Madrid, Microsoft, durex y corazones por aquí y por allá

corazonesvoladoresme estoy despidiendo de Maitane, mi hija mayor, en la terminal 4 del aeropuerto de Madrid, con dos jugos de naranja sobre la mesa, hace varios meses que tengo castigado el café,

con un par de libros y unas pinturas acuareleables en la mesa, unas pinturas que sirven para pintar sobre la piel, me hago un dibujo en la planta del pie, maravillas del verano, sobre el plástico, intento pintar sobre su carpeta de viaje y no me deja,

pero ella me hace un dibujo en la carcasa del móvil, una bandera, rojo, amarillo y rojo, Madrid,

“para que se lo enseñes a amama Pily”, una broma que surge del choque cultural entre una madre vasca nacionalista y unos hijos mexicanos, “que no, abuela, que la ciudad más grande del mundo no es Bilbao”, parecen clamar mis hijos,

un dibujo que me paro a pensar y a sentir ahora, un resumen de mi vida reciente,

un móvil de Microsoft (esa compañía sobre la que construimos Navega, sql, punto net, 100% compatible con todos los productos Microsoft, internet explorer, el gran monstruo de la navegación en internet hace no tantos años),

una carcasa reventada, y cosida con unos celos (que bien puede representar ese proceso de siniestro total que protagoniza Navega, ese barquito de papel que quisimos convertir en avión, por supuesto de papel),

y la cuidad que acoge la aventura, Madrid, capital del reino de España, otrora una potente potencia entre las más del mundo mundial, “España va bien”, “España va bien”, “España va bien”, ese mantra que no nos cansamos de escuchar,

¿quién nos dijo que una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad?,

y un corazón sobre la i,

es curioso que un día me cuento que me encanta el espacio aéreo de Madrid, y aquí estoy, despidiendo a Maitane, mi hija mayor, y mi hija pequeña, que para algo es la única hija que tengo,

que Gorka, aunque termine en a es chico,

es curioso que haya pasado el tiempo y ese corazón pequeñito que sobrevuela la i, ¿acaso es una mariposa?, me recuerde esa historia de amor al espacio aéreo de esta cuidad que me rodea,

tal vez recordándome que el amor que tenemos, por muy pequeño que se vea en el papel, es infinito, y alcanza a todos nuestros seres queridos, los del más acá y los del más allá, los que transitaron antes que nosotros, amama Pily y el abuelito Miguel,

los que nos acompañan en nuestro día a día, Silvia, Fernando y Pedro, Hugo, Paco y Luis

y los que nos suceden, que ojalá desarrollen su conciencia un paso más allá de lo que nosotras fuimos capaces (o estamos siendo) con la nuestra, mientras se amplían las capacidades de amar,

en la cercanía y en la distancia,

a las personas queridas de nuestro más acá, y del más allá.

corazonesvoladoresmon   asi lo vimos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en encontrándome con mi familia sana por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s