donde todos piensan igual, nadie piensa mucho, donde todos piensan con la cabeza, jodido lo tenemos

es domingo por la mañanita, y me levanto con intención de escribir de los atentados en París de este jueves, y miro qué me ofrece mi bandja de entradas, con un artículo en msn, y unas palabras de Merkel, es un atentado contra todos,

y el blog semanal de Leonardo Boff, mentor del papa Francisco, que en la entrada titulada “La urgencia de una ecología integral”, cita, entre otros, a Jung, en unas líneas que copio textualmente:

Otra notable contribución proviene del conocido psicoanalista Karl Gustav Jung (1875-1961) que en su psicología analítica concede gran importancia a la sensibilidad y sometió a duras críticas el cientificismo moderno. Para él, la psicología no tiene fronteras entre cosmos y vida, entre la biología y el espíritu, entre el cuerpo y la mente, entre lo consciente y lo inconsciente, entre individual y colectivo. La psicología tiene que ver con la vida en su totalidad, en su dimensión racional e irracional, simbólica y virtual, individual y social, terrenal y cósmica y con sus aspectos sombríos y luminosos.

Supo articular todos los saberes disponibles, descubriendo conexiones ocultas que revelaban dimensiones sorprendentes de la realidad. Es conocido el diálogo que Jung mantuvo 1924-1925 con un indígena de la tribu Pueblo en Nuevo México (EEUU). Este indígena creía que los blancos estaban locos. Jung le preguntó por qué los blancos estarían locos. Y el indígena respondió: “Dicen que piensan con la cabeza”. “Pero, por supuesto que piensan con la cabeza”, respondió Jung. “¿Cómo piensan ustedes”? Y el indígena, sorprendido, respondió: “Nosotros pensamos aquí”, y señaló el corazón (Recuerdos, sueños, pensamientos, página 233).

Este hecho transformó el pensamiento de Jung. Entendió que el hombre moderno había conquistado el mundo con la cabeza, pero había perdido la capacidad de pensar y de sentir con el corazón y de vivir a través del alma. Esta misma crítica la hizo el Papa cuando estuvo en la isla italiana de Lampedusa, donde cientos de refugiados se habían ahogado. “Desaprendimos a sentir y a llorar”.

Por supuesto que no se trata de abdicar de la razón –lo cual sería una pérdida para todos– sino de rechazar la limitación de su capacidad de comprender. Hay que tener en cuenta lo sensible y lo cordial como elementos centrales del acto de conocimiento. Permiten captar valores y sentidos presentes en la profundidad del sentido común. La mente siempre está incorporada, por lo tanto está siempre impregnada de sensibilidad y no sólo cerebralizada.

de alguna extraña forma, el texto me hace conectar con la teoría U, en ese marco de interpretación y de relación con la realidad en la que que se nos anima a mirar con ojos frescos, a volver a observar, observar, y observar la realidad,

abandonando procesos de descarga automáticos,

y mi pensamiento me lleva a la siguiente línea,

sí, el terrorismo es malo, y los terroristas matan, pero la solución no se encuentra en defendernos mejor de los terroristas, sino en “no generar” terroristas nuevos, la solución no se encuentra en las víctimas ni en los asesinos,

sino en los hijos de las víctimas y de los asesinos, en la siguiente generación, que puede no repetir la barbarie que han protagonizado, siglo tras siglo, sus ancestros, en esa cadena de padres, abuelas, bisebuelos, tatarabuelas,

de violaciones y de guerras, de falta de respeto,

una falta de respeto, en primera persona, hacia mí misma, que se convierte posteriormente en falta de respeto hacia ti, hacia todo lo que me rodea, sea mineral, animal o planta, una falta de respeto absoluta a los recursos y a la madre tierra,

y pienso que hoy en día nos enfrentamos a una crisis (oportunidad) global de cambiar nuestra forma de pensar (de forma integral, pensando desde aquí, y aquí está el corazón, que también incluye nuestra voluntad superior y nuestro intelecto),

de sentir (cuando pensamos diferente, sentimos diferente) y de hacer (cuando pensamos y sentimos diferente, hacemos diferente),

y en esa nueva forma de pensar, podemos cambiar las afirmaciones rotundas, “es un atentado contra todos”, por preguntas nuevas,

¿qué tipo de desigualdad estamos cultivando para que alguien, siquiera una sola persona, sea capaz de un acto así?

¿qué tipo de hostilidad estamos cultivando, cuáles son los colectivos en los que esas semillas prenden, y cómo regamos esa hostilidad, que provocan situaciones como ésta?,

¿qué tipo de mentira estamos contando al mundo que nos reponde de esta forma tan brutal, acaso no estamos acogiendo e integrando a los diferentes, acaso no les estamos tratando como iguales, acaso no les estamos amando en nuestra tierra?,

preguntas nuevas que huyen de caminos fáciles, trillados, y nos ponen en la senda de soluciones a problemas sistémicos, con un enfoque salutogénico, en vez de patogénico, en un enfoque de prevenir, en vez de curar,

en un enfoque que nos permite sanar, como individuos, en lo colectivo, y como sociedad.

dondetodospiensanigualmon   así lo vimos…

si hoy pones una vela, no omitas a los que se han equivocado, en un bando y en el otro.

me acuerdo de Astérix y Obélix, esa obra magnífica de Goscini y Uderzo, yo diría que alguno de los dos es francés, esa preciosa aldea gala en la que los franceses se rebelan a los bárbaros romanos (italianos),

y me pregunto quiénes son hoy en día Astérix y Obelix, y fíjate por dónde, pienso en Afganistán, un país sitiado por la guerra, ahora soviéticos, ahora estadounidenses, ahora soviéticos, ahora estadounidenses,

5 años, 5 años, 5 años, 5 años, estos tipos adoran nuestras montañas, les encanta las rocas, ¿o les gusta más nuestro petróleo y nuestro gas, o nuestra posición geo-estratégica, o la belleza de nuestras mujeres?,

y pienso en países y grupos africanos, que están perdiendo su capacidad de auto-abastecerse, gracias a la introducción des-interesada de semillas transgénicas, que no pueden guardarse de una cosecha para la siguiente, sin pasar por caja,

mientras al mundo opulento de los blancos se le llena la boca con palabras como la sostenibilidad,

y pienso en tantos ejemplos en los que el mundo revienta por dentro, hoy estoy triste, no justifico la barbarie, pero también entiendo la rabia, una rabia que brota de las entrañas, una rabia que también se siente aquí.

 

me vuelvo a la estantería, y busco, sé lo que quiero encontrar, el libro “la tierra como escuela”, el primer capítulo de la segunda parte del libro, donde se discute la importancia de ciertos pensadores en la historia de la humanidad,

Copérnico y Kepler, Galileo y Newton, Descartes y Spinoza, Bacon, Locke y Hume, y copio otra vez, hoy estoy de copiota …

“es curioso constatar que mientras Bacon, contemporáneo de Galileo (uno en Inglaterra, otro en Italia) impone con fervor su método empírico deductivo, Descartes, también contemporáneo de Bacon, Galileo y Kepler, está desarrollando su método racional deductivo.

Detenernos en Descartes es muy importante. Gran matemático y fundador de la filosofía moderna, es el creador de un método científico que pretende ser absoluto, inequívoco y exacto y que siempre le permitirá distinguir la verdad del error. Busca establecer soluciones matemáticas exactas en todo los fenómenos físicos: el mundo material es tan sólo una máquina.

En su monumental obra “el discurso del método”, halla la clave en la duda radical, o “filosofía de la desconfianza”: la sabiduría tradicional, las impresiones sensoriales y hasta el hecho de poseer un cuerpo… todo puede ser puesto en duda, menos la condición de ser pensante: “cogito ergo sum” (“Pienso, luego existo”).

El método cartesiano es analítico, es decir, divide los problemas en cuantas partes es posible hacerlo y luego los dispone según un orden lógico: razonamiento analítico.

Al concepto “mente clara y abierta” lo llama Descartes “intuición”. La razón es más cierta que la materia y existen dos campos independientes y separados:

Pensamiento = Res cogitans, o sustancia pensante,

materia = res extensa, o sustancia extensa,

Todo es obra de Dios, quien se encuentra exactamente en el centro: el equilibrio perfecto entre dos sistemas.

Descubre también la geometría analítica (correlación álgebra / geometría).

El pensamiento cartesiano fomenta el reduccionismo científico. Es así que induce a concebirnos como entidades individuales dentro de nuestro propio cuerpo, aislados del Todo; a conceder más valor al trabajo intelectual que al manual; impide a los médicos considerar el factor anímico en la enfermedad o a los psicoanalistas ocuparse del cuerpo de sus pacientes…

Se prepara de este modo el camino hacia una ciencia deshumanizada, que trata a los seres vivos como máquinas susceptibles de ser arregladas, depositando absoluta fe en una ciencia certera, exacta e infalible.”

carlgustavjung

y me pregunto si los políticos y los dirigentes que hoy nos acompañan en este proceso piensan como Jung o como Descartes, y mucho me temo que si el segundo gana al primero, y nos vemos separados del todo, el perpetrador de la víctima, y somos tan distintos, yo no soy tú, y tú no eres yo, y la mente está para una cosa, y el cuerpo para otra, y no hay relaciones entre las “cosas”, jodido lo tenemos.

se abre un camino para una compasión nueva, desde el corazón, por los unos y las otras, una compasión que nos permite trabajar en la sanación de los sistemas disfuncionales que hemos pensado sin sentir el sufrimiento que generan.

si pensamos diferente, con el corazón, otro mundo es posible.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s