explorando el miedo

calabazahalloweenbajo al portal y me encuentro con los preparativos de Halloween, esa tradición estadounidense que nos invade, ¿truco o trato?, día de difuntos que se convierte en noche de muertos,

y no sé por qué lo conecto con la reunión de voluntarias de Rivas-Vaciamadrid, en la que cerramos el bloque del hombre en la sombra explorando la energía del miedo, con una pregunta simple, y tú, ¿a qué le tienes miedo?,

y juguetón como soy, le propongo al grupo un juego, voy a escribir un miedo que creo no van a nombrar, es un miedo muy evidente, pero muy poco nombrado, en vez de un juego ahora lo veo como un reto,

y empiezan a desfilar miedos personales y colectivos, algunos muy conocidos, algunos menos, el miedo a la soledad, al ridículo, al qué dirán, tan parecido al miedo al rechazo, a la enfermedad, a la tormenta, a la oscuridad,

a la injusticia, al dolor, al sufrimiento, a las arañas, a la pérdida de seres queridos, a hablar en público, a la muerte, al fracaso, a no ser capaz, a equivocarme, a dañar a las personas que quiero,

a morir, a no sentirme querida, el miedo a no tener miedo, a ser incapaz de querer, y según voy escuchando pienso en otros dos miedos que creo que no van a surgir, y que efectivamente no surgen, ha terminado el ejercicio aunque podría seguir,

tenemos tantos miedos…,

y les pregunto si creen haber acertado o no el miedo oculto, el miedo que guarda el anverso de la página, bien custodiado por la opacidad del papel, algunas piensan que sí, otras que no, la opinión es libre,

no así la verdad, que es la que es,

entre 15 personas no han desvelado, o acertado, el miedo oculto, un miedo que nos ata tanto que lo escondemos de nuestra mirada, tenemos un miedo terrible a la verdad, tal vez es porque, como reza la frase,

la verdad os hará libres,

y esos son los dos miedos adicionales que no he escrito pero sí he imaginado mientras se desarrolla la dinámica, el miedo a la libertad, y algo que el miedo a la libertad lleva de la mano, el miedo a vivir,

uno de nuestros miedos más grandes,

el miedo a vivir nuestra propia vida, la mejor de todas nuestras vidas posibles, esa vida en la que soy el mejor reflejo de mí misma, y paso por mi portal, y siento que un año nuevo empieza, un año sin miedo a las arañas, a las cucarachas, y tal, y tal.

calabazahalloweenmon   así lo vimos…

Si quieres, puedes acceder a 7 emociones, pdf publicado bajo licencia CREATIVE COMMONS haciendo clic en el siguiente link.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7 emociones y etiquetada , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s