el futuro emerge, capítulo 18 (si fracasas en conseguir tu primer millón, reconoce que en última instancia no estás aquí para hacer dinero, una de las pocas cosas que además no te vas a poder llevar)

Dicen que el primer millón es el que más cuesta, no tengo ni idea porque estoy acabando de escribir este libro y sigo donde estaba, unas horas más tarde, ya son las 12:06, acaba de pasar el medio día, 12 = 6 + 6, 12:06,

6 6 6,

el número de la bestia, no podía ser de otra forma, cuando hablamos de dinero.

El primer millón, tan difícil de conseguir, llama al segundo millón, entendemos las palancas del sistema, y hemos aprendido a extraer, en vez de a compartir, ¿para qué quiere Bill Gates 7 trillones de dólares si no hay cajas para llevarse todo eso al infinito?, ¿para qué le ha servido a Botín su botín, si se lo ha dejado aquí?, ¿para qué necesitan los señores feudales unas tierras que no pueden y no saben dis-frutar, viviendo como viven en la competición y en la comparación?

Una vez estuve casado con una chica mexicana de familia medio bien, ni siquiera tenía mucha pasta, pero alguno de los amigos de la familia sí, amigos que me han invitado en jet privado en mi viaje nupcial, no, miento, en el viaje nupcial de María, en yate en Acapulco, o a cenar en un chalet con dimensión de mansión, en la que no he llegado a estar, pero cuentan las malas lenguas de una casa con un garaje para 70 coches sin abolladuras.

Y me acuerdo de aquella casa en Acapulco que disfrutaban la guardesa y el guardés, porque los dueños sólo tenían 7 días al año para estar ahí, quien dice 7 puede decir 23 o 50, qué más dará.

Y me acuerdo de aquella cena en la casa de aquel notario reputado en la que sólo se habló de dinero. Y me acuerdo de cómo me aburrí, y de lo preocupados que parecían por aparentar que ellos eran más, perdón, tenían más, yo no me acuerdo de qué presumí, pero seguro que caí, e inflé algún globito chiquitito, porque no creo que tuviera nada grande que hinchar.

Y tengo el mismo dinero que al empezar a escribir estas líneas y las mismas deudas, y a pesar de todo estoy igual de bien, o incluso mucho mejor, porque dejo que mi alma se exprese.

Y la dejo que transite a donde quiera ir.

Y todas las mañanas en las que mis actividades de superviviente me dejan un ratito libre escribo mi post, post con el que aburro hasta a mi amigo más viejo, Gidor, que ya está pensando, Mikel, ¿no le vas a parar algún día?

Y me pregunto por qué tengo que parar si el tap-tap-tap del post es como el latido de mi corazón, que transita de aquí a allá, siguiendo esta curiosidad que crece, y se pregunta de vez en cuando por qué este mundo es así,

¿no hay alguna medicina que no venda una farmaceútica para curar este mundo, doc?

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

el futuro emerge, capítulo 17 (barre la negatividad de debajo de tus alfombras todos los días, la aspiradora también puede valer)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en eee (el libro digital), el futuro emerge (el libro digital) por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s