repSOL, el sol y la luna

repsoles lunes por la mañana, son las 11, hora del amaiketako (traducido literalmente del vascuence, para las once), una semana nueva está por comenzar, he quedado con Javier Estefanía para una presentación del cuentacuentos en Repsol.

en el proceso de recepción, un chico de seguridad nos quiere quitar dos bastones de monte, que son parte de la parafernalia del camino. Como yo estoy más seguro que él de que son nuestros, y tal vez necesarios, no nos los quita, y nos acompañan, junto con la cometa y la mochila, hasta el cuarto piso del edificio naranja, ese color con el que se mueve la comunicación, donde nos recibe Cristina.

naranja

hacemos una presentación de “historias que transforman organizaciones” en media hora, cada vez sale más hiladita, más fácil, y tenemos media hora para entretejer conversaciones, preguntas y respuestas, con el hilo de nuestros intereses, que son el hilo de nuestro presente, nuestro pasado y nuestro futuro, los hilos de nuestra vida.

nos despedimos de Cristina con la ilusión de volvernos a ver, una vez que nos hemos presentado, y nos hemos re-conocido, azares del destino, 3 vascos, ella guipuzcoana, Javier y yo bilbaínos, en esta capital tan interesante, tan grande y tan acogedora, que es Madrid, capital central de un imperio en el que un día no se ponía el SOL.

sol

tomamos un café camino del coche, y se empieza a entretejer otra conversación, interna, entre dos amigos que coinciden hace unos años, dos caminos que se entrelazan en la línea de una búsqueda personal de la verdad.

en el coche, Javier me regala una imagen que seguramente utilizo, tal vez destrozo, en una presentación por venir, en la que nuestro ejercicio es tan sencillo como encontrar un gramo de silicio, o una beta de mica en la densidad de una piedra, la luz en la oscuridad.

Javier está desatado, y recapitula sobre el reconocimiento en una etapa anterior, en la que ha sido el co-equipier de otras personas, líderes de sus proyectos, cuyo único interés es realzar su propia luz, y surge una reflexión sobre el reconocimiento en nuestra vida.

cuando alguien no reconoce nuestra luz, y nos escucha de esa forma interesada por la cual nuestras palabras sirven para apuntalar sus argumentos, lo que decimos le importa un comino (muy poquito), y somos un instrumento de su pensar, iluminado a más no poder, es apersona nos conduce a un estado en el que no somos estrellas radiantes, sino lunas opacas, que, a lo sumo, como mucho, pueden reflejar su luz.

yo soy transparente, pero me tengo que opacar, tengo que interponer una lámina densa, para convertirme en tu espejo, y reflejar tu luz.

en ese proceso, que nos pasa a veces en la vida, con nuestro jefe, con nuestra pareja, a veces incluso con nuestras compañeras de camino y amigos, yo soy menos yo, dejo de re-conocerme en mí mismo y en mis actos, y paso a ser un reflejo de tu luz.

si tú brillas, brillas más conmigo a tu lado, y las dos personas juntas, compañeras de viaje, nos podemos elevar. Este primer impulso es Luciférico, en lo que tiene de elevación de la luz.

en un segundo movimiento, empieza a crecer un re-sentimiento (un sentimiento re-concentrado), ya que aunque yo sé que tal vez no tengo tu brillo, algo que podríamos discutir, y he dejado de emitir esa vibración propia. Me he quedado a tu sombra (hay otras estrellas en el firmamento que brillan con luz propia como tú), y a tu lado puedo medrar, llámale dinero, posición, reputación, fama, …

este segundo movimiento es Ahrimánico, me he densificado un poco más. Primero era cristalino, transparente, y con una capa sólida me he convertido en espejo, para luego convertirme en piedra, o en pedrusco, que un día se va a volver contra ti.

seguimos charla que te charla en el coche, y entiendo, una capa de la cebolla más, el sentido profundo que encierra un proceso de re-conocimiento personal (yo me re-conozco) en grupo (yo te re-conozco), para el desarrollo de estrellas brillantes (no lunas), personas re-conectadas con su brillo y energía personal (creencias actualizadas, pasiones re-conectadas, valores verdaderos en un camino de libertad personal), en el que la persona y el grupo re-contacta con la identidad corporativa, en esa casa común que me cobija, a la que doy y damos vida.

javier

entiendo, otra vez, una capa más adentro, el ejercicio tan sencillo y tan necesario que estamos ofreciendo al mundo corporativo desde ese color naranja con el que iniciamos el camino cálido de la comunicación desde el Ser.

paramos para comer, después de hacer juntos la compra en Mercadona, cada cual en la casa de su mujer, y nos juntamos para el café después de comer, y nuestra conversación sigue y sigue, ya estamos dibujando el storyboard de un cuento desde el que Javier puede acompañar el latir del último proyecto que lanza conjuntamente con Juan, su socio en biostevera.

en el hablar, en el compartir, ¿qué es mejor hacer, un blog personal y uno corporativo, una separación por temáticas?, Javier encuentra el hilo que conduce a lo personal, y desde lo personal acompaña a lo corporativo. Biostevera, si no me equivoco, cuenta dentro de poco con un blog que nutre de historias el camino de un ejercicio que nace en la stevia, y que sigue, en un movimiento más amplio, con la permacultura y la biodinámica.

Javier, qué bonito conversar contigo, también hoy.

Cristina, muchas gracias por acogernos en tu casa, ojalá esa segunda reunión se de, y os acompañemos en ese movimiento de personas radiantes, re-conectadas, desde el juego y las dinámicas compartidas por el grupo.

1 moto, 2 bastones, 3 facilitadores, 4 edificios y 5 valores, y quién sabe cuántas personas voluntarias y comprometidas para empezar.

REPSOLMON   así lo vimos…

Javier, un día de estos tengo ganas de leer ese post que bocetas en mi casa, sobre la mesa de forja que ocupa en su día la terraza de la casa en Bermeo de mis abuelos maternos, Coca-Cola y Pepsi, y esos dos nuevos productos, con base en la stevia, True, la verdad, y Life, la vida. Creo que, aunque lo quieras evitar, el post ya tiene nombre, “el camino, la verdad y la vida”, qué divertido, qué bonito es jugar.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en actitudes en la vida, amar la vida, autores, co-crear, colaboración, encontrándome con los amigos, Mikel, storytelling, Uncategorized por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Un pensamiento en “repSOL, el sol y la luna

  1. Gracias Mikel “El gotero” ¡Aúpa y Oé!

    La estrella que junto a otra brilla menos, acaso sea que solo está más lejos.
    Hay estrellas que existen ya, solo que no las vemos porque su luz no ha llegado a los ojos.
    Practica la atención a tu alrededor, mira al prójimo, cerca y lejos…
    no quieras deslumbrar todo el rato, no quieras ser tú “la bomba” todo el tiempo.
    Y asistirás al nacimiento de estrellas que ya estaban ahí
    acaso mucho antes que tú mismo.
    Luceros de tu vida serán.

    El gato Esteban

    ESTRELLA, ESTRELLA, canción de Vitor Ramil

    Estrella, estrella
    ¿Cómo ser así?
    Tan solo, tan solo
    Y nunca sufrir

    Brillar, brillar
    Casi sin querer
    Dejar, dejar
    Ser lo que se es

    En el cuerpo desnudo
    de la constelación
    Estás, estás
    sobre una de sus manos

    Y vas y vienes
    Como una lámpara
    en el viento frío
    de un lugar cualquiera

    Es bueno saber
    que eres parte de mí
    Así como eres
    Del amanecer

    Y mejor, mejor
    es poder gozar
    de la paz, de la paz
    Que traes aquí

    Yo canto, canto
    al poder verte
    en el cielo, en el cielo
    como un globo

    Yo cánto y sé
    Que también me ves
    Aquí, aquí
    Con esta canción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s