¿qué te parece si descartamos pulpo como animal de compañía?

tras la primera vuelta al campo, los contendientes paran para almorzar, a la tarde es la segunda vuelta, y Junuh está 12 golpes por detrás de sus compañeros de juego, normal la frustración, un descanso que aprovecha su particular caddie para recordarle cómo funciona esto de la vida, porque no somos los mismos antes y después de un suceso siginificativo, y tal y tal, y escucho una conversación atípica, que no es normal entre un empleado y su jefe.

En la primera parte de la conversación no hay conversación. Cuando los dos compañeros del torneo dejan la sala, el caddie (Will Smith) intenta motivarle al golfista (Mat Damon), mientras éste, sin escucharle, no para de insultase, en voz cada vez más alta,

con una auto-motivación que todas conocemos, a veces corre de forma muda, a veces a gristos, pero el mensaje es casi siempre el mimo, un mensaje que se resume básicamente en una afirmación y una pregunta.

  • Seré estúpido, ¿qué hago aquí?

Hasta que un abrupto “¡BASTA!” da paso a una segunda instancia, ahora sí hay una conversación, estamos llegando al debate, cada uno desde su posición, bien diferenciada,

conversación en la que empiezan hablando de cualquier cosa, de golf, dame consejos de golf, no me motives, no te enrrolles, no me intentes explicar la vida, una conversación que acaba, desde la rabia de la frustración del uno, y la coña y la flema del otro,

en un intercambio o un baile de mentiras y de verdades como puños,

si es que lo uno y lo otro existe.

  • Me da igual ir 12 golpes por detrás, me da igual (mentira, pienso al oírle tan enojado, y a partir de aquí te dejo que sigas con el ejercicio tú sola, con base en tus propias creencias y en tu percepción de la cosa).
  • ¿No desea ganar?
  • Sólo es un juego, Bagger.
  • Ah, sí, señor, usted lo ha dicho, es un juego, nada más. De modo que quizás, sólo quizás, sea otra cosa lo que le incomoda. A lo mejor se había imaginado que lo suyo sería un paseo por el green, el antiguo héroe de Savanah reaparecería por sí solo. Pues no funciona así, jamás volverá a ser el Junuh que fue una vez, jamás, yo es lo único que digo.
  • Usted no sabe nada de mí. … Le diré una cosa. No hay diferencia entre ganar, perder, o quedar en medio. Lo perdido, perdido está. El hombre vive, y luego muere, y al final todo acaba siendo lo mismo. Estás solo, y así estarás siempre
  • ¿Es un hecho? ¿Estar solo? Así que un alma nace con todo lo que el señor puede concederle, las cosas no le salen bien, y entonces se abandona, y el señor se lo arrebata todo.
  • Exacto.
  • Y luego, ¿esa alma muere sola? ¿Más o menos es lo que ha dicho?
  • Eso es.
  • Es una historia triste, señor Junuh,
  • Sí, lo es.
  • Y además, es la estupidez más grande que he oído decir a un idiota jamás. Es usted un tremendo derrotista, señor Junuh. Así que el alma nace con todo, luego muere, y el señor …Es usted muy gracioso.

Si observas bien, la conversación tiene, por lo menos, 3 tiempos. En cualquiera de los 3 el caddie podría haber optado por ser políticamente correcto, educado, decir lo que de un subalterno se espera, pero no lo hace.

La magia de esta relación reside, entre otras cosas, en que el subalterno no se calla ni media durante la relación. Bagger Vance no sabe lo que es el modo de atención mineral, ése que da pie a la escucha y a las conversaciones políticamente correctas,

tipo piedra, en las que yo no estoy.

Bagger Vance es una persona que decide “estar estando”, presente, y su presencia se va a notar a lo largo de todo el film, no es extraño el título de la cinta, que no tiene nada que ver con el golf, ni con el torneo, ni la figura de Junuh,

el título lo tiene bien merecido este negrito ligeramente (por no decir absolutamente) contreritas, la leyenda de Bagger Vance.

   así lo vimos…

Estamos tan habituados a la escucha políticamente correcta, tan educados a la conversación políticamente correcta, que a veces se nos hace difícil imaginar cómo sería nuestra vida si contásemos lo que pensamos.

Para llegar al tipo de conversación tipo 2, vegetal, y a la 3, y a la 4, empática y generativa, respectivamente, en un momento de nuestra vida tenemos que romper una tentación, que a partir de un momento se convierte en pecado,

esa afición / adicción a ser políticamente correctos.

y en eso estoy, preparando este post, y se entrecruza una conversación con Iban de Endaya, con relación al futuro emerge, Iban está especializado en el mundo de la comunicación, y le acabo de pedir una frase, o una idea que mueve su vida,

petición que Iban extiende, con este párrafo,

El modelo económico-social que se está imponiendo mundialmente nos genera una dependencia de recursos económicos que en la mayor parte de los casos nos “obliga” a entrar en una rueda en la que los principios dejan paso a la practicidad. Perdemos nuestra soberanía para mantener la posición. Y para ello  adaptamos nuestro discurso y “aprendemos” a justificarnos ante esas divergencias entre acciones y principios. Y por extensión toda comunicación, y en especial la publicidad y el marketing, está impregnada de esa contaminación. Pero también nuestras relaciones personales en las que solemos tener excesiva prevención para no incomodar al prójimo cuando lo lógico sería aprender a que no nos incomode que cada uno piense y actúe distinto a nosotros.

Gracias, Iban, por poner tu granito de arena en este movimiento en el que todas nosotras podemos elegir seguir siendo piedra, en nuestra atención, en nuestra escucha, en nuestra conversación, y llegar a las simplificaciones de arriba,

No hay diferencia entre ganar, perder, o quedar en medio. Lo perdido, perdido está. El hombre vive, y luego muere, y al final todo acaba siendo lo mismo. A lo que podríamos añadir, “Esto es lo que hay, y punto. ¿Por qué? Porque lo digo yo, que soy el jefe.”

Gracias, Robert Redford, por esta maravillosa película, “la leyenda de Bagger Vance”, en la que según va avanzando la cinta, observamos una nueva forma de escuchar, más allá de la piedra, para conectar con otras personas, y con el todo,

en una maravillosa concepción de la energía del campo.

los 4 niveles de la escucha son un regalo de la teoría U, de Otto Scharmer, teoría que inspira, conjuntamente con la teoría del color de Goethe, el libro 7 emociones, CREATIVE COMMOS, porque en su día toda la cultura será gratuita.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 4 niveles de la escucha, polite (políticamente correcta), teoría U (U-theory) y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s