31 años no es nada

gabarrapaseo por el puerto viejo de Bermeo el sábado por la mañana, de resaca de los 4 goles que le ha enchufado el Athletic al Barça, un equipo del que un día nos acordaremos como el mejor equipo de la historia del fútbol, antes de la misa entierro de mi tío, en la iglesia juradera de Santa Eufemia, en una tradición que cerraron los reyes católicos, Isabel y Fernando, tanto monta, monta tanto.

y antes de entrar a la iglesia, a las 13 horas, paro en una tienda de enseres marinos, reconvertida en tienda de moda, enfrente de la que luce una gabarra para tekeñines, rojo, verde y blanco sobre el mar azul, cristales blancos con ribete negro, el ancla y el león.

y me acerco al cristal, un cristal en el que se refleja el paso del tiempo, hace 31 años que el Athletic no gana un título, una liga ni una copa, un cristal que me devuelve un puerto pesquero que se reconvirtió en puerto deportivo,

enelescaparate

rayas rojas y blancas, azules ultramar y rojas, que esconden el blanco de las nuevas embarcaciones de paseo, todavía me acuerdo de lo bonito que era este puerto lleno de embarcaciones pesqueras,

iglesiajuraderadesantaeufemia

y el cielo plomizo, cargado de esa pregunta, ¿serán suficientes 4 goles para ganar al Barça en el Camp Nou, y volver a sacar la gabarra?, nos deja caminar sin necesidad del paraguas hasta esa iglesia, juradera, en el que lanzamos el último adiós a José Manuel,

tánbor, artista pintor, ese joven de barba canosa que pinta al hombre marinero y a la mujer de Bermeo, que pinta al Athletic y a su tierra, los usos y costumbres de un pueblo atípico, o tan típico y diferente, único, como el de al lado.

31 años después, el Athletic está a punto de ganarle al Barça, el mejor equipo de la historia, hoy martes la primera parte es un hecho, que a la historia le lleva un tiempo analizar el pasado,

y además les ganamos a dos partidos,

donde todos creímos que era más fácil sólo a uno, tal vez buscábamos un churro, quién lo iba a decir, y los vascos, brutos como son, no van a sacar la gabarra, porque piensan que ganar la super-copa sin ser ganadores de liga y copa no es suficiente,

total, 31 años no es nada, y las gabarras son sólo para los primeros.

menos mal que en el puerto viejo de Bermeo podemos entrenar a nuestros enanitos, pezkeñines, en esa tradición de celebrar, aguas arriba, contra-corriente, los triunfos de una cultura diferente, la nuestra, tan parecida a la tuya y a la mía.

gabarramon   así lo vimos…

en el entierro del hermano difunto de mi madre, me encuentro con el hermano de mi difunto padre, José Luis, ya se sabe que le enfermedad une de la misma forma que el dinero separa, pero esa es otra historia

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, autores, biografía, encontrándome con mi familia sana, Mikel, mis valores y etiquetada , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s