100 rebanadas de vida no es nada

100paginas

érase que se era un joven que un día empieza a escribir un post, y decide utilizar el presente de indicativo en vez de otros tiempos verbales más complejos, el pasado, o el subjuntivo, uy, qué horror, el subjuntivo, sólo de escucharlo da susto.

y como no ha navegado mucho por internet, mira en el espejo de una persona reputada en el mundo de la gestión en habla castellana, o español, qué más da a los que leen en presente, en vez de leer las cosas en pasado o subjuntivo.

y ve que esa persona, reputada, putada y vuelta a reputar, escribe un post al día, y piensa, muy ingenuo, “si él lo puede hacer, yo también”, y empieza a escribir en un blog, una especie de cuaderno de bitácora en internet.

y se pone a escribir de esas cosas que componen su vida, a saber, sus creencias, sus pasiones, un bloque muy interesante que se compone inicialmente de sus cruzadas, y hoy se engrosa con sus emociones, y con sus valores, convertidos en ejemplos de vida por medio de sus comportamientos, de alguna forma utiliza su vida, su biografía para escribir de cualquier cosa.

como ha leído algo de marca personal, se crea un monigote, en el que introduce imágenes, capturas de la vida, que ha tomado él o que extrae de ese gran archivo de imágenes que tiene internet a nuestra disposición.

el monigote es parte de su definición personal, y lo pinta en 4 colores, amarillo, rojo, azul y verde, los colores del parchís, del logo de Microsoft, los colores de Google Chrome, 4 colores que más o menos todas entendemos.

el monigote refleja un poco dónde está, otro poco dónde quiere estar, en un mundo en el que no nos tomamos la vida tan en serio, tan a pecho, en el que no nos cortamos las venas cada cinco minutos,

mejor siempre dejárselas largas que cortárselas,

un mundo en el que puede expresar con tranquilidad su forma de ver, más que la verdad absoluta de las cosas, conectándo el regalo del día, porque cada día trae su empeño, y sus regalos, con su particular forma de ver,

por medio de ese prismático con forma de muñeco de 5 extremidades, cabeza, dos brazos, 2 piernas, y de unas palabras que refuerzan esa actitud de que sólo es una opinión, “así lo vimos”, en el que se supone no estar solo,

si yo pienso así, seguramente, hay alguien más bajo la bóveda de estrellas y sol, de noche y de día, que piensa parecido a mí.

pasa el tiempo y echa la mirada atrás, cuando el powerpoint, la plantilla de monigotes que ha preparado, 3 filas de 4 monigotes, azul, rojo, verde y amarillo, de izquierda a derecha, le regala el número 100.

100 *12, 1200 monigotes, alguno menos que hay alguna página que ha sido utilizada para alguna idea del camino, con sus respectivas imágenes, jalonan el paseo, qué divertido, qué entretenido, qué chulo,

100

un álbum con fotos que narran la historia de una idea que se convirtió en proyecto personal, y posteriormente en proyecto empresarial, y en servicio para compartir en el mercado las claves del storytelling,

esa práctica que nace en África, para luego tomar fuerza en Asia y en Europa, y en América y Oceanía, esa práctica milenaria de contar cuentos que emocionan, que conmueven, que impactan, y que mueven a la acción,

a la acción de repetir el cuento, o la historia que ha sido narrada, para empezar, y a otras acciones varias, según la intención del foro en el que se construyen y comparten.

érase una vez que se era un chico que tuvo una idea, que se convierte, compromiso mediante, que la inspiración me pille trabajando, en proyecto personal y proyecto empresarial, en un servicio para desarrollar en esta sociedad un storytelling consciente,

desde un grupo de personas, voluntarias, en transición (en el proceso de su desarrollo consciente), porque la calidad de los resultados de un sistema depende de la consciencia desde la que actúan las personas que componen dicho sistema,

érase una vez que se era un proyecto con 100 slides (mira que son rebuscados estos americanos, cómo le llaman a las páginas) llenas de images (monigotes) para vestir el storytelling (cuentacuentos).

100paginasmon así lo vimos…

miro en Google “érase que se era”, y la primera línea me remite a la wikipedia, Érase que se era es un álbum del cantautor cubano Silvio Rodriguez, mira que hoy nos vamos a Cuba en vez de irnos a África o a los EUA.

Una recopilación de temas escritos entre los años 1968 y 1970 muchos de los cuales no han sido publicados anteriormente. Según el propio autor, una mirada al trabajo pasado recordando aquellas circunstancias, de todo tipo que hoy están tan presentes. Se trata de recuperar dichos temas antiguos volviéndolos a grabar.

En la línea provocar reflexiones, pensamientos, el propio Silvio lo dice así:

…Digamos que prefiero provocar reflexiones que agitar. Creo que los pensamientos tienen mucho que ver con mi trabajo, como también las emociones y los sentimientos. Y es que mis canciones vienen de lo que le sucede a la gente, a mi mismo; ideas, emociones, sentimientos que el acontecer humano me provoca, que me hacen desear expresarlos con música, para compartirlos

llena el álbum con 25 canciones construidas a base de poesía, memoria, compromiso, ética… lo que permite perderse en un mundo de sueños y certezas, amor y compromiso.

pues mira qué divertido que hoy también tenemos algo que contar, con nuestos amigos de youtube y de la wikipedia, acompañados por Silvio Rodríguez, las emociones y los sentimientos tienen mucho que ver con mi trabajo,

compartiendo y provocando reflexiones, pensamientos, con entradas construidas a base de poesía, memoria, compromiso y ética, valores personales y organizativos que se convierten día a día en realidad por medio de comportamientos compartidos,

que te dejamos, cómo no, que llames cuentos.

Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, actitudes en la vida, autores, biografía, compromiso, Mikel, storytelling y etiquetada , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Un pensamiento en “100 rebanadas de vida no es nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s