Aitor, qué bonita iniciativa

crearomorircamino de la casa de un científico cuerdo, Aitor, me encuentro con la estantería de mi oficina, y con un libro que tengo comprado desde poco antes de navidades, hace algo más de medio año, casi 9 meses, un embarazo, un libro que me regala otra foto,

de otro científico cuerdo, Alberto, en la portada, con sus pelos al aire, con su albornoz de lunares verdes, sonrosadete él, y con un corazón en la mejilla, y saco fuerzas de flaqueza para contar un cuento,

un cuento que empieza en la jornada de aproximación a una presentación del cuentacuentos de oé corazón en INNOBASQUE, allá por diciembre del 2014, a principios, estamos saliendo de cuentas,

esa tarde que me tomo de paseo por Madrid, para hacer un recado para Karmele, que me encarga un número concreto en la Manolita, una cola de 2 horas para no poderlo comprar, ya se lo han llevado, y un rato suelto en una librería y en un museo.

en la librería, de entre los miles de libros que hay, ojeo 3, y en éste, crear o morir, me voy directamente, abro por la mitad, a un capítulo en el que habla de Salman Khan, ¿quién será ese?

y leo una historia de un método para enseñar matemáticas a su sobrina, que luego mejora cuando no puede seguir dándole clases porque se cambia de ciudad, y un proceso de enseñanza / aprehendizaje por internet,

que abre una entrevista, se lo quieren comprar, con la fundación del mismísimo Gates, Bill Gates, éste sí sé quién es, y que va a servir para difundir el método de enseñanza Khan en el mundo.

compro el libro para leerme la historia, todavía en pendiente, y hago las maletas para acercarme al País Vasco, Algorta, casa de mi madre, Sopelana, casa de mi hermana, de su novio, Aitor, de sus dos hijos, mis sobrinos favoritos, Ainhoa y Ion,

y me encuentro con un dispositivo / device súper / híper / rekete chulo encima del cuarto despacho de la familia, un ordenador de la marca de la manzanita con el bocado, yo también quiero tener uno cuando sea mayor.

y le pregunto a Aitor qué hace con un cacharro tan bonito en su escritorio.

la respuesta no puede ser más sorprendente, se lo ha comprado para grabar y publicar vídeos relacionados con un nuevo esquema que está aplicando para el desarrollo de sus clases, Aitor es profesor en la universidad del País Vasco, en tercero de física cuántica,

¿a que no te imaginas siguiendo el método de quién?,

sí, de Shalman Khan, el amigo del Gates.

me quedo con el regalo en el regazo, acunándolo un tiempo, dejándolo reposar, tal vez un día se convierta en un post que habla de la libertad de cátedra en la universidad, una libertad que nos permite repetir los apuntes de hace 30 años,

o ser pioneros de lo que viene, creo que Aitor, qué gusto verlo, en su casa y en su trabajo, es pionero de ese mundo nuevo que está llamando a la puerta, toc, toc, toc, ¿hay alguien ahí?

está en nuestras manos abrirle la puerta y decirle sí.

crearomorirmon   así lo vimos…

cualquier día de estos lo mismo publicamos las reflexiones de Aitor sobre el primer curso implantando el método de Shalman Khan en un entorno universitario, impresiones y resultados, porque a muchas personas los resultados les hablan de realidades,

para qué vamos a contradecir a los datos, ¿verdad?

y ya puestos a comentar, también explicamos de qué va el método que promueve Shalman Khan, y unas ideas de por qué puede triunfar en esta sociedad TIC emergente, en la que la juventud es nativa digital.

Aitor es un científico cuerdo, pero antes que todo eso es una persona preciosa, que se gana día a día el cariño de los suyos, entre los que se encuentran sus padres, mi hermana, su novia, sus hijos, Ainhoa y Ion, mis sobrinos preferidos,

y otros familiares y amigos,

zorionak, Aitor, un regalo conocerte, también en la versión B, con tus pelos al aire, con tu albornoz de lunares verdes, y con ese corazón prendido en la mejilla, Gorka ha disfrutado entre vosotros este año, de nuevo, un montón.