del azul al rojo, y del rojo al azul (y el día en el que me hice de la Real Sociedad)

observo con gusto el proceso por el que Iñigo Martínez ficha por el Athletic de Bilbao, tras haber dejado en titulares, no hace muchos años, aquel titular, con letras grandes, de yo NUNCA jugaría para el enemigo,

y es un gusto que no tiene nada que ver con la rivalidad entre vecinos, no hay inquina ni ganas de molestar en el comentario, lo veo desde otro punto de vista, un sitio raro, lo reconozco,

tras pasar un par de horas la semana pasada en el pueblo de Pasajes, ese espacio en el que resucito hace 7 años, tras un proceso de ruptura que no es doloroso, podemos decir que es lo siguiente,

un proceso en el que observo cómo el fracaso empresarial lleva al fracaso de la pareja, a la ruptura familiar, sí, y posteriormente a la separación de mis hijos, que viven ahora al otro lado del charco, de este mar que nos separa y nos une,

porque podría llegar a las costas de Veracruz desde el puerto de Bermeo, en la costera vizcaína, la casa de mis padres y el origen de mi primer nacimiento, de la misma forma que podría llegar desde el puerto de Pasajes, en mi segundo nacimiento,

y observo cómo soy vizcaíno de origen y guipuzcoano de resurrección, rojo de origen y azul en mi nueva vida, no sé cómo van a llevar mis amigos de juventud, mi cuadrilla, esto de vivir con el enemigo,

pero sienta muy bien este proceso, en el que nos quitamos una etiqueta de la frente, nos quitamos un condicionamiento, un prejuicio y 3 postjuicios, y miramos en el ojo de nuestro vecino para vernos dentro, no reflejadas, sino dentro,

para observar que yo también moro ahí, y que yo soy tú.

   así lo vimos…

Si quieres saber algo más de procesos de cambio de camiseta, puedes abrir este enlace, qué curioso, 13 jugadores han cambiado en la historia las rayas azules por las rayas rojas, qué bonito número, 13, mi número favorito,

con el blanco de los ojos en común.

y observo con cariño la historia de mi vida, a veces nos hacen falta 7 años para recuperarnos de un batacazo, sí, 7 años, todo un septenio, se dice rápido, pero a ratos te desesperas, viendo pasar el tiempo, y observando que nada cambia,

o eso parece, y me acuerdo de la fábula del bambú, y me sonrío al ojear esta entrada, qué bonito es recordar, no hace tanto tiempo yo también pasaba por aquí, metidito en el rojo del miedo, en la energía del YO NO SOY.

poco a poco integro las emociones en mi vida, y entiendo mejor el azul clarito, ese orgullo sano, humilde, que me permite transitar a un espacio en el que el EGO es menor, en el que las otras personas existen,

en realidad son el espejo de mi existir, si lo que veo ahí fuera no es bueno, bonito y verdadero mejor si miro con cariño hacia mi interior, si lo que veo me complace buen síntoma, puedo seguir caminando,

hasta que nos encontramos con esa frase hecha, convertida en realidad en nuestro día a día, YO SOY TÚ, 3 palabras de las que es difícil arrepentirse, y dar un paso atrás, estamos llegando poco a poco a una nueva comprensión.

el rojo en 7 emociones, no te lo pierdas, hincha del Athletic, simboliza el miedo, tela marinera, esa energía que no queremos ni ver, mientras el azul clarito representa el orgullo humilde, la energía a la que me gustaría llegar cuando sea mayor,

y el azul oscuro, índigo, ¡¡¡aupa, Erreala!!!, representa la comprensión, esa emoción a la que prestamos tan poco caso en el mundo occidental, tan preocupados como estamos de lo externo, de los dineros y del tener, de la expresión facial,

y me quedo con ganas de seguir, mientras miro con una sonrisa ese día en el que me hago un poco de la Real Sociedad de San Sebastián, cerca del puerto de Pasajes, del puerto comercial y del pequeño embarcadero del pueblo pesquero,

siempre he confundico Pasajes San Pedro y Pasajes San Juan, creo que entre estos dos también hay rivalidad, un día tenemos que mapear la costera de nuestra infancia, con los puertos de Bermeo y el Abra de Bilbao, de la Concha y Pasajes,

los puertos y prados de nuestra vida, buen sitio para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en homenaje, la comprensión, reverencia y admiración por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s