se acaba el 2016, un año escondido

7peldanospor pura casualidad, no podría ser de otra forma, terminamos el 2016 con una visita a la sinagoga del agua, en Úbeda, en una jornada turística que no íbamos a hacer, ya que hoy estábamos en Granada o en Córdoba, o como tercera opción en Madrid,

nunca aquí,

pero hemos aprendido a dejar que lo que tiene que ser se manifieste, oponiendo la mínima resistencia, en la comprensión de que es la única forma posible de vivir, y además es perfecta,

sí, es verdad que a veces todavía nos resistimos un poco, qué le vamos a hacer,

y aquí estamos, guiados por el encanto de Úbeda / Baeza, patrimonio de la humanidad, una búsqueda de última hora en el coche, alojamientos baratos en ruta, tal que por aquí, y un consejo casual de Fidel Rodríguez, que acaba de vacacionar por aquí,

y en esta visita vamos a disfrutar de un viaje por el tiempo, hasta 1300, época en el que los judíos no sólo no tienen mala prensa, sino que son atraídos por los reyes y por el poder, al fin y al cabo ellos manejan la pasta gansa,

y a un tiempo en el que sus majestades los Reyes Católicos, ya sabes, tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando, instauran la orden de la santa inquisición, época de judíos conversos, y de judíos que cruzan el estrecho en un viaje sin vuelta,

aunque se llevan las llaves de sus casas, llaves que se transmiten de generación en generación, todo indica que no les van, tal vez aquí cabe la conjugación vamos, yo también soy responsable, a dar la oportunidad de volver,

y a un tiempo de delatores, ¿cómo identificas a un judío en una comunidad en la que sus ritos siguen vivos pero han adoptado la imagen de cristianos apostólicos y romanos, para poder sobrevivir?,

pues hay sus trucos, y ahí Irene nos explica cómo se identifican familias judías por el empleo del aceite en la cocina, de origen vegetal, cuando Isabel y Fernando promueven el uso de manteca de cerdo en la cocina, muy sano, de origen animal,

ya sabes la aversión de ciertas culturas al cerdo,

o el proceso de tirar de la manta, una manta que recoge en los templos cristianos la relación de los judíos conversos, y hacer el sábado, limpiar la casa el sábado para que no parezca que estás de día santo, celebrando el sabat,

y algo raro me ocurre, la visita ha terminado, una visita que he disfrutado como un enano, con la imagen de la mano de Miriam y de Fátima, como símbolo de protección, el número 7 como símbolo de la perfección,

los 7 brazos del candelabro judío, las 7 familias del pueblo judío, las 7 escaleras del mikveh, el baño de purificación, agua viva que transita los bajos de la sinagoga, que no es, en contra de lo que yo pienso, un templo, sino un centro de reunión,

y salgo con la compasión encendida, en otro tiempo yo también he sido perseguido, y siento las personas que de una forma más o menos sutil nos persiguen todavía hoy a todas aquellas que somos tan sólo un poco diferentes,

que no comulgamos con ruedas de molino, que no decimos amén a lo que opina la basta mayoría, que no aceptamos pulpo como animal de compañía, porque sabemos que el problema no es aceptar pulpo, sino vivir con pulpo,

sí, yo también he sufrido la persecución, y me hago uno con un pueblo, el judío, que ha tenido que esconderse, con la energía del miedo bueno por medio, miedo para sobrevivir, porque su vida sí estaba en peligro,

en otro tiempo pasado yo también he tenido que esconderme, que modular, que aplicar la auto-censura, una censura que tal vez empiezo a soltar poco a poco, es hora de mostrarse, es hora de dis-frutar,

porque al fin y al cabo,

nuestro destino es conquistar la libertad desde el amor.

7peldanosmon   así lo vimos…

me hace gracia la importancia que tiene el número 7 en esta presentación, 7 surcos en los capiteles de las columnas, 7 peldaños para bajar al agua viva del mikveh, y le hago la pregunta a Irene, no me puedo ni quiero contener,

sigo siendo el alumno díscolo,

con una respuesta que me remite a la cábala, y a la numerología, el 7 representa la perfección, y me hace gracia que 7 son las emociones con las que explicamos nuestro intrincado mundo emocional, mundo de agua viva,

un mundo escondido hasta hace bien poco, como esta sinagoga, que está abierta al público hace 7 años, qué curioso, la única sinagoga completa de estilo mudéjar que se encuentra en toda la península,

un espacio de reunión para hombres, para mujeres en la planta alta, ellas siempre un paso más, y con el mikveh, si quieres descargarte «7 emociones» en formato creative commons, sólo tienes que hacer clic aquí.


y pienso que nosotros los vascos, tan irredentos como Asterix y Obelix, como los gitanos y los judíos, tenemos los txokos, esta noche mi cuadrilla se junta en Algorta a cenar, primera de una ristra larga de cenas a la que no puedo asistir,

en un día en el que la vida me trae hasta Úbeda, un regalo de vida, una visita de la que salgo prendado, un sitio de paso al que espero, sin ninguna duda, poder volver, pronto, muy pronto quiero estar de nuevo aquí.

Esta entrada fue publicada en 2 puertas, comunicación AMARILLA, dejar ir dejar venir, dejar venir, emociones, fluir, miedo por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s