y a ti, ¿qué te han traído los reyes?

es 7 de enero de manañita,

acabo de charlar con Carlos Carrera, este amigo que la vida me regala en este último septenio, en una relación que va creciendo desde la celebración del primer congreso de aprendemos todos, hace ya unos añitos, en plena travesía del desierto,

en una conversación que ilustra las diferencias existentes entre su mundo actual (EUA, Kansas City la granja y los coyotes) y el mío (España, Las Rozas, y una vida en un apartamento ciudanita) y las similitudes,

ya que los dos compartimos el mismo sistema político (neoliberal, como en buena parte del mundo), de hecho hemos quedado en un centro comercial, en Plaza Norte, donde observo la riada de coches que se aproximan a las rebajas de enero,

sí, señor, acabamos de terminar con las compras de las navidades y de recibir los regalos de reyes y empezamos con las compras de las rebajas de enero, no vaya a ser que se nos olviden nuestras buenas costumbres, incluido el hábito de consumo,

por algo es un hábito, ¿verdad?,

y compartimos también las mismas series, y aprovechamos para hablar de las que vimos este año (Juego de Tronos, Mad Men, Vikingos, Breaking Bad, en proceso), y las que podemos ver en el futuro próximo (Carlos me recomienda Black mirror),

en un ejercicio que nos lleva de un pasado bárbaro a un futuro espeluznante, en el que la tecnología niega progresivamente más y más puestos de trabajo, y en el que vamos a tener que aprender cómo creamos nuevas formas de repartir el trabajo y el dinero,

en un re-diseño de nuestro sistema del bien-estar, la revolución pendiente,

en una conversación que dibuja un vuelta de Carlos y su familia a España, ojalá sea así, Carlos, y una vuelta a la ingeniería, tras este ejercicio que le lleva a involucrarse de forma más que activa en el sistema educativo,

una charla que me deja pensando, ¿tal vez yo debería hacer lo mismo?,

pregunta que se desdobla en Carrefour, donde me tropiezo otra marea de personas que están en las colas este primer domingo del año a las 14:00, como si no hubiese otro horario y otro día para la compra de comestibles,

y me acuerdo de otra época, no tan lejana, en el que este horario tenía otros usos, y decido que no voy a esperar esta cola para comprar una tarrina de mantequilla y un frasco de mermelada de higos,

y salgo de Carrefour con la mente puesta en esta idea, que me puede llevar por un camino alternativo, tal vez me acerco mañana a esta misma hora, o un poco antes, después de escribir y publicar este post de lunes,

y hago consistente este camino a lo largo del año, en un ejercicio de vivir una vida alternativa, diferente, en el que hago de una forma diferente, contra-corriente, en la que pienso – siento – hago de forma diferente, 

y me vuelvo un referente desde el ejemplo, no hay mejor manera.

   así lo vimos…

ya en casa comparto con Silvia este ajá, chiquitín, mi objetivo no es volver a la ingeniería, mi opción personal es seguir en el campo social, en la educación, en la innovación en gestión,

en el desarrollo de ecosistemas que faciliten la mejor experiencia posible, sí, de las personas y de las personas en relación, desde nuestra conciencia en desarrollo y desde nuestra mejor intención,

de mayor me gustaría ser jardinero de personas y de entornos relacionales,

en ese mundo en el que las personas somos absolutamente imprescindibles, más allá de los robots y de la inteligencia artificial, que dentro de poco va a incluir una inteligencia que descifra también nuestras emociones,

una reflexión y una conversación que se va a ver acompañada de un regalo, ya de vuelta en el ordenador, una “causualidad” en el camino, un correo desde el Presencing Institute, que me llega cuatro veces, no, cinco,

un correo que interpreto como una señal del Rey Mago Melchor, el de la barba cana, y de los otros dos reyes magos, Gaspar y Baltasar, y de Papá Noel, y del Olentzero, no le encuentro otra interpretación posible, se han puesto de acuerdo,

y le respondo con agradecimiento a Melchor,

a este correo que habla de la educación como un proceso en el que se prende una llama, una llama que va ser parte de este retomar la actividad profesional, también por medio de este cuaderno de viaje,

con la ayuda de Otto Scharmer, de Gunter Pauli, de Claudio Naranjo,

y de todas aquellas “causualidades” que tengan que venir.

agradezco a los reyes magos de oriente este regalo tardío, en estas vacaciones que tienen todo de claroscuro, y de observación del juego de la luz y la oscuridad en nuestras vidas, luz del sol y luz de infinito,

un juego que es más bonito cuando estamos presentes los 3.

desde organizaciones con espíritu y corazón compartimos 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

un regalo tardío de los 3 Reyes Magos de Oriente, y de Papá Noel, y del Olentzero, como las rebajas de enero, que tú también puedes compartir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, 2 puertas, encontrándome con mi camino personal, roja CREActivity por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s