¿qué nos ocurre cuando dejamos de celebrar?

en medio del domingo echo un vistazo al móvil, y veo una noticia que me extraña, el Barca no celebrará la Copa, ni pagará prima por el título, y me pregunto qué es lo que nos está pasando cuando dejamos de celebrar,

porque celebrar es uno de los actos más importantes en la vida, estamos orgullosos, hemos trazado un plan, hemos desarrollado ese plan con intención y cariño, nos lo hemos currado, y hemos conseguido ese objetivo,

somos la pera limonera, y en el camino nos hemos encontrado nuestras dificultades, hemos desarrollado capacidades, nos hemos encontrado con rivales de nuestra talla, ellos también podrían haber ganado,

en este espacio de orgullo sano, de orgullo humilde, de reconocimiento propio y del entorno,

lo lógico es celebrar,

a no ser que pensemos que somos más, y que nos merecemos más, mucho más, porque lo digo yo, algo que es normal cuando venimos de un periodo triunfal, que nos hace hincharnos, en el que el orgullo se ha convertido en vanidad y arrogancia,

yo soy la pera limonera, y tú eres un mindundi,

actitud desde la cual todo lo que conseguimos es poco, nosotros somos un equipo de Champions, ¿cómo vamos a celebrar una triste copa del Rey?, ¿cómo vamos a celebrar un segundo puesto en el podio, el puesto del primer derrotado?,

y ahí podemos revisar el proceso cíclico de los éxitos que damos por sentados después de un periodo triunfal, ya hablemos de futbol, el Barca, el Atlético Madrid, el Real Madrid, la roja, de coches, Fernando Alonso, de tenis, Rafa Nadal,

realmente en cualquier actividad,

un día nos creímos tan buenos que pensamos que no podíamos dejar de ganar, y casi dejamos de celebrar, y la vida, jugadora de fondo como es, nos vuelve a poner a todas en nuestro lugar,

con un par de compañeros de equipo que se van, con un cambio de escudería, de motor y de reglamentación, con una mala elección de entrenador o con una lesión que nos aparta de nuestro momento de confianza,

es curioso, qué fácil es dejar de observar el flujo de la vida, qué fácil es creernos por encima de, qué fácil es olvidarnos de la humildad en nuestros momentos de orgullo, y creernos merecedoras de todo y más,

la vida, paciente como es, nos va a volver a poner en nuestro lugar, para que podamos redescubrir la importancia de esa capacidad que deberíamos tener siempre cerca del orgullo, la humildad,

esa capacidad que nos permite volver a celebrar.

   así lo vimos…

y me acuerdo de un relato breve, que busco, encuentro y copio

El guerrero de la luz se sienta con sus compañeros en torno a una hoguera.

Comentan sus conquistas, y los extraños que se incorporan  al grupo son bienvenidos, porque todos están orgullosos de su vida y del Buen Combate. El guerrero habla con entusiasmo del camino, cuenta cómo resistió a cierto desafío, qué solución encontró para un momento difícil. Cuando cuenta historias, reviste sus palabras de pasión y romanticismo.

A veces se permite exagerar un poco. Recuerda que sus antepasados también exageraban de vez en cuando.

Por eso hace lo mismo. Pero sin confundir jamás orgullo con vanidad, y sin creer sus propias exageraciones.

Manual del guerrero de la luz

Paulo Coelho

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, inspirado por la teoría U y la teoría del color de Goethe, CREATIVE COMMONS, que compartimos contigo aquí.

el azul claro del orgullo humilde nos abre la puerta del Yo soy, un Yo soy que se reconoce, y pude decir en voz alta “Yo soy la pera limonera”, un Yo soy que reconoce al otro, y que le permite apreciar que tú también lo eres,

un buen punto de encuentro para continuar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7 emociones, el orgullo por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s