los peces no sienten el agua, nosotros no vemos el azul

esta es la historia de Fernando, un niño chiquito, que un día va al psicólogo, porque pinta sus dibujos de color azul, dibujos en el que el mar es muy grande, y lo pinta de azul, y el cielo es muy grande, y lo pinta de azul,

y el psicólogo, que sabe mucho de la teoría del color, dice que el niño está mal, es un niño que está triste, y está deprimido, y se tiene que tratar, para poder pintar el mundo con otros colores, el naranja, el rojo, el verde,

y Fernando sale de la consulta, observa, observa, observa, y mira el cielo, y no entiende por qué le tienen que obligar a pintar el cielo de otro color.

elmundoesazulmon   así lo vimos…

y a veces los niños nos preguntamos por qué esos señores tan grandes, que no ven todo lo que veo yo, el color de las personas, y mis amigos que me acompañan, y el cielo azul, se empeñan en que todo eso que veo no existe,

me va a llevar mucho tiempo crecer, y ser mayor, tal vez algún día llegue a entender, tal vez demasiado mayor, que los peces son los únicos que nos son conscientes del agua, que en la oficina de un psicólogo no se puede ver el cielo,

y tal vez llegue a recordar, y a pensar, y sentir, quién sabe, que todo lo que veía cuando era una personita pequeña, incluyendo a mis amigos los gnomos y las haditas, y los colores de las personas, “hoy te veo oscurita, mamá”, es real.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s