se acaba el 2016, un año bambú

bambuvistapor algún extraño motivo me acuerdo de la fábula del bambú, una fábula necesaria en este precipitado mundo iba a decir de los negocios, negación del ocio, qué significativo, que en realidad es precipitado en general,

parece que la gente cuanto más se precipita es más productiva, no parece que nadie valore en exceso ni se pare mucho tiempo a pensar si está corriendo mucho en la dirección correcta, como un pollo sin cabeza, posibilidad 2, y casi peor, al borde del abismo, posibilidad 3,

3 peor que 2 sólo en caso de que la posibilidad anterior, la del pollo sin cabeza, sea en estricto sentido figurado, y lo que realmente ocurra es que el pollo dé vueltas sin parar, aunque la cabeza todavía le acompaña en su devenir, de aquí para allá,

y en ese mundo híper-productivo, o híper-precipitado, en el que valoramos en exceso los resultados, y muy poquito los procesos, corremos el riesgo de juzgar el todo por las apariencias, y los procesos por sus resultados,

y es aquí donde podemos retomar esa fábula del bambú, en la cual, durante los primeros 7 años la planta del bambú no crece, no crece, no crece, o al menos eso parece, porque en un punto, en un ejercicio que se da en 6 semanas,

la planta de bambú alcanza los 30 metros, ni más ni menos que 30 metros,

una fábula muy interesante para personas impacientes, gestores de negocios, o asesores en procesos de emprendimiento que juzgan y valoran una iniciativa por los resultados de sus 3 primeros años de vida,

y si no hay frutos hay que cambiar,

ellas nunca van a entender ni a acompañar un proyecto bambú, que se consolida internamente en sus inicios sin resultados aparentes, nada crece, nada crece, qué desesperación,

para dar frutos salvajes cuando le toca, de forma natural, orgánica, porque en punto del camino toca desarrollarse y germinar.

bambuvistamon   así lo vimos…

y pienso qué estaba haciendo yo hace 5 años, sí, aquel desierto, 6 años, sí, aquel proceso de despedida, y saco la cuenta, y veo que en algún momento de este 2017 voy a vivir 6 semanas en las que las semillas del bambú,

convertidas en raíces y entramado de vida, el cuentacuentos, personas y organizaciones que encuentran y cuentan cuentos, historias que transforman, 7 emociones, el futuro emerge, claro que emerge, ¿cómo no va a emerger?

simplemente se van a expresar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en actitudes en la vida, dejar venir, lento, Open Will y etiquetada , , , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s