los lápices y el color, la libertad de expresión y la dignidad humana, la mujer y la suegra

lapicesllega por wasap una de esas imágenes chulas que los infógrafos crean con tanta facilidad, y que nos divierte tanto reenviar, esos trozos de humor fino de nuestro día a día.

Es un ejercicio del tiempo, ayer, hoy, mañana, como los tres tiempos con los que trabajamos en las 3 copas para celebrar la vida y la muerte, qué nombre más curioso en este mundo en el que casi nadie nombra la muerte. Las 3 copas para celebrar, o las 3 copas para brindar por, si te gusta más así, habla de:

  • pasado,
  • presente
  • y futuro.

“las 3 copas para celebrar la vida y la muerte” toma ese nombre de una creencia básica. Es muy fácil celebrar la vida, el triunfo, las situaciones que nos vienen de cara. Y deberíamos estar educados (eso sería en verdad educación, y esta es la creencia) para aceptar y celebrar la derrota, las contrariedades, la frustración, y la muerte.

cuando seamos capaces de celebrar lo uno como lo otro estaremos en otro sitio bien distinto, qojalá mejor que el actual, que ya es de por sí bonito.

ayer, qué rápido pasa el tiempo, dos personas huyen de la policía francesa, después de un atentado contra un periódico gráfico en el centro de París. Pasa un día, y una invitación a desayunar con Javier, amigo de villa Micael, que me pone al corriente de su proyecto empresarial y de su vida, navidades incluidas, café desayuno tardío, se convierte en cerveza en la vascomadrileña, qué mejor sitio para dos vascos que comparten domicilio en Madrid, donde nos encontramos con una persona que despotrica contra la inmigración islámica.

hablando con Javi sale a la luz la idea de que en todos los reinados ha existido la figura del bufón, que tenía derecho a decir lo que muchos de los cortesanos veían, y prudentemente callaban, ya sea por respeto o interés, por temor o puro miedo.

pienso en bajo y comparto con Javi una idea relacionada con el respeto a las minorías, al diferente, a sus usos y costumbres, a su idiosincrasia.

hablamos de la edad moderna y del medievo, de la separación política y religiosa, del integrismo y de los progresos éticos de los que la vieja europa es abanderada.

Javi me comenta que en Estados Unidos eso no habría pasado, ya que 2 metralletas se habrían encontrado con 12 revólveres. Afortunadamente estamos en Europa.

me comenta de los derechos, usos y costumbres de estas minorías étnicas amplias, que son muy grandes en países como Francia y Alemania, costumbres que pueden tener repercusiones penales, como la ablación, o similares, y que, a su parecer, no se castigan.

Ahí surge una pregunta. ¿Es legalmente punible según el derecho del territorio esa actividad? Si es así, y las autoridades deciden cerrar los ojos, consienten algo contra derecho de forma consciente, y pierden su sitio.

Y reina el des-orden.

y de ahí, otra pregunta, ¿cómo se recupera el orden?

ocupando el sitio que ha quedado vacío. Me acuerdo de un juego de niños, de cuando éramos pequeños, que aplica durante toda la vida, seamos conscientes o no de ello. Se llama “El que se fue a Sevilla, perdió su silla”.

Cuando yo ocupo el sitio que me corresponde, no hay discusión posible. Lo ocupo, y punto. Cuando yo estoy ahí, estoy ahí, y mi presencia en mi silla vale más que mil palabras. Presencia, presencia, presencia.

si he desocupado mi silla, no hay problema. En el pasado próximo me he equivocado, pero no corrijo mi error repitiéndolo. Actúo diferente.

ocurre lo mismo en la educación de los niños, de la siguiente generación. Es buen tiempo para plantar la semilla del amor, y la del orden, entre los madrileños de octava generación, los gatos, los de adopción reciente, una, dos o tres generaciones, y los recién llegados, ya tengamos origen en Bilbao, en Don-osti-tú, o en Rabat, en Trípoli o en Damasco, de tez clara y rasgos indouropeos o asiáticos.

Todos somos uno, todos somos lo mismo, tan bonitos y tan diferentes.

Hora de pensar qué queremos hacer mejor para la educación de la siguiente generación, nuestros niños y niñas de hoy, también por medio del ejemplo.

lapicesmon Así lo vimos…

hoy queremos reivindicar una vez más los colores, la alegría y el cariño en nuestro comunicar, desde la desinhibición, desde la curiosidad, desde nuestro yo más limpio.

la otra ya la hemos probado en el pasado, y no tenemos pruebas de que funcione. Ojo por ojo, y el mundo acabará ciego.

ytt3 si os sirve de algo, nuestros lápices de color son hoy también vuestros.

pd:

para terminar, un apunte sobre la mujer y la suegra (que también aplica al hombre y al suegro), paquetes indivisibles.

ayer necesitamos mano de obra barata para cultivar el campo, que nos ayudó en el tránsito de simples campesinos a empresarios de la agricultura, braceros para la construcción, que convirtió al paleta en empresario de la construcción.

son procesos invevitables, que surgen de la necesidad y de la desigualdad, y tienen frutos duros de consumir si en la desigualdad siguen.

hoy esas personas y sus hijos, y sus sobrinas, y sus amigos, son parte de la población de nuestro territorio, de nuestra ciudad, de nuestro pueblo y de nuestro barrio, paisanas, vecinos, en algunos casos cariños y amigos.

todos somos iguales

 

 

Esta entrada fue publicada en 4 elementos, autores, espíritu, Mikel, nuestras flechas por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s