¿por qué responsabilidad emocional en vez de inteligencia emocional?

en un momento del camino un ajá surge y observamos la perfección de la vida que estamos viviendo, con sus zapatazos incluidos, con sus desgracias y sus siniestros totales, sí, con todo y todo,

conectamos con el principio de causalidad, y nuestra vida se llena de “causualidades” (en vez de casualidades), nos dejamos de preguntar por qué a mí (la pregunta del oso de peluche y la víctima), y conectamos con para qué a mí,

y con una comprensión que va más allá, y que integra el transgeneracional, la historia de mis padres, de mi familia más allá de mis padres, para desentrañar pequeños misterios y grandes adhesiones,

y se abre una pregunta que es difícil de integrar si no estás en esta vibración, ¿para qué elijo esta experiencia?, ¿acaso soy absolutamente responsable de todo lo que estoy viviendo, de todos y cada uno de los acontecimientos que pueblan mi vida?,

no sé por qué me da que la respuesta va a ser que sí.

te animamos a que realices un pequeño test de responsabilidad, en el que a cualquier pregunta, empezando por las 7 siguientes, puedes asignar una de las siguientes respuestas, yo – ellas (otra u otras personas) – la providencia

¿quién ha elegido a mi mamá?

¿quién ha elegido a mi padre?

¿quién ha elegido a mi primera pareja?

¿quién ha elegido este trabajo?

¿quién ha elegido esta separación?

¿quién ha elegido esta pérdida?

¿quién ha elegido este día a día sin ilusión?

en una lista que tú misma puedes completar a tu gusto, eso es responsabilidad, pero por favor no elimines las dos primeras preguntas, que son procedentes, para pasar a valorar los resultados de la siguiente manera,

cuando dices yo asumes tu responsabilidad, cuando eliges otras personas o la providencia echas balones fuera, es una forma como otra cualquiera de responder yo no, por lo que no asumes tu responsabilidad, ya sabes,

depende cuál sea tu porcentaje de respuestas en el primer saco (yo) y en el segundo saco (yo no) así es tu aproximación a la responsabilidad por todo, y por absolutamente todas las situaciones que pueblan tu vida.

 

   así lo vimos…

si observamos el origen de la palabra responsabilidad, habilidad para responder, es fácil de entender que nos gusta mucho más que la inteligencia, ya que en la responsabilidad se conjugan la teoría y la práctica, 

esto es, el conocimiento y la aplicación de este conocimiento en nuestro día a día,

es más que lógico que seamos promotoras de las responsabilidad en todos los ámbitos de nuestra vida, responsabilidad social, sí, responsabilidad medio-ambiental, responsabilidad en la rendición de cuentas (en nuestros comportamientos), sí,

responsabilidad emocional, claro que sí,

y conectamos con ese texto que acompaña la contraportada de 7 emociones, que habla del color, muchas gracias, Goethe, por regalarnos la teoría del color y la comprensión energética en la que basamos 7 emociones,

color que surge como un baile entre la claridad y la oscuridad, con la participación del Ser Humano, en el ejercicio de observar, un baile de 3 elementos, en el que el observador se hace presente,

de la misma forma que hablamos de nuestra capacidad de actuar como observadores de lo que nos rodea y de lo que en nuestro interior se encuentra,

esa persona observadora que es capaz de sentir su emoción, entenderla, y hacer con ella (no somos sujetos pasivos a los que las emociones les pasan por encima), desde su mejor intención,

hacer lo mejor,

para sí misma y para su entorno próximo,

y ahí volvemos a la primera página de este libro, a la cita de Goethe,

y conociéndome mejor a mí misma, conozco el mundo que me rodea,

y entendiéndome mejor soy capaz de entenderte mejor a ti, persona, animal, amiga planta, mundo mineral, en un viaje infinito hacia lo minúsculo y hacia lo inconmensurable, lo infinito,

es lógico entender que no termina ahí el viaje, si acaso estamos comenzando, y encadenamos preguntas nuevas,

sí, por estos dos motivos nos cuadra mucho más la responsabilidad que la inteligencia, ojalá tu reto esté en poner estos pocos fundamentos en práctica, y en pasar de las musas al teatro,

a este teatro tan bonito que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en responsabilidad, responsabilidad emocional, Responsabilidad Personal, Responsabilidad Social, virtudes por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s