¿para qué sirve la arquitectura?

plano1

yo de jovencito quería ser arquitecto, sin embargo mi madre quería ser ingeniera, como mi padre, que en realidad era maquinista naval, tan es así que cuando nos encontrábamos con una amiga suya, yo tendría por aquel entonces 5, 6, 7 años,

le decía, “mi hijo quiere ser ingeniero y jugador del Athletic”, esa sí que era mi pasión, la segunda, a pesar de ser por aquel entonces extremadamente malo con el balón en los pies, yo quería ser jugador del Athletic, claro que sí,

y la vida me da el regalo hoy de poder colaborar con un trío de arquitectos, en procesos de tasación de inmuebles, un proceso que requiere a veces de un plano, el titular de la vivienda lo ha perdido,

un proceso en el que se toman los datos a mano alzada y se pasan luego a autocad, ya no hace falta el papel cebolla y los rotring, qué maravilla, y en eso estoy, en una colaboración que deja momentos maravillosos,

alguna que otras risas compartidas, como esa conversación en la que discuten si los arquitectos son más de letras o de ciencias, y en la que se olvidan que fundamentalmente la arquitectura está relacionada con el arte,

un arte que tiene un fin social, ya que el arte de la arquitectura no tiene tanto que ver con amontonar gente en un espacio reducido para el mayor beneficio del promotor, y del propietario del suelo,

¿a quién se le ocurrió un día que el suelo podía ser propiedad del hombre?,

y del ayuntamiento, y de los amigos de tal o cual persona, que da los permisos,

el fin social de la arquitectura tiene todo que ver con crear espacios para la convivencia entre los diferentes grupos que componen una sociedad, al fin, unos años tarde, como que unos 33, por fin lo he entendido,

yo soy ingeniero ya que mi madre quería ser ingeniera y yo era muuuuuuy malo con el balón, aúpa, Ahtletic, y porque ser ingeniero es mucho más fácil que jugar en un equipo de primera división, qué curioso,

y de vez en cuando me aproximo, sin tocarla ni un poquito, a esa profesión que pone  a los seres humanos en relación desde la concepción de los espacios intermedios, eso es entender los huecos, y me doy cuenta de que yo también soy arquitecto… por fin.

planosss   así lo vimos…

sigo haciendo planos de casas, cubículos más bien apretados, para el uso familiar, y pienso la de planos que puedo llegar a hacer sin tocar ese objetivo último de la arquitectura, el arte del ser humano en relación,

en el ágora o en campo de fútbol mejor que en la etxea.


y me acuerdo de Alicia, esa profesora tan maja, ese regalo en mi vida, que me pone un 13 en un ejercicio que hacemos en segundo de BUP, en aquellos dibujos con 3 puntos de fuga que me gustaban tanto,

ahora entiendo por qué,

3 puntos de fuga, 13 = 10 + 3,

y pienso en las capacidades innatas que tenemos, y cómo nos crecemos cuando nos desarrollamos en esa actividad que nos gusta, en la que el tiempo deja de existir y nos dejamos fluir,

no lo sabía hasta ahora, pero realmente hoy estoy hablando del orgullo, desde el cariño a esa profesora que me regala 3 puntos en un ejercicio de re-conocimiento precioso, 3 puntos de regalo por encima del 10,

gracias, Alicia, por existir en mi vida, te quiero un buen.

hoy el orgullo, esa emoción tan importante en el esquema de 7emociones, va por ti.

puedes descargarte el libro en este link.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en biografía, emociones, flechas al viento, mis pasiones, orgullo y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s