el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

Como todos somos espejos, aunque creas lo contrario, nadie está hablando de ti ni de tu proyecto.

Todo el mundo está hablando de sí y de su mundo.

El día que lo pillas, todo cambia.

Si puedo recomendar un libro en este momento musical, yo me leería los 4 acuerdos de Miguel Ruiz, sabiduría tolteca, prehispánica y ancestral, tan bonita y tan radiante que casi no se puede entender lo jodida que está Latinoamérica, si no entendemos lo que les llevamos al nuevo mundo desde el viejo.

A las tribus norteamericanas les cayeron los franceses y los ingleses, más de los segundos que de los primeros, Canadá y EUA, de ahí hacia abajo españoles fundamentalmente, los portugueses sólo pudieron llegar por medio de un tratado sobre la mar atlántica a la actual Brasil.

Estas letras no quieren ser una crítica a la conquista, pero el mundo tiene que entender qué funciona mal, y qué funciona peor, y el colonialismo ha demostrado funcionar fatal.

De los cuatro acuerdos y el respeto a la madre naturaleza a lo que hoy vemos median 500 añitos. Llevamos 2000 en la construcción de una humanidad en libertad, algo tenemos, sí o sí, que mejorar.

Y en eso estamos, explicándoles a los indígenas lo bárbaros que son, que no entienden a Dios como nosotros, que no se lavan como nosotros, que no talan los bosques como nosotros, que no violan a sus mujeres como nosotros, que no disparan con arcabuces como nosotros, que no construyen bombas atómicas como nosotros, que no colonializan como nosotros, porque en este mundo no hay poder ni recursos, ni nada, para repartir si todo nos lo quedamos nosotros.

Y les explicamos a los indígenas lo brutos que son, ay, mamasita.

Ten mucho cuidado si te juntas en un proceso de emprendimiento con una persona que piensa que no lo vas a poder hacer, y mucho más, piénsate mucho si te interesa que tu proyecto sea más grande, requiera talar más árboles, y construirse con más cemento y más hierro, porque se va a acercar a ti una persona bajo una etiqueta rara, un oximorón, un bussiness angel, ángeles de los negocios, que te va a dejar su bien, el dinero, a cambio del tuyo, tu tiempo y tu idea, y tu compromiso en tu proyecto.

Como él es más abundante que tú, tú todavía no lo sabes, y no has visto un duro en tu vida, tal vez te deslumbras por los espejos que te trae, como los indígenas se deslumbraron en su día, y por sus brillantes armaduras, ahora sustituidas por trajes de Armani, y sus cabalgaduras y barcos, hoy Mercedes y BMWs, él se valora más de lo que tú te valoras, y te va a cambiar un espejo por tu oro, un poquito de su dinero por una posición abusiva en tu proyecto.

No te lo va a financiar nunca al 130%, que es lo que necesitas, sino al 60%, y vas a entrar en necesidad, para crecer, para escalar, para respirar, para financiar ese extraño desfase que produce pagar a tus proveedores casi al contado y cobrar a tus clientes a 180 días.

Tenías un negocio y ahora tienes deudas. Partías con el 100% de algo y ahora tienes el 30% de un cachivache. Tenías oro, y ahora tienes un espejo.

Acuérdate de los espejos cuando hables con alguien de tu proyecto. Nadie habla de ti, sino de sí mismo.

Y me acuerdo, quién sabe por qué, de “el alquimista”, y de esa conversación al principio del libro, dos en realidad, que mantiene Santiago con una gitana, y con un rey, Melquisedec.

Cualquier persona que tenga un sueño y quiera comprometerse con él debería leer el alquimista, un cuento circular, en el que la casilla de salida y la de llegada son curiosamente la misma.

Y vuelvo al sitio que me vio nacer y nada es lo mismo.

Lo que es diferente soy yo.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en eee (el libro digital), el futuro emerge (el libro digital) y etiquetada , , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s