entendiendo la energía de la alegría (un poco mejor)

sentado el verano en mi cómoda tribuna en la piscina de la urba, he ido observando el comportamiento de chicos y no tan chicos, personitas pequeñas en tamaño, y esas personitas más mayores que les acompañamos en su desarrollo, mamá y papá, en un proceso que está a punto de concluir, no sin celebrar una fiesta de cierre de temporada,

una fiesta que ha organizado Pablo, nuestro guardavidas, un chico argentino, majo como pocos, que ha sabido darle un cierre diferente a la tradicional despedida con juegos, merendola y regalos, y el tradicional intercambio de flores, en forma de palabras llenas de cariño y agradecimiento.

Pablo ha organizado a un grupo de 30 chavales en 4 grupos que van a pasar por 6 estaciones, en las que realizan 6 pruebas, con la ayuda de 5 padres que acompañan el desarrollo de 5 de las pruebas, en 6 sitios estratégicos del jardín, alumbrados por farolillos, un punto de luz en la oscuridad, que no calma, que reina en el jardín, pasadas ya las 9 de la noche, prueba realizada, firma va, firma viene, ¿dónde está la siguiente prueba?,

6 pruebas tras las cuales tienen que localizar 4 paquetes llenos de chuches, colgados en árboles que delimitan la parcela de la piscina, los niños están de celebración, y se abre una pregunta, ¿nos echamos al agua?,

Pablo duda, está a punto de marcharse a casa, ¿qué va a suceder si abre la piscina a las 10 de la noche para que los niños se bañen?, ¿va a contar con la aprobación de los padres?, ¿es correcto?, ¿es una temeridad?, y en algún punto del camino la bola, que puede caer del lado del no, cae del lado del sí, en una decisión que hace toda la diferencia, 

enlapiscivamos

Pablo quita el candado de la piscina, ya cerrada, y entra en el recinto con 30 chavales, que se van a lanzar con él, no lo tiran, sino que participan como iguales, en una fiesta que va a extenderse poco a poco al resto del grupo, papás y mamás incluidos,

enlapisci

¿es media hora?, ¿es ya una hora?, no lo sé, pero tengo la impresión de que el tiempo ha tomado una dimensión diferente, subo a casa a por el móvil, y saco un par de fotos, y un trozo de video, que no son de calidad, pero que sirven para acordarme de ese momento fugaz en el que una respuesta ante una duda hace toda la diferencia,

Pablo se ha librado del miedo, del qué dirán, se ha desprendido de su horario, seguramente pierde el bus y acaba tomando un taxi de vuelta a casa, se ha desprendido de ese dinero que tanto cuesta ganar, se ha desprendido de su importancia personal, y es uno con ese evento que él ha organizado y cuyo mejor desarrollo propicia con su decisión,

enlapisciadios

Pablo se ha hecho uno con la magia de la vida, que sigue manifestándose en vivo y en directo.

enlapisciadiosmon   así lo vimos…

aunque éste no es el enfoque principal que pretendemos dar a la alegría en “7 emociones” no puedo negar que observo cierta relación, y que es esta energía la que propicia procesos de celebración en grupo; hemos mantenido una relación, nos hemos conocido, hemos establecido reglas para la convivencia, hemos actuado desde el respeto cuando alguien ha traspasado una frontera,

hemos reído y nos hemos puesto serios, hemos jugado y hemos compartido un trozo de nuestra vida, y se acerca la hora de despedirnos, ojalá nos volvamos a ver algún día, ojalá sea pronto, si es el caso lo celebraremos de nuevo, si no toca que te vaya bonito, fue un regalo conocerte, gracias por compartir con nos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alegría, emociones, encontrándome con los amigos por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s