el lado amable del proceso

llego a casa de Gidor y Amaia en Legutiano, en una parada para saludar y cenar, camino de Algorta, una cena en la que se filtra un libro del proceso que está viviendo Catalunya estos años,

al hilo de una serie de actividades en las que Gidor es voluntario este año, de la mano de la plataforma Gure Esku (está en nuestra mano), que conduce a una votación en el ayuntamiento del pueblo,

un libro que se titula “muchos pequeños granos de arena”, que recoge exactamente eso, muchas pequeñas contribuciones de personas, en grupos más o menos grandes, que se juntan y hacen algo,

una acción más o menos simbólica, una foto en el monte, una quedada en la muralla china, o una hilera de manos como la que une Durango con Pamplona hace no tanto, 129 kilómetros de distancia unidos por una cadena humana,

¿130.000 personas?,

la de cosas de las que no me entero desde que no vivo por aquí,

muchos pequeños, y no tan pequeños, granos de arena, pequeñas reivindicaciones que se van anidando en el tiempo, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año, 1 año tras otro año,

v de votar, v de vitoria en la diada del 2014, esa uve que para mí se convierte en u, esa U de la teoría de Otto Scharmer que ilumina mis últimos años,

hasta que vuelvo este libro, propaganda de la buena, y leo en la contraportada los fundamentos de este proceso, que no me pueden gustar más, empezando por el buen humor, la pluralidad, la no violencia y el énfasis en la democracia,

qué interesante cualquier proceso que se fundamenta en el buen humor y la no violencia, el ahimsa de Gandhi, un concepto filosófico que aboga por la no violencia y el respeto a la vida,

desde la fuerza del Yo soy, un Yo soy que se hace fuerte, rotundo, presente,

hay que ser muy fuerte para no reaccionar a una agresión,

y no puedo sino agradecer a Gidor y Amaia, qué gusto volver a veros, por este regalo en el camino, granitos de arena, y la cena se convierte en noche, y mañana nos vamos a juntar, otra vez, alrededor de la mesa, esta vez a desayunar.

   así lo vimos…

me llama la atención la afirmación de Gidor, que se admira de un proceso en el que no ha volado una sola piedra, “nos llevan 20 años de ventaja”, sí, mirando hacia fuera el pueblo catalán ha dado todo un ejemplo.

miro hacia adentro y observo que en este proceso, en el que el pueblo catalán quiere votar, el 1 de Octubre, como ha querido votar, y quiere, el pueblo vasco, en un proceso de auto-determinación,

me gustaría que vascos y catalanes pudiesen votar en libertad, y que decidiesen ser parte integrante de esta España tan plural, de hecho me cuesta ver España sin su concurso, sin su participación,

seguramente hoy siento que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa,

si me dejaran yo cambiaría ese lema tan viejo y tan a capón,

una, grande y libre,

por otro más moderno y más real,

muchos pequeñitos, diversos y unidos, desde la libertad,

muchos pequeñitos como los granos de arena, diversos y unidos, como catalanas y gallegos, extremeñas y vascos, madrileñas y canarios, formando una preciosa playa, frente a este inmenso mar.

muy interesante “el palabro”, auto + determinación, yo determino quién soy, sin injerencia externa, nadie me tiene que decir de fuera lo que yo soy o lo que yo no soy, en este proceso que no es legal,

qué curioso el mundo en el que vivimos,

porque otro realidad más grande que la nuestra, de la que formamos parte, nos dice que no nos podemos auto-determinar, una historia que empieza a parecerse mucho a ésa que se da en muchas casas,

un hijo que quiere dejar la casa materna, en la que su opinión no se tiene excesivamente en cuenta, va a saber él lo que le conviene mejor de lo que lo saben papá y mamá, convertidos en madre y padre castigadores,

“como te muevas te voy a dar una colleja que te vas a enterar”.

la teoría U de Otto Scharmer promueve el desarrollo del campo de la atención, que se convierte en escucha y conversación, una atención que nos permite contactar con lo que está siendo,

algo quiere emerger, a veces no se puede negar,

una escucha y atención que, libre de la energía del miedo, nos puede llevar a una nueva forma de conversar, mucho más empática, mucho más generativa, desde el respeto, desde el cariño, desde nuestra mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, y en la teoría del color de Goethe, creative commons, que integra emociones con presencia, buen trato y valores,

y los 4 campos de la atención, un potaje interesante, para comenzar.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1 dos 3 el mundo al revés, 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, nuestras flechas por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s