y dominaron a los vascones

ydominaronalosvasconeshoy ya sé por qué me gusta tanto Asterix, un cómic que desarrollan de forma colaborativa a finales del siglo xx 2 genios galos, en el que se inventan una aldea resistente a la dominación romana,

tiene que haber sido duro estar dominados por los romanos al principio de nuestra era, en ese antes y después de Cristo, y por el rodillo alemán en las dos guerras mundiales,

y mira que no me parece el pueblo francés un pueblo excesivamente irredento, aunque sí es orgulloso,

y pienso de repente que ya tengo un motivo, por uno se empieza, cuando encuentre el segundo el tercero está al llegar, o es cierto, dos formas de decir lo mismo, para querer a los franceses,

un pueblo que no es especialmente de mi agrado,

hasta que encuentro con la segunda, ellos son los artífices del segundo afloramiento de la triformación social, en la revolución francesa, bajo el grito de ese lema sublime, liberté, egalité, fraternité,

y me acuerdo de otros pueblos irredentos, los afganos, por poner un ejemplo, los turcos, los vascos, hay tantos…, y me acuerdo de ese emblema de los reyes godos, dominaron a los vascones,

y no puedo salvo pensar que cuando presumes mucho de algo, dinastía tras dinastía, es que algo tienes que tapar, ¿tú crees que los godos dominaron a los vascones?,

porque yo, a la fecha, cada vez que viajo al norte y me meto en las montañas, allá por el pirineo, siento que ni los romanos ni los godos, ni el imperio neoliberal de González y Aznar dominó a los vascones,

hay pueblos irredentos, hay personas orgullosas,

y en eso me encuentro, dibujando un damero azul clarito sobre la base de una hoja que utilizo para mi trabajo actual, uno de ellos, el que más se parece al tripalium, origen etimológico del término trabajo,

una tortura medieval en la que un reo es atado a tres palos que se separan hasta que se desmembra, si no confiesa, o si no se somete a la voluntad del torturador, bonito juego el de la dominación,

y veo que ya hay dos motivos en mi alma para querer al pueblo francés, a ver cuál es el tercero, que ya estoy seguro está al llegar, mientras entiendo mejor que nunca ese emblema, totalmente falso,

en el que un dominador se arroga (arrogar tiene su origen en arrogancia, una especie de orgullo malo) un poder y un éxito que no tuvo, dominaron a los vascones, ya, que te lo has creído,

y entiendo este proceso de xx siglos, ya estamos en el xxi, 7 * 3, en el que las personas y sus pueblos desarrollan su identidad, y su libertad, la dominación no deja de ser un proceso en el que alguien limita la libertad de la otra parte,

un proceso de orgullo malo en el que Yo soy sólo si tú no eres, un desastre para el desarrollo de comunidades sanas, hoy lo entiendo, y me apunto al orgullo bueno de Asterix, y a este lema tan bonito de la revolución francesa,

liberté, egalité, fraternité,

mujeres y hombres libres para ser ellas mismas, y crear entornos de confianza, en los que la comunidad puede prosperar.

ydominaronalosvasconesmon    así lo vimos…

entiendo que en el ámbito laboral una persona que pide a su jefe que le diga qué y cómo debe hacer las cosas ha perdido totalmente su interés y motivación en las tareas que realiza, se está posicionando como máquina que no piensa,

y su inversa,  un jefe que le pide a un subordinado que haga las cosas de determinada manera, así, qué y cómo, le está tratando como un robot, y le está limitando su ilusión, su compromiso y su creatividad,

y algún día se quejará de que su personal es pasivo, sin darse cuenta de que es la respuesta completa a lo que se le pidió, en esquemas mierderos de dominación, que extraen la máquina que todas llevamos dentro,

una máquina que sobrevive y que saca fuera del trabajo, convertido nuevamente en tripalium, todo su potencial.

ydominaronalosvasconesMientras, reconecto con “la organización fractal”, un libro que me regala Patxi, un librazo que habla de liderar por misiones, y liderar personas en épocas de incertidumbre y en entornos de complejidad, ¿te suena?, y de dilemas a los que se enfrenta el líder actual, un librazo del que un día de éstos va a tocar escribir algo, pero no hoy, día reservado a la revolución francesa y a la libertad.

El azul claro es el color del orgullo, un orgullo humilde que en 7 emociones abre la puerta del Yo soy, un orgullo humilde que facilita el desarrollo de entornos de confianza, entornos colaborativos,

con dos puertas por delante, la comprensión y la alegría, de las que hablamos otro día, si te parece bien, hoy también ha sido un día par, si te animas a leer este recurso gratuito, 7emociones, CREATIVE COMMONS, puedes hacer clic aquí,

en un link que veo azul clarito, no sé de qué color lo ves tú.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7 emociones, libertad, triformación social, yo soy por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s