fluidez de todo lo que nos falta por experimentar, y reunirlo en un momento,

tal vez por eso sea tan difícil de explicar aunque no lo dejamos de experimentar, aquí y allá.

   así lo vimos…

en la teoría U, abajito de la U, hay un espacio de quiebre, en el que no hay continuidad, pasado y futuro se conectan en la energía del ahora, y podemos optar, ahí radica el libre albedrío, entre que se haga nuestra voluntad,

o que se haga lo que tiene que ser, en la comprensión de que eso que viene también soy yo, y también es mi voluntad, al servicio de.

y la línea se convierte en un punto, qué claro lo tenía el que lo dibujó.

en el gesto del ser adulto vive ese momento de dis-continuidad, el precipicio de Otto, ¿habrá tierra firme más allá de este paso?, la distancia entre el estímulo y respuesta de Stephen Covey, y ese momento de profunda comprensión sistémica de 7 emociones,

en el que todo nuestro mundo material y todo nuestro mucho espiritual están presentes.

el día de hoy, día del padre en España, celebramos (eso lo hace siempre el niño) que Otto Schamer publica un nuevo libro, fundamentos de la teoría U, y aprovechamos para publicar en la plataforma goteo “escuchar es amar”,

un proyecto colaborativo para desarrollar los fundamentos del buen trato, del campo de la atención, ligado a los 4 reinos, y los fundamentos de la responsabilidad emocional, mediante una app, un proyecto que lanzamos con todo nuestro cariño,

con la ayuda de la madre protectora (el amor in-condicional es tema de la madre),

un proyecto para el desarrollo de la conciencia, del yo soy, un proyecto que abre un triple camino de desarrollo, en el que a nada de atención que le hayas puesto, ya sabes a quién vas a encontrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en ¿cuál es mi trabajo?, ¿quién soy Yo?, ego TO eco, teoría U (U-theory) y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s