luz y oscuridad en la pecera (la informática como ejemplo)

un post reciente, que tiene como base la universidad 42, que arranca con un proceso de selección brutal, y un proceso de inmersión en la pecera, 4 semanas al mes, 24 horas al día, con flexibilidad absoluta, me deja pensando,

y en eso sigo al leer la historia del fundador del invento, Xavier Niel,

un multimillonario que explica cómo “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, unos 20 millones de euros para la puesta a punto del proyecto y 7 millones adicionales cada año durante la primera década, no está mal para empezar,

un ejemplo maravilloso de lo que es la fraternidad, esa ley que debería regir el mundo de los negocios, por medio de la cual los excedentes del trabajo, personales y de las organizaciones vuelven, sin contraprestaciones, al mundo cultural,

porque la cultura, en este mundo ideal de la triformación, debería ser libre (gratis), y debería ser plural (libre otra vez, esta vez desde la libertad de opción). universidades públicas, universidades privadas, con diferentes enfoques y metodologías,

me quedo pensando al observar cómo, además, Xavier Niel pretende ser un tipo de ejemplo, en el entendimiento de que otros jóvenes que hoy se forman en la universidad 42 serán multimillonarios mañana, y apoyarán el desarrollo del proyecto,

continuarán su impulso, no está mal para seguir,

tal vez me  quedo pensando al observar este modelo en el que el ganador se lo lleva todo, y formenta hasta tal punto la competencia, 24 horas al día para trabajar, sumidos en una pantalla, resolviendo problemas, puntos y comas, ceros y nulls,

bucles infinitos,

una pecera de minúsculos pececillos, sentados tras grandes monitores, televisiones para la programación, un día nos contaron que la informática nos liberaría, que podríamos hacer muchas más cosas,

lo que no entendimos es que lo que íbamos a hacer es programar más y más.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en qué formulas se pueden articular para dejar de fomentar la acumulación de capital entre los jóvenes de la próxima generación, seguramente los de ésta ya estamos perdidos ante tanta contaminación,

metidos como estamos en el “STAR system”, Messi y Ronaldo, Mourinho y Guardiola, Mickel Jackson y Madonna, Javier Bardem y Penélope Cruz, un mundo en el que un poco más no es suficiente por decreto,

fórmulas que fomenten por igual la iniciativa personal y el bienestar común, el emprendimiento y el desarrollo de proyectos, y peceras en las que los pezqueñitos tienen más espacio y aguas libres para nadar,

y re-contacto con la figura de Christian Felber, y la economía del Bien Común, o con la de Otto Scharmer, y la teoría U, esos marcos de nueva generación que tal vez nos permiten construir, entre todos, un mundo diferente, y seguramente mejor.

Xavier Niel aprendió a programar por su cuenta con un Sinclair ZX81 que su padre le regaló cuando cumplió los 16 años. En lugar de dedicar su tiempo -como la mayoría de niños de su generación que tuvieron acceso a estos primeros ordenadores personales- a cargar juegos grabados en casetes, se apasionó por los lenguajes de programación. Sólo tres años después tenía suficiente experiencia en telecomunicaciones como para crear y vender (a buen precio) su primera compañía. Esas dos características, nuevas tecnologías y ojo para los negocios, han sido una constante en la vida de Niel y las que le han convertido en multimillonario. Niel, como Steve Jobs, Mark Zuckerberg y tantos otros empresarios tecnológicos, no tuvo un expediente académico brillante. Por eso, en 2013, después de declarar que en Francia el sistema educativo no funcionaba, comenzó a pensar en cuál podría ser su aportación para mejorar las cosas. La respuesta fue la École 42 de París, un experimento pedagógico para formar programadores en el que no existen profesores, exámenes, horarios ni títulos, gratuito para los alumnos y financiado totalmente por Xavier Niel. “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, fue su respuesta cuando los periodistas le preguntaros porqué invertía parte de su fortuna en semejante idea. Los costes del proyecto -pagados, según dijo a Wired por su “tarjeta de crédito”- no son baratos: unos 20 millones de euros para comenzar a funcionar y 7 millones adicionales cada año durante la primera década. Después Niel confía en que en la gratitud de los alumnos formados en la 42 hará el resto para que siga funcionando, puesto que da por hecho que varios de ellos serán también millonarios gracias a las revolucionarias ideas que saldrán de allí.

La propuesta, que lleva tres años funcionando y y ha abierto una segunda sede en San Francisco, es una isla en medio de los tradicionales sistemas pedagógicos. Y los resultados que ofrecerá todavía un misterio. Cada curso reciben unas 80.000 solicitudes de ingreso, pero solo 3.000 alumnos son invitados a participar en el siguiente paso del proceso de selección: 15 días en la sede de la escuela, con un programa intensivo (pueden trabajar las 24 horas del día), en el que deben enfrentarse a distintos retos. Sólo 1.000 de ellos completan correctamente este paso e ingresan en la escuela. Una vez allí continúan trabajando a su ritmo -las aulas no cierran jamás-, con proyectos colaborativos que deben resolver por su cuenta y entregar a los tutores: no existen asignaturas, ni cursos (tienen niveles que cada uno completa en el tiempo que necesite), ni boletines de notas, ni títulos académicos. Talento en bruto y libre.

El nombre de la escuela hace justicia a su peculiar funcionamiento -una mezcla de reunión de frikis y genios tecnológicos- puesto que proviene de la serie de novelas Guía del autoestopista galáctico escritas por el británico Douglas Adams. En ellas “42” es la respuesta que ofrece la supercomputadora Deep Tought cuando se le pregunta cuál es “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás”. Por ahora, parece que en la 42 los alumnos están centrados en responder a “todo lo demás”, pero quién sabe si de semejante reunión de jóvenes cerebros no saldrán otras respuestas. O, al menos, como sugería la obra de Adams, otras formas más adecuadas de plantear la pregunta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en esfera económica, fraternidad, triformación social por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s