noraezean camino de Caixa Forum, un día de vacaciones +

elvalordecompartirprincipioses miércoles por la mañana, y me levanto al tran tran. Los últimos días han sido de no parar, jueves, viernes, sábado, domingo, lunes, el martes un poco menos. A última hora de la noche me entra una notificación por la que se pospone una presentación del cuentacuentos en adif, una reunión interna sobrevenida ocupa su lugar, pero ya estoy en Madrid. Empiezo la mañana intentando ocuparla con alguno de mis contactos de otra vida, fundación masfamilia, forética, no, no, todo parece que va a ser que no, hago una relación de 10 llamadas telefónicas para mover temas en progreso y alguna gestión ya está hecha, y alguna ya está en curso, por lo menos he dejado un recado. Si hay respuesta en el día, continuaremos con el hilo, si no otro día puede hacer la continuación.

otoñomoradoSon las 10 de la mañana, buena hora para dejarle trabajar a Silvia, que no se anima a acompañarme a escucharle a Chistian Felber, padre del movimiento de la economía del bien común, a la charla en el paraninfo de la universidad, en Zaragoza, como tampoco se anima a acompañarme el jueves a Jaén, en una charla sobre su nuevo libro, el dinero, fin o medio, 331 kilómetros, con vuelta, tienen la culpa. Nada, salgo de casa deambulando, voy para aquí, voy para allá, en una actitud de ver hacia adonde que algo tiene que ver con ver las señales y dejarse fluir. En euskera, idioma vernáculo de mis mayores, hay una expresión que me encanta, noraezean, nora, a donde, ez, no, ean, en, una especie de «sin rumbo o dirección fija», o «no sabiendo bien a dónde», y a ver qué me toca hacer hoy. Salgo con la idea de hacer un par de llamadas y ver qué pasa y qué se acomoda dónde.

Una de esas llamadas es a Felipe, compañero y amigo de otra vida pasada, breve pero muy agradable, en AENOR, con el que no me he podido reunir el lunes ni el martes, tal como comentamos la semana pasada, otra a Jorge, ídem de lienzo. Felipe tiene ensayo con el coro los miércoles, otra vez me he olvidado, por lo que dependo de que Jorge me devuelva la llamada para no comer solo, de paso a la gala cumpleaños de el Pacto Mundial en Caixaforum.

pepesEn ese movimiento de «noraezean» decido que voy a visitar a un amigo en mi anterior barrio, un chico muy majo que además de sicólogo, qué bien escucha y acompaña, corta muy bien el pelo. Si lo quieres encontrar, cerca del alto de extremadura, en una peluquería que se llama tres hermanos, que pasó a uno de los tres hermanos y sus dos hijos. Me va a cortar el pelo él, después de varios «selfies» con la máquina para cortar barba, que me han ayudado a amortizar la inversión estos 3 últimos años. La semana que viene tengo presentación en casa de mis padres, y no está mal que me vean apañadito.

Salgo de la pelu, y pienso en saludar a Santiago, mi amigo de la gráfica Crutomen, cuántos folletos juntos, y cuantos kilos de papel, un metro cúbico por lo menos, en diferentes publicaciones, qué cargo de conciencia, Santiago, para hablar del Athletic en una semana en la que ganamos dos partidos.

oaxacaPaso por la cafetería Oaxaca, donde cargo la mochila con 3 paquetes, siempre 3, de café torrefacto, y felicito unas navidades cada vez más cercanas, y por la gestoría, np asesores, donde no encuentro a Antonio, pero sí están los dos Joses.

Jorge sigue sin responderme al teléfono, pero sí me contactan de Euskaltel, y cierro una cita para el 05 de Diciembre, a las 11:30, el día después de la presentación de «historias que transforman organizaciones» en Zamudio. El día parece estar dedicado a mi anterior vida, mientras cruzo el puente de Toledo, y pienso dónde comer qué, «noraezean» en sentido bíblico, literal.

Pienso en el chino de la Plaza de España, que me acerca a la casa del libro de Gran Vía, al maceiras y al arroz del día como segunda opción, ya muy cerca de Caixaforum, mientras las tripas me hacen gru grú. Una oferta de una doble cheeseburger en el MacDonalds de Virgen del Puerto me tienta, 2 €uritos, entro y salgo, ¿qué estoy haciendo aquí?, y me dirijo a la plaza mayor a tomarme un bocata de calamares en casa Rua, que a la noche tengo cena en el Txoko, mejor no pasarse en eso de comer.

La Plaza Mayor ya está vestida de casetas que se pobrarán de artículos de navidad, de padres y niñas con espíritu festivo en cortas fechas, y se me ocurre pasar por Sol, y hacer un poco de cola en casa Labra. Me acuerdo de la conversación de ayer por skype con Piedad, en la que confluyeron el Movimiento del Bien Común, la trifomación social y podemos. Piedad me habla de una entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias (debo ser el único español que todavía no le ha visto en una entrevista, o en televisión, ventajas de no ver ni los telediarios), que decido ver. Ala, desde ayer ya no hay españoles que no hayan visto al líder de podemos en la tele, o son uno menos. Se van a quedar en minoría.

casalabraDespués de la croqueta de bacalao y el taco de bonito, me acerco, me topo literalmente, con la sección de libros del corte Inglés. Mi interés por dos libros de Christian Felber se cruza con dos libros sobre Pablo Iglesias, en la misma estantería, y dos libros más que casi compro, Dar y recibir, de Adam Grant, y Crear o morir, de Andrés Opppnheimer, qué curioso cómo se combinan el «y» y el «o» en estos dos títulos que pienso leer. Creo que ya he elegido los regalos para el Olentzero, que este año se convertirá en Papá Noel, ya que la carta a los Reyes Magos de Oriente la he mandado la semana pasada (este año por fin sin prisas). De hecho, en un enfoque nuevo, he pensado en personalizarla, y he escrito 3 cartas, una para Melchor, otra para Gaspar, y una tercera para Baltasar, mi favorito.

daryrecibirDe camino a Caixa Forum, paso por el museo Thyssen Bornemisza, donde sólo compro una bola para mi sobrino Jon, una bola llena de agua y de bolitas naranjas, rojas, rosas, azules y verdes, cómo se lo va a pasar con sus dos añitos estas navidades.

Camino de Caixa Forum, ya sí, cómo me ha costado llegar, me lío en el wasap con Javier Ondarra, compañero en la presentación del próximo jueves en Innobasque. Más buenas noticias. El aforo que inicialmente fijamos, de 30 personas, que ampliamos a 50, vuelve a aumentar. Ya pasamos de 50 personas inscritas, todo parece indicar que esto de contar cuentos se va a poner de moda, también en el mundo de la organización.

Hoy me he dejado llevar, noraezean por el Madrid que tanto les gusta a Sabina y a Gallardón, a Ana Botella y Tierno Galván, camino del cumpleaños del Pacto Mundial, en una actitud muy parecida a «vagabundear», un miércoles que se convirtió en viernes, en el centro de esa ciudad tan bonita que es Madrid.

compartirmon   así lo vimos…

En el ascensor me encuentro con Antonio Javierre, que luego me presentará a Ángel Pes, con José Félix, de Euskaltel, 2 veces en una semana, seguro que hay una tercera pronto,  va a ser que sí, con Marcos González, qué bueno volver a coincidir, Marcos, con Yolanda Villaseñor, amiga de Aenor, compañera de Felipe y Jorge, con los que no comí hoy, mira que lo he intentado, parece ser que no tocaba, y cuando no toca, ni aunque te formes, con la que me siento en el acto, del que entresaco 3 apuntes,

uno, el primero, la historia, un cuento precioso, que cuenta Isabel de cómo decide pasar a trabajar para el Pacto Mundial, hace 10 años, en la azotea de su casa, desgranando la margarita de una oferta para un cambio de vida profesional, en ese proyecto que pugna por salir, sí, no, sí, no, viendo arder el edificio Windsor, ese edificio de estructura metálica que ardió y ardió sin caer, qué curioso, qué bien hacemos nosotros los edificios metálicos, y qué malos son los estadounidenses haciendo torres que se caen de 2 en 2, viendo arder esa torre de la que salían papelitos, documentación confidencial también, y una noticia que es una señal en la vida de Isabel Garro, que nos ha alegrado a todos la vida estos 10 años, una señal que le decantó al sí, quiero cambiar,

dos, el segundo, que voy digiriendo según bajo las escaleras que conducen al cóctel, tras ver el último vídeo del cumpleaños, palabras de Ignasi Fainé, que no puedo dejar de apuntar, en una cita que me gustaría sea literal, «si queremos que el mundo sea mejor, tenemos que tener las ideas claras, tenemos que luchar para que el mundo sea mejor», y que mascullo y mascullo, hasta que una luz se abre en algún sitio, desde donde me pregunto, ¿realmente hace falta luchar, pegarnos una y otra vez con los otros y contra la pared, o nos hace falta lo contrario, dejar de luchar, trabajar con alegría, fluir con amor, con esperanza, con fe, divertirnos y disfrutar, dis, sin, frutar, de fruto, con mortal desenfado, dejando fluir nuestra pasión?

la tercera, te la cuento luego.

la primera copa de cava y los primeros trozos de queso me devuelven a mi actitud «noraezean» de este día, esa actitud tan bonita con la que, sin comerlo ni beberlo, acabo intercambiando unas palabras con un desconocido muy majo, que me pregunta por mi acento raro, y resulta ser Miguel Ángel Merino, Director del Gabinete de presidencia de Eroski, un chico con el que he hablado por teléfono y que tengo ganas de conocer, con Antonio de nuevo, qué regalo en este cumpleaños del Pacto, muchas gracias, Antonio, que me presenta a Ángel Pes, presidente del Pacto, con José Luis Hernández, de coato, con John Scade, de Mas consulting, con Isabel, a la que felicito de corazón antes de tomar el camino del txoko «a la sal», en un día con esa actitud «noraezean», sin rumbo fijo, en el que parece que no he trabajado.

Con los pies adoloridos, reviso lo interesante que es no trabajar de vez en cuando, con Euskaltel, Eroski y la Caixa, País Vasco y Catalunya, a la vista desde esta esplanada enorme que es Madrid. Llegará la cuesta de Enero, después de los Reyes Magos de Oriente y sus regalos, y en Febrero, metidos en pleno invierno, tengo que llamar y juntarme con dos de mis chicas favoritas, Marta e Isabel, co-artífices de esa capacidad de innovación de esta preciosa institución que han convertido en referente a nivel mundial, Isabel y Marta, madres recientes, un nuevo mundo se abre, pero mira que me caeis bien…

madridestoy a punto de cerrar este post, excesivamente largo, muy muy muy largo, y recapacito sobre una de las fotos que he sacado hoy, dentro de CaixaForum, con el libro que nos han repartido en la entrada. Esta es la tercera anotación.

Se titula el valor DE COMPARTIR principios.

Reflexiono sobre la importancia de aplicar ese verbo, COMPARTIR, en el nuevo mundo que se abre. Un mundo viejo se cierra. Un mundo nuevo se abre. Como el gesto que ha tenido Antonio conmigo, como el título de Dar y Recibir de Adam Grant, como la Economía del Bien Común.

Un mundo que ya no quiere más corrupción, uno de los 4 grandes bloques sobre el que trabaja el Pacto Mundial, un mundo que quiere seguir trabajando en la Reponsabilidad y el Respeto, y desde la fraternidad, esa gran ley que pronto va a regir en el mundo empresarial, empezando por todas estas empresas que están hoy aquí celebrando como yo un cumpleaños, el décimo cumple del Pacto Mundial en España. Un mundo que puede cambiar a golpe de historias, que reflejan comportamientos que nos ayudan a aterrizar los principios y los valores en nuestro día a día, que nos ayudan a traer el azul al verde, el cielo a la tierra, con ese verbo tan bonito, COMPARTIR.

Me voy con una historia en el paladar, que se va apoderando de mí.

Ardió el Windsor e Isabel, afortunadamente, dijo sí.

Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, actitudes en la vida, encontrándome con los amigos, fluir y etiquetada , , , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s