así en la tierra como en el cielo

en el ejercicio de hacer una lista de emociones importantes para nosotras, en muchos casos, se filtran valores o comportamientos, o al menos palabras que yo incluiría en estas categorías,

es por ello que surge este ejercicio, así en la tierra como en el cielo,

por medio del cual, una vez que hemos hecho un recorrido por 7 emociones, con 3 de ellas que configuran el mundo del tener (el mundo material, físico), con 3 de ellas que están claramente asociadas al mundo del Ser (el desarrollo espiritual),

con el amor como balanza entre ambos mundo,

retomamos la relación de valores y comportamientos con nuestro rico mundo emocional, y 7 emociones fundamentales que nos sirven como primera aproximación, en un ejercicio que nos permite correlacionar las unas con los otros,

las emociones con los valores y los comportamientos.

En este ejercicio, más o menos elaborado, podemos pedir a las personas asistentes que realicen una lista simple, con los valores que rigen su vida, una lista que fácilmente se puede dividir en dos,

ya que tenemos valores tan arraigados que a veces es nos hace difícil observar, como le ocurre al pez con el agua, mientras que otros, no tan integrados en nuestra vida, son claramente aspiracionales, de ahí la figura del faro para representar el valor,

nos rige en la distancia, y nos gustaría aproximarnos más,

un valor, que al quedar representado por un palabra, puede tener asociada una definición, que le agregue un poco de contenido, cuerpo y contorno a la cosa, no es lo mismo la responsabilidad para mí que lo que es para ti,

el día que nos demos cuenta de esto seguramente dejamos de discutir,

un valor al que le podemos añadir una imagen, tal vez de un personaje que lo representa, ¿quién encarna en su vida, desde mi punto de vista, ese valor?, en un ejercicio que nos acerca a la PNL (Programación Neuro Lingüística),

ya que si lo podemos visualizar también lo podemos “copiar” o “actuar”,

un valor al que le podemos añadir un dibujo, un logo, un mandala, una representación gráfica, con colores, con plastilina, con muñecos, dejando que la inteligencia de la mano y de nuestro cuerpo se integre en el juego.

Y una vez que tenemos esto podemos bajar el valor a un nivel más práctico, y ahí la imagen de nuestra casa, ya que los valores los encarnamos, y son apreciables en nuestro día a día en forma de comportamientos,

comportamientos que una vez repetidos (hechos hábito) se convierten en un carácter.

Este ejercicio termina de redondear un itinerario en un tercer paso,

que liga los colores cálidos (el rojo – el naranja – el amarillo), en representación del mundo material, con los colores fríos (el azul claro – el índigo – el violeta), en representación del mundo del desarrollo personal y de los grupos,

mundo material y apegos en equilibrio con el mundo espiritual y del desapego, mundos que conocemos de sobra, y que se vinculan con la energía del verde, el amor y nuestra mejor intención,

porque en un momento nos comprometemos a hacer lo máximo que podemos, desde nuestra mejor intención.

   así lo vimos…

por medio de este sencillo ejercicio podemos relacionar una pregunta abierta a un grupo,

¿cuáles son los valores más importantes en el desarrollo de la educación?, ¿cuáles son los valores más importantes en procesos de acompañamiento del aprendizaje?, ¿cuáles son los valores más importantes en el desarrollo de entornos colaborativos?,

una pregunta que varía en función de dónde estamos en cada caso, y que tiene relación con los valores personales de todas nosotras, para convertirlos en comportamientos observables, y ahora sí, observados, por parte del grupo.

Puedes hacer clic en el link: 3 visiones el cielo y la tierra

Otro tanto se puede realizar para contrastar el nivel de congruencia entre los valores de la organización en la que nos desarrollamos con los valores propios, y los comportamientos que queremos ver florecer en nuestra relación.

Puedes leer también el post editado en el blog de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, titulado “lo que nos une”.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que nos regala este precioso baile a 3, y el color como resultado del baile perpetuo entre la claridad y la oscuridad,

con el ojo del Ser Humano como elemento imprescindible en este precioso proceso de observación.

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7 emociones, el baile de la luz y la oscuridad por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s