con aceite, pan y vino se hace el camino (y juega que te juega jugando vamos haciendo grupo y amigos)

aceiteEs miércoles por la tarde y le pido a Fernando que me pase a buscar por la estación del tren, que no se olvide 3 botellas del cosechero para ver si cambiamos de vino en el txoko, y las zapatillas verdes y azules esas tan estridentes que me acabo de comprar. Si todo va bien, ya es buena hora de presentarse en el txoko, hora de acompañar a los cocineros.

Llegamos a crisálida donde 2 capullos ya han florecido. Nos reciben Jacin y Antonio, nuestros cocineros voluntarios de hoy, que ya se han puesto en los fogones y en la tabla. Incomprensiblemente han desechado la propuesta para el menú que les ha hecho Juanma, unas angulas y alguna cosilla para seguir, langosta, cabrito asado, …, mucho más fácil de elaborar, y se han hecho fuertes en un menú cargado de corazón, sin billete, aprovechando la temporada de setas. El menú es algo así como setas de entrante (níscalos con verduras), setas de primero (setas empanadas con verduras) y setas de segundo (fussili con champiñones al pesto). Para pasar el otoño no está mal. Por si a alguien no le gusta el otoño, cargamos la despensa con abundantes vinos, beber para olvidar, y contratamos a Carlos, asesino a sueldo, que hace una entrada gloriosa en el txoko con su ametralladora, vestida de indefensa funda dura de guitarra.

En el preámbulo de la gran cena, los niños se han puesto a jugar a eso de yo no quiero setas, y por si acaso, han quedado de acuerdo en traer un poco de aceite y pan.

Es tan grande la desesperación que Andrés, que se ha dado de baja del txoko hace unos meses viendo lo mal que comemos, viene a rescatarnos con una garrafa de 5 litros de aceite ecológico.

En la mesa, mientras los dos jóvenes al mando del otoño hacen de las suyas, van apareciendo más y más niños con aceite, hasta juntar 10 platos para untar. Yo, que me quería escaquear de trabajar, como ya es costumbre, dando palique, no me voy a librar esta vez. Me ponen delante una tabla, una montaña de panecillos y un cuchillo con sierra. «Mikel, hoy te toca hacer algo». Y recibo, obediente, instrucciones de cómo cortar los panecillos, primero por la mitad, y luego en cuatro pedazos. Obedezco al primer punto, y en el segundo casi. Marco la cruz, norte – sur, este – oeste, derecha – izquierda, abajo – arriba, sin llegar a cortar el pan.

panA los niños, que han montado una algarabía enorme en la cocina, les está gustando esto de jugar. Después del Sushi, de la cata de vinos, de la paella al aire libre y el concurso de chipirones, la vasija grecoromana al fuego, qué divertido es votar y romper cazos, ahora nos toca mojar pan. Pablo pone nombres a 10 platos de aceite que empiezan en 1 con la «duquesa de alba», siguen por el 2, claro, el 3, Messi, el 4 Cristiano, y sigue hasta el 9, Mariano Rajoy, sentado al lado del 10, Pablo Iglesias. Si lo piensas bien, es bien divertido, en vez de hablar del 1 o del 6, «a mí me ha gustado el 1», que ñoño, un rotundo «yo me comería a la duquesa de alba, que está para mojar pan», «pues yo le echaba un tiento a Ronaldo que se va a enterar». En eso estamos, despiazando famosos, artistas, toreros y políticos, que se acaba el aceite y el pan. No nos queda más remedio que pasar al otoño, una estación que nos sienta fenomenal.

Y tras el otoño, preparándonos para el invierno, un postre tan sencillo como espectacular. Puedes probar a hacerlo en tu casa. Compra una botella de litro de kefir de cabra, bien fría. Si la compras del tiempo también puedes ponerla en el refri. Una granada, un mango, unas nueces, un par de frutas que contrasten entre sí, frutos secos y de temporada para contrastar. ¿Chirimoya y pera, pasas y anacardos? También puede ser.

Sencillamente espectacular, sobre todo para aquellos, pacifistas, que piensan que el fuego lo tendrían que prohibir.

Y hablando de fuego, acaba la noche y Carlos, como los niños han comido bien, abre la funda de la guitarra, y, en vez de la metralleta, saca la guitarra.

Juntos hemos pasado un rato muy agradable, juega que te juega, hablando de Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, ahora que hasta yo sé quién es, mientras Carlos nos acompaña atrás.

No me acabo la sobremesa (a alguien le tiene que tocar fregar) ni el vino (si me tomo una copa más me derramo). El pasado es bonito pero el futuro es precioso, ahora que los niños vuelven a jugar.

aceitemon   Así lo vimos…

En los premios de los 9 aceites, ya que uno está duplicado, ¿es de contraste?, una sutileza de un niño juguetón, 2 extremeños se llevan la palma. El aceite que ha traído Andrés para suavizar su marcha y su vuelta queda primero. Como se ha acabado el pan, se lleva 4 litros largos de vuelta a casa, qué sinvergüenza, Andrés, mira que no repartir… Hoy se nos ha olvidado traer botellitas donde otros días traemos tapers, qué pena. Medio litro para un enjuague bucal no nos iba a sentar mal.

El hombre de negro se lleva de vuelta su metralleta a casa. Esta vez no ha habido que liquidar a nadie, menos mal. Qué grande eres con el fusil y la escopeta, y con los niños que se acabaron su fussili, «tango tusto», el gusto es mío, a ver cuándo nos tocas la guitarra con voz, Carlos, y con tanguista para los niños.

carlosEn la discusión posterior,  cruzamos opiniones con más y menos vehemencia sobre lo buenos que son los productos extremeños, pasando por alto los productos vascos (el azpilicueta de Fernando que no hemos votado). y ya el día posterior, por wasap, discutimos si Hernán Cortés, otro artista del fusil, y la duquesa de Alba son extremeños o vascos, esos seres irredentos que se empeñan en nacer en cualquier parte. Nuestros cocineros, no sé si puedes apreciar el halo que les envuelve, sutil, mágico, aunque si eres muy básico puedes pensar que la foto está desenfocada, y simplemente hay una sombra producto de que también hay luz, y donde hay luz hay sombra, ni se molestan en discutir.

nuestros cocinerosEllos han obrado esta vez el milagro de la alquimia. Sacudidos como estamos por este otoño sin agua, nos invade una pregunta postrera, ¿de dónde habrán salido las setas?

 pd1:

de los niños mejor no sacar fotos, ahora que están en la cama, no se vayan a poner a jugar otra vez…

pd2:

en la última cena volvemos a ser en torno a 13, uno más uno menos qué mas da. Judas ya ha vuelto de su misión, y está pasándoselo fenomenal con Andrés, que si no trae el aceite de vuelta no vuelve a estar invitado.

pd3:

todos los personajes de esta obra, como los hechos que aquí se relatan, son de ficción. Cualquier relación con la realidad, incluidos los nombres, es obra de la alquimia, o ese proceso tan raro que hace que las cosas queden tal que «asín».

Esta entrada fue publicada en a la sal, actitudes en la vida, artes, autores, co-crear, cocina, encontrándome con los amigos, Mikel, musiquita por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s