mala pregunta para llegar a buen puerto

camino de la obra de teatro a la que Silvia nos invita para celebrar su cumpleaños una conversación surge en el coche, con relación a el futuro emerge, y la sostenibilidad de las relaciones humanas,

que tiene mucho que ver con las necesidades artificialmente creadas y el precio de las cosas, porque hemos empezado a pedir presupuestos a los potenciales ponentes del evento, y me estoy preguntando hasta qué punto es viable realizar un evento alternativo, con costes mínimos, en los que los ponentes de renombre vengan de forma altruista, por ejemplo Christian Felber, el padre de la economía del bien común,

y en la posibilidad de que, por ejemplo, venga a una presentación en la Autónoma de Madrid y, aprovechando el viaje, participe en una mesa redonda ese mismo día allá donde el futuro emerge se celebre en Madrid,

y Paula, la hija mayor de Silvia, estudiante de economía, me habla de Varoufakis, y me pregunta por la economía del decrecimiento y la relación que ésta tiene con la economía del bien común,

quién sabe por qué se me ocurre responderle que está muy bien la teoría, Paula es militante de un mundo alternativo, pero que ella podría hacer el erasmus en Alcalá de henares en vez de hacerlo en Berlín, que es mucho más barato,

no sé si me explico,

y esta idea, de que todos consumimos al tope de nuestras necesidades a lo largo de todas las etapas de nuestra vida, Paula alternativa incluida, se realza cuando llegamos al teatro, y empezamos con la obra,

que plantea un supuesto dilema, porque nos dan a elegir entre 100.000 €uros ahora o 1.000.000 de €uros dentro de 10 años, una pregunta que nos conecta a todas con los marrones que podríamos solventar hoy y con la seguridad de mañana,

y siento que como sociedad estamos siguiendo las preguntas equivocadas, las preguntas que no nos llevan a un cambio real, porque el decrecimiento no está en una opción personal, sino del grupo,

de la misma forma que la seguridad del mañana no es una opción individual, yo me salvo y que el resto del mundo se hunda, sino que es una opción colectiva, en la que entre todas garantizamos que haya una nueva forma de repartir el dinero,

entre los pensionistas ricos y los pensionistas pobres, ¿cómo es posible que soportemos tanta des-igualdad, y que sigamos pagando tanto a los que no lo necesitan, y tan poco a los que tanto necesitan?,

y observo la composición del personal asistente a la función de esta noche, todas estas personas que escuchan un guión en el que un tipo rico con el boom inmobiliario invita a sus amigos pobres a una botellita de Pintus de no sé qué año, de 1000 €uritos,

y a unas tapitas con caviar de Beluga, de 900 €uritos, y les regala como quien no quiere la cosa 6 botellitas, 6000 €uros, o 100.000 €uros en un cheque al portador, o 1.000.000, se la sopla, le da lo mismo,

y me pregunto de qué monto es la pensión de este joven, y de las personas que llegan el patio de butacas, casi todos rondando los 60, qué curioso, ¿será que la cultura es cara o que la generación que viene, esa tan alternativa, la de Paula, es pobre?

   así lo vimos…

y observo cómo mi des-asosiego al salir de la obra no tiene mucho que ver con qué elijo, mis 100.000 €uros ahora o mi millón dentro de 10 años, sino en la mierda de pregunta y de mensajes que nos acaban de lanzar,

en el mal trato y el mal rollo, competición pura, que acabo de observar entre un grupo “supuestamente” de amigos, que en realidad se están despellejando, y en los sitios a los que mi mente viaja cuando le hago las preguntas no adecuadas,

porque con las preguntas malas no voy a llegar a buen puerto.

y crece en mi interior la sensación de que las personas que cambian el mundo, llámense Felber o Scharmer, deberían estar más cerca de movimientos que cambian el mundo, y más cerca de sus propios postulados,

los decrecientes y los del bien común no deberían parecerse tanto a los del Pintus y el Beluga y el pelotazo inmobiliario, no sé si se me entiende.

si quieres conocer la teoría de Christian, puedes enlazar con este vídeo y con este gesto, precioso, en el que nos muestra la teoría, el movimiento vertical y el horizontal, el desarrollo de la persona y el de la comunidad,

y a ver si en el evento de Madrid de el futuro emerge somos capaces de convocar a un grupo de personas se aplican con la práctica, y que hacen comunidad, desde las preguntas buenas, que generan nuevas conversaciones,

de eso trata el futuro emerge.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, en el que observamos el color como un juego a tres, un baile entre la oscuridad y la luz,

con el ser humano en el medio (para completar el 3),

como ocurre en este mundo en el que hemos elegido vivir, luz y oscuridad que se plasman en energías del Ser y del Tener, del desarrollo espiritual de las personas y de los grupos, frente al mundo del ego y la materia,

qué rico debe ser el Pintus, y el Beluga, que se consiguen quién sabe a cambio de qué, tal vez a cambio de unos lucrativos royalties (regalías) por la explotación del modelo de 7 emociones, uy, qué pena, es gratis, que compartimos desde este enlace.

 

Esta entrada fue publicada en el futuro emerge y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s